BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

La gran bronca por maltratar a Mónica Cruz en la final de ‘Maestros de la Costura’, que ganó…

Aquí está la ganadora de Maestros de la Costura y no es el que mira en plan psicópata.

Ha llegado la final de Maestros de la Costura, amigos. ¿Quién nos iba a decir que íbamos a acabar cogiéndole el gusto al programa y a la costura? Que no me compre yo una máquina de coser.

Lo mismo la uso para cogerme los bajos de los vaqueros, que los llevo todos metidos para adentro y para pinchar chorizos antes de ponerlos en la barbacoa para que no se me abran, pero me la compro.

¿SABÉIS QUE PODÉIS HACERME FOLLOWS O HACERME PADRE? INSTA: @GusHernandezGH / TW: @RealityBlogShow  / Facebook: Gus Superviviente Hernández.

En primer lugar, sobre la gala de anoche cabe decir que Raquel Sánchez Silva se había puesto un vestido metálico como para casarse con Robocop. Creo que era el vestido que salía en El Mago de Oz. El que llevaba el Hombre de Hojalata.

Raquel Sánchez Silva, en la final de MDLC

Coronaba todo con unos unos pendientes que eso no lo levanta una grúa de 12 ejes. Acabó con las orejas que un día fue al circo y Dumbo se rió de ella.

Habían puesto en un caballete a cada finalista todas las prendas que han cosido durante el programa.

El perchero de Eduardo parecía una tienda de retales al peso. El de Antonio estaba más lleno que un Zara diez minutos antes de abrir para rebajas, porque se ha hecho todas las pruebas de eliminación. Cuando los obreros llegaron a construir el plató allí estaba Antonio solo en medio del descampado haciendo una prueba de eliminación.

¿Qué estaríais dispuestos a hacer para ganar?“, preguntaron los miembros del jurado.

Yo me rapo si hace falta“, dijo Eduardo, que es muy de conseguir las cosas con trabajo.

– Hola, Eduardo, puedes ganar sacrificando a una virgen en un altar o poniéndole unas rodilleras de las de plancha a un chándal viejo.

– ¿El altar dónde dices que está?

Y así.

Pues habrá que coser para conseguirlo“, dijo Alicia contenta por haber acertado, como si les hubieran preguntado la raíz cuadrada de 2345 y se la supiera de memoria. Le faltó sentarse en el suelo esperando su azucarillo.

La primera prueba, además del pase a la final, tenía como premio un viaje para dos personas a Guetaria, el pueblo natal de Balenciaga. Bueno, allí también nació Juan Sebastián Elcano, pero él no es importante porque sólo fue el primero en dar la vuelta al puto mundo en un barco.

“Lo más alto de la moda es el maestro Cristóbal Balenciaga”, dijo Caprile. Balenciaga porque le gustó coser, pero al parecer era tan alto que podía haber ido a la NBA. Y para amadrinar la prueba apareció una señora que se había puesto más Balenciagas que bragas.

“Yo he estado tan cerca de Balenciaga que me parecía lo más normal del mundo”, dijo. Lo mismo es que de lejos Balenciaga parecía un Alien de color morado con lunares rosas.

La señora dijo que su madre se hizo unos 200 trajes de Balenciaga. Joder, tenían al pobre hombre cosiendo como un cabrón, que debía tener las yemas de los dedos con más callo que el talón de un guerrero bosquimano.

La prueba Balenciaga en Maestros de la Costura.

Total, que tenían allí cuatro trajes de Balenciaga, uno de ellos era como un hombre anuncio, con un panel delante y otro detrás. Eso se podía usar lo mismo para poner un cartel de compro oro que para asaltar un piso franco de narcos y protegerte de los tiros.

Vamos a pedir un cuádruple salto mortal sin red”, dijo Caprile, que eso parecía ya El Circo del Costurol.

El caso es que tenían que coser réplicas de los trajes de Balenciaga a la medida de los miembros del jurado y de Raquel Sánchez Silva.

El sorteo de los modelos se hizo con unas cartulinas de colores. Y los gilipollas del Euromillones que si códigos y papel imposible de copiar. Con unas cartulinas lo apañabas. He visto rifas de pueblo con más garantías que los sorteos de este programa.

Después de las cartulinas tenían que acertar de quién eran unas cosas que tenían expuestas encima de una mesa y que les harían coser para su dueño. Había unos zapatos de tacón de María Escoté, que le había regalado su abuela. Alicia acertó y se quedó con el vestido para ella.

Luisa fue en segunda posición. “Me encantan las joyas“, dijo Raquel Sánchez Silva. Lo dijo con un tono que si yo tengo una joyería la cacheo antes de salir por si echa mano. A Gollum Raquel Sánchez Silva le parecería una flipada de las joyas. Luisa se quedó con el traje de Palomo.

Antonio se quedó con un abanico que era de Caprile. Era un abanico muy macarra, con unas tachuelas con las que podrías usar para abrirte paso en medio de una reyerta de hinchas de fútbol rusos.

Eduardo se quedó con el vestido tetra-brick negro para Raquel Sánchez Silva.

Tenían 150 minutos para coser los trajes. Joder, en ese tiempo me pongo yo y me da tiempo a ir al Leroy Merlin a comprar para hacer un taller a ladrillo, enfosco, pinto, le pongo luces con varios ambientes y me coso dos vestidos por si se mancha uno comiendo altramuces.

La señora rara que conoció a Balenciaga contó una anécdota divertidísima: su madre se probó un abrigo y no le gustó. JA JA JA ME AHOGO, ME DESCOJO, QUE RISAAAAAA. ¡¡QUE HAGA UN MONÓLOGO POR FAVOR!!

Antonio se hizo un corte diseccionado tejido. “Venid conmigo, que se ha cortado Antonio, venid“, dijo Raquel Sánchez Silva, que quería compartir el momento sanguinolento.

Raquel Sánchez Silva, un sábado por la noche pasándolo bien con unos amigos.

La propia Raquel le hizo un vendaje a Antonio, que dejó de sangrar. Peor también dejó de pasar el riego sanguíneo a su dedo, porque es vendaje estaba tan apretado que habría podido cortarle el flujo a un oleoducto.

Así que creo que a los cinco minutos Antonio tenía el dedo de un bonito color berenjena. Ahora lo tiene de pisapapeles en su escritorio.

Caprile tiene un móvil del mismo modelo que usaba Ulises para llamar a Penélope para decirle que iba a llegar tarde a casa. En lo que estoy de acuerdo con él es en que esos móviles:

a) Siempre tienen cobertura.

b) Siempre tienen batería.

c) Sirven para matar a un buey de un golpe en el cogote.

Luisa le probó su camisa a Palomo Spain y le dijeron que le hacía más delgado. La cara que puso Palomo fue de que si le pones encima un perro atropellado pegado con celo y le dices que le hace delgado, se lo pone igual.

Eduardo sudó en la prueba más que un gordo en una sauna haciendo bici estática. Me pareció ver un barco de japoneses de turismo pensando que eso eran las cataratas del Iguazú.

Contó la señora rara que Balenciaga antes de los desfiles se metía por la noche en el taller a descoser cosas porque no le gustaban y las tenían que coser a toda prisa de nuevo por la mañana. Creo que Balenciaga estuvo colándose en mi casa cuando iba al colegio y me deshacía los deberes. Ahora lo entiendo todo.

El caso es que Eduardo casi había acabado el vestido, lo que pasa es que no le había cosido el bajo, los tirantes estaban cogidos con alfileres que pinchaban a Raquel Sánchez Silva y le había puesto una cremallera azul a un vestido negro.

Si le pones a Raquel Sánchez Silva un trozo de hule por encima es un vestido mucho más acabado que el de Eduardo. El vestido era un desastre, pero aún así le dijeron que muy bien por haberse esforzado. “Has hecho un gran trabajo“, le dijeron. Sí y yo me curro mucho mis peinados, no te jode.

Luisa había acabado el traje de Palomo, que estaba feliz porque parecía más delgado. Ya ha dejado dicho en el testamento que se quiere enterrar con esa camisa y con la tapa del ataúd de cristal y a ras de suelo, para que se le vea.

“Palomo, que no tiene un cuerpo fácil, está guapo”, le dijo Caprile. Ese va a ser mi nuevo eufemismo preferido. Voy a cambiar el “puto contrahecho de mierda” por el “no tienes un cuerpo fácil”.

Alicia, como no podía ser de otra manera, había clavado el vestido. De verdad, qué repelencia. Alicia es lo que ha mandado Dios para vengarse de los seres humanos. Alicia nos recuerda que somos unos patanes y así nos tortura el señor. Probó con El Fary cantando La Mandanga, pero no le pareció bastante tortura y ha mandado a Alicia.

El vestido es vistoso por el tejido“, dijo Eduardo sobre la creación de Alicia. Eduardo parecía un alambique: destilaba envidia. Enfrente, Alicia alababa el vestido y el trabajo que había hecho Eduardo. Igualitos.

La chaqueta que se tuvo que poner Caprile, cosida por Antonio, tenía más arrugas en la manga que las patas de gallo que le quitaron a Cher. En esas arrugas se podía hacer surf.

Antonio quedó en el cuarto puesto. Eduardo quedó en el tercer puesto. Luisa en el segundo y ¡oh, sorpresa! Alicia quedó en primer puesto. Uuuuh, que emoción.

sarcastic martin lawrence GIF by Martin

Alicia se puso a llorar que le caían unas lágrimas que parecía que se le había roto una bajante. El lacrimal de Alicia te lo cubre el seguro del hogar fijo. Alicia se puede presentar en Maestros de la Llorera y arrasa.

Para la siguiente prueba se fueron a Pronovias, que está a favor de las novias y es la competencia directa de la marca Contranovias, que es una marca de vestidos de novia que se curra los trajes para que las casaderas parezcan un adefesio. Si os enteráis de un abandono en el altar es porque llevaba un vestido de Contranovias.

Para lucir tres modelos de Pronovias aparecieron unas muchachas de metro noventa y formas perfectas. Nos ha jodido, así me luce a mí también un vestido. Eso se lo pones luego a la novia de Cuasimodo y parece la niña de la curva después de ser atropellada por un camión de la basura.

Alicia ya se había clasificado, así que fueron Eduardo, Antonio y Luisa los que tuvieron que coser vestidos de esos que lo mismo te casas que te camuflas en la nieve.

Caprile se pasó la final dando discursos motivacionales y diciéndoles lo orgulloso que está de ellos. Qué forma de animar a la gente. Si Caprile baja al vestuario del Málaga antes de un partido contra el Barça, los andaluces le meten 15-0 a los de Messi.

Aprovecho para decir que Caprile es mi gran descubrimiento de este programa. ¿Por qué Caprile es un genio? Porque tiene lo que los genios tienen: una mirada capaz de ver lo que los demás no podemos. Es capaz de ver el arte que hay detrás de los materiales y sobre todo, es capaz de transmitir su pasión por ese arte.

Total, que les dieron cinco horas para hacer los vestidos. Cinco horas. En cinco horas no es que de tiempo a hacer un vestido de novia, es que da tiempo a encontrar novia, prometerse y hasta a ganarte a la suegra.

“Nunca he trabajado tanto tiempo seguido”, dijo Eduardo. La incorporación de este chaval al mundo laboral va a ser más traumática que cuando Marco empezó a ir al colegio y a la salida no le fue a recoger nadie.

Pero no sólo les dieron cinco horas, sino que además les trajeron a Óscar Higares, Mónica Cruz y José Corbacho para que les ayudaran.

Luisa eligió de ayudante a José Corbacho, que llevaba una camisa que parecía hecha con confeti vomitado por un gato.

Carlos Higares fue marginado porque nadie le eligió y se fue con Antonio, haciendo un Team Maromo que más que coser parecía que iba a hacer pesas en el gimnasio con camisetas sin mangas.

Los famosos al principio más que ayudar lo que hacían era dar por culo, porque no paraban de preguntar mil tonterías, que eso parecía Maestros del Locutorio.

Mónica Cruz se subió a la mesa para cortar las telas, que no se sabía muy bien si estaba haciendo un videoclip de Miley Cyrus, poniéndose a ver si le salían los gases o yoga para embarazadas.

Mónica, para Cruz, la que le cayó con Eduardo.

Pero además Mónica Cruz se descalzó, así que el vestido de novia debió quedar con un aroma como para que se casara con ese vestido la hija de un quesero.

El caso es que Caprile se acercó a ver qué hacía Eduardo y éste se puso a cortar un encaje a tajos de tijera que parecía que estaba limpiando una dorada de ración en súper del barrio. Y claro, a Caprile, que ahorra tela que con un retal que él pille se puede vestir a una familia del Opus de domingo, aquello le horrorizaba.

– ¡Caprile, Eduardo está cortando una tela!

– NOOOOO, ¿POR QUÉ? NOOOOOO ASESINOOOOOO

– Pero la tela es el lienzo de Las Meninas.

– Ah, bueno, qué susto, menos mal.

Y así.

“Esto es como una droga”, dijo sobre coser Antonio, que se lo han encontrado vestido con chándal de nailon más de una noche a la salida de un Bershka ofreciéndose para coger bajos y entallar vestidos.

– Eh, que yo controlo, que puedo dejar de coser cuando quiera.

– Me está usted poniendo unos bolsillos nuevos en la camisa, caballero.

– Es que estoy con la cosedona, joder, dame un remiendo, o algo.

“No te quiero poner nerviosa, pero piensa que me juego el pase a la final“, le dijo Eduardo a Mónica Cruz, a la que trataba como si ella fuera la que debiera coserlo todo y a la perfección, porque claro, ella es costurera y Eduardo actor.

“Esta no tiene ganas de trabajar“, dijo Eduardo de su ayudante. “Me arrepiendo de haberla cogido, me he dejado llevar por mi impulso homosexual de ver una mujer”. Bueno, si hubiera sido hetero habría cogido también a Mónica Cruz. Era el destino.

– Abuela, ayudeme a arreglar este acelerador de partículas. Usted instala lo de desintegrar átomos y yo luego si eso lo pinto por fuera.

– Es que no sé hacerlo, hijito.

– La vieja de los cojones, que no quiere trabajar.

Y así.

Para Eduardo cualquiera que le ayude tiene que hacerle el trabajo o no sirve. Para Eduardo lo único bueno de Mónica Cruz es que le servía de excusa para sus propias cagadas.

“AHORA OS QUEDAN SÓLO DOS HORAS, OS CORRE EL TIEMPO, A TODOS“, anunció desgañitándose Raquel Sánchez Silva. Esa frase se la va a copiar la Parca para antes de anunciarle a alguien que va a estirar la pata.

“Entre tú y yo, ¿a que tiene mal carácter?“, le preguntó Caprile a Mónica Cruz, que sí, que estaba de acuerdo, no como Eduardo, que consideraba que Mónica le ayudaba lo mismo que coger la lepra y coser papel de lija.

Cuando acabó la prueba Raquel Sánchez Silva, que para nada es de fliparse a saco, valoró: “Ha sido descomunal, ha sido épico“. Lo de llegar a la Luna fue una puta mierda, pero coser un vestido de novia… histórico, glorioso, legendario, the cock with onion, oiga.

El vestido de Luisa estaba perfecto.

El de Eduardo… básicamente era un vestido liso con la espalda bordada con flores y eso lo hizo Mónica. Sí, esa a la que Eduardo puso de vaga. La creación de Eduardo tenía el hueco para las tetas tan desigual que si se lo pone una novia le quedan las tetas mirando a dos puntos cardinales distintos.

Eso sí, llevaba la marca personal de Eduardo, que son los bajos sin coger.

El de Antonio y Óscar Higares era perfecto. “Un producto que puedo vender“, dijo el señor de Pronovias, que siendo de una multinacional, que no desperdician ni los pedos, lo mismo sí, lo vendió.

“En esta prueba hemos visto la peor versión de Eduardo. Te has estado quejando de Mónica Cruz, que ha sido un ángel y ha hecho lo más difícil”, valoró María Escoté (me ha acabado cayendo muy bien, al igual que Palomo y mira que no le tragaba).

“Lo peor no ha sido el traje, ha sido el trato a Mónica, que era tu compañera y nuestra invitada“, añadió el jurado.

“No me ha dado el apoyo que ha tenido Antonio”, se excusó Eduardo, que sería el finalista y campeón de Maestros de la Excusa sin siquiera levantarse de la cama.

No mereces estar en el duelo final de Maestros de la Costura“, le dijo Caprile y Eduardo se cogió un enorme disgusto, porque creo que él se había creído que iba a disputar la final y la iba a ganar cosiendo un arcoiris con la punta del pene.

La verdad de Eduardo: lleva unas gafas y una nariz de pega.

¡¡EDUARDO NO ES EDUARDO, LLEVA GAFAS DE LAS DE NARIZ INCORPORADA!!

Y el finalista fue… ¡¡ANTONIO!! Bueno, como debe ser. Sólo por la de veces que ha estado en la prueba de expulsión habría que ponerle un taller y hasta clientas. Eso sí, Antonio, con la bata blanca de finalista, parecía un stripper.

Y LLEGÓ EL DUELO FINAL

“Me he dado cuenta de que la ilusión que tenía de pequeña de vivir de ésto es posible”, dijo Alicia. Creo que con “esto” se refería a la costura. O a vender churros, no lo sé, porque los churros también son muy bonitos y se hacen con el corazón. Y con un aceite más quemado que los cojones de un grillo muerto en un incendio. Eso también.

“De quién te acuerdas cuando coses”, le preguntaron. Pues joder, del señor Singer.

Vengo con todo el subidón, con todas las ganas“, dijo por su parte Antonio, que eso mismo vale para la prueba final de Maestros de la Costura que para entrar a una rave.

Las familias de los dos finalistas acudieron al plató para estar presentes en la final. A Alicia la fue a visitar hasta el novio, que iba vestido de comercial de Red Piso.

A Antonio no fueron a verle más que mujeres, la madre, la mujer y la hermana. Si le va a ver su urólogo es mujer también. A Antonio le dio la primer comunión una sacerdota.

Y también entraron en el plató los expulsados, y ese plató parecía ya un macroconcierto de Justin Bieber.

El principal premio es “nuestro maniquí de oro”, dijo Caprile, pero ese maniquí tiene el mismo oro que una pulsera de las que tocan en el Bollicao.

Lo que no toca en el Bollicao era el maletín con los 50.000 euros del premio en billetes de 50. Claro, TVE lo puso así porque no lo rastrea hacienda. Eso sí, lo habían puesto en un maletín de metracrilato transparente, lo cual es lo más recomendable para llevar dinero.

Eso y entrar en territorio Latin King con una camiseta de los Ñetas es de lo mejorcito que hay para conservar la salud.

Para la prueba final apareció la directora de Vogue España, de la que no voy a hacer bromas por si me tiene que dar trabajo algún día, que de aquí a escribir crónicas de desfiles hay un paso. De desfiles militares, pero eh, desfiles.

La prueba final era hacer una creación propia contando con todos los materiales de la mercería. Tenían que hacer un traje de noche. La inspiración y el diseño era totalmente libre. Les dieron 150 minutos.

Antonio hizo un vestido con transparencias. Bueno, lo que hizo fue un vestido sin opacidades. El vestido de Eduardo lo puedes poner en una ventana y te hace de cristal.

Él decía que ese vestido sólo insinuaba. Pero insinuaba así:

bj GIF

Era tan sutil como ir a una primera cita con el pene fuera y el preservativo puesto.

VIMOS A LORENZO CAPRILE HACIENDO DE MUÑECA DE FAMOSA EN UNAS TOMAS FALSAS. PU-TO-A-MO. Hay que llevarse a este hombre de copas.

Total, que el vestido de Alicia era en color carne, pero no del color carne bonito, que es el de la carne de cerdo tostadita en el horno, no, color carne de guiri nórdico en pleno invierno.

Le puso un lazo de un tamaño como para ponerlo en un coletero para Godzilla y muchos flecos por todos lados para poder atarte cosas, como el paquete de tabaco, que para ir a una alfombra roja es muy práctico y elegante.

El vestido de Antonio… veréis, si vais a la alfombra roja desnuda y os despatarráis delante de los fotógrafos estaríais más vestidas. Ese vestido le parecería provocativo a Cristina Pedroche.

A Caprile el vestido le pareció que dejaba “demasiado poco a la imaginación”. Pero poco que por delante ibas con los pezones asomados y por detrás como tuvieras el esfínter un poco más grande lo normal ibas enseñando el asterisco.

Y GANÓ MAESTROS DE LA COSTURA… ¡¡ALICIA!!

Bueno, bien, muy merecido, es cierto.

Eugenia Silva apareció luciendo el vestido de Alicia caminando por una alfombra roja flanqueada por bengalas. Menos mal que el vestido de Alicia no era inflamable, porque si no acaba Eugenia rodando por el suelo tratando de apagarse.

homer simpson fire GIF

Y hasta aquí Maestros de la costura, amigas y amigos… ¿habrá segunda edición? Espero que sí. ¡Besos!

15 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser juan belial

    Has estado genial, lo que me he reido, aunque la verdad creo que debió ganar Antonio, porque al final arriesgó mucho con ese vestido, aunque Alicia ha llevado un concurso impecable siempre y además ha tenido que aguantar la envidia de Eduardo

    17 abril 2018 | 09:50

  2. Dice ser Bianca

    El vestido transparente que tan poco dejaba a la imaginación era de Antonio,no de Eduardo…;)

    17 abril 2018 | 11:40

  3. Dice ser Juan Luis

    Simplemente genial.
    Al márgen del programa, sin duda lo más interesante han sido tus crónicas del mismo.
    Hacía tiempo que no me reía de esa manera. Original, mordaz, fino y basto a la vez. De 10.

    17 abril 2018 | 12:14

  4. Dice ser chica humilde sencilla y de buen corazón

    El vestido de Antonio estaba mejor y mas currado, tenían razón los juecescon le vestido de Alicia, que si hubiese drapeado el crep y usado el otro tejido de base hubiese estado mas bonito… pero… les recalcaron que querían algo innovador, una marca personal, algo no visto… el vestido de Antonio, mucho mas currado y mejor logrado, ya se lo hemos visto en alfombras rojas a Cher, las Kardasian, Miley Cirus, Beyoncé, Janet Jackson… no era innovador para nada

    17 abril 2018 | 13:07

  5. Dice ser chica humilde sencilla y de buen corazón

    Me gustó la parte en que Eduardo se excusa de su comportamiento diciendo
    “es que tengo 23 años, ya aprenderé”
    Madre del amor hermoso! Lo dice como si 23 añitos fueran pocos, macho, que eres un adulto de 23 años, no un crío de 7… a que edad se puede esperar que hayas aprendido a comportarte?

    17 abril 2018 | 13:09

  6. Dice ser Jose Jayme

    La 2ª ed. ya está confirmada. Coincido en ha sido un programa muy entretenido aunque a veces se hacía un poco largo, quizá porque en relaidad no me interesa mucho el tema de la costura. El casting de concursantes, genial. Y lo mejor Caprile, con mucha diferencia. Tiene mucho carisma. Bueno no, lo mejor ha sido la pechá de reir con el Blog. Gracias Gus!!! Eres un crack!!!

    17 abril 2018 | 14:13

  7. Dice ser Angeles

    Los comentarios impresionantes. Eduardo, impresentable por lo envidioso. Alicia, simplemente genial.
    Ojalá que l@s niñ@s quieran participar en Maestros de la costura y no en hombres y mujeres y viceversa

    17 abril 2018 | 16:57

  8. Dice ser Nell

    Tienes al de Corea del Norte buscando tu teléfono para la crítica de su próximo desfile. Puto amo!!

    17 abril 2018 | 18:47

  9. Dice ser Paula

    El concurso le debe mucho a Mahi y Eduardo, sino habría sido insufrible con tanto beato y sufridora.
    Espero que si hay una segunda temporada escojan a los concursantes con un nivel parecido porque en esta edición algunos no sabían ni coger una aguja y otros ya cosían muy bien. Además enseguida destacaron Antonio y Alicia, ya estaba cantado quien iba a llegar a la final, había poca emoción.
    Por último, por favor, que adelanten el prime time y/o reduzcan la duración de estos programas, que al día siguiente tenemos tales ojeras que parecemos mapaches.

    17 abril 2018 | 20:47

  10. Dice ser M Martin

    Gus eres fantástico!!! Lo que me he podido reir con tu blog!!! Dices lo que muchos pensamos pero con una gracia sin par!!! Me encantas!!! Aparte de esto, me parecieron dos justos finalistas del concurso. A la espera ya de la segunda edición!!!

    17 abril 2018 | 22:30

  11. Dice ser Maria

    Mi pareja y yo nos enganchamos al programa pero lo mejor era leer tus comentarios al día siguiente. Hoy lloré tanto de la risa que no podía ni leer. Eres lo más. Gracias por hacernos pasar un rato tan divertido

    18 abril 2018 | 00:53

  12. Dice ser Pedrico

    Me uno a las alabanzas generales, hemos estado esperando todas las semanas a leer las crónicas tras el programa. Hacía tiempo que no me reía tanto. Fabuloso!!!.
    Lo de Eduardo es de traca, este chaval ha mostrado una actitud IMPRESENTABLE durante todo el programa, le ha faltado algún que otro bofetón a tiempo… La justa ganadora ha sido Alicia, IRREPROCHABLE, perfecta en todo, la cara y la cruz con Eduardo. Enhorabuena Alicia!!. Te lo has ganado a pulso.
    Espero con ganas que llegue la 2º edición.

    18 abril 2018 | 10:25

  13. Dice ser Blanca

    Eres genial, Gus. Lo mejor de maestros de la costura fuiste tu. Mahi y Eduardo me gustaron por autenticos. Me gusto la sensibilidad de Caprile. Me hubiera gustado que ganara Antonio.

    18 abril 2018 | 20:00

  14. Dice ser Omar

    Gus, nunca te había leído, pero me he muerto de la risa con tu reseña!!! Como me divierto tanto con ese programa y sus personajes, sabía por dónde ibas. Muy bueno, jajaja!!! También soy escritor y aprecio tu buen humor. Saludos!

    19 abril 2018 | 08:12

  15. Dice ser Serpentina

    Gracias Gus tu blog lo leo al día siguiente de la emisión sin falta. Con todas las críticas que se le pueda hacer, igual soy del equipo de Eduardo. Y Mahi. Los dos por lo naturales. Alícia con toda su perfección me parece aburridisima y el vestido ganador era simplemente horrible. Cierto que al de Antonio le faltó recato pero le daba mil vueltas al revoltillo de huevos que presentó Alícia. Espero la segunda edició!

    19 abril 2018 | 17:04

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.