Archivo de julio, 2019

La tonta indignación de los vecinos con los jóvenes desnudos de ‘El Contenedor’

El portal de las vergüenzas. (FOTO: ANTENA 3)

Hay nudistas y sextuiter@s que deben ver este programa entre el descojone y el asombro. Y debe haber gente que lo haya pasado mal que lo debe ver con una ceja levantada y ganas de dar un medio sopapo de los que espabilan.

Sí, amiguitas y amiguitos, hablamos de EL CONTENEDOR, donde el principal problema es que hay que ir desnudo por la calle. Los participantes cogen para taparse cartones, bolsas de basura… yo cogería un cuchillo grande. Ni dios mira fijamente a alguien que va desnudo y lleva un cuchillo grande.

Viste más un machete empapado en ketchup que Lorenzo Caprile con la máquina de coser dopada.

Total, que aquí os dejo el enlace al post de la primera emisión, por si no tenéis una playa a la que ir. ¡Y MIS REDES: Instagran: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Anoche conocimos a unos nuevos participantes: tres compañeros de piso de Valencia, llamados Raquel, Juan José y Sergio.

Quiero que la gente me vea como un modelo a seguir“, dijo Sergio, que se viste poniéndose pañuelos en el cuello como si quisiera tener la cara amoratada por la falta de riego. Espero que la gente no le tome como modelo, porque van a empezar a ponerse cosas al cuello como si tener la yugular libre estuviera pasado de moda.

Me estoy agobiando“, dijo Raquel antes de empezar. Eso, tu ve a las cosas preparada y sin miedo.

Y en pos de encontrar apoyo moral llamó a su madre. “Mamá, me está dando bajón“, le dijo y le contestó la madre “qué va, que os lo paséis muy bien, espero recuperarte dentro de diez días”. JA JA JA JA 100 puntos para esa madre.

– Mamá, me ha secuestrado un descuartizador ruso, estoy un poco estresadilla…

– Nada, hija, disfruta, el domingo hay lentejas de comer, chao.

Y así.

Sergio, que está igual de maduro que una manzana de cera, dijo que las mujeres de su vida son su “madre, Beyoncé, Audrey Hepburn y Aurora, la princesa“, sí, la Bella Durmiente.

Yo viendo eso anoche:

Ya verás qué disgustazo cuando sepa que Aurora no es de verdad.

Una vez desnudos de piso y cuerpo se me metieron a dormir en un armario.

“Ahora soy hetero, ahora no“, dijo Juanjo saltando dentro y fuera del armario. JA JA JA JA qué jefe.

Ese mismo día salieron corriendo a ver a una amiga que vivía en el mismo barrio. Eso, que ir con el pene más fresco que las sardinas con hielo del súper no te impida hacer vida social. La pichita que visita.

Pero era más fácil decirlo que hacerlo. Al salir a la calle los muchachos iban gritando: “¡Me cago en la puta, Raquel, corre!”. Parecía una huida en La Casa de Papel. Eso lo gritan en una escena de Annabelle y corre hasta la muñeca.

A Raquel un frutero le dio una caja de cartón para que se tapara. Qué adecuado, una caja de fruta tapando dos peras y una chirimoya.

La abuela de la amiga a cuya casa fueron flipaba en colores al ver a los amigos de su nieta. No sé si más porque les veía desnudos o porque les tuvo que hacer cena por la cara.

– Hija, algo hemos hecho mal con mi nieta, tiene amigos raros.

– ¿Se drogan?

– Ojalá.

Y así.

Salieron de allí con unas bolsas de basura haciendo de vestido. Lo que no se cubrieron fueron los pies y claro, llegaron con los pies negros como el corazón de Voldemort. Esos pies los metes en una depuradora de agua y estalla. A esos pies les echas Sanytol y el Sanytol se coge una infección.

Como primera cosa a recuperar Sergio decidió coger ropa, por su cuenta. Raquel también. El único con cabeza era Juanjo, que quería coger colchón y edredón.

Juanjo se fue por la mañanaa la grabación de un videoclip a tres kilómetros de su casa. Eso es amor al trabajo y los demás son tonterías. DADLE TRABAJO A ESTE MUCHACHO YA.

¡Pero bueno, pero bueno, pero bueno! ¿Pero esto cómo puede ser?“, dijo una vecina que se los cruzó desnudos en el portal. Esa señora nunca se quita la ropa, no sabe cómo se hace.

– ¡Joder, dejad de correr y decidme cómo se quitan las bragas, que las llevo puestas desde los seis años!

El caso es que la señora se indignó con los chavales y la muchacha, con frases como “esto es una vergüenza“. Ella no es la única. En las dos emisiones hemos visto a más gente quejándose.

¿En serio aún que alguien vaya desnudo (que encima va tapándose) nos indigna? Sí, muchos me diréis que sí. Pero… ¿acaso no se nota a la legua que es un programa, teniendo en cuenta que van con cámaras? ¿O no puedes pensar que es una apuesta? ¿O un sujétame el cubata?

En serio: divirtámonos más, tomémonos las cosas con un poco más de cachondeo (como hace la mayoría de la gente, por otra parte).

El caso es que los amiguitos se encontraron unos zapatos en la basura y se los pusieron. Ahora tienen una buena producción de champiñones entre los dedos de los pies. Raquel se puso unas sandalias… de esas que puedes ver la huella de los pies del dueño anterior. De cada uno de sus dedos. (ARCADA)

Llegada al contenedor. Juanjo cogió el edredón. Sergio cogió una gabardina. Raquel dejó que los otros dos miraran en las cajas para ella… Y se cogió un pijama de cuerpo entero de conejito.

Mis compañeros son… no infantiles, pero sí inmaduros“, dijo Juanjo, que es un santo y les quiere mucho como para usar eufemismos.

Los dos zagales inmaduros se encontraron con sus madres. Uy, qué casualidad, así, por la calle. Lloraron como para lavarse los pies con el chorro del lacrimal. Había gente en barcos y con chubasqueros amarillos haciendo fotos a esas cataratas.

Amo a Beyoncé, pero mi madre es mi madre“, dijo Sergio. Menos mal, ¿eh? Pero a la que saque otro single Beyoncé… yo si fuera la madre andaría con cuidado y empezaría a usar bodys de cuero y medias reductoras y a bailar con espasmos.

Los tres se fueron de terraceo con unos amigos, que, claro, tuvieron que palmar con la cuenta de lo que se tomaron. Joder, ideaca. No vuelvo a quedar con colegas sin empelotarme antes.

– Joder, Gus, ¿tenemos que pagar nosotros otra vez?

– El programa, ya sabéis, qué le vamos a hacer.

– ¿Y dónde están las cámaras?

– Ocultas… pide otra de croquetas.

Vamos con la FAMILIA IZQUIERDO

Maribel, la madre. Julián, el padre. Alejandro, uno de los zagales. Javier, el otro zagal.

Siguieron haciéndose ropita. Hasta zapatos. Esta gente tiene una obsesión malsana por coser. En la casa en lugar de cuadros tienen fotos de fábricas textiles de India.

Los jovenzuelos aprendieron a coser. Uno se cosió las zapatillas tipo babuchas de Aladdin y el otro se las cosió puestas en el pie y luego no se las podía quitar. Si llegan a ser aprendices de Jedi se sacan un ojo con la espada láser. Son los Froilán de la costura.

Los vecinos de al lado les llevaron la cena en un tupper. Fijo que no se lo devolvieron. A la mañana siguiente aparecieron todas las vecinas. TODAS. Yo creo que la solidaridad se la trae el pairo, lo que querían era el cotilleo.

Eso sí, les llevaron un desayuno que no te lo ponen en un hotel. Esta gente acaba el programa con doce kilos más cada uno. Van a tener que ir desnudos pero porque no les va a entrar nada de su ropa.

Y vamos, y sigue, porque para comer apareció la abuela, que les llevó una paella. UNA PAELLA PARA DAR DE COMER A UNA CIUDAD PEQUEÑA. Y caracoles, por si no les reventaba el apéndice de la presión sólo con el arroz.

La señora hizo una inspección de toda la casa. Se persignaba cada vez que abría un armario y no había nada. Si se llega a encontrar un condón en uno inunda la casa con agua bendita.

Total, que con el estómago más lleno que el de Tiburón en una piscina municipal, se fueron al contenedor con toda la familia detrás.

Se cogieron las llaves del coche, jabón para ducharse, una chaqueta para uno de los niños y otra para el otro. Y no sé qué más quieren para vivir… ah, sí:

Siguieron haciendo ropa con las cortinas que cogieron el primer día. Esas cortinas son más grandes que las velas de la Santa María. Las coge Amancio Ortega y te llena un ZARA.

Y claro, en el primer día laboral lo primero era lo primero: ir a comer. Se fueron a un bar conocido a pedir que les invitaran a desayunar. Esta gente de verdad que menos mal que no tienen perro, porque el animal peligraría. Se lo jaman.

Maribel, la madre, llegó a su trabajo en pijama, pero allí se puso el uniforme así que qué poca gracia.

Vamos con LA PAREJA: Lydia y Dani.

Les dejamos en la emisión anterior en un restaurante asiático. Se pusieron a mirar la carta como si pudieran pedir de todo. Y de hecho pidieron hasta vino. No sacaron dinero para todo eso cantando ni de coña. Si cantar en la calle diera para tanto, el que toca el saxo en la esquina de mi casa le prestaría dinero a Bill Gates.

“Es domingo y vamos a misa. Y la Biblia dice que para ir a misa te pongas lo mejor que tengas“, dijo Raquel. Sí, es lo que más le importaba a Jesucristo.

– Hola, San Pedro, quiero entrar en el cielo.

– Pero si has asesinado a 20 personas, has robado a tu madre y nunca reciclaste los envases…

– Pero iba a misa hecho un pincel.

– Padentro.

Raquel le pidió a una señora ir a su casa a ducharse. Y la señora le dijo que sí. Aún creo en la raza humana. Bueno y en que haya cámaras, porque eso se lo dice la misma Lydia sin programa ni hostias y llaman a la policía.

Dani, que también tiene prioridades, se fue a conseguirle a Raquel unas flores, mendigando en una floristería. La de la floristería tampoco es que se arruinara, porque le dio una rosa. UNA.

“Aunque no tenga dinero jamás te faltará una rosa, ni un abrazo”, ponía la tarjeta. Si me escribís algo así alguna vez cambiad la rosa por una caja de mielitos. JODER… MIELITOS…

Total, que se fueron al contenedor y cogieron sendos abrigos para ir a misa. Pero el culto al que van, su misa, se celebraba a 30 kilómetros. Joder, no habrá iglesias en España.

Se fueron a un bar y con lo que les prestaron se hicieron unos carteles de “Cambio abrazo a cambio de una limosna”.

JA JA JA JA

La gente los miraba como si les estuvieran hablando dos extraterrestres en idioma Klingon con acento cerrado. Otros les daban unos abrazos como de abuela oso. Y sacaron pasta, oye. 5,6 euros sacó ella y él más de 9 euros.

Debería dejar el blog y dedicarme a dar abrazos.

La suya es la una “Iglesia cristiana pentecostal de origen australiano“, bueno… cada cual a lo suyo. Oye. Pero es que eso no era un culto, eso era un garito con musicote a todo volumen. Le rezan a Dios con unos decibelios que Dios se tiene que poner tapones en los oídos para no quedarse sordo. Dios les hace milagros sólo para que bajen la música.

Lidia se fue a dar clase de inglés en la academia donde curra. Los alumnos la miraban pensando en pedir la devolución de la matrícula. “Joder, otro Opening”, debieron pensar.

Cerramos con las AMIGAS Marina y Desiré.

Los amigos y el primo de Marina fueron a verlas. Y muchos amigos y familiares. Llegó hasta un tío segundo del pueblo.

La inesperada visita llega con una suculenta cena“, dijo la voz en off. Si esa visita es inesperada yo soy Yola Berrocal.

Hicieron una barbacoa. La panceta se les achicharró. Eso no era una barbacoa, eso era un crematorio. Esta gente se piensa que las calorías se pueden quemar antes de comértelas.

Ellas estaban muy contentas con lo que habían comido. Pero todo lo que entra tiene que salir… y… ¿con qué se van a limpiar? Exacto.

Al día siguiente su vecino les llevó al puerto, para irse con el señor mayor que se ofreció a enseñarlas a pescar para que tuvieran comida. Es lo suyo cuando no tienes nada, tratar de sobrevivir yéndote en un barco de recreo.

– Hola, se me ha ido la luz, ¿tienes una vela?

– Ven, te voy a enseñar a construir una central térmica de ciclo combinado para que puedas tener luz.

Eficiente a tope.

Para pagar los cafés del bar donde gorroneaban se pusieron a fregar. Fregaron cuatro platos y los dejaron con más grasa que el enganche de un camión. Pero eh, súper satisfechas se fueron.

El señor que les iba a enseñar a pescar “para subsistir” estaba rodeado de maromos con pinta de no pillar ni liebres en la carretera. No habían visto una mujer desnuda tan de cerca ni YouPorn.

Después de pasarlas putas por la mala mar volvieron al bar con un manojillo de sardinas con el que no merienda ni un gato.

Ya en el contenedor, Desiré se cogió un vestido y Marina una sudadera. Una sudadera que le llegaba por las rodillas. Joder, era la sudadera de Pau Gasol un día que se pasó comprando la talla.

Desiré tenía que ir a currar y le pidió a un colega que la llevara. A otra puta ciudad. Y antes pasó por el contenedor para cogerse unos zapatos para ir al curro. Y pilló atasco. Bienvenida al club…

Continuará…

Lo importante no son las tetas, ni los penes… es saber qué necesitas: ‘El contenedor’ en Antena 3

El perro-braga, última moda. (FOTO: ANTENA 3).

Anoche empezó ‘El Contenedor’ un programa bastante curioso de Antena 3 (que por cierto, lleva grabado más de tres años) en el que los participantes pierden todas sus pertenencias hasta quedarse desnudos, para conseguirlas después. Es como Nacho Vidal, que también se desnuda para conseguir cosas.

La verdad es que es un programa entretenido, sin complejos y a su manera, educativo.

Las normas básicas son que pueden recuperar un objeto diario, sólo uno por persona, de un contenedor situado a un kilómetro de su casa. Empiezan un viernes y el lunes deben empezar a hacer su vida normal: ir al trabajo, a la universidad… Menos mal que no son Chabelita, que su actividad fuerte comienza precisamente el fin de semana.

Pueden pedir ayuda, para comer, mover cosas, etc, pero no pueden meter en su casa nada que no sea de la casa y esté en el contenedor.

Y bueno, es un programa sin censura, porque se ven tetas y culos a granel. Penes no, porque los participantes varones se agarraban el pepino y las pelotas como si se les fueran a escapar. He visto lapas pegadas a los cascos de los barcos que tenían menos agarre que estos chavales con sus genitales.

Anoche vimos a los tres primeros grupos de participantes. Y digo participantes y no concursantes porque no ganan nada. Sí, en serio, esa gente se hace eso a sí mismos a cambio de nada. Está el amor propio y luego el odio propio.

LIDIA Y DANI

2207 objetos tenían en su casa. Si cuentan los objetos que tengo en mi casa yo lo flipan. Mis pertenencias tienen a infinito. El 90% de las cosas son frikadas inservibles.

Lidia: “Me gustan las cosas con pelo”, afirmó sobre la ropa. Ella lo mismo se pone una estola de visón que una cortina anti moscas de bar de pueblo. O a un señor de 70 años con la espalda como un felpudo.

“Mi madre me decía ‘tienes cuatro armarios llenos de zapatos, eso es un pecado, Lidia‘”, afirmó la muchacha. Ya lo dice la Biblia “No calzarás en vano” y “no codiciarás las sandalias de la prójima, por más que sean Jimmy Choo”.

Dani y Lidia son una pareja súper estable. De hecho, Lidia dijo “aún no hemos estado ni tres meses sin dejarlo“. A esta gente no le puedes preguntar “¿qué tan con tu novio?”, porque te juegas el drama. Son tan intermitentes que tienen que pasar la ITV.

Cuando me veo fea soy muy insoportable“, confesó Lidia. Eso le pasaba a los orcos, que eran almas cándidas, pero es que se veían feos y se ponían un poco de mala leche. A un orco le haces un lifting y se hace bueno.

Comprobaremos si soy muy materialista o no“… se puso como reto Lidia. Ja ja ja ja no lo parecía, no.

Y llegó el momento del despelota. Yo parpadeé y Dani ya estaba desnudo. Lidia arrancó un cajón de la cocina y la bandeja de los cubiertos para taparse. Eso lo usas en la Pasarela Cibeles y te aplauden.

“Una chica tiene tres cosas que taparse, un chico, sólo una“, dijo Lidia. Y este es el resumen del mundo disparmente sexualizado en el que vivimos.

Dani lleva tantos tatuajes que es como si fuera vestido. He visto a gente con abrigo y traje de tres piezas que enseñaba más piel.

He pasado frío y aburrimiento“, dijo Dani tras la primera noche y se puso a calentarse debajo de las bombillas. Putos LED, que nos quitan el calor.

Y como se aburría, pues se fue a sacar al perro. Por la mañana. Desnudo. Lo normal. Una señora desde una terraza miraba picarona. Otra en la calle se llevaba las manos a la cabeza y se ponían a aplaudir. Hay vicio en la tercera edad.

Dani recogió la caca del perro. Una puta medalla al civismo a este hombre, por favor.

La asistenta llegó a la casa y flipó, claro. Más que nada porque eso que se quita de limpiar, porque no había ni un solio trasto.  La mujer les subió un bocata del bar para que comieran.

Cuando ya salieron los dos a por sus primeras cosas del contenedor había en la puerta del portal más gente que en una manifestación. Madre de Dios los mirones.

Por esa calle no, Dani, que es muy principal“, dijo Lidia. Si hubiera podido, Lidia habría ido por los peores callejones del peor suburbio de Caracas con tal de que estuvieran poco concurridos.

Tuvieron que pasar por un paso subterráneo que tenía más mierda que el rabo de una vaca. Ahí es donde te das cuenta de qué pedirle a tu alcalde en materia de limpieza viaria.

Dani quería llevarse un colchón, pero pesaba más que un muerto. Que el gigante verde muerto. Así que tiró a toda leche cargándolo, dejando a Lidia abandonada. Y ella, pues con un cartoncito que cogió de la basura a modo de vestido, de vuelta.

Dani llegó a la casa que el vídeo ese se lo van a poner las porteadoras de África para tomarle como ejemplo. Era como Celia Cruz pero en lugar de un frutero llevaba veinte kilos de látex y viscolástica en la cabeza.

Para cenar el primer día, se pusieron a cantar en la calle para sacar dinero, tapados por el edredón que cogieron como segundo objeto. Bueno, cantaba Lidia, porque Dani no hacía más que de maromo inerte al lado.

“Por un momento me he puesto en la piel de la gente que pide y es súper frustrante“, dijo, porque casualmente de todos los mirones casi nadie llevaba suelto. Sacaron ocho euros. Se metieron a un chino a cenar. Nos ha jodio.

La señora china regente del restaurante les miraba pensando “para esto me vine yo de china, hay que joderse”.

FAMILIA IZQUIERDO

Maribel, la madre. Julián, el padre. Alejandro, uno de los zagales. Javier, el otro zagal.

El padre dijo que sus hijos están “acostumbrados a tener todo sin ningún esfuerzo” y la madre apuntaba que “piden y lo tienen”. Y los dos lo decían como si ellos no tuvieran nada que ver con eso.

– Joder, los niños, qué mimados están desde que encontraron la lámpara de Aladdín.

Y así.

Alejandro dijo de sí mismo “soy un poco vago y paso siete horas al día al teléfono”. Ala, eso pal Linkedin, que no te va a parar de sonar ese teléfono con ofertas de multinacionales.

“No sé cómo he llegado aquí, me han involucrado“, dijo la madre, como si fuera El Dioni dando explicaciones después de llevarse el furgón.

“Estoy pensando que por qué dije que si y no dije que no“, alegó. Ay, Maribel, eso nos ha pasado a todos y todas alguna vez.

Tal vez me cuenten cosas mis hijos que hasta ahora no me han contado“, dijo ella, esperanzada. Joder, para eso desnudas a tus hijos, pero sólo para poder atarles unos cables a los pezones y darles descargas eléctricas. Ahí te cuentan lo que quieras.

El padre arrancó una rejilla del aire acondicionado para que su mujer se tapara, pero es que las rejillas tapaban menos que un cristal. Era como volver a los tiempos del porno codificado en el Canal+. Hay toda una generación de varones que tenemos una imaginación desbordante gracias a eso.

Los varones de la familia salieron por la noche cual mapaches a buscar cosas para taparse. Robaron las bolsas de basura de los cubos de la urbanización. Ahí, oliendo bien. Se van a cagar en su estampa los de mantenimiento.

“Hay indigentes que todos los días duermen en bancos, con cartones, lo mío es un día”, se dio cuenta Javier. Mira, una enseñanza.

Maribel durmió boca arriba. Parecía el extra que hace de muerto en las series de policías.

“He cambiado de opinión, esto de dormir en el suelo no es tan agradable como pensábamos“, dijo el padre.

– He cambiado de opinión, meter el pene en ácido no es tan agradable como pensábamos.

Y así.

Como tenían más hambre que el perro de un ciego, se fueron a ver a una vecina a que les diera zampa. Y la mujer les dio de desayunar. Um… el día que mi vecina haga cocido me presento desnudo en su puerta y le digo que es para un programa de la tele. Y tengo muchos vecinos…

Y se fueron a por sus cosas. A pleno sol. El plástico de las bolsas les daba calor. Pero calor que llegaron cocidos. Calor que llegaron con los poros dilatados que parecían ollas de las gordas. Se les cayeron solos todos los puntos negros.

La madre se puso un pijama de esos de cuerpo completo, muy práctico. Y los demás cogieron el sofá, una tela grande, el costurero…

Intentaron parar mil millones de coches y furgonetas y la gente pasaba como de comer mierda. Viva la solidaridad. Al final un señor jubileta les llevó varias cosas. La tercera edad nos salvará de todo, ya veréis.

Definitivamente yo me mudo a la urbanización donde vive esta gente, porque sus vecinos se ofrecieron a llevar piezas de sofá a pulso y a un kilómetro de distancia.

MARINA Y DESIRÉ

Amigas y jovencitas.

Marina tenía 36 sujetadores. Joder, imposible tener las tetas caídas. Con todos esos sujetadores puedes hacer un puente colgante para camiones.

Aunque todos tenemos lo mismo, lo tenemos de forma diferente“, dijo Marina sobre lo de desnudarse. Solo hay que ver el desnudo de Brad Pitt en Troya y el de Albert Ribera en Ciudadanos.

Se desnudaron y se quedaron sentadas, la una sobre la otra, con el chihuahua haciendo de taparrabos. El típico perro-tanga. Eso no era un chiuahua, era un chochoenagua.

– Mira, mi perro sabe dar la patita, se hace el muerto y salta obstáculos ¿el tuyo qué sabe hacer?

– Me tapa el coño.

– Vale, tú ganas.

Como ahí podían morir de inanición, sólo con el perro como alimento, sacaron la puerta de un armario y la rejilla de la campana extractora. Tenían que sujetar la rejilla de la campana extractora con la mano contra el culo. Eso les pasa por tener las rejillas limpias. Eso lo haces con la de más de una casa y se sujetan solas.

Y llegó el pizzero al que habían llamado por la mañana para cenar. El pizzero no se había visto en otra igual. Y aún así fue un profesional como la copa de un pino. Les dejó la pizza y les dio las buenas noches. Me lo imagino llegando a la pizzería y presentando la dimisión.

Estas chicas no friegan mucho. Lo sabemos porque llevaban sólo unas horas descalzas y tenían los pies más negros que King Kong pisando carbón.

Salieron a por sus primeras cosas esperando “que no hubiera nadie”, pero es que salieron a las doce de la mañana.

– Espero que no haya nadie esta Nochevieja en la Puerta del Sol.

Y así.

Las dos le afanaron a una vecina un mantel. La vecina ahora las odia. De un contenedor sacaron una caja de cartón última moda en París.

Se cruzaron con unos cuantos señores que ponían una cara de estar viendo porno que daba una grima mala. En serio, qué asquito.

Llegadas al contenedor, Desiré se puso una funda de almohada que le quedaba hasta bien. Pero se llevaron el colchón y ropa de cama.

Marina, que tiene más morro que un mero con bótox en los labios, le pidió a un señor que les llevara el colchón, y de paso, sabiendo que el señor tenía un bar, le sacaron un café y tostadas. Y si se ponen, las mete en su testamento.

De hecho el señor las invitó a enseñarlas a pescar al día siguiente para que tuvieran qué comer. Sospechoso, sí.

Continuará…

Postdata. Todos lloraron. Todos se dieron cuenta de lo jodido que es vivir sin todas nuestras comodidades

 

Desterradas e innombrables: Las Azúcar Moreno que nunca existieron en Supervivientes

Las Azúcar Desaparecido, en un programa donde nunca estuvieron. (FOTO ORIGINAL: TELECINCO)

En el 3.500 antes de Cristo, año abajo, año arriba, cuando un faraón se cogía una pelotera con otro anterior se dedicaba a borrar sus cartuchos, los nombres en jeroglífico, de su rival u ofensor.

Tiempo después, religiosos iconoclastas y fundamentalistas se dedicaron a picar las caras de todos aquellos dioses que emergían de las arenas y que les parecían herejes o infieles.

Pues todo eso era una bromilla de nada, como el que quita la foto de un ex, al lado del empeño que está poniendo Mediaset en hacer desaparecer todo recuerdo de las Azúcar Moreno.

Anoche se celebró el último debate de Supervivientes 2019. “Esta noche contamos con la presencia en plató de todos los concursantes de la edición…”, dijo JJV, pero no estaban todos: las Azúcar Moreno no estaban. (Lydia tampoco, pero eso era por problemas personales).

O sea, que intencionadamente se omitía que las Azúcar Moreno fueron concursantes. Pero ofendieron a los dioses abandonando, por lo que dijeron en galas pasadas, tratando de aprovecharse de Telecinco de una forma poco aclarada, pero que debió ser feúcha tirando a Freddie Krueger recién levantado.

Tal afrenta debió ser que creo que Mediaset está comprando discos de las Azúcar Moreno para enterrarlos y que no se las recuerde nunca más. En la cafetería de Mediaset solo hay azúcar blanco. SOLO BLANCO. Y al que vuelva moreno de las vacaciones, amonestación al canto.

“Cuando yo tuve problemas con esas señoras que no se pueden nombrar“, decía en directo Carlos Lozano sobre las Azúcar Moreno. Cuando Voldemort tiene que referirse a las Azúcar Moreno dice “quienes ya tu sabes”.

El otro día Paolo Vasile vio por primera vez Men in Black y está como un poseso metido en Amazon a ver si encuentra la linterna esa de borrar recuerdos. La saca JJV en directo y nos dice que olvidemos a las cantantes.

Y ojo, que están ellas al parecer amagando, insinuando, dejando caer, un poco que sí y mucho que no, que lo mismo, quizá, a lo mejor, van y cuentan la verdad de lo que ha pasado. O lo mismo se hacen popó moreno y no se atreven por si les cae una demanda morena.

Y es raro, porque Oriana ha dejado tirados ya a tres realities y ahí sigue, de colaboradora…

En otro orden de cosas, anoche vimos decenas de vídeos que hemos visto ya decenas de veces.

De lo primero fueron las referencias a Omar Montes, ganador de la edición. “Te pareces mucho a Fidel Castro de joven“, le dijo JJV. Sí, clavao, está pensando en ir a conquistar Cuba. Bueno no, que eso es un conflicto y Omar no tiene conflictos. Él habría hecho la revolución a base de lametazos en el culo.

“Soy una mezcla entre Daddy Yankee y un osito, a mí me abrazas y salen corazoncitos“, dijo Omar, que se piensa que es un emoticono animado. Exprimes unas aceitunas y te sale aceite, exprimes a Omar y le sale Cupido por el culo.

“Es un bienqueda, ya se lo he dicho, pero es mi debilidad“, alegó Pantoja. En serio, chavales y zagalas de Supervivientes: procurar ser amable y no discutir no es un defecto.

Para ponerle banda sonora al vídeo de paso por la isla de Omar tiraron de remix de flamenco-electro-pop de casiotone. Parecía el CamelaFest.

“Me gustaría como hacer familia con ella”, decía Omar sobre Pantoja en un vídeo, porque quiere empadronarse en Cantora. A Omar ya no le dejan entrar en el Registro Civil de la de veces que ha ido a cambiarse el apellido por Rivera-Pantoja.

“Lo más complicado del concurso fue aprender a buscarme la vida, porque allí no hay ningún sitio donde puedas comprar nada”, explicó. ¡QUÉ PUTA SORPRESA QUE NO HAY DÓNDE COMPRAR!

Omar piensa que en medio del Amazonas hay ultramarinos. Y así con todo.

– Omar, que vamos a subir al Everest y vas en manga corta…

– No pasa nada, ya me compro algo de abrigo en el Primark de la cumbre…

“Imaginaba que de vez en cuando te daban algún bocadillito bajo cuerda“, confesó Omar, que pensaba que Supervivientes era como un buffet libre chino. Él quería ir a Cebovivientes, o a Engordovivientes, o a Colesterovivientes, pero la cagó.

“No te dan ni una mierda”, dijo después. “Ni los buenos días“, apuntó Pantoja, pero gracias a ella sabemos que no, que antes de las galas les dan un cuarto de sándwich.

Tengo que ir a Cantora a comer cocido y gazpacho“, aseguró de nuevo Omar, que va a ser entrar por la puerta y encadenarse a la mesa de la cocina.

Vídeo del paso de Albert por la isla: Hacía tres cosas: Correr, conseguir comida y llorar. Ésta última era su principal actividad. Si las lágrimas fueran de agua dulce, Albert nunca moriría de sed. Albert se sienta triste en un parque y van los perros a beber a él.

En mis pesadillas sale Isabel Pantoja, la verdad“, confesó Albert, que encima de su cama en lugar de un atrapasueños tiene puesto alambre de espino, por si la Pantoja entra por la ventana.

Eso es una especie de atracción“, dijo JJV, probablemente aplicando esa fórmula científica que dice que los que se pelean se desean.

“Puede ser… tiene unos ojos muy bonitos…“, dijo Albert, mientras seguramente pensaba “como los del payaso de IT, así de bonitos”.

Y JJV los sentó a uno al lado del otro, como a dos perrillos a ver si procreaban. He visto programas de reproducción de osos panda en zoológicos menos descarados.

Hasta día de hoy no me he comido a nadie“, dijo Pantoja.

Bueno, todos los peces“, respondió Albert.

ZASCA.

Y cuando estaban con más tensión, que ni cosas bonitas podían decirse, al borde de la pelea burra, JJV dijo “estais ahí tonteando como dos pavas“.

Joder… si eso es tonteo JJV ve a dos samurais sacándose las tripas a tajos y piensa que están enamorados.

Animated GIF

Uy, mira, dos tortolitos, no te jode…

Guerra de machitos:

Vas tocándole el culo a tu ex“, acusó Albert a Violeta. ¡Descarada, a la hoguera con ella!

Y Fabio, que es un tío moderno y feminista, dijo “Eh, no hables así de mi novia”. Y sólo le faltó golpearse el pecho con los puños.

Hablando de Violeta: iba muy guapa, con un vestido que llevaba un alerón en el hombro para poder realizar maniobras de vuelo de alta velocidad. Violeta con ese vestido hace balconing y llega abajo planeando.

Ella y Albert se enzarzaron a ver cuál de los dos le mandaba mensajes cochineros a quién. Dispuesta a demostrarlo, en un momento dado Violeta dijo: “¡MI MÓVIL!”. Ahora “mi móvil” es el nuevo “papa llama”. Ninguno de los dos demostró una mierda.

Mahi dijo que soñaba con su novio todas las noches. Pero no soñaba cosas cochinas, como suele ser, sino que tenían un teléfono antiguo y no podían contactar o que se iban por ahí a comer… Mahi ha estado estos meses en la isla comiendo hongos y no ha dicho nada.

Mónica Hoyos se había puesto unos pendientes que parecían el vano de una puerta. Joder, llevaban como unos diamantes falsos del tamaño de una cabeza de enano. Con esos pendientes se te dilatan los lóbulos de las orejas que acabas pudiendo meter los pezones por el agujero de las orejas.

Yo nunca tuve problemas”, dijo Fabio sobre lo de tener gatillazos. Como que él nunca los ha tenido. Decir que nunca has tenido un gatillazo es más sospechoso que salir de un MediaMarkt corriendo con una tele debajo del brazo.

Pero eh, que no pasa nada si Fabio siempre tiene erecciones. Él es así. Que una vez a Fabio le arrancaron una uña del pie que tenía mal y se puso palote. A Fabio le dicen que se tiene que follar al orco jefe del Señor de los Anillos y se lo folla. ¡Contad con mi hacha! ¡Y con mi arco! ¡Y con mi pene! De hecho, Fabio se pone el anillo ese en el pene y no le desaparece.

Fabio es tan infalible que le van a enterrar con un agujero en la caja porque no se va a morir él flácido, se morirá erecto, no sea que llegue una queriendo un coito-post mortem y digan que él falló.

En otro orden de cosas, Loli le hizo un reproche a Albert, tratándole de falso: “¡Pues yo te vi llorar cuando se llevaban al médico a Violeta!”, dijo Loli. Joder Loli. Al enemigo ni agua. Al enemigo que le coma la lepra la cara. Loli ve a un vecino que no la saluda en el rellano pasar por un torrente ahogándose y se ríe a carcajadas mientras le enseña un flotador.

Vídeos de roneo entre Colate y Mónica. “Me siento como las parejas antiguas que ligoteaban mientras tendían la ropa“, le dijo Colate a Mónica.

Al parecer las parejas antiguas ligaban mientras tendían la ropa. En el baile ni se miraban, pero era ponerse una a tender la ropa y había más cortejo que en la berrea. Había alguna casadera que lavaba todos los días sólo por pillar cacho.

Tú tendiendo la ropa y el vecino ligoteando“, añadió Colate. Joder, pues si quieren ligar conmigo mientras tiendo o me ayudan o les dan por saco. Vaya declaración de intenciones, que te miren currar.

Y para ir acabando, Violeta ahora se lleva medio guay con Dakota, su archienemiga de la edición.

“Es que somos dos tías con mucho carácter. Pero prefiero mil veces a alguien que me dice las verdades a la cara que a alguien que no veo venir y me apuñala”, dijo Violeta. Para Violeta “me cago pa tu boca” es una verdad dicha a la cara.

Qué generación…

Y para acabar una bronca más de JJV. El señor se cabreó porque estaban Omar y Pantoja haciendo pantomima de que se quieren, que si Chabelita, que si Cantora… Y Carlos puso de manifiesto el teatrillo que eso era. Y claro, a JJV le tocó los perendengues.

Yo a ti no te interrumpiría“, le dijo JJV a Carlos después de haberle preguntado por qué estaba diciendo por lo bajo. Coherencia.

Me molesta que se hable por lo bajo con cosas que no aportan absolutamente nada”, alegó, queriendo decir que le molesta que le jodan posibles contenidos.

Y hala, que se iba de vacaciones… ¡YO NO! ¡Seguiré haciendo post de lo que pille, amigas!

¿Quién ha ganado Supervivientes 2019? Pista: Lamer traseros de tonadillera es el oficio más rentable del mundo

Omar, yendo a comprar el pan con su cheque. (Foto: Telecinco)

Ay, amigas. ¿Por qué la gente se levanta cada mañana temprano y trabaja ocho horas como ocho soles? Pues porque no tienen cerca los glúteos salerosos de una persona famosa que cante, que sale más a cuenta.

Nada más rentable, nada, que hacerle la pelota a Isabel Pantoja, que es lo que ha hecho Omar en 90% del tiempo en Supervivientes 2019. El otro 10% dormía.

Así que sí: SPOILER (como si esa foto de alta definición no lo fuera). Omar ha ganado Supervivientes 2019, camelando, martirizando y bruuuuuuuuuuu, bruuuuuuuuu. Con estas tres últimas expresiones el culebro de Omar puede pasar la mayor parte del día.

Más no adelantemos acontecimientos.

Ya sabéis que lo primero y más importantes es… ¡SEGUIRME EN REDES, MADAFACAS! ¿Quién me va a seguir a miiiiii, quiéeeeeeeen [pellizco en los moletes] Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityBlogShow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Hala, al lío. JJV iba en la gala de anoche con un traje dorado que si te quedas tirado en la carretera con el coche le puedes poner a él para señalizar el accidente. Joder, qué reflectante… JJV se tumba y se enchufa una linterna y puede iluminar el baño de la Estación Espacial Internacional. Me imagino a los cámaras en el plató grabando la gala con gafas de soldador.

Esta vez nos avisaron de que la primera parte del programa era grabada, porque el helicóptero no puede volar pasadas las diez de la noche, por normas de navegación aérea. En cuestiones de llegar pronto a casa están los niños y niñas de doce años y los pilotos de helicóptero.

– Anda, Páaaaaaapaaaaa, déjame un rato más que tengo que pilotar en una galaaaaaaa.

– Raulito, te he dicho que no. A las diez te quiero en casa, que tu madre se preocupa. Lee el resto de la entrada »

Los ‘Mundos de Yupi’ de la Pantoja en Supervivientes: “Tengo millones de fans”

Isabel Pantoja, ojiplática. (FOTO: TELECINCO).

En lo que a la fantasía se refiere está El Señor de los Anillos y luego el Alto Concepto de Sí Misma de la Pantoja, que es una saga de 14 volúmenes. La tonadillera piensa que la Modestia es Modista escrito con prisas.

Me vais a perdonar (a lo mejor no y me juráis venganza) si el post es escueto, pero ando por mundos de Dios donde la cobertura es una leyenda local. Aquí el 4G es el piso 4 puerta G.

Nota: El otro día me dijo una hater que rezumo odio. Y que lo desprendo. Y que huelo. Soy como un ambientador de pino del odio. Así que recuerdo que no pienso nada de lo que digo y nada de lo que digo es lo que pienso o sí y no. Es sólo humor.

Y si sabéis qué huelen los Guses, uy, uy, uyuyuuuuu, decídmelo en redes. Pero seguidme primero, que quiero ser influencer posturero: Instagran: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Lara Álvarez iba muy guapa (en serio, estaba especialmente guapa, qué rabia de gente guapa y con talento), sólo que le habían puesto una especie de camiseta hecha de ganchillo, que lo mismo se te lo pones que lo dejas sobre el brazo del sofá para hacer bonito.

Y yendo al extremo opuesto de la belleza volvimos a ver a Albert con el tanga verde fosforito puesto. Y no es que Albert sea feo ni que tenga mal cuerpo, el asqueroso está cañonero, pero es que con eso puesto no está bien plantado ni Brad Pitt en un macetero.

Pero lo peor no es eso, lo peor es que Omar amenazó con ponerse uno igual cuando llegue a Madrid. Tú le dices a Kim Jon-Un que o desmantela los misiles o le mandas al whatsapp una foto de Omar con el tanga de Borat y desmantela los misiles él mismo y con los dientes si hace falta.

Para la despedida y cierre de la isla a los concursantes que quedan les devolvieron sus maletas, las que tienen que dejar en el hotel cuando se van a la isla, donde pueden llevar sólo lo básico. No sé como el contenido de esas maletas ha podido pasar varios controles de seguridad.

La de Albert tenía las típicas cosas que te emocionan: fotos de tu familia, una medallita de tu abuela… Y UNA MIERDA COMO UN CIMBORRIO. Lo que le llegó a la patata a Albert fue su maquinilla de afeitar, a la que, sosteniéndola frente a sí, le dijo “¡Cómo te he echado de menos, pequeña!”. Creo que Albert se folla a esa máquina. Cuando Albert pasa por la sección de pequeño electrodoméstico del Súper todos los aparatos miran hacia abajo para que no haya contacto visual y no les elija.

Después se echó desodorante y… YO QUIERO ESA MARCA. Porque Albert ponía unas caras que ni echándote al sobaco a una sacerdotisa del sexo de la diosa Venus. Joder, qué gusto le daba perfumarse. Y los gilipollas haciéndose pajas cuando basta con dejarte el alerón como la perfumería del barrio para llegar al orgasmo padre.

Vídeo: Omar afirma que su abuela, que en plató parece una apacible señora mayor, es en realidad como Spiderman lanzando chanclas. Joder, qué bien lleva la señora la identidad secreta. La próxima vez que un asteroide amenace la tierra se van a llevar a esta señora en lugar de a Bruce Willis para que lo reviente a chancletazos.

En otro de sus arranques de Ética de Barrio para Amador, nos dijo que “la humildad es la llave maestra que abre todas las puertas”. Omar pierde la tarjeta de la habitación del hotel y en lugar de bajar a recepción abre con humildad. Hasta candados de bici se pueden abrir siendo humilde.

Mahi en su maleta tenía unos zapatos con un poco de suela. Un poquito nada más. Unas plataformitas con las que te metes en la puta fosa de las Marianas y haces pie. A Franquenstein le parecerían demasiado ortopédicas. Joder, con esas plataformas puedes hacer claqué en un volcán en erupción, es que puedes pasar al lado de un andamio y mirar a los obreros por encima del hombro.

“Me he dado cuenta que soy una tía que se preocupa demasiado por el físico“, dijo la muchacha como reflexión filosófica y de crecimiento personal. Pero no es verdad, Mahi no se preocupa por el físico, se preocupa por el envoltorio. Si aún se la reconoce es que Mahi no ha acabado de maquillarse. Mahi no para de ponerse postizos hasta que en las puertas de las discotecas no se creen que la de la foto del DNI sea ella.

Además de las plataformas como para hacer huellas de dinosaurios en la roca dura, se puso un vestido como de haber sido asesinado y precintado por la policía judicial. Para acabar de rematar la faena, el novio de Mahi mostró unos calzoncillos que llevaba diseñados por Mahi. Eran de una tela como la de las mantas que les ponen a los muertos en las carreteras, como si se te hubiera muerto el pene. Y es posible, porque ese calzoncillo hacía que el dicho “me suda la polla” sea literal. Si te envuelves la churra en papel film va más fresca.

– Mahi, tengo el pene caliente…
– ¿Estás excitado, Rafa?
– No, estoy como en una cubeta de calentar salchichas en un puesto callejero.

A Fabio le daba miedo tocar su maleta. A saber qué cojones llevaba ahí. Creo que Fabio es un terrorista de los Balcanes infiltrado al que la tapadera se le fue de las manos.

En la de Omar había ropa cuya función era la de quemar córneas. Sus prendas las tiñe un científico loco al que no le importa usar productos tóxicos. Cada vez que Omar lava un chándal cuando la lavadora desagua mueren las ratas de seis kilómetros a la redonda. Se puso un chándal que es lo que pasa cuando el plató de Art Atack estalla.

Él y Fabio a escondidas tuvieron una preciosa conversación en la que básicamente ponían a Albert a parir, tildándole de soso y dejándole fuera de la final. Para estos dos, que dicen que Albert es su hermano, la sin-ceridad es quitarse la cera de los oídos.

Y ¿quién les apoyaba? Pantoja, que quiere que ganen Omar Y Fabio. Sí, señora, sus dos palmeros. Qué sorpresa. Las lenguas de Omar y Fabio han viajado ya a España facturadas en el culo de Pantoja. Y claro, ella quiere que ganen ellos.

Conexión con Mónica. Ella sigue a lo suyo, centrada en tenerle rencorcillo a alguien. A esta mujer la invitas al taller de juguetes de Papá Noel, con los elfos felices, las luces, chocolate caliente y música alegre y ella encuentra un motivo para ofenderse.

– A mí me han echado y mira a los elfos cantando, ¡cabrones insensibles!

Y así.

Ha perdido 10,5 kilos en estos meses, lo cual no es moco de pavo. De hecho, es grasa de pava. Le pusieron a su abuela al teléfono y le dio un parraque y acabó contando problemas de su infancia sin venir demasiado a cuento, o por ahorrarse unas pelas de psicólogo, que puede ir por ahí la cosa.

– Y lo pasé mal y me deprimí cuando aquel aro del sujetador me hacía roce en la teta y…
– Señora, sólo soy el jardinero dando el agua…
– LO PASÉ MAL porque el aro estaba en mi contra y bla, bla, bla…

Y así.

Y SE ACABÓ LA GALA DE SUPERVIVIENTES y empezó un tutorial de youtube sobre cómo lavar una imagen a mano y a máquina. Os juro que era hipnótico ver cómo iban quitando la mierda y en su lugar sacando brillo a Pantoja como si fuera una jarra vieja de plata. Qué arte redimiendo. Supervivientes pilla una foto de Jack el Destripador y cuando acaba con ella es una imagen de Ghandi repartiendo caramelos entre los niños.

Con sus ovarios gordos como sandías bajas en pepitas, Pantoja se presentó en plató con un vestido amarillo como de Cruella De Vil de los pollitos. Y da mala suerte, se supone, pero nadie le dijo nada. Si sale con un vestido con una cruz invertida y estampados de invocaciones a Satán aún le alaban el gusto.

QUÉ FORMA DE PELOTEAR, DE LAMER EL CULO, DE ADULAR… ES EL COLMO. Y ella lo pagó dando una exclusiva muy de actualidad, como de hace 30 años. De rabiosa actualidad. Pero rabiosa de tener la rabia, no de ser de ahora. Al parecer no sé quién le pidió matrimonio teniendo Paquirrín cinco años.

Me Importa Una Mierda GIF

“Se me ha quitado el hambre por completo”, aseguró la tonadillera. El animal mitológico favorito de Pantoja son las provisiones. Ella piensa que la despensa explota si está llena. Ella, que ha pedido que se abrieran todas las latas y se comiera todo lo que nadara, volara o corriera en kilómetros a la redonda, dice que se le ha quitado el hambre. De ponerse fina a comer, claro. Empachá viene de la isla.

Eso sí, poco después se contradecía, asegurando que ha pasado mucha hambre, “yo ya no dejo en el plato ni el dibujo“. O sea, que es de las que dicen que no quiere postre pero que prueba el tuyo y luego se come tu puto postre entero. Todo el mundo sabe que la comida del plato del de al lado no cuenta. Las calorías se le imputan a él.

No nos hemos comido unos a otros porque no hemos podido“, dijo Panto a modo de metáfora, pero lo mismo lo decía en serio: No se ha comido a un compañero porque no ha podido. Literalmente.

– Las putas cámaras de vídeo han matado al canibalismo.
– Ya no puede uno ni comerse a un congénere, que mierda.

Y así.

Para mi madre yo estaba cantando en América“, dijo de su progenitora. Joder, qué timo. Bueno, la próxima vez que no me apetezca ir a ver a mi madre un domingo le diré que tengo que ir a representar a nuestro país en Miss Universo con Pelazo. Es más creíble que lo de cantar en América de la Pantoja.

La pausa dramática la inventó Pantoja. Oírla hablar es insoportable. Es como esperar a que el ordenador arranque. No son pausas dramáticas, son pausas tragédicas. Se paraba en medio de una frase o entre una frase y otra hasta que mirabas el volumen de la tele por si se había bajado solo. Qué forma de estirar las frases. Esta mujer te hace un monólogo de dos horas sólo con el chiste de Mistetas.

Y el dedo. Madre de Dios, cuánto lo usa. El dedo de Pantoja tiene más musculatura que un maromo de gimnasio. Qué uso le da. Lo menea tanto que si lo metes en un bol te puede montar nata, amasar pan y hasta lijar una puerta oxidada. Pantoja va por la vida deseando que le pregunten por una calle sólo para poder señalar.

– Pues vamos a colgar este cuadro… ¿Isabel, has traído el martillo?
– He traído el dedo.

Y así.

Ah y también cantó. O cantuvo. Cuando esta mujer canta me deja como los huevecillos de un pingüino sentado: frío.

Y LLEGARON LAS GRANDES FANTASÍAS DE ISABEL PANTOJA

Alicia en el País de las Maravillas comiendo setas bañadas en LSD con reducción de MDMA y ahumadas con humo de porro flipaba menos que Pantoja diciendo que “Yo no he tenido ningún privilegio en ningún momento“.

JAJAJAJAJA Los Mundos de Yupi, el remake.

Lo que no ha habido es ni un momento sin privilegios. En esta edición el concepto “Igualdad de oportunidades” ha sido más irreal que Cervantes jugando al tenis con la mano mala y ganándole a Rafa Nadal. La parte favorita de Aladdin de la organización de Supervivientes es en la que el genio canta “Mi amoooooo y mi señooooooor, qué puedo hacer por tiiiiiiiiiiii”.

Tengo millones de fans y yo eso no lo puedo evitar“, añadió Pantoja, a la que el comentario de Omar sobre que ser humilde te abre puertas le da la risa. A ella las puertas se las abren sus millones de fans. Aquí los fans de Pantoja, abriéndole una puerta.

shooting world war z GIF

Justin Bieber cuando cierra los ojos en la intimidad de su dormitorio piensa en cómo le gustaría algún día tener los fans que tiene Pantoja, no te jode. Van a construir un Camp Nou al lado del Bernabéu para que le quepan a Pantoja los fans en los conciertos. Y es que ella llena estadios, pero hasta arriba, con la gente apiñada en capas y aún se desbordan y se caen para abajo por fuera.

Hay más fans de la Pantoja que personas en el mundo. Está la NASA buscando vida inteligente en otros planetas sólo para encontrar los millones de fans esos. (No digo que no tenga fans, digo que no tiene millones. Premio para el o la primera que me diga en Twitter enfadada: “pues yo soy fan de la Pantoja”)

Y así acabó la cosa. Lo de cosa es literal, porque eso no fue una gala, fue un Sálvame Delux Light con algún vídeo suelto de Supervivientes.

Adoro Supervivientes. Es mi programa favorito. El mejor reality y uno de los mejores formatos de la televisión mundial. Y Pantoja ha sido como si te ponen una pizza y te ilusionas y luego ves que es de carpaccio de criadillas de toro.

La vergüenza ajena o la gran lamida de pompis de Jorge Javier Vázquez a Isabel Pantoja

Pantoja y Jorge Javier Vázquez, súper amiguis de los de verdad. (FOTO: TELECINCO)

La de anoche fue una de las galas que más vergüenza ajena me han dado en los más de diez años que llevo haciendo el blog.

Si visteis la gala y oíais un ruido así como crac, crac, no era un fallo en los micros, eran vértebras partiéndose por el exceso de reverencias a la tonadillera. Porque en Mediaset Isabel Pantoja no es la hija pródiga, es la hija prodigiosa.

El día que un hijo mío me pregunte qué es ser falso, les pondré la conversación entre JJV y la Panto para que lo entienda. Luego tendré que llevarle al psicólogo, claro. Y es que lo de Supervivientes y JJV con Isabel Pantoja trasciende el concepto de peloteo, del halago y del lameteo de anos. Es un nuevo nivel.

En fin, seguiremos con eso más tarde. ¿Sois fans de Pantoja y queréis amenazarme de muerte? ¡Sois bienvenidos! Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

“Espero conocerte en helicóptero”, le dijo Fabio a JJV. “Nuestro reto era llegar a la final en el helicóptero”, dijo Omar. Joder, qué obsesión con el helicóptero. Esta gente se va a hacer enterrar dentro de un ataúd con aspas.

– Soy la muerte y vengo a buscaaaarteeeeee
– Sí, vale, pero ¿vamos en el helicóptero?

Y así.

“Yo estoy flipanding, no me creo estar aquí”, dijo Mahi en la primera conexión con la palapa. El objetivo del lenguaje es que te entiendan. El objetivo de Mahi es que no te entiendan ni unos ni otros.

Entre el acento, los chascarrillos y que lo mismo habla en espanglish que en cabritillotés, Mahi puede codificar mensajes militares secretos hablando normal.

He ido al baño con un poco de desarreglo en el vientre”, nos contó Fabio en un vídeo. Al estómago de Fabio hay que hacerle la pre-ITV. Fabio no va al médico, va al mecánico.

Una tortuga fue a la playa a desovar hace un par de noches. Es una mala madre, porque yo no dejo ahí a mis hijos solos ni padiós. ¿Qué va a ser lo siguiente? ¿Que una cerda les deje unos cochinillos en la playa? ¿Que una tortilla de patata deje a sus tortillitas francesas al alcance de mastuerzos hambrientos?

Se la juegan.

Estudios científicos que me acabo de inventar han demostrado que algunos varones tienen un área del cerebro dañada que hace que no puedan percibir correctamente el tamaño. “He traído dos peces grandes”, dijo Omar en un vídeo, pero eran los peces que habían cogido en el casting para ‘Pezqueniñes no gracias’, el remake. Ahora van a tener que rodar el anuncio con unas zanahorias talladas en forma de pez.

“Son pequeños, Omar”, le dijeron y él se ofendió como si estuvieran señalándole el pene. Y como si le estuvieran señalando el pene, él se airó: “¿esto te parece pequeño?“.

Omar conduce un Twingo y se abre en las curvas como si llevara un bus. Y si él dice que su pene… perdón, sus peces, son grandes, son grandes. Y si hace falta amputarse la primera falanje para que la mano parezca más pequeña y los peces mayores, pues se amputa.

En el plató hubo un tenso intercambio de comentarios entre JJV y Colate, al que ir al plató le apetece lo mismo que cargar piedras en una mochila colgada al hombro. Colate le recomendó el Yoga a JJV: “Tú tienes mucho que sudar”, le dijo.

¿Oléis eso? Es el olor del hijoputismo requemado.

Vídeo: “¿Se cansarán de salvarme?” se preguntaba Mónica, que ha estado nominada 8 veces. No lo sé, Mónica. Ni siquiera sé quién es quien te salva, como para saber si está cansado.

Fabio está rallado porque algo ha hecho mal, algo por lo que le han nominado, porque es el varón de la isla que más veces ha sido nominado.

Cuando Fabio se vaya de la isla pueder ir con una grabadora y dejarla durante la noche. A la mañana siguiente tendrás una psicofonía: QUÉEEEEE HICE MAAAAAL, QUÉEEEEE HICE MAAAAAAL. No ha dejado allí malas energías, ha dejado una planta eléctrica de carbón.

JJV le preguntó a Dakota ¿De la experiencia de Supervivientes qué es lo que más te ha gustado? “Volver a España”, dijo Dakota, que se lo ha pasado genial. Joder. Va a usar Supervivientes cuando le toque contar un cuento de miedo en el campamento de verano.

Para ir al plató a recibir a su madre Paquirrín se había disfrazado de mafioso de los años 70, con una chaqueta de felpa gorda como una manta zamorana, hombreras como para jugar al rugby y un color rojo que parecía que venía de trabajar en un matadero.

– Mari, ¿sabes la chaqueta esa horrorosa que teníamos en la tienda como broma? Pues la he vendido.
– Paco, recoge tus cosas, tenemos que huir.

Y así.

También en directo Violeta lloró porque le dicen siempre que Fabio la va a dejar en cuanto llegue. Qué trauma con los finales. Violeta llora cada vez que se le acaba un bocadillo. Le da tanto miedo el abandono que de pequeña prefería ver películas snuff gore que los dibujos de Marco.

En la palapa Lara les dijo a los concursantes: “Os voy a pedir un abrazo de grupo“. Lara, ahí, jugándosela, porque esa gente tiene que oler como para abrazarles con un traje de goma y máscara de gas.

Ay, mi Lara. En las últimas galas siempre se pone más tierna que un bollicao recién salido de fábrica.

Prueba de recompensa: Se debía llamar algo así como ‘Vomita, vomita, que me sube la audiencita’.

Había unas pasarelas que no sé por qué las habían pintado como la tapicería del coche de un macarra.

Tenían que desenroscar unos taburetes como de fotomatón, moviéndose al rededor de ellos, coger una bandeja con vasos y pasar por la pasarela hortera con ella.

Comenzó el juego y se pusieron a hacer más trampas que un trilero en una convención de timadores, así que tuvieron que iniciar el juego de nuevo.

Y ganó Omar, que si la tele le va mal, puede currar de camarero en un barco.

El premio era un flan del tamaño de una alfombra. Le echó nata que parecía un documental sobre la cumbre nevada del Everest.

No estoy acostumbrado a hacer trucos con la nata, lo mismo si me enseñas unos trucos me espabilo”, dijo Omar ante un comentario cochinero de JJV. Joder, Omar, que lo de la nata es de primero de Morbo. Echas un poco en los pezones y luego… bueno, ya sabéis, picaronas/es. No os cuento más que luego no me leéis.

Hoy hemos aprendido lo que es un pitorro”, dijo Lara a su vez. Joder. Esto no era Supervivientes, era SuperMetáforasSexuales.

A los botes de nata, para que no se les viera la marca, les ponían un poco como de tela rústica. Menos mal que no eran bombonas de butano, porque se pasan cosiendo una semana.

“Estoy muy contenta por Omar, a ver si le sienta como una bomba”, dijo Mahi cuando vio a Omar comerse el flan.

AJAJAJAJAJA MAHI, QUÉ GRANDE ERES.

MAHI GANADORA. ¿ME OÍS? MAHI GANADORA

Pesqué seis, seis peces”, dijo en directo en el plató Chelo orgullosísima, como si hubiera esquilmado ella sola los caladeros del Atlántico. El pájaro Dodo se extinguió una tarde que a Chelo le dio por cazarlos.

“Hasta de Estados Unidos me han enviado un mensaje, para felicitarme por Omar, te juro de verdad que me quede muerta que es verdad”, aseguró la abuela de Omar, que menuda es convenciéndote de algo.

Esta mujer te jura que todos los conductores de autobús son unicornios disfrazados y te lo crees. Por convencimiento o porque no se te muera la señora ahí mismo y te de un parraque del cargo de conciencia.

“¿Cuántos años me echas?”, preguntó JJV a la señora. “No tienes más de cuarenta”, respondió ella. JA JA JA La señora ve a Matusalén y piensa que está por cambiarle la voz y salirle pelos en los huevos. Esta señora ve a Carracuca y le prepara un bocadillo de nocilla de merienda.

Ya en Palapa a Mahi le regalaron una de sus pelucas, pero una decente, no las ratas lanudas muertas en que se han convertido las que se llevó a la isla. Esas pelucas podrían usarse en un asedio medieval para lanzarlas por encima de la muralla y provocar enfermedades intramuros.

“Ya no me pongo pelucas para venir a palapa, porque soy una tía valiente que pesca con tiburones y no se pone pelucas para ir a Palapa”, dijo ella. Eso. Porque la gente valiente no usa peluca. Están Jason Stathan, Dwayne ‘La Roca’ Johnson y Mahi.

“Está aquí tu novio y te está mirando con unos ojos que se le está cayendo la baba“, le informó JJV. No lo sacaron, pero creo que el novio no tenía las dos manos a la vista. El chaval salió de allí con dos kleenex menos en el bolsillo.

Vídeo: Albert se apostó con Omar que se ponía un tanga de Borat si le llevaban a su hermana… y le llevaron a su hermana.

Así que en su caja de regalo Albert tenía el tanga de Borat. Le mandaron a ponérselo. “Pero sin nada más“, le dijo Lara, poseída por el espíritu de un obrero picarón.

Fabio pidió cinco minutos para hablar, porque estaba muy enfadado. “Tengo mucha bronca“, dijo, como si estuviera vendiendo bragas en un mercado.

¡BROOOONCA, BROOOOOONCA, TENGO BROOOONCA, QUE DA TALLA, A LA BUENA BROOOONCA, QUE ME LA QUITAN DE LAS MANOS!

“No entiendo por qué algunas veces las recompensas se comparten y a veces no, pero no quiero arruinar toda la gala por una recompensa”, dijo, arruinando toda la gala por una recompensa. “Tengo bronca”, decía y se le entrecortaba la voz.

Y Albert apareció con el tanga. Y se puso a hacer el swis swish swish, jugándose que los cojones se le despendolaran e hicieran efecto péndulo y acabara sacándole un ojo a Mónica Hoyos, que andaba cerca.

En todas las imágenes de la palapa se veía de fondo a Omar poniéndose fino a comer flan.

Ceremonia del televoto. Mónica durante la cuenta atrás decía “¡AYUDADME, POR FAVOR, QUIERO LLEGAR, QUIERO LLEGAAAAAAAAAAAAAR“. Ay, tantas mujeres han tenido que gritar eso alguna vez…

El Capitán Morgan, que se aburre, les propuso una competición de pesca. A Mónica le dio un calambre en el brazo compitiendo y le que le dolía mucho. Se puso a llorar desesperada. Agarras con el pene un cable de alta tensión mientras metes los pies en una bañera y te duele menos ese calambre que el de Mónica.

Ha sido por la ansiedad de coger peces”, dijo. Joder, si por salir a pescar le da un calambre en el brazo si va a la pescadería del Carrefour muere electrocutada.

Palapa: “Yo llevo mi propio juez dentro, que es mi honradez“, dijo Albert, justo antes de llamar tramposo a Omar. Jo, qué incómodo debe ser llevar dentro un juez. Debe ser como cuando te estriñes, que te sientes hinchado.

“Tú sabes que aquí estamos pasando hambre todos y una cosa es no ser honrado y otra cosa es no ser gilipollas y si puedo buscar una ventaja, la busco, porque si no otro la va a buscar”, dijo Omar. Qué resumen del pensar del pillo español. El Omarcillo de Tormes.

Como también le cayó mierda a Fabio, el argentino dijo “un poco tramposo sí soy, porque en mi barrio era así, crecí así”. Joder con el barrio de Fabio. En uno normal está la ley de la botella, el que la tira va a por ella. En el barrio de Fabio estaba la ley de la botella, la rompo y te apuñalo con ella.

El caso es que Omar se cabreó. “Como soy poco honrado no comparto el flan. Soy honrado pero no gilipollas. Ahora no comparto, por listos”, dijo Omar, cabreado porque han puesto en duda su honradez y ya no puede ser notario.

“Bueno, cambio la palabra poco honrado por tramposo“, dijo Albert. Joder, mucho mejor.

– Eres un hijo de puta.
– Hala, te has pasado.
– Vale, cambio hijo de puta por rastrero cabrón.
– Ah, vale.

Y llegó la expulsión… ¡¡A LA CALLE MÓNICA!!

Pues no llegó. Otra que se queda sin orgasmo.

Llamadme loco, pero Mónica me daba hasta pena.
Mahi y Fabio celebraron su salvación haciendo un bailecito. “Les he visto hacer fiesta, yo no habría hecho, me parece mal”, dijo Mónica, que estaba más reventada que el Coyote jugando con dinamita.

“A mis compañeros tengo poco que agradecerles, pero al público sí, gracias por dejarme descubrir muchas cosas que me gustan de mi“, dijo Mónica, a la que le jode dejar amigos atrás. Es como una alergia a quedar bien. A Mónica la invitas a comer y antes de irse se raja un pedo, para que no la aprecies.

Te llevas once semanas a la espalda“, le dijo Lara a Mónica. Once semanas no pesan. Si me dices once calendarios mayas… eso sí que tiene mérito llevarlo a la espalda.

El resto de concursantes se dieron un abrazo comunal, que, teniendo en cuenta que Albert seguía con el tanga de Borat me parece cuando menos arriesgado.

Y PANTOJA LLEGÓ AL PLATÓ Y SE CONSUMÓ LA SUMISIÓN DE UNA CADENA A UNA SEÑORA

Si algo tiene la tele es que la memoria, el rencor y el pasado no valen para nada cuando hay dinero y audiencia de por medio.

Todos los concursantes han llegado a plató con la ropa de Honduras, en bañador o lo que más llevaran puesto. Pantoja llegó con un vestido, con la peluquería hecha y la cara más pintada que un Picasso.

Pero Pantoja es más que los demás.

La tonadillera llegó y se le echó encima una cohorte de pelotas que eso parecía una fábrica de balones. Qué de abrazos, de besos, se emoción porque la gallina de los huevos de oro volvía al hogar.

JJV siempre saca a la gente de los corrillos atropelladamente, pero dejaron que ella se recreara, que la corearan… y hasta le dieron un ramo de flores.

UN PUTO RAMO DE FLORES

– Antes de empezar la entrevista, Pantoja, descálzate que vamos a besarte los pies yo y todos los del público uno por uno. Por favor, bendícenos.

Porque la Pantoja es más que los demás.

Y la cantante lloraba gimiendo de la emoción que a su lado Magdalena y María veían a Jesús en el calvario medio contentas.

Cuando su legión de lameculos salió del plató eran tanta gente que eso parecía una evacuación. Había menos extras en un capítulo de Juego de Tronos.

“Sabía que tenía muchos miedos que ahora me he quitado de encima. El principal era mi pasado”, dijo Pantoja, que es capaz de referirse a la prisión de millones de formas diferentes.

“Sigues sin utilizar la palabra”, dijo JJV, que se refiere a ésto:

La gente en el plató coreaba “ISABEL, ISABEL, ISABEL“, que no sé si querían a Pantoja o un bocadillo de atún.

“Hemos cogido muy a tiempo lo que tenía. Yo estaba muy confundida, no sabía por qué me sacaban de la isla. Yo pensaba llegar hasta el final”, dijo Pantoja, que pasó de decir qué es lo que tenía.

En el idioma Pantonjés “me quiero ir” significa “quiero llegar hasta la final” y por eso Pantoja decía tanto que se quería ir.

A Pantoja le pusieron un vídeo con música heavy que parecía un marine de los EEUU entrenándose. Ese vídeo se lo pones a alguien que no haya visto Supervivientes y dice “joder, la señora, qué campeona“. Luego habría que enseñarle el hueco que el culo de Pantoja ha hecho en la isla, que es como la pocera de las nalgas.

En otro vídeo Pantoja enseñaba tanto el dedo que no sabías si el vídeo era sobre la Pantoja o sobre su dedo. La verdad, habría preferido que hubiera concursado el dedo solo.

“Yo lo veía casi todo mal”, dijo Pantoja, que estaba encantada en el concurso. Lo único que no veía mal era su sueldo. Eso lo veía nítido y cristalino. Pantoja en la Estación Espacial Internacional podría ver dos cosas: la muralla china y su sueldo.

Nos has puesto los cojones en la garganta” cuando decías que te ibas, le dijo JJV. Sí, pero no los suyos propios. Aquí los que atenazaban las gargantas eran los cojones de Pantoja, que son capaces de estrangular a un buey.

“Chelo García Cortés, Omar y Dakota han sido los que me han ayudado a que me quedara”, dijo Pantoja, que para quedarse necesita tres personas. Para quedarse, ojo. Para moverse ¿cuántas personas necesita?

“No soy autoritaria, es que cuando yo hago la comida la hago yo“, dijo Panto. Ella ha presumido mucho de que hacía la comida, pero luego vimos que lo único que hacía era pedir cosas para hacerla. Tráeme agua, mueve la olla, recoge ésto, trae aquello… Pantoja podría ganar MasterChef por videoconferencia.

Tú siempre tienes razón y si no la tienes se te da“, le dijo JJV a la tonadillera en un momento dado.

Si hubiera que hacer un monumento a las lamidas de culo, habría que hacerlo con JJV lamiendo el culo a Isabel Pantoja. Y ponerlo en medio de una plaza. Saldría la pantoja a caballo y JJV saltando épico detrás, con la lengua estiradita hasta la cacha izquierda de la tonadillera.

Dentro de unos siglos los niños irían de excursión a verla: “Y estos niños fueron los fundadores de la Iglesia del Santo Halago, sede de la Cofradía de la churrupaíca culera”.

Vídeo de otra de las crisis de Panto. “Me recordaba al sitio donde yo no elegí estar“, dijo la Panto en el vídeo ja ja ja. Porque la mayoría de los presos sí que lo eligen. ¡ME PIDO CÁRCEL! Pero claro, luego hay gente con mala suerte que no lo elige. Va por sorteo.

– Mira, Puri, una carta para que me vaya a la cárcel.
– Pues menos mal que no es para ir a una mesa electoral, Manolo.

“En la isla sólo me quería Chelo, hasta que Omar fue llegando a mí“, dijo en directo Pantoja. Joder, “Omar fue llegando a mi”… Omar es como Carol Anne acercándose a la tele de Poltergeist y Pantoja es como las lámparas moradas de los bares de jubilados, atrae a las moscas.

“Vamos a la publicidad, nos la llevamos del plató para que no se contamine de nada”, dijo JJV. Eso, no sea que alguien más le lama el culo.

– ¡¡ESE CULO ES MÍO, SÓLO MÍOOOO!!

“Me ha parecido fascinante que una mujer como tu haya aceptado participar en un concurso como éste”, dijo JJV.

EN SERIO… La Pantoja les ha perdonado la vida, al parecer. Se ha dignado bajar del mundo de los Dioses para llevarle el fuego a los mortales.

A mi lo que me parece fascinante es el pastizal que le han pagado, no te jode, que con esa pasta acepto yo ir a Supervientes y a la Ruleta Rusa con marineros turcos si hace falta.

Me parece muy positivo para ti que no hayas ganado el concurso“, le dijo JJV. Ya, claro, porque le habríamos cogido aún más manía.

En un reprochito suave, de pasadita, cariñoso y medio con miedo, JJV le hizo ver a la señora que ha pasado como de comer mierda de hacer las pruebas.

“Es que la media de edad de este concurso es de 20, de 22, de 33, de 40…“, dijo Pantoja, que no tiene ni puta idea de lo que es una media aritmética.

Yo no he hecho tres pruebas y voy a enseñar las rodillas. Estoy herida desde la primera semana y tendré que ir a un especialista a que me quite esto con láser, porque yo con estas cicatrices no puedo trabajar“, dijo la Pantoja.

JAJAJA

Todo el mundo sabe que una cantante necesita sus rodillas impolutas. Las rodillas de Montserrat Caballé eran un primor. Se levantaba la falda y refulgían.

Las rodillas sanas son fundamentales. Tú te vas a Alemania a buscar trabajo y te miran el pasaporte y las rodillas. Como las tengas feas no entras.

– Pero si soy ingeniero y vengo a ayudar y…
– Rodillen como Kulen de Mandrilen, tu no entrar en Alemanien.

Va a ser el nuevo puto hit en Linkedin: Tengo tres carreras, dos másters, carnet, coche propio y unas rodillas que lloras de felicidad al verlas.

Como la Pantoja sea jurado de un concurso de talentos infantil en Telecinco va a obligar a los niños a enseñar sus rodillitas y como tengan una sola pupa A SU PUTA CASA. Niños de mierda que pretenden llegar a algo y van por la vida cayéndose… LOOSERS, CORRED CON VUESTROS PAPÁS, que no os quieren y no os ponen rodilleras.

“Yo he aguantado vendada durante un mes y una semana“, destacó Pantoja. Ramsés II llevas así 3.500 años y no se flipa tanto.

Pantoja se puso a cantar y le pusieron efecto de sonido para que se la oyera más afinada. Eso llevaba autotune a todo lo que diera el programa de afinación.

BUENO ESTO YA ES DEMASIADO.

El día menos pensado dicen ¡ISABEL PANTOJA! Y sale al plató Beyoncé con bata de cola haciendo de doble de Pantoja para que luzca más.

Conexión con Mónica.

“Holaaaaa Jorgeeeee”, dijo Mónica con voz como si estuviera doblando a un pitufo. Ella piensa que esa voz es de buen rollo, pero en realidad da miedo. Cuando la niña de la curva no come su madre le amenaza con ponerle a Mónica diciendo hola. Y la niña come que llega a la curva a trabajar empachada. Se te sube al coche y parece embarazada.

Semifinal de líder. Tenían que sujetar con el pie un balancín que en el otro extremo tenía una vasija que no debía caer.

Me imagino al maestro alfarero al que le compraran las vasijas todo contento porque vendía cinco y sin saber que lo único que querían era romperlas.

Como no se les caían, primero les pidieron que abrieran los brazos. Luego, que cerraran los ojos, después, que pegaran los brazos al cuerpo… y tardan un poco más y les empiezan a disparar a las extremidades.

¿Sabéis por qué Omar no es del todo honrado? Porque Lara le tuvo que recordar las normas seis veces durante la prueba.

Y vídeo de la relación de Pantoja y Omar. Era como ver un vídeo tutorial de cómo ser un buen mayordomo. Este es el vídeo:

“¿A mí me ha pillado el punto Omar? No será el G, ¿no?”, dijo Pantoja.

VOMITO. SACAD ESA PUTA IMAGEN DE MI MENTE.

A la vuelta de una publicidad JJV contó que él y Pantoja habían quedado en concursar en GH DUO el año que viene. “De enero a marzo”.

NO. POR FAVOR, NO.

Bah, estoy tranquilo, porque como esa promesa sea como la de ir a Honduras que le hizo JJV la última vez…

La prueba de líder era la de las anillas de fuego.

“Mojaros bien”, les dijo Lara como precaución ante el fuego. JA JA JA Claro, te mojas un poco y el fuego se asusta y no te hace nada. Ha habido gente que ha salido de paseo sin problemas por un bosque en llamas porque se había duchado antes.

Y ganó Fabio.

Vídeo del peloteo de Chelo. Este vídeo lo ve un sargento de la Legión y se le saltan las lágrimas de ver semejante repertorio de órdenes.

El ser humano tiene órganos que se organizan en aparatos, como el digestivo, el nervioso, el circulatorio… y luego está Pantoja, que además tiene el aparato Cheloro, que le sustituye al aparato locomotor.

“No tengo que reprocharle nada, pero tengo que hablar con ella”, o sea, que sí, que Pantoja tiene cosas que reprocharle a Chelo.

Para perdonar está Dios“, dijo Pantoja cuando le preguntaron si le había perdonado. O sea, que no. Pantoja piensa que si no tienes rencor es como si no tienes sangre: te mueres.

Y como no todo iban a ser ronrisas y bajadas de pantalones, le pusieron a Pantoja los vídeos de plató en los que Chabelita y Kiko se peleaban. En realidad eran tonterías de hermanos, pero Pantoja ponía cara de drama como si estuviera viendo a sus hijos peleando con motosierras oxidadas.

Y pusieron un plano de Paquirrín de espaldas en primer plano, con Pantoja de fondo. Se veían los michelines de la nuca de Paquirrín. Eso sí que era un drama.

Pantoja se puso a llorar, pero no por los michelines nuqueros. “Si sois mi vida, porqué os lleváis mal, por favor“, se lamentaba.

“Quieres que sea sincero o quieres que…”, le preguntó Paquirrín. Os traduzco: ¿Lo digo aquí o has apalabrado otro programa donde decirlo cobrando?

“A lo mejor la sinceridad está sobrevalorada”, intervino JJV. “Cuando has dicho ser sincero me he asustado“, insistió JJV. Ah, la realidad, la naturalidad y la sinceridad… mierdas que le van mal a la tele.

Paquirrín salió a abrazar a su madre y como ella estaba en un taburete y él de pie, parecía José Luis Moreno con Doña Rogelia.

Luego entró Chabelita y se puso en las rodillas de Pantoja y eso ya era como cuando Papá Noel escucha a los niños.
ABRAZAROS, POR FAVOR, ABRAZAROS“, pedía desesperada Pantoja. JA JA JA con un abrazo se apaña todo. Se llegan a abrazar Hitler y Churchil y convierten la Segunda Guerra Mundial en una comuna Hippie.

“Se han escrito artículos muy bonitos en periódicos españoles sobre tu paso por Supervivientes”, le dijo JJV. JA JA JA ¿En qué periódicos? ¿Bonitos porque llevaban una foto de los Alpes Suizos?

NOMINACIONES:
Albert nominó a Mahi. Omar nominó a Mahi. Ambos por descarte. Mahi nominó a Albert.

Mahi nominada del grupo. Y Fabio, como líder, nominó a Albert.

La cosa acabó con JJV y Pantoja diciéndose “te quiero”. Cada vez que me duela el estómago y necesite vomitar pensaré en este momento y me vaciaré entero.

Y JJV dijo que él pasaba de despedirse, que se emocionaba y que se iba a sastrería a ver el final del programa.

A TOMAR POR CULO.

– Eh, jefa, que me piro, que me emociono. Me voy al bar a ver cómo hacéis el cuadrante de contabilidad del año.

Llevo cinco años cerrando esta Palapa“, dijo Lara, que tuvo que despedir la gala sola y que lleva cinco años intentando que alguien más se acuerde de cerrar la puerta de la palapa.

Mis compañeros se han mantenido como una máquina perfecta que no falla, porque son excepcionales como profesionales y como compañeros”, decía Lara llorando.

MIRAD, YO HE ESTADO ALLÍ Y OS DIGO QUE NO HAY UN EQUIPO PROFESIONAL COMO EL DE SUPERVIVIENTES.

A esos currelas sí que había que darles los sueldos, los reconocimientos y los aplausos. Y a Lara, que presentar una gala a pleno sol, a cuarenta grados a la sombra, mientras te hablan desde control, desde Madrid, JJV… es una jefaza.

Deja de correr el agua, se apaga el fuego pero no se apaga nuestra ilusión de volver a esta o a otra palapa a recibir a los concursantes de 2020″, cerró Lara.

Y se acabó la gala sin JJV, que estaba en sastrería.

Su novio… Chungo, pero nadie tuvo valor de decírselo a Dakota en el directo de Supervivientes

Dakota, bajo la uña, cacota. (Foto: Telecinco)

El señor que le dijo a Darth Vader que la estrella de la muerte iba retrasadilla y que murió estrangulado por hacerlo preferiría decirle “me cago en tus muertos” a Darth Vader que decirle a Dakota “eres soltera”.

Y por eso Dakota ayer se fue del plató de Supervivientes pensando que aún tiene novio. O que todo iba bien. Pero no. O eso parece, porque todo el mundo lo daba por sentado, por más que el padre de Dakota protegió el secreto que ríete tu del secreto de las pirámides. La verdad es que la chiquilla me da pena.

Pero lo veremos más adelante. Si queréis saber cosas íntimas yo prácticamente (de hecho, sin prácticamente) me desnudo en mis redes sociales: Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Vamos con los que aún están en la isla. Mónica ha iniciado su guerra final contra el mundo. Y en este caso el mundo es Omar, al que tacha de falso. “¿Tú te acuerdas cuando me venía a coquetear? Que era más falso…”, dijo del muchacho.

Mónica lo dice como si ella no le hubiera seguido el juego, que al inicio del concurso y con tal de tener un vídeo Mónica habría atendido los requerimientos de Omar aunque éste hubiera querido lactancia materna. Se saca la teta y lo amamanta allí mismo.

Y Omar también rajó de Mónica: “Ni que fuese ahora Beyoncé“. A ver, Omar, que vienes de salir con Chabelita, que muy de exigir tampoco eres.

El pirata Morgan le mandó un pergamino a Pantoja, donde le decía que “los meses que has pasado en el concurso te han hecho crecer“. El concurso es como la leche enriquecida en calcio. A los niños bajitos en lugar de darles hormonas les van a pagar un viaje a Honduras. Te vuelven los retoños que parecen Pau Gasol con tacones.

Pantoja ha perdido 9,5 kilos, “claro reflejo de tu esfuerzo”, decía el Capitán Morgan. Bueno, o de que Chelo no se esforzó lo suficiente. Cada uno de esos nueve kilos son una puñalada en el corazoncito cuidador de Chelo.

Y la vimos mirándose al espejo. En un vídeo, sin conexión en directo…

“Uy, qué delgada estoy, los huesos dios mío, cómo me he quedado“, exclamaba, que le pones ese audio a Paris Hilton después de ir al gimnasio y cuela.

Pantoja dijo lo mismo que uno que se quedó dormido tomando el sol con medio cuerpo apoyado en las vías del tren: “Me he quedado sin piernas“.

Me veo la cara huesuda, pequeña“, valoraba. Sí, Pantoja, cadavérica, ahora puedes protagonizar Coco II.
“El cutis bien, todo bien…”, se decía a sí misma. Pantoja piensa que Autocrítica es una autoescuela en una zona barrancosa.

De lo primero interesante de la gala fue que la prueba de líder la ganaron Fabio y Albert. Como recompensa tenían una lasaña como para dar de comer bien a unas cuantas personas. Más o menos, como las que caben en el Bernabeu.
No puede llevar más queso, ni más pasta ni más…“, decía emocionada Lara. Joder, es que en esa lasaña había metidas más vacas que en un anuncio de Central Lechera Asturiana.

El caso es que Albert y Fabio se la podían comer sin manos, en un espectáculo que le revolvería el estómago a un cerdo. Después, dejaron que los compañeros que habían perdido comieran lasaña… de los restos de la barba de Fabio y Albert. Ahí el cerdo ya vomitaba como un descosido.

Vídeo: Albert y Mónica lloraban por la marcha de Isabel Pantoja. Pero aunque parecían de pena en realidad eran esas lágrimas que sueltas cuando los Reyes Magos te traen lo que has pedido.

Chelo y Pantoja se reencontraron en la habitación de hotel donde está la tonadillera. O ha estado. O yo que sé, pero ha pasado más tiempo ahí dentro que en Cantora.

“Me voy muy contenta porque creo que hemos un buen concurso las dos“, le dijo Chelo, que le habría dicho a Pantoja que ha hecho un buen concurso aunque Pantoja se hubiera dedicado a quemar la selva y practicar ritos satánicos descuartizando iguanas.

“He superado las crisis que he tenido”, destacó Pantoja. Ayudó que cada vez que tenía una crisis le proporcionaban la llamada de un familiar, o una visita a la al hotel mientras se lo pensaba, o aparecían latas de comida…

Las crisis de Pantoja son como pedidos online. Esta mujer se coge un disgusto y tiene entrega en 24 horas. Amazon va a copiar el sistema de Pantoja y ahora en lugar de comprar cosas on-line se van a comprar on-crisis.

Pantoja también se reencontró con Dakota y también en la misma habitación de ubicación desconocida. Es más fácil encontrar una cárcel secreta de la CIA que esa habitación.

Se supone que Pantoja se va por problemas de salud, pero eso da igual. “Muy mal, Isabel, tenías que haber aguantado”, le dijo Dakota, que si se encuentra a Julio César lleno de puñaladas después de la traición de Bruto le dice “pero muy mal, César, tenías que haber aguantado”.

“Me siento ganadora”, dijo la Pantoja. Y yo me siento Miss España, no te jode. Ah, venga, vamos a jugar a sentirnos cosas que no somos. Las grandes rebajas del sentimiento.

– ¡Me siento ganador, me siento ganador!

– Capitán, han matado a toda la compañía y nos están interrogando con brasas en los pies.

– ¡Ganador, ganador, que he llegado hasta aquí!

Y así.

“La fiesta que nos vamos a montar”, le decía Dakota dando saltitos, porque lo primero que va a hacer cuando llegue a España es mirar biquinis para la piscina de la finca de Cantora. Bueno, eso y una desbrozadora para hacerse el bigote.

Es curioso, porque para la mayoría de los sitios tienes que sacar entradas en tiketmaster y pagando en euros, pero para Cantora se sacan en tiketesclaver y se paga con peloteuros.

Las conexiones desde la habitación del hotel. Los reencuentros desde la habitación del hotel… empiezo a pensar que la Pantoja es como los niños de Los Otros: no le puede dar el sol. A lo mejor los niveles que tenía altos eran los de la fotofobia. O eso o le ha mordido un murciélago y se ha convertido en vampiro. Entrevista con la Pantoja. En los mejores cines.

Volvimos al directo. “No le doy la mano porque tiene los dedos más gordos que los míos y seguro que me destroza”, dijo Sobera del padre de Dakota. ¿Pero querías darle la mano o pedirle que te buscara algo dentro del ano, muchacho? Qué complejo con el tamaño de verdad. ¿De qué sirve un dedo gordo si no es capaz de ponerse duro?

Sí: es una metáfora de penes y dedos. Soy sutil como escupir en la cara como muestra de descontento.
En una de las pausas vimos que, a modo de anuncio, habían sentado a la muñeca de Annabelle a ver la gala entre el público. Varias consideraciones al respecto:

1.- A la mujer de Chelo la hacen cambiarse porque el color morado da mala suerte, pero tener una muñeca poseída en el plató está bien. Y la gente usando patas de conejo, cuando puedes tener un muñeco poseso y asesino en casa al lado de los décimos de lotería.

2.- Ponen a Annabelle a tragarse cuatro horas de comentarios de Oriana. Normal que la pobre muñeca adquiera ganas de hacer daño a la gente.

Vídeo: Mónica tiene la sensación de que la excluyen del grupo. No, Mónica, lo que pasa es que te quieren tanto que el contador llega a 9999999999 y se pasa y se pone a cero y entonces no te quieren.

Has quedado bien con todo el mundo durante todo el concurso“, le reprochó Mónica a Omar, como si llevarte bien con la gente fuera algo malo.

– Era un cabrón, un hijoputa, merecía morir por las tropelías que cometió.

– Joder, ¿y qué hizo?

– Quedaba bien con la gente.

– (Desmayo del interlocutor por impresión ante semejante barrabasada)

Un error típico de quienes van a Supervivientes es considerar que eres un falso si alguien te caía mal y después ya no. Para los colaboradores y concursantes aún deberíamos estar matando franceses y degollando guiris belgas.

Fabio metemierda. Pero metemierda que le dices que te llene un camión de abono y antes de que hayas acabado la frase está el camión de mierda hasta arriba.

Le dijo al grupo que empezaran a comer sin esperar a Omar, porque “Omar estará comiendo kebab” con Albert.
Y Mónica dijo “ah, claro”.

Y como a Omar le sentó mal, Fabio se fue y le dijo: “Mónica ha dicho que empezáramos a comer porque tú estarías comiendo”.

JA JA JA JA JA JA

En dureza están el acero, el diamante y la cara de Fabio, que puede rayar a los otros dos. Y se montó un cipostio de padre y muy señor mío entre Mónica y Omar. Y Fabio siguió comiendo como si nada, mientras los otros dos se mataban. Creo que la Segunda Guerra Mundial la provocó Fabio un día que quería merendar.

En Cayo Paloma incluso se recupera peso“, dijo Colate en directo sobre la nueva ubicación de los concursantes. De hecho, cuando le pusieron el nombre a la isla dudaron entre Cayo Paloma o Cayo Tocino.

Broncas puntuales aparte, ahora en la isla están todos a partir un piñón. Se aman. Hace unos días se habrían puesto cicuta en el café los unos a los otros, pero ahora son todo abrazos y terapia de grupo.

En el plató Sobera tuvo que pedir una manta para Oriana, porque tenía frío. Y es que el vestido de Oriana tenía poca tela. Muy poca. Si los vestidos se compraran al peso a Oriana vestirse le salía a devolver. Oriana puede poner su ropa a lavar en una sola colada. TODA LA ROPA. Total, siempre usa vestidos que le llegarían por la rodilla a un Baby Born.

Hay que ser pivón para estar guapa con esta manta tan fea encima“, dijo Oriana, que es muy agradecida y cuando le dejan algo para no morirse de frío encima le parece feo. Oriana necesita un trasplante de riñón y lo rechaza si no le hace juego con el otro. Oriana y los valores, esa relación de odio.

“A mi si me entran con poesía ya no me entran… a mi me gustan más los científicos“, dijo Mahi sobre su prototipo de hombre. Porque a ella le dices un poema y bah, pero le dices la fórmula del polietileno y moja las bragas.

“Tú no has visto un laurel en tu vida”… le dijo la muchacha a Omar, porque trajo unas hojas que no sabían qué eran, pero que igualmente le echaron a la comida. “Más de una, que si no, no da sabor“, dijo ella, insisto, sin saber qué eran.

Si de Omar y Mahi hubiera dependido la raza humana se hubiera extinguido envenenada. Estos dos en japón pedían pez globo, pero la parte venenosa.

Colate le tiró los tejos a Oriana en directo. Lo que pasa es que Colate coquetea con cualquier mujer. Su único requisito es que esté viva. O que lleve poco muerta, incluso.

En la isla se estuvieron poniendo las pelucas de Mahi. Ahora se han hermanado. ¿Por el aspecto, por las risas? No, por las colonias de piojos, que son todos parientes en las distintas cabezas. Esa peluca tenía más uso que el pomo de la puerta del metro.

Me voy a comprar una peluca“, dijo Albert tras la experiencia. Y así es como uno se hace Drag-Queen.
Fabio dijo que se parecía al capitán Jack Sparrow. Sí, al doble de las escenas de riesgo que salieron mal. Omar con la peluca es el puñetero Bob Marley. Bob Montes.

Y vamos con Dakota y su shock amoroso:

Al padre de Dakota le preguntaron por el novio de Dakota, que al parecer la ha dejado sin esperar a que volviera y sin saberlo ella, claro. “Las intimidades de la vida familiar se cuentan fuera de un plató“, dijo Paco, el padre. JA JA JA JA ¿Habéis visto ese resplandor? Era la cabeza de Belén Esteban explotando al oír eso.

Y llegó al plató Dakota.

Su padre la recibió en medio del plató y con los brazos tan abiertos que no sabías si quería recibirla o si estaba explicando lo que es una crucifixión.

Lo primero que hizo ella fue preguntar dónde estaba su novio. Y le dijeron que no había podido venir. ¿Por qué? preguntó ella con más moscas detrás de la oreja que un cadáver de seis días. Pero la distrajeron y ahí quedó la cosa.

“Un poquito duro, bastante, pero bien. Lo podría haber hecho mejor, pero lo he hecho muy bien“, valoró su paso por el concurso. Si le preguntan a su abuela no le pone más cariño a las descripción.

“A lo mejor, las formas…”, dijo ella, que no era capaz de sostenerle la mirada a Sobera.

“Intenté cambiar, pero a veces mis formas me fallan”, concedió Dakota, cuyas formas son como los frenos de un Dos Caballos: fallan cuando vas cuesta abajo.

“Al público le caigo bien porque soy yo misma“, dijo la muchacha. Claro, porque la gente que es otra cosa no cae bien. Por ejemplo, las personas que son minerales caen fatal.

Vídeo de Dakota. Decía la palabra “coño” cada dos segundos. ¿Sabéis eso que dicen los padres y madres cuando les llamas mucho de ¡Me vas a gastar el nombre! Pues el nombre de la partes íntimas de Dakota está ya más gastado que la portada del Antiguo Testamento.

“Yo no he sido superviviente, yo hacer he hecho poco“, reconoció Dakota, ni corta ni perezosa. Bueno, perezosa sí.
“Me llevo peor con algunos, pero he de reconocer que son buenos supervivientes, aunque no me lleve bien con ellos”, concedió. Minipunto para ella.

A mí Isabel me trataba muy bien, pensaba que era muy prepotente, pero me ha sorprendido y es una mujer estupenda”, defendió Dakota, que si supiera escribir cartas de recomendación a Pantoja le escribía una enciclopedia de recomendación.

“Mis compañeros estaban incómodos conmigo, pero me tenían que aguantar”, alegó Dakota, que es como la cama plegable de casa de la playa de tus abuelos. Incómoda, pero te tienes que aguantar.

“La exposición de razones de Albert no ejercen ningún cambio en mi, lejos de eso, hacen que mis poros exhalen despreocupados”, dijo Dakota. Ah, no, perdón, dijo que “Albert me la suda lo que diga”. Qué bien resume esta muchacha.

“Ha dañado mi imagen diciendo que yo le había agredido”, se quejó Dakota de Colate. Vaya por Dios, lo mismo ya no la llaman de Chanel para que sea la prota de su próximo anuncio. La imagen de Dakota es como la parte de dentro de la puerta del baño de una discoteca. Puedes dañarla, pero limpia no está.

Y a la vuelta de una publi Colate no estaba en el plató. Al poco le vimos llegar de detrás de las cámaras: “Me voy a ir, porque me han operado hace menos de 24 horas y no me encuentro bien, mis disculpas pero me voy”, dijo Colate y se piró.

Pero me da a mi que le dolía más Dakota que la clavícula rota. Se fue del plató a tomarse un Antidakótico.
Y llegó al plató Chelo.

El abrazo con su mujer estaba más apretado que el remache de un puente. “La he echado de menos, porque nunca me había separado de ella en 29 años de convivencia“, dijo Chelo. Joder, hay siamesas que tienen más vida independiente.

“Llevaba cuatro años tratando de ir a Honduras“, dijo Chelo. Pobre. Hay gente que ha tardado menos en sacarse las oposiciones a registrador de la propiedad.

“Soy la superviviente más vacunada de todas las ediciones, porque me pusieron las vacunas dos veces”, añadió Chelo, que puede comerse un mono muerto por ébola y ni se resfría. Chelo tiene tantos anticuerpos que puede potabilizar agua haciendo gárgaras con ella.

Todos nos hemos utilizado a todos“, aseguró Chelo sobre juntarse o no a Pantoja. Lo que pasa es que la Pantoja utiliza más. Pantoja ve a sus compañeros sentados en la palapa y ve una caja de herramientas.

Vídeo: Chelo peloteando a Pantoja. Era de puro bochorno. Hay programadores informáticos que dan menos órdenes que Pantoja a Chelo, que si Panto se empeña Chelo aprende a buscar droga en las maletas.

Para Pantoja las palabras “hacerlo yo” no tienen sentido. A Chelo la frase “hazlo tu” le suena a japonés. Para Chelo ser amable es que a su interlocutor se atrofien los músculos de no usarlos. Si está Chelo nadie se mueve. Chelo te invita a su casa a tomar el té y sales de allí necesitando fisioterapia y rehabilitación musculoesquelética por desuso.

“Como yo no me sabía poner un enema Mahi me ha puesto un enema”, reveló Chelo. JODER. ¿Sabéis lo que es un enema?

Os dejo las imágenes:

Cut Whale GIF

Mahi merece ganar sólo por eso.

¿Alguien se atreve a denunciar a Telecinco por las teorías de la conspiración sobre Supervivientes?

Pantoja… ¿qué lugar es ese, exactamente? FOTO: TELECINCO

Me encantan las teorías de la conspiración. En serio. Si las teorías de la conspiración pudieran contraer matrimonio yo me casaba con ellas. Y tendríamos sexo todas las noches. Bueno, o los días impares.

El caso es que esta semana Supervivientes ha sido un criadero de teorías de la conspiración que hasta le ha dado celitos a la CIA, a la NASA y al Área 51.

Se ha dicho que la llamada del otro día de Pantoja no era ella, sino su sobrina Anabel imitándola, porque Pantoja estaba ya volando hacia España.

Que anoche ya estaba aquí y que por eso su despedida era en interior y no en la playa como a los demás, que no se oía retorno…

Todas esas cuestiones tienen fáciles explicaciones (por ejemplo, en Honduras ayer estaba a punto de caer un diluvio y no hay el mismo retorno desde el resort por línea fija que desde la isla, con la señal por satélite) pero eh, ¿acaso no es más divertido soñar?

El caso es, como veremos más adelante, que Jordi González acabó saltando cabreado en directo que parecía Arturo Pérez Reverte retando a un duelo a la peña.

Pero antes… ¡YO OS RETO A SEGUIRME EN REDES! Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

Es muy prontito para empezar a rebelaros“, les dijo Jordi a los colaboradores nada más empezar la gala, porque le interrumpían, hablaban sin darles paso…

Jordi cuando está solo y cierra los ojos ve colaboradores cayendo por acantilados mientras él ríe con ganas y les grita HABLA AHORA A DESTIEMPO, MUA HA HA HA HABLAAAA, HABLAAAA CABRÓOOOOOOOON

Ya os adelanto que acabó la gala chillando ¡¡SILENCIOOOOOOOOOOOOOOO!! Si Jordi González hubiera trabajado en la insquisición él se habría pedido ser el que arrancaba lenguas.

Lara iba muy guapa, sólo que no les quedaban prendas y le había hecho una falda con hojas de palmera verdes, que si la gala dura una hora más se le secan. Esa falda era más quebradiza que una hoja de laurel. Y la podías usar igual para darle sabor a los guisos.

La primera medida de Albert como líder ha sido populista a tope. “¡Cada uno coge un cocoy se lo come entero!”, dijo Albert a lo puto loco.

¡No vamos a volver a pasar hambre!“, gritaba, como si comerse un coco fuera el banquete padre. Yo he ido a bodas donde había media mandarina para cada cuatro y ya flipábamos del derroche, imaginaos un coco entero.
Albert, joder, qué frugal, con qué poco se conforma. Este chaval va al súper y con comprar la bolsa de cinco céntimos ya tiene provisiones para toda la semana.

Ha sido desaparecer la Pantoja de la playa y de repente hay buen rollo en la isla.

Con Isabel tú te sentías un poco incómodo“, le dijo Omar a Albert. Joder Omar, qué observador. Cuando Albert acusó a Pantoja de robar comida y se insultaron a gritos en la palapa Omar cogió la indirecta. Notó que algo pasaba.

Omar ve a dos apuñalándose y se da cuenta de no son amigos. Si yo cometiera un crimen elegiría que lo investigara Omar.

Mónica Hoyos sigue tan poco dramática y exagerada como siempre. “¿Qué te crees, que en este concurso yo no he tenido ganas de ponerme a nadar hacia España?”, se preguntó. Mónica ve a David Meca cruzar el Canal de la Mancha a nado y le parece un flojo. Mónica en la piscina no hace largos, hace larguísimos. Se le acaba la piscina y sigue nadando por el césped.

Vimos imágenes de Pantoja en “la clínica” donde la tienen ingresada. Creo que su problema médico es Incomoditis complicado con NoMeSaleDelPotorroEstarYaEnLaIslitis. Es una enfermedad que se cura con una dosis diaria de Resortina, con una toma diaria de Peluquerol y Comidofreno en vena.

La señora lucía más fresca que una lechuga iceberg en los refrigerados de un supermercado.

Violeta en plató volvió a dar la nota. Porque ella da la nota. Violeta va un concierto de la Sinfónica de Budapest y la nota la da ella.

“Vamos a bailar”, le decía en un vídeo Mónica a Fabio y se abrazaban y Violeta en el plató ponía una cara de ofensa y de no creérselo que si le ponen un vídeo de Fabio en una bacanal tirándose a cabras no le sienta peor.

Violeta no es celosa… Obliga a sus novios a depilarse los testículos para que no se los toquen ni los pelos, pero no es celosa. Un novio de Violeta se hace una pajichuela y para ella eso son cuernos. Sus chicos tienen que mear cogiéndosela con una pinza de barbacoa y sin mirarla mucho.

“Ese comentario de Fabio de que le va a pasar factura haberse enamorado me ha sentado mal. No, factura te van a pasar mis clubs de fans que están votando para que te salves“, dijo Violeta. Joder. Mis clubs de fans dice. Así en plural. Violeta tiene más seguidores que la estrella de Belén. Y tiene muchos clubs de fans. Lo mismo hay tres en cada club, pero eh.

En el plató estaba un tal Christiano Moyete, o algo así, un italiano que iba vestido como si viniera del Carnaval de Venecia Friki Edition. Era el primo fashion victim de la familia Monster.

El señor hablaba en un idioma que era como el Cuasimodo de las lenguas. Era como si hubieran tratado de cruzar un Gremlin con un Furby y algo hubiera salido mal. Mezclaba muy a lo loco el español y el italiano. Hablaba Españoliano o Itañol.

“Me ha quitado diez años de vida este reality”, dijo Violeta. Joder, pues si el año que viene va a volver ya son veinte años. Esta chica llama a Santa Lucía y no le cogen el teléfono para no tener que hacerle un seguro de vida. Violeta como siga haciendo realities va a tener que contratar su hipoteca a pagar en quince días.

Y se enzarzó la chiquilla con el italiano Mononoque éste. En el Primark hay sección de Señoras, de Hombres, de Niños… el señor éste compra en la sección de Desquiciados.

¿Tu sabes que en Italia te conocen porque has hecho una cosa delante de la cámara?“, le dijo el señor disfrazado. Con “una cosa” no se refería a haber declamado unos versos de Lorca. Se refería a darle trabajo al molusco del amor.

¿Y qué pasa, que en Italia no se folla?“, le respondió Violeta.

ZASCA GLORIOSO.

Violeta 1 – Señor que quiere hacerse famoso en España, 0.

Lo que pasa es que el señor tampoco es que fuera Cervantes y no entendía lo de “follar”. Se lo explicó Chabelita. JA JA JA Anda que salta Chabelita a echar una mano cuando sale la palabra idiosincrasia o ademán.

– A ver niños, ¿quién puede decirme qué significa botellón?

– YOOOOO, PROFE YOOOOOO, ELIJAME A MIIIIIII

Y así.

En dos años que llevo en televisión he hecho muchas cosas“, dijo Violeta orgullosísima. Curriculum envidiable, oiga. Flipas.

A Harvard llega un científico con un premio Nobel a pedir trabajo como profesor y si Violeta lo echa a la vez le dan el puesto a Violeta, porque en dos años en tele ha hecho muchas cosas. DOS, eh, DOS años.

Vídeo: “Desde que Isabel se ha ido se me ha apagado algo en el alma, estoy como chof”, dijo Omar, que es capaz de chupar el culo en modo remoto. Da igual dónde esté Isabel Pantoja, siempre sentirá en su culo el frescor de la lengua de Omar, que es como una paloma mensajera, lo sueltas en medio del campo y siempre sabe volver a Pantoja. Se orienta con los campos electropeloteros de la tierra.

“Quien te regaña te hará feliz”, dijo Mahi. Ahora resulta que mi profesora de parvulitos que me tenía arrasao a castigos me hacía feliz. Y yo como un gilipollas todo jodido perdiéndome el recreo cuando resulta que estaba siendo feliz.

En un momento dado Jordi González dijo que se iban a publicidad, que era “necesario” y lo dijo con una alegría que no sabías si se iban a los anuncios o a una amputación de pene.

Llegó la prueba de líder. Se llamaba mesa inquieta. Tenían que montar una estructura de tablillas en una mesa que si no mantenías una cuerda tensa se caía.

“El juego de líder es casi asegurarse ser finalista”, les dijo Lara para motivarles. GUAU. “Casi”, asegurarse ser “finalista”. Buah, cerquísima. Ponerle un tuit a Leonardo Di Caprio diciéndole que le amas es casi posible acercarse a la posibilidad condicionada de tirártelo tú u otra persona.

El caso es que la prueba la ganó Albert y le dieron a elegir qué quería comer al día siguiente. Eligió un Kebab de pollo con salsa de queso. Joder, qué gourmet es. Este chaval va a comer al Celler de Can Roca y pide espaguetis con tomate de brick. Qué oportunidad perdida de poner en aprietos a la organización. Soy yo y pido una vichyssoise de espárragos blancos, vapor y mantequilla de búfala tostada, arroz rojo japonés, yuzu; siracha casera y pimienta sansho. Y sí, existe.

Yo habría pedido la “tortilla de patata de mi madre“, dijo Lara y hasta ahí bien. Pero luego añadió: “la hace sin cebolla”. Me ha roto el corazón.

Conexión con Chelo. “He acabado subiéndome a los árboles“, dijo como logro a destacar. Me imagino a un koala viendo la gala y diciendo “pues vaya puta mierda. Enhorabuena, Chelo, oh, que súper movida. Nosotros llevamos siglos haciendo eso, pero eh, tú orgullosa, ¿eh?”.

Me he quedado sin culo“, dijo al verse en el espejo. Ahora va a tener que cagar por una oreja.

“Estoy acostumbrada a enseñar las piernas, a ver quién me las tapa ahora”, añadió como declaración de intenciones. Cuando llegue el invierno Chelo muere de hipotermia, con las piernas moradas y duras como una pescadilla congelada, pero ella no se las tapa. No.

Me estoy viendo muy guapa“, dijo Chelo, poniendo cara y voz de ponerse calentona. Chelo se va a hacer tocamientos pensando en Chelo.

Ha perdido 12 kilos.

Y llegó Dakota.

“Echo de menos a mi gente”. Odio cuando dicen eso. “Mi gente”, no mis seres queridos, no. Su gente. La que tienen apuntadas en el registro de la propiedad. De euros ni uno, pero Dakota es rica en gente. El día que se pueda echar gasolina pagando en gente a Dakota no va a haber quien la pare.

La pusieron frente al espejo. El cambio es cero, claro.”Ay, madre mía, qué mostacho… tengo mucho bigote”, dijo Dakota, porque parecía Cantinflas después de un mes durmiendo en un banco en un aeropuerto.
“¿Es Aznar o Dakota?”, se rió de ella Jordi, que ahí estuvo fino.

Dakota ha batido el récord de pocos kilos en esta edición: 3,4 kilos. “Muy bien, está muy bien”, dijo ella. Sí, claro, para haberse movido menos que las pirámides es una pérdida de peso considerable.

Joder, de verdad, que Dakota entra en un Naturhouse y engorda la tienda. Qué forma de conservar energía tiene, que no ha quemado ni un gramo. En el Dakota Bank puedes invertir lorzas a plazo fijo sin riesgo. Son todo beneficios.

“Cuando te afeites el bigote a lo mejor pierdes más kilos“, le dijo JORDI JA JA JA JA

JORDI EN ESA GALA ESTABA SEMBRADO

Y conexión con Pantoja.

“Quiero tranquilizar a mi familia al completo, a todo el mundo”. A TODO EL PUTO MUNDO QUIERO TRANQUILIZAR. UNO POR UNO. A LOS SIETE MIL MILLONES.

Hay un señor atado a unas vías viendo llegar el tren y Pantoja quiere tranquilizarle. Pantoja tranquiliza china entera en quince segundos. Con Pantoja Alien era como un perrillo de aguas de tranquilo. Ni mordía.

Sigo estando de reposo“, dijo. Pero de reposo lleva desde que salió del agua después de saltar del helicóptero.
“Me siento triste, primero por estar (lloro) mal físicamente y segundo porque me da mucha pena después de haber pasado lo que he pasado, casi tres meses, no saber si voy a tener que irme o no”.

Eso sí, dijo que se “sentía ganadora”. Sí, ganadora de un pastizal.

“En nombre de millones de personas tengo que decirte que no nos has defraudado, que cuando has querido irte hemos empatizado contigo y cuando has decidido quedarte lo hemos celebrado“, le dijo Jordi. Esos millones… ¿dónde han firmado eso?

Más lloros y lectura del parte médico.

“Has estado sometida a unas restricciones dietéticas y a unas analíticas para garantizar tu salud. Pero el incumplimiento en la dieta han llevado a elevar algunos valores que han obligado a cambiar el tratamiento y ese nuevo tratamiento hace incompatible tu permanencia en el concurso.

HALA, PANTO PA CASA

Para ser estudiada y tratada en España“, explicó Jordi. Lo de estudiada lo dice que porque en la carrera de Derecho van a quitar lo de estudiar a los romanos y van a poner una asignatura que será Derecho de la Pantoja.

Gracias por los esfuerzos de estas diez semanas“, le dijeron a Pantoja, como si no estuviera cobrando decenas de miles de euros cada semana. Está la Pantoja en Honduras porque le encanta hacer favores.

Isabel dijo estar como los canapés en una fiesta: “muy desolada”.

Y le pusieron al teléfono a Christiano Mayoyo, al que Pantoja no conoce de una mierda, pero que le dijo cosas en perfecto españaliano que era la mejor, lo que le convirtió en el nuevo mejor amigo de Pantoja.

Fue una demostración de que chupar el culo trasciende los idiomas y las lenguas, que no importa de dónde seas, puedes echarle una lamidita al pompis de la tonadillera sin complejos. Ella es así de generosa. A sus pies puedes postrarte sin discriminación por género, raza o religión.

Juego con Dakota y Chelo, no sabemos muy bien por qué. Dakota tenía cara de no ilusionarle ya ni un euromillones premiado. Se va a tatuar la palabra pasota. Pero sólo se tatuará Paso porque no le apetecerá acabarse el tatuaje.

Les habían puesto sus platos de comida favoritos, pero tenían que hacer un test en el que sólo podían decir la verdad. Lo llamaban el ‘Test canalla’.

Dakota tenía un filete de pollo empanado y para ganarlo tenía que decir lo peor que ha pensado de Chelo en este concurso: “que se repite mucho”, dijo. Chelo es un ajo con el germen dentro.

“Yo no me repito”, añadió Dakota, porque ya estaría y vete a dar una vuelta con vistas.

“¿No os vais a mojar más?”, les preguntaba Lara, que esperaba más mierda y no le daban juego.

“¿No os vais a sacar los ojos con las uñas ni nada?“, y así. Lara no quería el test canalla quería el ‘Test hijoputacabrón’.

Y podría haber pasado una desgracia, porque Dakota cuando hablaba meneaba el tenedor con un énfasis que si se le escapa ensarta a un cámara. Y luego hablaba con la boca llena y podría haber lanzado un paluego masticado a una velocidad que atraviesa los chalecos antibalas.

Pollo empanado, patatas fritas, huevo frito, salchichas… eso era la fiesta del colesterol.

“¿A quién elegirías, a Isabel Pantoja o Mahi?”, le preguntó Lara a Chelo. Y eligió a Pantoja, claro. JA JA JA JA
– Chelo, qué prefieres, ¿tener el hígado sano o tener una foto firmada de Pantoja?

– ¡¡Y SIN FIRMAR ME VALE, LA FOTO, LA FOTO!!

Pantoja se despidió de sus compañeros.

Mi pulsera, Isabel, te va a traer suerte“, le dijo Fabio. Sí, por lo pronto se ha tenido que ir del concurso por una enfermedad. Joder, las pulseras de Fabio son como muñecos de vudú, te joden la vida.

Momento plató: Colate preguntó a Jordi González por los sensores que llevan los presentadores en los hombros y que sirven para que el foco de luz le siga.

Los focos me siguen allí donde vaya y los focos me siguen y puedo ir donde quiera, por ejemplo aquí y darle un beso en los morros a esta chica”, dijo Jordi y le arrimó el hocito una muchacha del público, que le besó encantada. Joder. Quiero unos sensores de esos ya. Voy a arrasar en las discotecas.

De esos tenía Pantoja en la isla”, dijo con cierto rencorcillo Colate.”Eran pezones, no eran sensores”, le respondió Jordi. ¿Ein?

Tengo el problema de tener cuatro huesos rotos, que eso no se ha dicho, pero son cuatro, tres costillas y la clavícula”, especificó Colate, porque le jode mucho que le ahorren en información sobre huesos rotos. Si Colate escribiera partes médicos te metía hasta el cortarse las uñas como intervención.

Vídeo: Empezaron a contar cosas del pasado.

Albert tenía problemas con el GPS en la adolescencia: “A los 16 años no iba por el buen camino“. Pobre, siempre se perdía camino del cole.

Omar robó un euro del cepillo de la iglesia “porque necesitaba algo fresquito, con azúcar“. La coca cola como atenuante.

– Así que usted le dio un tirón al bolso de aquella vieja…

– Sí, señor juez, pero es que me apetecía una fanta…

– Ah, entonces absuelto. ¡Vieja rata! ¡Denle dos euros a este hombre y pónganle en libertad!

Vídeo: Albert con mucha hambre. Omar y Fabio se fueron a buscarle unos cangrejos para que recenara.

Come, come hermano”, le decía Omar, que no sabías si era él o Pocahontas buscando unirse con la naturaleza.

Albert se comía los cangrejos aprovechándolos que les chupaba hasta el alma.

Hoy, en nuestro programa GRANDES FRASES DESDE EL RENCOR…

Colate.

¿Qué pasa si soy yo el que empuja a Dakota y se cae? Me voy esposado para España”, decía del empujón de Dakota. Uy, pues claro, empujar un poquito en el hombro es motivo de extradición. Si alguna vez queréis viajar gratis le dais a alguien un empujón en un hombro y os repatrían gratis.

“Me llegó un pergamino que si me tenía que ir a una cama con Isabel y bueno, pues me fui”, se explicó por cuando durmió con la tonadillera. JA JA JA

– Bueno, pues me ha llegado un pergamino para que me vaya a una sauna con Satán… pues allá voy. ¿Qué puede salir mal?

Christiano Mojoyoyo nos dijo que en Italia las galas duran dos horas. JODER, QUÉ FANTASÍA, QUÉ PARAÍSO. Ya sé por qué llevaba gafas de sol: para poder dormir a ratos.

Luego dijo que Colate tiene la cara preciosa para hacer cine. Bajón.

ACUSACIONES CHUNGAS DE COLATE

“Isabel nos ha prometido mil veces que tenía un arreglo para irse la cuarta semana”, dijo Colate. MOVIDOTE.
Y ahí ya saltó Jordi González: Lo que se ha dicho que de Isabel Pantoja tenía un contrato para que volviera antes es MENTIRA. Mejor nos metemos la lengua en el culo”, animó, para que exploremos los límites de nuestra flexibilidad y sentido del gusto.

“Es tan fácil intoxicar. He leído unas gilipolleces estos meses… si esto que tantas personas publican, de que mentimos, de que Paolo Vasile llama… ¿por qué no van a un juzgado? Porque no puden. Si yo tuviera ganas iría yo a denunciarles a ellos.

“En esta cadena podemos hacer cosas bien o mal, pero los realities son sagrados: SAGRADOS”, insistió, antes de ir a ponerle una vela a san Gran Hernano.

Yo respondo a Jordi, si me permitís: la gente no va a un juzgado a denunciar estas cosas porque sería un cuadro.

– Buenos días, vengo a poner una denuncia porque Pantoja dijo que se iba de supervivientes y se quedó y llamó por teléfono y la voz parecía la de su sobrina.

Y el juez te mira con cara de pena y acabas ingresado en un psiquiátrico para los restos.

Voy a votar al primer partido político que en su programa lleve la inclusión en el Código Penal de un delito de Manipulación de Reality.

Y para acabar… hablemos de caca.

“Las veces que he tenido que ir a mear he ido al cubo donde ellas se pasaban el día jiñando. Estaban todo el día Mahi, Chelo y Dakota que no se podía ir a ese baño“, dijo Violeta, que meaba en la orilla apartándose un poco el tanga.

“El cubo era terrible, porque los dos primeros que iban dejaban las zurraspas y…”, apoyaba Carlos Lozano, dando muchos más detalles de los que ningún ser humano querría.

“Ibas a por cangrejos y te encontrabas lo que no es un cangrejo… un centollo marrón”, insistía Lozano, decidido a dar detalles.

Joder: UNA MIERDA, TE ENCONTRABAS UNA MIERDA, UN ZURULLO, UN CAGAO, UN MOJÓN, UN CHORIZO MULATO, UNA PIRÁMIDE EXCREMENTA, UNA…

Y se acabó lo que se daba amigos.

¿Eres capaz de superar el test de cultura general de ‘Supervivientes 2019’?

Este es el test que pasaron los concursantes de ‘Supervivientes’. Lo reproducimos para ti con respuestas de los propios concursantes… y otras locuras.

¿Cómo sobrevive en el mundo esta gente? La vergonzosa prueba de cultura general de ‘Supervivientes’

Dakota, que repele la cultura y los conocimientos. (TELECINCO)

Nadie lo sabe todo, eso está claro. Y me atrevería a decir que nadie sabe nada, pero es que los concursantes de Supervivientes se empeñan en contradecirme. Anoche la prueba de recompensa volvió a ser un test de cultura general. Lo llaman así, pero yo lo definiría como cultura para niños de cinco años que hayan vivido aislados en la selva.

Los concursantes de Supervivientes entraron en el colegio, pero el colegio no entró en ellos. Yo creo que tienen los alrededores de su casa minados para que no puedan llegar los del Círculo de Lectores. Algún tipo de hechizo les protege de los conocimientos. El saber no ocupa lugar… y esta gente tiene el lugar diáfano. Ni un mueble.

En fin… vamos por partes. Y ya sabéis cuál es siempre la primera parte, los preliminares, ¿Queréis que me ponga tontorrón? Seguidme en redes, que me va mejor que el Chili en tó lo íntimo: Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

La gala comenzó con el padre de Dakota y el primo de Mónica anunciando que se han hecho súper amiguis de lo mucho que van al hotel de Madrid. Se meten en la sauna y todo. Y van al gimnasio juntos. Y el próximo paso será que se les coordine la regla.

Poco después vimos a JJV. Le brillaba el pelo mucho. Lo llevaba como recién sacado de la freidora. Si te fijabas bien hasta podías ver camarones crujientitos en lo alto. No le habían echado gomina, le habían echado barniz. Con ese pelo y una linterna podías hacerle señales a los barcos desde la costa.

Isabel Pantoja ha sido apartada del grupo por prescripción médica. No sabemos si en beneficio de la salud de Pantoja o de la salud del grupo. Ah, de ella, de ella. Luego incidiremos sobre ésto.

JJV conectó con los concursantes.

¿Os habéis fijado en que Dakota necesita otra talla de pantalón? Es como si hubiera cogido los vaqueros recortados esos en las rebajas sin mirar la talla y le quedan tan apretados que se hace el vacío entre el vaquero y la piel. Dakota es como la Alcatraz de las calorías: una vez que entran nunca más vuelven a salir. Y no digo que tenga un cuerpo criticable, digo que no ha perdido ni un gramo.

JJV les dijo que se iban a trasladar y les dejó llevarse a cada uno una cosa. A Albert la palabra “una” le resultaba complicada de entender. “Puedes coger una línea de pesca”, le decía JJV. Y él “¿todas las líneas?”.

Ah, pues no sólo le pasaba a él. Omar eligió las gafas de pesca. Pero no metió una, metió dos. Y cuando le preguntaron a Mónica dijo: “Las esterillas y las camas“. Para esta gente la palabra “singular” significa comer sin hambre, sin gula.

Cuando le preguntaron a Dakota Mónica le susurró al oído y la joven, con cara de no entender nada, dijo “el fuego”. Lo metió en una olla y eso empezó a echarle humo de las rodillas a la cabeza a espuertas. Ahora Dakota puede venderse como salmón ahumado. Huele tanto a hoguera que a la que se descuida se le sientan alrededor los Boy Scouts a cantar canciones.

JJV le puso a menear la olla, a lo monaguillo con el botafumeiro. Lo que pasa es que Dakota se pone a hacer de monaguillo y como el cura no sea suave con la misa Dakota se cabrea y es capaz de morder a un feligrés.

Albert tiene tantos vendajes por el cuerpo que le van a parar en la aduana por contrabando de material médico.

“Comooooo me pican los mosquitoooooos a la Marivel…. como picaaaaaaaaaaaaaan y al Omar tambieeeeeeeeeen”, cantó Pantoja, que es como Rosalía, se hace una canción con lo primero que pilla. Sólo le falta tener uñas como para matar un oso con una caricia, como Rosalía.

Mónica se puso a hablar con un ermitaño y a decirle que era guapo. Se lo decía con un cariño y una intención que sólo le faltó sacar un condón y empezar a abrirlo. Yo creo que el ermitaño vio peligrar su virtud y se vio más follado que una muñeca hinchable en una despedida de soltero, así que decidió atacar. Y le chascó el dedo con la pinza, que le dejó a Mónica el dedo tan cortado que ahora tiene seis en esa mano.

“Los cóndores se comen todos los peces”, dijo Omar viendo un pelícano, porque es un experto naturalista. Estaba cabreado porque el pobre bicho comía peces. La canción peruana preferida de Omar es El cóndor se atraganta.

En el barco varado estaban Chelo y Mahi mirándose como si estuvieran en la consulta del urólogo, sin saber si preguntarse lo de “¿y tú por qué has venido?”.

Chelo se cortó en el dedo y al ver la sangre se desmayó. “Me mareo cuando veo sangre”, pero lo dijo con una voz que más que ver sangre parecía que había visto el fondo de una botella de Anís del Mono. Chelo se sube en una montaña rusa y bien, pero ve una morcilla y le dan vértigos.

“¿La ves? ¿La cojo y nos la comemos?“, dijo Mahi al ver una pitón. Para Mahi todo lo que nada, corre o vuela, a la cazuela. Mahi considera que todo lo que alguna vez ha estado vivo es comestible. Esta chica se encuentra una momia en la selva y la echa al caldo, que algo de sabor dará.

Lara iba muy guapa, sólo que el top del biquini lo llevaba agarrado con dos correas, que con eso no enseñas una teta ni a posta. Puedes salir del agua por una explosión nuclear y ni se te mueve. Con esas correas antes pierdes los pezones que el biquini.

Y llegó la infausta prueba de recompensa. Era una prueba de cultura general. Lo que pasa es que cuando hacen estas pruebas acaban siendo de cultura soldado raso, más que de general. Por cada respuesta acertada, una alita de pollo de premio.

Para que no se copiaran les pusieron unos cascos hechos con cáscaras de coco, porque en Telecinco hay presupuesto. El satélite con el que retransmiten las galas está hecho con un transistor y un bote de Pringles.

Primera pregunta: ¿Qué es lo que decía ET el Extraterrestre? “Señalaba al cielo y decía DOS COSAS”, les dio como pista Lara. Joder, encima les ayudaban.

A Fabio ni le sonaba la película… “no me acuerdo de lo que decía”, alegaba agobiado, como si le hubiera salido un comentario de texto de un secundario de la generación del 27. Bueno, sólo es un icono de la historia del cine… ¿quién podría acordarse?

sci-fi GIF by MANGOTEETH

“Quiero conocerte”, puso Fabio que decía ET, que ha pasado de ser un tierno extraterrestre a ser un buscón calienta gónadas. Joder, ET quería el teléfono para abrir el Tinder. Y luego te lleva a su casa y saca el dedo luminoso y… ya os imagináis. Te mete eso y te convierte en un Gusiluz.

Mi casa, mi teléfono“, dijo Albert, como si ET viniera de la tienda de Iphone y quisiera presumir de apartamento y de celular.

Segunda pregunta: ¿Qué nombre tiene el sonido que hace una oveja?

“Po yo que se, beee, ¿no? dijo Dakota, que piensa que los caballos hacen Hiiiiijiijijiji y los perros molestan cuando por la noche guaguaguan. “Brama”, dijo Albert. “Berrido”, dijo Mónica, porque las ovejas regañan. Fabio no lo sabía. Joder, Fabio tiene un problema con los sonidos. Con todo.

¿Qué tipo de animal es la polla de agua? preguntó Lara, que dijo la palabra “polla” doscientas veces. La PO-LLA, recalcó. Le faltó buscar sinónimos: El cipote de agua, el rabo de río, la tranca de pantano, la verga de bañera y así.

Es un animál “acuático”, puso Dakota, porque claro, como era de agua… joder. Qué capacidad de deducción. Para Dakota los buñuelos de viento son animales aéreos.

Completa la canción de Isabel Pantoja: “cada vez que te veo cruzar la esquina perfumado de…”. Cultura general, ojo.

Fabio tampoco la sabía. La cantidad de cosas que Fabio sabe caben en un post-it. Dakota puso perfumado de “ron y aguamarina”. Sí, la gente se perfuma con eau de Jägermeister.

“¿Quién pintó el famoso cuadro de El Guernica?”. Aquí casi me da un parraque. 

Adivinad: Fabio no lo sabía.

Aquí tenemos a la izquierda a una persona normal recibiendo conocimientos, a la derecha, a Fabio:

paint san GIF

“Es que no sé cómo se escribe”, alegó Dakota. “Miguel Ángel y Da Vinci” fueron las respuestas de Omar y Mónica. JODER y “Van go” fue la respuesta de Dakota, que es como un traductor. Van, go. Japi, feliz. Venid, cam.

“Me aprobaban por pena”, explicó Dakota. No, te aprobaban para que fueras el problema de otro al año siguiente.

El nombre de los cinco continenes, les pidió Lara para terminar (recordemos que es la segunda vez que les preguntan esto en la presente edición. Y Dakota dijo: “Joder, de verdad”, como si les hubieran pedido que formulasen el ciclopentanoperhidrofenantreno.

“Americano, Asiático y Adriático…” iba diciendo Dakota. Alguien se rió y ella espetó: “¿Qué te piensas, que soy lerda?“; no, Dakota, piensan que eres la presidenta del National Geographic.

Os voy a poner igualmente la alita, que si no, no os motiváis”. Madre de Dios. Qué criterio. Si Lara Álvarez fuera maestra en su clase no repetía ni el ajo.

La hermana de Albert había ido a la isla para darle “un chute de energía”. ¿Pero qué mierda es esa? Un chute de energía te lo da meter los dedos en un enchufe o una hamburguesa de medio kilo, pero tu hermana, que probablemente se ha quedado con tu cuarto, no.

Vídeo: “Las mamás podemos, las mamás podemoooooooooooooooooooos”, le decía Mónica a Albert, agarrándole por la cintura y llevándole hacia ella. Albert se apartaba porque se veía siendo padre por el mes de abril. Joder, cómo está Mónica. Esta mujer está tan salida que cuando piensa en tirarse al mar piensa en follárselo en lugar de meterse dentro.

Isabel se ha apartado de la playa por prescripción médica y ¿a que no sabéis qué? Nadie se ha muerto de hambre porque no esté ella para cocinar.

El caso es que ha sido salir Pantoja de la isla y llegar el buen rollo. Isabel Pantoja y el buen rollo son como los anticiclones y las borrascas: no pueden estar en el mismo territorio a la vez.

La tonadillera ha tenido movida con Omar. Ocurre siempre que Omar se deja algún centímetro de culo por lamer o que intenta sacar la patita y le da algún ramalazo de dignidad.

“Tú quedas bien con todo el mundo y nadie te hemos nominado“, le decía Pantoja, sonando a jefe que hace ondear la bandera del despido.

“Como yo no he salido nominado soy un mierda, yo no soy nadie“, ironizaba Omar, medio triste, haciéndose el mártir poco iluminati.

“A mí no me habla así, ha tenido dos detalles conmigo feísimos, ¿quién se cree que es?”, dijo la Pantoja porque Omar tuvo la desfachatez de replicarle, después de ser su esclavo.

A Pantoja le donas un riñón, medio hígado, los pulmones y le dejas en herencia el corazón para cuando palmes y si un día le hablas un poco seco le da igual, eres más malo que la quina.

No me esperaba que Isabel me raje por detrás…“, dijo Omar cuando le pusieron el vídeo. JA JA JA JA JA Qué inocente es este muchacho.

Y otro vídeo, en el que Pantoja intentaba humillar a Omar, que traía cuatro peces pequeños. Ella, que estaba sentada esperando a que le dieran de comer.

“¿Los cuatro que hay entre seis?” se rió Pantoja de la pesca que había traído Omar, hablándole como si fuera gilipollas. “Son pececitos, dan para un acuario“, le despreció Pantoja. Ella, que no pesca nunca. Ella, que debe pensar que Omar elige los peces que pican y los que no.

“Estos peces, aquí donde los ves, son dos horas en el agua pasando frío…”, le recordaba Omar, dolido en su orgullo de machote. “Pues no vayas a pescar, que estás siempre quejándote”, le espetó Pantoja. ENCIMA.

Pero qué quieres, ¿que esté todo el rato dándote las gracias?“, le dijo con desprecio la cantante, que es más desagradecida que un inspector de Hacienda cobrando multas.

Luego fue a darle besos a Omar, porque hasta ella se dio cuenta de que se había pasado.

“No me gusta de ella que sea desagradecida cuando le traigo un pez, o que sea un poco mandona, que me manda a coger cangrejos y ella no va…”, dijo Omar, con un discurso de niño pequeño enfadado porque tiene que recoger el cuarto.

Conexión con Pantoja. Lo primero que hizo fue dejar claro que está en las mismas condiciones que sus compañeros, que no come de más. JA JA JA JA Le deben aparecer las latas por doquier.

“Echo de menos a mis compañeros y la convivencia… quiero volver con toda mi alma“, dijo y añadió que “ya he sufrido y pasado lo peor y por eso me daría pena no volver, que creo que voy a volver para no defraudar a nadie. Y para no quedarse sin el premio.

“Dentro del seguimiento habitual que se te hace el pasado lunes se hicieron análisis que dieron altos en algunos valores. Esos valores deben ser vigilados y debes estar en observación al menos 48 horas más para ver si te puedes reincorporar al concurso”. Los valores que dieron altos fueron los de la mala leche. Demasiada desagradeciditis en sangre y alto el recuento de vaguitatis.

“¿Isabel, te sientes orgullosa de lo que has conseguido?”, le preguntó JJV. Respondo yo por ella: Sí, he conseguido esclavizar a casi toda la isla. Me ha fallado un poco Albert, pero los garífunas de las barcas ya se saben el Marinero de Luces y se inclinan a mi paso.

¡¡Y DAKOTA A LA CALLE!!

Mónica estaba tan alegre que se refrotó con todo ser vivo que había en la palapa. Pero estaba más contenta Dakota. “Muchas gracias, muchas gracias“, decía, como si le hubieran dado la condicional.

“A lo mejor hemos tenido nuestras diferencias durante el concurso, pero me alegro de haberte conocido” le dijo Lara a Dakota, que es una perdonavidas, y en lugar de decirle lo mismo digo o gracias, le dijo “no pasa nada”. Hala, Lara, puedes ir en paz.

“A veces te quejas de cuando la audiencia te expulsa de los concursos”, dijo JJV, que aprovechó para regañar a Mónica. Aguafiestas…

¡Todas las mujeres están representadas aquí y lo vamos a conseguir!“, dijo Mónica. Hala, a tope. Representa a las mujeres, a las peruanas, a las madres y a todos los seres humanos y a la vida y a la creación de Dios.

Volvimos con Chelo y Mahi.

Hemos hecho un vídeo que se llama Chelo porculera. “Porculera qué quiere decir? Preguntó Marta, la mujer de Chelo. “Por culo”, explicó JJV, yendo al grano.

Mahi es inasequible al mal rollo. A Mahi la pones en un cadalso de la edad media y el populacho se pone a tirarle verduras podridas y ella las recibe con una sonrisa y dando las gracias por la ensalada.

Estaba Chelo de una mala hostia que era capaz de cortarle la leche a una vaca y ella feliz y sonriendo como si Chelo estuviera corriendo por la playa dando saltitos con un ramo de flores. “Chelo es muy nerviosa, pero yo no le echo cuentas, yo me río“, dijo Mahi en directo.

MAHI ES LA JEFA Le dijo JJV que hiciera la cabritilla tapicera. Y ella fue y lo hizo. “Yo te puedo hacer el burro“, dijo Chelo, pero lo que hizo era un burro exhalando el último aliento. Así como un pollino con asma después de correr huyendo de un león que por fin le hubiera alcanzado.

Y llegó Dakota, sacándose el pantalón de la canaleta del culo. Después se lo sacó de delante. A Dakota se le mete tanto el pantalón que tiene tela vaquera forrándole los ovarios.

Mahi hizo un alegato al barco varado:

COMO NO LA VAMOS A QUERER

La prueba de líder consistía en tocar unos penes de madera con los ojos cerrados y luego colocar unos iguales en otro lado. Creo que la prueba la patrocinaba un sex shop extremo especializado en fisting.

Vimos que Albert tiene aún el bañador roto. Pero roto que tiene más roto que bañador. Se lo puede poner sin metérselo por las piernas. Ese bañador necesita más hilo que un tapiz medieval.

¡¡SOY EL MEJOR CIEGO DE TODOS, SOY EL MEJOR CIEGO!!” gritó contento Albert. Ahora mismo están Stevie Wonder, Serafín Zubiri y Daredevil todo jodidos y tristes. Albert estaba tan contento con su desempeño falto de visión que si llega a tener una cucharilla se saca los ojos y los mastica.

JJV conectó con las tres del barco varado. Iban a darle una sorpresa a los demás reapareciendo, por lo que debían esconderse y salir cuando JJV dijera “Esta es la isla de la resurrección“.

Joder, como frase en clave es de lo más práctico. Esa frase la usa un agente del FBI infiltrado y antes de que pueda acabar de decirla para que entren los refuerzos lo ha matado la mafia.

Y llegó el momento de reencuentro familiar de Albert, que ha hecho una apuesta: “Tengo que ir a la última gala de Supervivientes con un tanga de Borat, pero si no me traían a mi hermana lo tenía que hacer Omar”.

Para ver a su hermana tenía que desenterrar unas cuerdas al extremo de las cuales había una llave. Las dos primeras estaban casi en la superficie, pero la tercera estaba tan profunda que para sacarla Albert llegó al magma.

Y por fin vio a su hermana. Lloros. Pero lloros de deshidratarse. “Voy a tener que llevar un tanga…“, le dijo a su hermana apesadumbrado.

Y COLATE LLEGÓ A PLATÓ

Entró con una cara medio rara… como si viniera revenido. Vio a su prima, que ha estado ahí defendiéndole y le dijo un “¿qué tal prima?” más seco que la paja. Y vio a sus colegas y era todo sonrisas.

“Por fin me haces un poco de caso, que parece que a ti te gusta más el dulce de leche que el donut español“, le dijo a JJV. No quiero pensar de qué es metáfora un donut español. Y fue lo último mínimamente ingenioso que dijo.

“Nos cruzamos y saliste corriendo, porque era la época del Tomate y te portabas muy mal conmigo. Te merecías que saliera yo corriendo detrás de ti, te portabas muy mal”, le recordó Colate, que para nada es rencoroso.

Colate lleva viviendo en Miami muchos años y ha aprendido el mismo inglés que viviendo en Teruel. “Estoy flipando en inglés se dice fliping“, aseguró.

Vale, y estoy soprendido es “sorprending” y  mi sorpresa es mayúscula es “mayúsculing“.

“Pensé que me había roto las costillas y que me las había clavado y que me había roto el cuello“, dijo Colate del episodio de la rueda de madera. Qué poco aprensivo es el chaval. Colate se quita un padrastro del dedo y se hace sangre y piensa que se ha arrancado la médula espinal.

“¿Tú no ibas a venir?” le recordó Colate a JJV, que se lo prometió a la Pantoja, una promesa de la que nunca más se supo. La palabra de JJV es tan fiable como un Seat panda sin frenos bajando Despeñaperros.

Y los concursantes llegaron a Cayo Paloma. Mónica Salió corriendo ¡HE VISTO ALGOOOOO! Y JJV se puso a gritar NO, MOOONICAAAAA, NOOOOOOOOOOOOOOOOOO No sabías si estaba intentando que no se jodiera la sorpresa o tratando de evitar que Mónica activara un detonador.

Joder, qué cotilla es esta mujer.

Y EXPULSADAS DEFINITIVAS… DAKOTA Y CHELO.

Bien. BIEN. GENIAL, MALDITA SEA, BIEN, MAHI SE QUEDA. (Y se quedó ya unificada con los demás concursantes. Bueno, unificada no, que tampoco se fusionó, digamos que con ellos).

Me acabo de reconciliar con la audiencia hoy.

Para acabar la gala conectaron con Pantoja sólo para poder decirle que las expulsadas habían sido Chelo y Dakota, sus dos superpalmeras. JA JA JA. Sólo les faltó decirle que su perro había sido atropellado por una hormigonera y que Cantora había ardido.

Nominados: ISABEL, MÓNICA Y FABIO.