Archivo de agosto, 2020

De la gigantesca casa de Guadalix a una caseta que daría claustrofobia al capitán de un submarino: ‘Solo Sola’

El casoplón de Solo/Sola, portada del Architect Magazine. (FOTO MEDIASET)

Los tiempos cambian y los presupuestos también, al mismo ritmo que cambian las plataformas. Cambian más que una choni en un probador del Bershka. Y eso es lo que pasa con Solo/Sola, el nuevo reality de Mediaset que como es para MiTele y no para Telecinco, pues lo han apañado con el presupuesto de la paga de mi sobrino. El de cuatro años.

Ya se han podido ver las primeras imágenes del “piso” donde vivirá el famoso o famosa que participará en este reality, que básicamente consiste en una persona metida en una casetilla sola y con cámaras las 24 horas al día. La audiencia, a saber cómo si no es echándole cacahuetes, puede tomar decisiones sobre su vida.

La casa de Guadalix, que albergaba Gran Hermano, que se emitía en Telecinco y recaudaba más pasta que Hacienda investigando a futbolistas, era una casa gigantesca. Miles de metros cuadrados, salas, naves, patios…

La casa de Solo/Sola haría que un obrero de la construcción frunciera el ceño si se la pusieran en su obra. Es como una casetilla de perro, metálica y con dos estancias. La han puesto en una azotea de las instalaciones de Mediaset, que ahí le va a pegar el solo que el reality va a acabar recaudando más en YouTube como tutorial para disecar un cuerpo humano. Van a sacar de ahí a los famosos acartonados.

En esa lata no pasaría una hora un oficial de submarinos de la Segunda Guerra Mundial sin sentir claustrofobia. El famoso o famosa que esté ahí va a necesitar después rehabilitación, porque se le van a quedar las piernas como dos fuets: rígidas y llenas de moho.

El hecho de que los famosos vayan a estar solos 24 horas y encerrados en un espacio que haría que un zulo pareciera una suite me da que pensar que van a tener que poner debajo de la azotea unos colchones viejos. Y no van a ser de LoMonaco porque el presupuesto es poco. Como mucho rellenos de paja o lana.

El caso es que todo esto no implica que vaya a ser un mal reality. Los tiempos cambian y las plataformas también. ¿Acaso no era el 24 horas lo más reclamado por los fans de GH? Lo que me da un poco de cosa es que no haya interacción. O sea, el sujeto o sujeta en cuestión ya puede ser la puñetera alegría de la huerta para que la cosa tenga un poco de miga.

Es que me estoy imaginando los tuits y comentarios: “Pepita sentada”. “Pepita sigue sentada”. “Pepita sentada con la mirada perdida”. “Pepita mira la altura de la azotea”. “Pepita ata los cordones de sus zapatos”. “Pepita ata los cordones a la barandilla… OSTRAS PACO, LLAMA AL 112”.

Y así.

Bueno… le daremos una oportunidad. ¿No?

Si eres influencer o famosa… Te puedes contagiar de coronavirus igual: el caso de Marta López y ‘La isla de las Tentaciones’

Esto, hoy, no va de risas. Va de que en Telecinco o Mediaset, o como queráis llamarlo, ha golpeado el coronavirus dos veces en pocos días. En un caso, con una gestión impecable y el otro, no, pero no por culpa de la cadena.

Ya sabéis de que hablo y si no, os lo resumo: el reality La isla de las Tentaciones ha parado sus grabaciones porque un miembro del equipo tenía sintomas compatibles con el coronavirus y mientras tienen los resultados de todo el mundo, paralizan la grabación.

El otro caso ha sido que han despedido a Marta López por “conducta irresponsable” sobre el coronavirus. Unos dicen que porque se fue al festival Starlite y se arrimó a varias personas sin mascarilla y también quienes dicen que estando a la espera de una prueba PCR se fue a trabajar.

A mí todo esto me hace pensar en lo mucho que nos estamos relajando con el coronavirus. No sólo en Mediaset, que han reaccionado rápido y puesto a media cadena en cuarentena, si no en general. Por más familiar o amigo que sea, puede contagiarte.

Y si eres influencer, o famosa o súper cool, cuqui y fashion… te puedes contagiar igual y lo que es peor: puedes contagiar. oh, sorpresa, la fama no protege contra el coronavirus. No sé… yo no querría ser el culpable consciente de la muerte o enfermedad de nadie.

Y a todo esto, ¿qué dice Marta López de todo esto? Pues no sé, porque le pregunté pero no quiso dar su versión. Algo respetable, supongo.

“Estoy viendo Sálvame y qué razón tienen los presentadores cuando nos dicen que estamos hablando todos a la vez y que parece un gallinero y nosotros no nos damos cuenta”, dice en su último stories y su última foto de Instagram de este mismo jueves está hecha en Mediaset (pero lo mismo la hizo otro día).

La cosa no tiene mucho más recorrido más allá de pensar en que si en Mediaset se lo toman en serio y aún así pasan estas cosas… ¿Qué no pasará por ahí?

Por favor, sed todos responsables. Cuidaos y cuidadnos. 

El siguiente paso podrían ser descargas eléctricas contra José Antonio Avilés en Telecinco

José Antonio Avilés, feliz porque se hable de él. Ah, no. (FOTO: TELECINCO)

Está José Antonio Avilés, ese colaborador de Telecinco que si fuera Pinocho tendría la nariz como un cable transoceánico, un poco mal mirado en algunos sectores de la cadena. Por lo pronto, hay quien le ha bloqueado el móvil, media tan dura, que si la hubiera aplicado EE UU a Corea del Norte, Kim Jong-un ya se había rendido y aquello era ahora una democracia.

Recordaréis a Avilés de Supervivientes, donde descubrimos dos cosas: por un lado, que había mentido mucho. MUCHO. Si las mentiras pudieran venderse, Avilés sería El Corte Inglés. Por otro lado, discutió mucho y diciendo cosas muy feas que hacían llorar al niño Jesús.

Cuando José Antonio Avilés discute le da igual ocho que ochenta y va a herir tanto que podría cazar mamuts sólo discutiendo con ellos. Les diría cosas sobre su peso, sobre su familia y los bichos se morirían heridos en el corazón.

Y claro, a pesar de que Avilés dijo que se iba a ir de la tele un tiempo y que iba a ir a un profesional (deduzco que un psicólogo, psiquiatra o a Hermano Mayor), lo cierto es que sigue colaborando en Telecinco y sigue montando broncas y diciendo cosas de dudosa credibilidad cuando se le calienta la boca, o al menos eso es lo que dicen algunos de sus compañeros.

Según la propia web de Telecinco recoge, hizo llorar a Ylenia Padilla llamándola “acomplejada operada”. En Telecinco mentar las operaciones de estética es como meterse con los lunares en la Feria de Abril.

A Violeta Magriñán le dijo que su novio no la quería. El novio de Violeta, se entiende, no el novio de Avilés, que habría tenido lógica. Y ¿por qué le dijo eso? Porque Avilés es el LoveDetector. Él mira a la gente y sabe si quieren o no. Te lo puedes bajar para Android y AiFon.

También discutió con Kiko Matamoros porque Avilés se puso a gabrarle en los pasillos de Telecinco mientras el señor que se ha estirado la piel más que el bombo de Manolo estaba hablando con su hijo. Avilés busca en el diccionario la palabra “privacidad” y no le sale nada.

La última bronca ha sido con Las Campos, ese clan familiar al que aspiran las Kardashian, a las que acusó de estar preparando una exclusiva para una revista. Cosa, que por otra parte, sólo por común y reiterativa es fácil de prever.

– ¡Tengo una exclusiva! ¡El sol va a salir!

– Ooooooooh.

Y así.

Y encima dijo que había sido Diego Arrabal, al que no le pongo cara, pero debe salir en la tele, el que le había chivado lo de la exclusiva. No sé, si yo estuviera en el entorno de Avilés no le contaría nada. Pero nada que me pide la hora y le digo que eso pertenece a mi vida privada.

Total, que Carmen Borrego y Diego Arrabal han dicho que le han bloqueado en el móvil. PASOTE GORDO. Castigo ejemplar. Sudores fríos. Los vikingos hacían una cosa que se llamaba águila de sangre, que era abrirte las costillas por detrás y estirarte la piel de la espalda como si tuvieras alas. Pues eso era una tortura del día a día, si te portabas mal de verdad te bloqueaban en el móvil.

El caso es que las medidas de represión y castigo contra Avilés podrían ir en aumento y sus compañeros podrían empezar a ir a los platós con pistolas taser de esas que sueltan descargas eléctricas y te dejan tieso. Se iba a iluminar Avilés como un árbol de Navidad conectado a la batería de un portaaviones.

En fin, otro trascendente post que hará más llevaderas vuestras vidas.

Los peores accidentes en realities españoles: reality o tragedia gorda

El médico llega tras el accidente en Supervivientes. Lo que trabaja ese hombre. (FOTO: TELECINCO)

A veces en los realities la gente o la organización o la mala suerte se vienen arriba y luego pasa lo que pasa: accidente que te crió. Por suerte ninguno muy, muy, muy grave, pero algún susto chungo sí que hemos tenido en más de un reality español. Vamos a repasarlos tomándonoslo con humor.

En España el peor quizá fue el de Colate, que no tiene un nombre de adulto, pero sí tuvo un accidente. Fue en una prueba de supervivientes que no se habría atrevido a hacer ni el doble de Jason Statham. Había una rueda gigante de madera, tan pesada que se usaba para hacer calzadas romanas y tenían que moverla por un circuito de obstáculos. Y se le cayó encima.

Quién iba a pensar que eso podría ocurrir.

La prueba va de meter la mano en una licuadora en marcha. Uy, mira, Paco, se han cortado. Qué raro.

Y así.

Total que se rompió cuatro huesos y le tuvieron que vendar que Tutankamon al morir llevaba menos capas.

Muy en la línea estuvo Álvaro, ese que se hacía llamar “Pollito” que en la gala inicial de Gran Hermano 14 saltó por una estructura llena de redes de seguridad, colchonetas, etc y se las apañó para caer en el peor sitio y se rompió los dos húmeros.

Volvió al final del concurso, pero poco pudo hacer. Milá le echó la culpa al hecho de que Pollito llevaba unos calcetines amarillos en el vídeo de presentación y según ella eso da mala suerte. Claro, eso les pasó en Pompeya, que llevaban calcetines amarillos y claro, acabaron muriendo sepultados por la ceniza. Iban provocando.

Otros sustos fueron el de Eliad Cohen, que se puso a hacer una prueba de apnea y se pensó que era un calamar abisal y que no le hacía falta respirar. Cuando salió del agua colapsó, se le pusieron los ojos en blanco e hizo como una damisela lánguida y triste del siglo XVIII: se hundió en las aguas. Si no lo saca José Luis no lo cuenta. Lara Álvarez no tiene testículos, pero se le pusieron de corbata igual.

Aún tuvo tiempo después de torcerse un tobillo y se lo tuvieron que llevar otra vez. Casi lo devuelven a Israel por entregas y en trozos.

Ana María Aldón también se ahoga casi esta última edición porque se fue a pescar a nado sin saber nadar. Lo normal. Tampoco fueron graves la rotura de teta de Tatiana Delgado, que se dejó una dominga descolocada después de saltar del helicóptero. Después de eso, el piloto baja tanto el aparato que más que saltar los concursantes lo que hacen es salir a la superficie.

Accidentes leves en Supervivientes ha habido muchos. Cortes, quemaduras, hematomas, cagaleras de las buenas, patologías previas… No olvidemos que a Paquirrín hasta le dio un ataque de gota, al muchacho, que tiene una forma física que más que forma es informe.

En Gran Hermano, también: coscorrones, caídas… cosas más domésticas. En Pekín Express no hubo más porque Dios no quiso, porque recuerdo una ocasión a varios concursantes en la caja de un camión, con una cadena tensa de por medio y un frenazo que les faltó el canto de un duro para llevar la cabeza aparte del cuerpo.

Y cerramos post, otra vez, con Aída Nízar, que no le pasó en un reality español, pero vale para un bonus. Estaba la muchacha en el reality Resistiré, en Chile, y no resistió. Había una prueba donde había que meter la cabeza en agua helada y como es más terca que una mula de piedra, pues no paró hasta que le dio un infarto por la hipotermia. No juguéis con ella al Teto, que lleva las cosas al extremo. Poco después un compañero de concurso le partió la cara, pero eso ya no fue un accidente.

Y hala, si me dejo alguno grave me lo decís. ¡Sus quiero!

La sospechosa presencia de Aída Nízar en Madrid

Aída

Aída Nízar lleva mucho tiempo dando vueltas por el mundo, subiendo stories de diversos países, en todos y cada uno de los cuales la ha liado, porque por si no lo sabéis, su lema es “Adora tu vida”, pero tiene una segunda parte, que es “y amargasela a los demás” así que le ha montado cipostios a policías, ciudadanos, vegetales y minerales.

Pero ahora al parecer está en Madrid. Lo sabemos por el vídeo ese en el que aparece conduciendo adorando su vida y despreciando la de los peatones. Que si no quieren morir, que no vayan andando como los pobres, joder, que se compren un coche o se pongan detrás de un bolardo.

Me importa nada lo que opine la mediocridad“, decía Aída, a la que no le importa la opinión de la mediocridad, ni la de la DGT.

La pregunta es ¿qué hace Aída Nízar en Madrid? Tengo mis sospechas: está negociando participar en algún programa de la tele. Ni más ni menos. Y por eso monta el pollo del coche, que sabe que funciona, para saltar a la palestra. Para que se hable de ella. Para subir el caché y demostrar que es polémica y genera debate.

Con más pelo en los ojos que Chewbacca recién duchado, Aída conduce diciendo: “Ahora el mediocre dice que no llevo cinto, que no cumplo las normas, ¡claro que las cumplo!”.

Claro, porque cuando te sacas el carnet de conducir te dicen claramente que hay que circular conduciendo sólo con una mano. Te pilla la guardia civil conduciendo sin grabarte con el móvil y te crujen.

– Buenos días, agente, ¿por qué me han parado?

– No estaba usted haciéndose selfies mientras conduce.

– Es que estamos en una carretera de montaña, estrecha, con curvas y…

– No me venga con excusas.

Y así.

“A esto de llama felicidad y actitud mental positiva“, explica. Aaaaah, vale. Y los idiotas llamándolo temeridad.

Si os soy sincero, a mí, que he defendido mucho la presencia de Aída en la tele por el salseo que genera, se me quitan las ganas de verla con cosas como esta. Así que para mí sería una contrariedad (debo ser mediocre) verla en un reality.

¿Y en cual podría estar negociando entrar? Se me ocurren dos: como ella adora su vida y convivir con ella es como convivir con una colonia de termitas carnívoras, encajaría en Solo/Sola, ese programa de MiTele Plus donde encierran a alguien solo o sola. Sí, se herniaron con el nombre. Mira, eso le vendría bien, si no la encierra antes la Policía Municipal de Madrid.

Por otro lado, Telecinco está preparando un reality con famoseo para septiembre, así que también podría estar aquí por eso…

¿Os apetece verla?

Contadmelo en Twitter: @realityblogshow.

Buscan al traidor de ‘Sálvame’ que le pasó a los paparazzi información de las vacaciones de todos los compañeros

Una foto muy, muy, muy actual de ‘Sálvame’.

En cuestiones de amor, compañerismo, empatía y fidelidad están los Teletubbies y luego, siguiéndoles muy de cerca, los colaboradores de Sálvame, que está el Vaticano como loco por hacerles santos a todos. En Sálvame puedes dejar la tarjeta de crédito y el pin encima de una mesa y no pasa nada. Por eso sorprende tanto que uno o una de ellas haya traicionado al resto de forma ruin.

Resulta que en el plató tienen una pizarra donde apuntan las vacaciones de los colaboradores, sus días de libranza, etc. Sí, en una pizarra. Es que se han modernizado, porque hasta hace poco utilizaban una tabilla de archilla. No usan ordenadores ni tablets ni hojas de excel porque pientan que te roban el alma.

Total, que alguno de los colaboradores le ha hecho una foto (supuestamente, porque lo mismo hasta esto es mentira) y la ha vendido a los paparazzi, para que esos angelitos con cámara y objetivo tan largo y gordo que no sé si suplirá algún complejo, sepan cuándo deben seguir a los colaboradores para hacerles fotos de sus vacaciones.

Oh, sorpresa. El paparazzi Pablo González dijo que en Sálvame las traiciones vuelan como puñales. No lo sabíamos, Pablo. Yo pensaba que las veces que unos y otros se insultan, que cuando el programa machaca a uno de ellos (suele ser Lydia Lozano) con sus cosas íntimas era todo una broma de mentirijillas. Me da la sensación de que en ese programa se clavan tantas cosas por la espalda que parecen erizos. De hecho, creo que el plató de Sálvame es donde nacen los puercoespines.

Así que el programa, Sálvame, no Saber y Ganar, ha sometido a alguno de los colaboradores al polígrafo para saber quién ha sido. Sí, ese polígrafo de dudosa fiabilidad que maneja una tal Conchita, la única mujer a la que sus hijos no le dicen “el tabaco no es mío, se lo estaba guardando a un amigo” o “yo no he roto eso”, porque quince segundos después están llenos de cables y respondiendo a preguntas de control.

Los primeros en pasar por la máquina esa que para lo que sirve lo mismo daba que les conectaran a una tostadora, han sido:

Antonio David Flores. No ha mentido en su vida. Oh, perdón, me informan por el pinganillo de que un poco sí. “¿Has obtenido algún beneficio pasando información de tus compañeros?”, le preguntaban. Y él, con un halo dorado sobre la cabeza, dijo que no. La máquina dijo que mentía.

El muchacho se excusó diciendo que bueno, que beneficio económico no, pero que no sabía si el beneficio podía no ser económico. Antonio David Flores cobra las exclusivas en croquetas.

Jesús Manuel Ruiz, siempre según el chisme ese que creo que lo mismo funciona enchufado que sin enchufar, dijo que no sabía quién filtra información del programa, pero resulta que sí. Y también mintió, si preferimos creer a una máquina y a una profesional que permite ser conocida como Conchita, a él.

Rafa Mora, musculoso y universitario que puede escribirse chuletas en los pliegues de los abdominales, se chivó de Gustavo González. Ahora todos sus compañeros de clase le van a hacer el vacío por ser un acusica. Si queréis guardar un secreto es mejor escribirlo y publicarlo en prensa que decírselo a Rafa Mora.

El colaborador que ha hecho de ir rapado un estilo de vida dijo que sí, que ha usado informaciones de sus compañeros para tener “más peso en el programa”. Para lo del peso usa botes de proteínas en polvo y conversaciones con sus compañeros que luego larga en directo.

Antonio Montero dijo que conocía a un topo, pero no dijo quién era. Podría ser el Topo Gigio o Topota Madre, no lo sabemos. Dijo que conocía a “algún compañero” que pasaba información de los demás. Madre de Dios, eso es que puede haber más de un espía. Se iba a trabajar más relajado a la KGB en plena Guerra Fría que al plató de Sálvame.

Y así ha quedado la cosa… queda mucho colaborador por hacer el parip… perdón, por pasar por la máquina de la verdad verdadera, la vaca caga en la era limonera.

Y si os preguntáis, ¿Qué hace el Gus hablando de esto? Es porque está la tele más seca que la mojama metida en arroz. ¡A ver si empieza el salseo reality!

Ser encarcelado como un mono a cambio de dinero, lo último en televisión

Foto de Donald Tong en Pexels

Vale que los realities siempre han tenido un poco de eso: ser encerrado y observado como un emú en un zoo, pero hasta ahora por lo menos te encerraban con una manada, como los monos de culo rojo, que se pasan el día a la gresca, que no he visto yo más mala leche y broncas desde la comunión de mi sobrino, cuando en la cocina se equivocaron y le echaron jagermeister al sorbete de limón.

Pero es que ahora se va a estrenar Solo/Sola (no preguntéis cuándo porque para misterios está quiénes somos, de dónde venimos y cuándo cojones estrena Telecinco las cosas) que consiste en un famoso que… bueno, famoso, es una persona que ha salido en Telecinco, que se encierra solo o sola (se han herniado con el nombre) en una casa que han construido en las propias instalaciones de Telecinco.

Me imagino a los guardias de seguridad.

– Paco, baja a ver si el preso sigue vivo, anda.

– No, que a mí me muerde, Manolo.

La cárcel de Anthony Hopkins GIF

El caso, es que, según anuncia la cadena, el conejillo de indias… perdón, concursante, “se verá estimulado también con visitas o distintos retos“. JA JA JA JAJA JA

– Ha sido usted condenado a 20 años y un día.

– Joder, señoría, cómo se pasa.

– No se preocupe, que será estimulado con visitas y retos.

– Ah, vale entonces sí.

Se supone que la audiencia, la de Mitele Plus que es donde esto se va a emitir, guiará al famoso en sus cositas del día a día. Lo mismo le dicen cuándo y cómo hacer popó. Hoy a las tres al baño, caca recia, dos mojones, no más. Y así.

Lo peor de todo es que para ejemplificar las cualidades de ese famoso, encerrado como Cervantes en Argel, han dejado caer nombres: Carmen Russo, Maite Galdeano, Miriam Saavedra, Leticia Sabatar, Dinio, Pol Badía, Aída Nízar, Yola Berrocal… Madre del amor hermoso. Todo cordura y buen juicio.

Por supuesto, se tomarán todas las medidas pertinentes de seguridad, no sea que el famoso que entre acabe mutando como un pokemon con la rabia y tengan que quemarlo todo y huela Telecinco a barbacoa de pollo pasado un mes.

The Big House Jail GIF by ClawsTNT

Sea quien sea quien entre va a acabar buscando más casito que un hater en Twitter. Según quien sea, puede que hasta tenga broncas consigo mismo. Aída, por ejemplo, que habla en tercera persona, puede tener bronca entre ella y aquella, pues todas están en sí misma.

Y diréis: ¿Por qué alguien se haría eso a sí mismo? ¿Ser encerrado en para que los demás le observen y le echen cacahuetes? 

lgbt trans transgénero cárcel lgbtqia GIF

Pues por dinero, claro. Porque en la esfera televisiva hay mucha gente deseando trabajar de eso, sea de lo que sea de lo que eso sea.

– Mamá, tienes que ir al colegio para el día de los padres y explicar en qué trabajas.

– Se van a cagar tus compañeros, hijo.

Y así.

Como siempre, todo dependerá de la audiencia. No es que los canales por internet como el de Mediaset sean masivos como un día de rebajas de los años 90, pero si gana usuarios o si la gente se conecta con ansia viva, seguramente el encierro podría durar mucho.

En fin, contadme… ¿Lo vais a ver, os apetece?