Atrocidad contra la salud en ‘La Casa Fuerte’: cercenan los dientes de Cristofer con una lima de uñas

Define ‘estupidez’. (FOTO: TELECINCO)

¿Pero cómo ha podido pasar esto? Es una pregunta que creo que a Oriana se debe hacer a menudo. Porque a ella le parece que Cristofer tiene los comillos muy pronunciados y con su santo mondongo decide que eso hay que arreglarlo. Y coge una lima de uñas, una puñetera lima de uñas y le lima los dientes a Cristofer. A tomar por saco el esmalte, la dentina y si se descuida la encía y hasta la raíz.

Eso pasó en La casa fuerte. Os lo juro. Ahora tengo miedo de cruzarme con Oriana y que no le guste la forma de mi cráneo, por ejemplo. A Oriana no le gustan tus tetas y te las hace ella misma con un par de pares de calcetines y un cuchillo jamonero. Y cuidado con que no le guste cómo os late el corazón.

Volveremos sobre esto más adelante, pero antes…

¡Seguidme en redes para más comentarios sin pizca de seriedad y/o trascendencia!

Instagram: @GusHernandezGH / Twitter: @realityblogshow / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Ha llovido en la Sierra de Madrid. A cristian le pilló durmiendo en la piscina. Tiene un tejado bajo el que resguardarse, pero ¿qué podría salir mal por dormir al raso con un colchón? Cristian duerme en la piscina porque piensa que la gente es gilipollas por comprarse casa con muros, techos y esas cosas.

Labrador se metió a dormir con Ferre y Cristina, como cuando viajas con niños pequeños y le ponen una cunita al lado de los papás. Eso está prohibido. No lo de los niños, que quizá debería estarlo, pero sí lo de que un asaltante duerma dentro de una habitación de residente.

Iván a Oriana, en su habitación, estaban a otras cosas. “Tengo frío, tengo fríiiio”, decía Iván como agonizando. Ese hombre estaba cayendo en hipotermia. Se arrimaba a Oriana pegándole el ciruelo al pompis, buscando calor. Técnica infalible. La Guardia Civil de rescate en alta montaña va a dejar de tapar a la gente con una mantita térmica cuando la encuentran. Va a llegar un guardia y te va hacer la cucharita.

Maite por su parte está feliz de dormir en la puta calle. “Respiro, los ventanales están abiertos, el aire natural“… alegó. No te digo yo que en esa familia piensan que la gente que duerme entre cartones lo hace por vivir sin ataduras. “Os quejáis de todo”, dijo la mujer, para la que la forma de vida ideal es la de un esclavo del siglo XIV.

Mi positividad intento contagiarla al resto de la humanidad“, dijo Maite. Maite te mete la positividad la quieras o no. Maite no te contagia su felicidad, te la inocula. Y no me refiero a que te la pone con una jeringuilla. Me refiero a que te la mete por el culo.

Sigue habiendo broncas por la limpieza. El día que se vayan de ahí los dueños de la casa donde se graba van a tener que pegarle fuego a todo el complejo para sacarle la roña. Y si fuera una finca mía, la exorcizaba de paso.

Maite y Cristian limpiando. Cristian le daba al cojín con la escoba, no sé si por no darle a su madre, que estaba cantando “así limpiaba así, así”.

Fani y María Jesús se fueron a donde Maite estaba fregando y muy a posta, a lo Esperancita, le echaron zumo en el suelo. “¡QUE ME CAIGO, QUE ME CAIGO!”, se indignaba Fani, que sólo le faltó aparecer después con un collarín, cojeando y con una denuncia en la mano.

@pakoyasovlogsLo volví a subir, Tiktok me lo borro!😥. Se pasó de ver… la esperancita💅😂. ##Esperancita##Esperancita .♬ sonido original – pakoyasovlogs

A Yola y Leti les ha desaparecido su bote de crema hidratante. Y os aseguro que a Leti le hace falta la crema hidratante. La piel de Leticia bebe más que un camello después de cruzar el Sáhara.

Las dos se pusieron a cocinar. Yola comenzó a cortar el pollo dándole golpes a un cuchillo con un cazo para hacer más fuerza. Usó un cazo porque dijo, triste, que no tenía una piedra. Ya, joder, es que ni piedras, ni dinamita… no les dan utensilios de cocina.

Luego fue Leti, que se puso a darle tajos al pollo que la pones tal cual en una batalla medieval y la gana.

Ya friéndolo, a la vez muslos y filetes y cualquier parte salida de aquel descuartizamiento, para dale la vuelta al pollo Yola usaba un guanre de cocina para que no le saltara. Los espartanos sólo usaban su escudo para la guerra y para darle la vuelta a las cosas en la sartén.

Lo dejaron crudo que el pollo aún podía poner huevos. Los pollos no ponen huevos, lo sé, pero el de Yola y Leti sí. Ese pollo ahora mismo ha sido canonizado por el Vaticano por su sufrimiento mártir y hace milagros.

“Parece que está encargado al mejor restaurante”, dijo Yola. Al mejor restaurante de la lista SALMONELA AWARDS 2020. “Ha sido una nueva manera de hacer pollo”, dijo Leti. Sí, Leti, si nunca se ha hecho así por algo será.

Yola y Leti ganaron su asalto y habían prometido salir desnudas con la almohada tapando sus partes íntimas para celebrarlo. Como Leti tenía frío pues dijo que no. Decepción absoluta para Yola, que ya estaba desnuda. Cuando Yola tiene relaciones sexuales la parte de quitarse la ropa dura un parpadeo.

Vídeo: Oriana fregando desde la cama. Desde lo alto, de pie. Iván trataba de dormir pero ella se movía por toda la cama fregando como si el suelo fuera lava y estuviera higienizándola con el mocho. “Me estás pisando los tobillos”, le decía Ivan. Ojalá nunca tenga que decirle a mi novia “me estás pisando los tobillos”.

Maite está en plan mamporrero con Cristian. Quiere verlo copulando con Yola como sea. El día menos pensado se despierta su hijo y le está arrastrando por el pene camino de la vagina de Yola.

“Es que está todo el día pensando qué dirá Jessica”, decía Maite asombrada porque Cristian tenga reparos por ponerle los cuernos a su novia delante de toda España. Sí, Maite, de verdad, yo tampoco me lo explico.

“Era mi madre la que me decía acércate a Yola, arrimate a ella”, decía Cristian, que si su madre lo dice, él ejecuta. Maite le dice métele el palitroque a ese buzón y Cristian hace que lo de Correos sea literal.

“Maite ha frenado a Cristian”, dijo Yola, que analizando las cosas es regular.

– Yola, ¿qué tal va a ir la economía de 2008?

– Uy, el mejor momento para invertir. Yo compraría casas, que seguro que suben de precio.

Y así.

Seguimos con Yola. Tiene un sistema para entrar en la habitación sin ensuciar el suelo. Primer paso: pasar los pies con los calcetines puestos por el felpudo, hasta que te sangran las plantas. Cuando veas los huesos del tobillo puedes pasar al segundo paso: otro felpudo. Nadie que haya entrado en la habitación de Yola ha salido sin prótesis en las piernas.

¿Te podrías quitar los calcetines llenos de mierda antes de entrar y ya? Sí, pero esa es la forma fácil y lo barato sale caro.

JUEGO.

Era el juego de las sillas de toda la vida pero el residente que se quedara de pie tenía que responder a una “pregunta comprometida”. Aquí seguimos comiéndonos la cabeza con las pruebas y derrochando dinero en recursos que los taburetes que usaron eran de madera y esparto del bueno.

Palmó Juani la primera, claro. Negó haber hecho pis en la piscina, que era la pregunta, porque “a la piscina voy muy poco”. Si llega a ir mucho la deja como limón exprimido. Pero en la ducha si, dijo. Ah, vale, bien Juani.

Nota mental: no ducharme donde Juani se duche. Nunca después de ella.

Iván: Fantasía sexual. “He cumplido muchas ya…”, dijo, fantasmón. Sí, perder la virginidad.  “Tener sexo contigo en directo”, le dijo a Nuria Marín, que se puso a dar saltos de alegría. Nuria con cualquier cosita se pone contenta.

– Mamá, mamá, no te pierdas la gala de esta noche que me van a empotrar en directo. Dile a la abuela que ponga Telecinco también.

Y así.

María Jesús: ¿Con cuantas personas te has acostado?. “No me acuerdo”, dijo. Entre 10 y 20, aseguró. Pues tampoco son tantos como para haber perdido la cuenta.

Yola. ¿Has visto un ovni?. “Sí, vi una vez… no sé si era un ovni o era un cohete… no, era broma”, dijo Yola. Los extraterrestes vieron a Yola y pensaron que era de los suyos. Vieron a metro noventa de tía rara y se pensaron dos veces lo de pedirle que les llevara ante su líder.

Leti. ¿Dónde fue tu primera vez?. “En un avión, con un piloto era el segundo de abordo”. Qué sencillito para una primera vez. Sería en Qatar Airways, porque el servicio de que te rompan el himen no lo tiene Iberia. Ryanair sí, pero porque tienes que meterte la maleta por los orificios para poder subir a bordo.

Ferre. Tiempo sin ducharse. Un día y medio. Bah.

Cristina. Peor cita. “Uno que tenía la boca que no se lavaba los dientes”. Esta mujer no ha tenido Tinder o eso le parecería su mejor cita.

Y ganó Oriana. “De mí misma no soporto lo exigente que soy conmigo misma, me desquicio, lo paso mal”, aseguró. Lo pasas mal tú y los demás, muchacha.

“Haremos un reparto iquititivo”, dijo Iván, porque tienen 16.000 pavos. Eso, un reparto iguilitirio, o sea a midias, vamos que cada uno la mitid.

Y llegó el momento atrocidad.

“Me dan asco las bocas”, dijo Oriana. La lista de cosas que le dan asco a Oriana es muy amplia. La biblioteca de Alejandría no tenía sitio para esa lista.

Cristofer tiene un problema en los colmillos, porque los tiene picudos empiezan muy anchos y llega a finos, así que le voy a poner la sonrisa mejor”, dijo Oriana, que es como el doctor Cavadas de los dientes.

Oriana pretendía limarle los dientes por las bravas. Con una lima de uñas. Y lo hizo.

“No soy ortodoncista, pero…”. PERO MIS COJONES, ORIANA. PERO, NO.

Yo, como me dejo influenciar pues dije vamos a probar”, dijo Cristofer. NO ME JODAS, CRISTOFER. NO ME JODAS. Que te van a decir que si necesitas los dos riñones y vas a dar uno, porque te dejas influenciar.

“Sé que un dentista que me vea me va a querer matar, pero yo me lo hice así”, alegó feliz Oriana. Pues nada JODER ORIANA. PUES NADA.

YO ME OPERÉ EL PUTO BAZO CON UN SACACORCHOS. Yo me lo hice así.

Y cogió una lima esmerilada de uñas y se puso a LIMAR los dientes a Cristofer, que la única pega que puso es que el sonido le daba grima. El sonido de su propia conversión en polvo.

Y como los paletos le gustaron, pues fueron a por los colmillos. LIMAAAAAAAAAAAAAR, LIMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAR, QUIERO LIMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA TODO LO QUE PUTO VEAAAAAAAAAAAAAAAAA LIMAAAAAAAAAAAAAAAR

“Quién me iba a decir a mí que Oriana me iba a limar los dientes a mi novio”, dijo Fani. SÍ, FANI, QUIÉN TE LO IBA A DECIR.

Los dentistas me van a querer matar cuando vean este vídeo… o me contratan”, alegó después Oriana. Sí, te van a llamar del Colegio de Dentistas de España, pero te van a citar en un callejón oscuro y van a llevar objetos contundentes para firmarte el contrato en las costillas.

BONUS:

Ferre se levanta con el pelo para arriba que si se está quieto le anidan las cigüeñas. Él y Cristina se pusieron a hacerse el desayuno.

Las tostadas se quemaron. Estaban que parecía que las acababa de sacar del fondo de la montaña un minero asturiano.

Acabaron con bronca.

No puedo estar pendiente a todo, no puedo hacer las tostadas y los huevos a la vez“, dijo Ferre. Ya, los cocineros solo hacen una cosa cada vez. En el mundo de Ferre en la cocina de un restaurante de seis mesas trabajan doscientos cocineros.

¿Sabrá Ferre que los tostadores tienen un temporizador?

Y se acabó lo que se daba.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser juasjuas

    Cristofer es un cascarón sin alma ni voluntad, un saco de boxeo femenino.

    15 julio 2020 | 10:26

  2. Dice ser Orestes1965

    Eso parece un psiquiátrico y pavoroso.

    15 julio 2020 | 10:37

  3. Dice ser Meviamicasa

    Cada vez tengo mas claro que la suma de estar buena + inteligencia es igual a constante….

    15 julio 2020 | 11:40

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.