Isabel Pantoja, acusada de nuevo de quedarse con comida ajena en Supervivientes

Uy, uy, uy… pues me escondo. (FOTO: TELECINCO)

Madre mía. Parece que los compañeros de Isabel Pantoja la ven más sospechosa que a un tío con pasamontañas saliendo de un MediaMarkt con una tele debajo del brazo. Ha vuelto a faltar una lata y la primera a la que le han preguntado qué pasó fue a ella.

Y sí: había sido ella. Su versión, que la había tirado porque estaba mala. Pero su coartada se sostenía menos que una Barbie coja. Los testigos le fallaron.

Pero como en Fast and Furius… vamos por partes. Partes infinitas.

¡AH, Y PODÉIS SEGUIRME! Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández.

El hambre pasa factura, ponía en el letrero con el que empezó la gala. Joder con el hambre, es como el fontanero, que también pasa factura. Por eso la gente no hace las dietas, porque se arruinan afrontando pagarés.

Sobera salió al plató como suele, que es como si llegara directamente del pueblo a una boda en la que no conoce a nadie. Después se puso como cuando has acabado el banquete y te has echado al coleto dos botellas de vino: haciendo pases toreros para que le dijeran “oooooole”. La gala que viene la presenta con la corbata anudada en la cabeza.

El amigo de Mahi que fue al plató a defenderla no cabía. ¿No cabía en el sofá de colaboradores? No, no cabía en el plató. Cuando Hulk no llega a la puerta de arriba del armario llama al amigo de Mahi.

Lara iba guapa, casi sin pegas. Lo malo es que en su empeño de lanzarnos besos está empezando a venirse arriba. Hace el gesto de lanzar con tanta fuerza que el día menos pensado se le descose el sobaco y nos entra un brazo de Lara por la ventana.

¡Buenas noches Lara, un beso! Y Lara…

arms party hard GIF

El pirata Morgan les mandó un pergamino a los señores, pidiéndoles que señalaran a los dos peores supervivientes. Morgan es un tocahuevos que no veas. Conseguir tesoros y abordar barcos lo hacía regular, pero enfrentar a la gente se le daba de puta madre. Su barco se llamaba METEMIERDA I.

Salieron como peores Omar y Pantoja. Omar lo hizo por irse con Panto, claro, porque el muchacho le lame tanto el culo que parece que está pidiendo un Airbnb para alojarse en Cantora.

Una vez llegaron al destino tenían que elegir entre comerse una pizza u obtener leña para todo el grupo.

PIZZA, PIZZAAAAAAAAA, PIZZAAAAAAA, PIZZAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Pantoja le dijo que no, que elegían la leña. Y se pudo ver el momento exacto en el que a Omar se le partía el corazón. O el estómago.

“¿Segura? ¿Pero segura?”, preguntaba Omar, mirando de

Metieron en la barca unos troncos que no sé ni cómo no se hundió. Los garífunas que llevan la barca miraban con cara de “me estás jodiendo el barco, cabrón”, porque Omar lanzaba los troncos como Donkey Kong.

Pantoja tardó medio segundo en decir que tenía una pizza para elegir y que no se la comió. Si Pantoja fuera Batman iría sin máscara para chulearse y que todo el mundo supiera quién es. Te rescata y luego te deja una tarjeta de visita.

Vídeo: Bronca en playa de los señores. El tema de fondo es que Pantoja regresó de la misión y estaban haciendo la comida. Sin ella. Y no le gustó a la señora los peces que le habían dejado. Sí, le llevan la comida y aún se queja.

Ustedes habéis cogido los peces grandes como siempre“, se quejó Pantoja. ¡Cómo se pasan los que pescan que se quieren comer el esfuerzo de su trabajo! La palabra preferida de la Panto es requisar. Isabel Pantoja es el dedo gordo ese que siempre se come el huevo que se han currado los demás dedos.

Vídeo: Carlos Lozano y Miriam hablando de su relación. ALERTA PEREZA MÁXIMA. Miriam dijo que le dolió salir de GH y encontrarse con que Carlos la había puesto a parir.

Yo te sigo amando, porque si no te siguiera amando estaría rehaciendo mi vida”, le dijo Miriam en una escena que la podías cascar tal cual en cualquier telenovela de los 80. Bueno, no, porque Carlos va depilado y en los 80 el pecho felpudo era tendencia.

“¿La fama es más importante que el amor? ¿Y por qué me cambiaste por todo eso?“, le preguntó Lozano a Miriam, en plan sile, nole, te lo cambio.

Yo quería que me dieras mi sitio“, decía Miriam, que parecía que estaban discutiendo por una plaza de garaje.

“Siga mintiendo a su pareja próxima”, le recomendó Carlos. Anda que le aconseja que haya comunicación y que se cuiden y tengan confianza el uno en el otro. Lozano se mete a consejero matrimonial y es capaz de divorciar a Ramón y Cajal.

Al final los dos acabaron quedando en que cada uno por su lado y amigos. No se lo creen ni ellos. Quedan más broncas y reconciliaciones que amaneceres. Pooorque a pie de barca se dieron un beso. Pero un beso de piquito con tanta pasión que te lo puedes dar con tu abuela delante de un cura y no pasa nada.

Directo desde el palafito. Chelo dijo que la compañía de Miriam “a pesar de ser intensa me ha venido bien”. Y es que una hora con Miriam cuenta como seis horas con otro.

Chelo se ha pasado las horas hablándole al capitán Morgan. Alguien debería decirle a esta gente que el capitán ese no existe. En serio, que se van de la isla pensando que va a ir a visitarles a Madrid.

Miriam le dio un supuesto masaje con arena a Chelo. Lo que pasa es que le metió arena por la canaleta del culo que ahora Chelo tiene las nalgas que parecen el almacén de áridos de Leroy Merlin. Y luego se puso a enterrarla, que eso no sé si es bueno para la piel, pero para protegerse de un bombardeo nuclear iba bien.

Esto se lo hacía Cleopatra en sus buenas épocas”, dijo Miriam. ¿Que Cleopatra se hacía qué? ¿Enterrarse viva como un puto cangrejo? Hola, me llamo Cleopatra y quiero morir asfixiada, estoy harta del imperio Egipcio. Que te den, Marco Antonio, prefiero la puta arena.

Carlos Sobera intentó sonsacar a Miriam a ver si habían fornicado. Un poco más y les pregunta si el calvo le dio un cabezazos al mejillón. Miriam, ¿te han apuñalado el entrepato? Carlos, ¿has meneado el colgajo? No sé, cosas sutiles.

Prueba de recompensa. Había que echarse a una piscina de barro y buscar unas piezas con las que jugar al tres en raya en un tablero. Los abandonados consiguieron ganar. Normal, teniendo en cuenta que personas como Pantoja compitieron como si se estuvieran bañando en su casa.

La recompensa era… una bronca de cojones. Lara les dijo que no se fueran a lavar al mar y ellos se fueron, todos, dos veces. Y claro, eso retrasa la gala.

“Yo os estoy marcando unas normas y una pautas. Sé que el barro pica, pero tendréis vuestro momento para lavaros. Por favor, hacedme caso”, les pedía Lara con una seriedad que a su lado un comercial de funeraria parece un monologuista.

“El pirata Morgan me dice que por haber hecho lo que os da la gana él también lo va a hacer y no hay recompensa en este juego”, les comunicó.

logan fridge GIF by El Corte Inglés

Y ellos se pusieron a lloriquear. “Lara, por favor, por favor, Lara, por favor...” Le ponían caritas de pena. He visto niños de dos años más maduros.

“Os lo pido cada día, con educación, y os lo saltáis cada día, Supervivientes“, decía Lara que a su lado un sargento de la Legión es una abuela mimándote.

“Si lo sé… dile al capitán Morgan que lo hace él“, alegó Dakota, que se toma las reprimendas igual que el jarabe. Con cara de asco y dudando de su efectividad.

Dakota y Violeta han vuelto a discutir. La tesis de Dakota es que Violeta le chupa el culo a la Pantoja. Cosa, que por cierto, Violeta hace. Así que la guaperas dijo “Lamo otras cosas, pero culos no”. En ese momento, Fabio…

happy very funny GIF by Disney Zootopia

Y se salvó de la expulsión… ¡¡COLATE!!

JA JA JA JA La cara de la Pantoja era un cromo. Pero no un cromo guay, rollo jugador de fútbol bueno, no, un cromo rollo ha habido un problema en la imprenta y en el cromo aparece Quasimodo con un cojón pillado con la cremallera.

“Tú eres del estilo mío, sólo que tienes más fuerza en las pruebas”, le dijo Pantoja a Omar. Omar no la corrigió, porque Omar también lame culo de Pantoja. Entre Omar, Violeta y Mónica, te dan cita antes para operarte que para chupar culo de tonadillera.

El que no lo hace es Colate, que de ronear con Pantoja ha pasado a ser su archienemigo. Así que el donjuán tuvo una conversación con Mónica en la que le dijo que la Pantoja era una “crack de la manipulación”. Y no se refería a que Pantoja pueda montar un cubo de Rubik en tiempo récord, precisamente.

“Su primera víctima ha sido Carlos y el siguiente soy yo“, vaticinó Colate, que le ha dejado instrucciones a su abogado para que si le pasa algo la policía investigue a Pantoja.

Mónica le daba la razón a Colate, pero en cuanto acabaron de hablar Mónica se fue a chivarse a Pantoja. Y encima le contó la conversación como si ella hubiera estado contradiciendo a Colate. JA JA JA

Para la Pantoja el hecho de que Colate llegue a la playa con mucha pesca y saque los peces es “un chow”. “Yo no voy a estar dándole las gracias todo el santo día, para un pescadito que me como. Porque para eso cojo yo un aparejo y pesco“, ja ja ja. Espero que Pantoja no se enfade con su carnicero, porque es capaz de matar a la vaca ella misma.

Pantoja es el súmumun del agradecimiento.

“Yo no voy a aplaudir a nadie. Que me aplaudan a mi, cuando canto”, alegó la señora, que guarda los aplausos como para que no se le gasten las manos.

NUEVA LATA DE LA POLÉMICA

Pantoja es más peligrosa para una lata que el óxido. Hay dos cosas que las latas temen: la fecha de caducidad y a Pantoja. Esta mujer nunca usa la expresión “no me des la lata”.

El caso es que desapareció una media lata que había del grupo. Albert se dio cuenta de que alguien había sacado una lata del arcón, manipulando sus cosas.

Él y Omar se echaron a suertes a ver quién se lo decía a Pantoja. Hay dos cosas significativas:

1.- Que tengan miedo de decirle algo a Pantoja.

2.- Que ante la desaparición de una lata la primera y la única a la que le preguntan por ella sea a Pantoja.

“Isabel, ¿la media lata que estaba tapando mi camiseta?”, acabó diciéndole Albert, omitiendo el verbo, que son caros o algo.

“No, media no, era un pedazo pequeño y ya le dije ayer a Omar que la iba a tirar porque se había podrido…”, respondió Pantoja. Si las excusas se pudieran vender, Isabel Pantoja tendría unos grandes almacenes.

Pero el caso es que Omar no se acordaba de eso.

Tu la viste, te enseñé lo que había“, dijo Pantoja, mirando a Omar con lo que a mi me pareció una cara de sígueme la corriente o te reviento, mira que como digas que no te muerdo el cúbito y te lo hago cubitos.

Pero Omar no es de captar miradas incisivas y dijo: “No, no, yo no vi lo que había… sería Colate”.

Y Claro, Pantoja se vio con el culo más al aire que la popa del Titanic y le advirtió: “Me estoy enfadando contigo porque me estás dejando de embustera“.

Pop

Pop

¿Es el sonido de los cocos al caer? No, son los testículos de Omar, que se le fueron al suelo del miedo que le dio. Se pudieron ver dos kiwis rondando por la playa.

Omar se acojonó y empezó a decir que lo mismo era que le habían pegado mucho en el boxeo y que lo mismo no se acordaba por eso.

“No, no, a mi no se me ha contado eso“, insistió Omar, tragando saliva. “Estará empanado y ya está“, resolvió Albert, salvando a su amigo de la destrucción total.

Favio y Violeta se juntaron en el agua a darse un bañito y a Fabio se le puso el pene que Violeta pensó que habían encontrado el mástil de un galeón hundido.

¿Me vas a pinchar como a los pececitos?, dijo juguetona y metafórica Violeta. ¿Pinchar como a los pececitos? Joder, Fabio folla peces.

Pero ni peces ni violetas, porque la muchacha se apartó del trozo de coral dopado que Fabio tenía entre las patas.

A Oto le ha dado un bajón esta semana. “Yo no le he dado importancia a la comida, pero es importante comer“, dijo Dakota. Lo mismo la fichan de una Universidad para dar clases de nutrición.

– Hola, soy Dakota y este curso seré vuestra profesora de Nutrición y ciencia de los alimentos. Primera lección: comer es importante. Fin. Mañana examen. Y cuidado porque de la cárcel se sale, pero de un suspenso mío, no.

Una cosa curiosa… en los directos y las conexiones con la isla vimos que estaba a punto de llegar una tormenta. En un momento dado, dejaron de conectar con la isla y todo fueron vídeos. Ni siquiera hubo despedida de Lara… ¿pasaría algo?

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Setevelplumero

    Si llega a ser el otro equipo aparte de darle la recompensa, el Morgan ese le hace el beso negro a la pantoja. Que tomadura de pelo

    12 junio 2019 | 12:56

  2. Dice ser Ançonimo

    Lo que tenia que haber hecho la Pantoja es haber dejado la lata en su sitio y que Albert hubiese hecho lo que creyera conveniente tirarla o no. No creo que ella la tirara, se la comería mas bien, menuda e4s. Y lleva razón Colate no tiene educación al no dar las gracias, ni pide las cosas por favor, es una prepotente.

    12 junio 2019 | 21:28

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.