BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Formatos y temáticas que repiten más que un ajo revenido

Hola salaos y salás.

La originalidad es una frágil flor que en televisión a menudo se violentada por el culo enorme y peludo de alguna cadena. Es como si los directivos de algunas cadenas tuvieran en su despacho un macetero lleno de flores de originalidad y les hubieran enseñado a hacer sus necesidades ahí.

Actualmente hay dos ejemplos claros: La comida y el baile.

El primer caso es un poco como tu abuela cuando llegas a casa y te dice que te ve delgado y a partir de ese momento te mete por el gaznate toda cosa comestible que tenga la señora en casa, que si se queda corta, es capaz de hacerte tragar el galápago que le hace compañía.

Sí, llegó La 1 con MasterChef y lo petó. Y entonces el resto de cadenas dijeron: “¡¡En ese huevo mojo yo mi pan!!” y se pusieron como Paquirrín en una orgía: a buscar un hueco fuera el que fuera. Y llegó TopChef y MasterChef Junior y Deja sitio para el Postre. Por no hablar de Pesadilla en la Cocina, que no lo meto en el pack porque era anterior, aunque también va de cocinas. Sí, de cocinas con más mierda que el calzoncillo de Carpanta, pero de cocinas.

Y ahora nos pasa con los programas de baile. En este país se rompen pocas caderas y de la gente menos indicada. Vuelve ¡Mira quién baila! (La 1), ¡Más que Baile! (de patinaje, en Telecinco) y llega ¡A Bailar! (por parejas, en Antena 3).  Madre del amor hermoso ¿Esto qué gónadas es, los años ochenta?

¿Es que no saben que en este país los únicos que bailan son los borrachos en los after? (Si, no me comáis ahora a decirme que hacéis bailes de salón, vale, pero asumid que no sois la mayoría).

Y no nos olvidemos por supuesto de los programas de famosos buscando desesperadamente darse una hostia y morir ahogados con Splash! Famosos al agua (A3) y ¡Mira quién salta! (T5). Eso ya es que fue lo de “mira que mierda de zapatillas horteras se ha comprado mi vecino el del quinto que tiene doce años, quiero unas iguales”.

Y mientras, nosotros, los espectadores, teniendo que renunciar a nuestras lecturas sobre la filosofía en la antigua China y teniendo que embutirnos con un montón de sandeces copiadas las unas de las otras.

Una ardilla podría cruzar la lista de canales saltando de programa en programa repetido. Y luego se suicidaría dejando echando una tostadora enchufada en la bañera. El estas condiciones el concepto de zapping pierde sentido, porque cambies a lo que cambies siempre sale lo mismo.

Es como una pesadilla de esas en las que acabas cayendo por un pozo oscuro mientras a tu alrededor pululan en espiral imágenes y fragmentos de los susodichos programas. Lo malo es que al final no está el consuelo de tu cama y descubrir que es una pesadilla. Está otro programa de lo mismo.

En fin, nos esperan días aciagos… y empacho. 

5 comentarios

  1. Dice ser Juanjo

    A mi me parecen un coñazo estos programas de comida y baile. Que pesaditos. Además escogen concursantes que no conoce casi nadie y que no te enganchan. Que ponga a bailar a esta famosa, por ejemplo: http://xurl.es/0mhqs y verás como triplican la audiencia.

    27 enero 2014 | 16:06

  2. Dice ser Yop

    El intento de crítica gracioseta de este blog es increíble, No tiene gracia, sus chascarrillos son malos y encima lleva tiempo largo hablando de Gran Hermano (será que ese programa no es repetitivo).

    Cierto es que son un cargantes las cadenas haciendo todas lo mismo, pero el tono de este blog es ridículo y sin gracia (y lo peor es que intenta ser gracioso). Las gracias escatológicas (culo enorme peludo, necesidades, mierda…) para los niños mejor.

    27 enero 2014 | 16:53

  3. Dice ser PoWeR

    Y no te digo del concurso que hay entre ENERGY y FDF en ver cuál de las dos es capaz de repetir más veces los capítulos de CSI, que les ha salido el DVD ardiendo más de una vez…

    27 enero 2014 | 18:02

  4. Dice ser Hasta las webs de tantos programas parecidos.

    Durante un tiempo estuvo de moda los “realities show” de estar encerrados en casa. Triunfó la serie de tv “Urgencias” y todo días a copiar y salieron tropecientas series de médicos en los años siguientes, triunfaron los culebrones venezolanos y todos a emitir culebrones durante años, triunfó en 2000 en Telecinco con Gran Hermano y los otros a copiar, los programas de corazón triunfan en un canal y luego los otros a copiar, luego vinieron los programas de baile, de todos a saltar del trampolín, luego los de imitar a famosos, ahora los de comida y ahora tenemos tropecientos programas de cocina. Señores programadores: son ustedes un coñazo.

    27 enero 2014 | 19:14

  5. Dice ser Alba

    Jo de verdad, todo me parece refrito de refrito cambiando el nombre y un poco el envoltorio pero más de lo mismo. Además se nota que muchos de estos se enrolan en los programitas estos por el moeny y para no tener que inscribirse aquí http://cursosinemred.com/ , pero bueno, bien que hacen.

    Que no me presento yo a alguno de estos programas, mira lo que digo XD

    Gus, como siempre, tus artículos son la leche, sigue así que entre mis amigas somos varias ya las enganchadas.

    30 enero 2014 | 13:32

Los comentarios están cerrados.