Qué me pongo Qué me pongo

Las últimas tendencias y noticias relacionadas con el mundo de la moda, de alguien que cree que para estar guap@ no es necesario sufrir.

Entradas etiquetadas como ‘week’

Custo otoño-invierno 2010/11

Bueno ya he vuelto del desfile. Es alucinante estar en el backstage con los modelos. En un momento se convierte en un gran camarote de los Hermanos Marx con periodistas, famosos, el diseñador, la gente de seguridad, los maquilladores, peluqueros… Toda una tarde trabajando para que al final, en unos 20 minutos, salga a la pasarela la colección y todo termine.

Pero a lo que iba. Esta colección de Custo no me ha defraudado para nada. Bien es cierto que soy fan incondicional de este diseñador, pero lo que he visto realmente me ha impresionado. Desde los originales botines hasta los abrigos llenos de pelos que imitan a los de procedencia animal, como explica Custo: ellos no “hacen daño a los animalitos”. La colección la ha llamado Hairy Metal, precisamente como forma de destacar ese gran trabajo que les ha llevado a lograr unas texturas parecidísimas a los abrigos de piel sin necesidad de tocar ni un solo pelo de un animal. Los colores siguen siendo muy Custo y los prints siguen como seña de identidad. En esta ocasión destaca la inspiración en el tocador de las mujeres. En lo que siempre comento que las colecciones de Custo fallan es en los trajes para ellos. Los veo muy poco ponibles. Quizás algún día se atrevan con esos coloridos, pero por ahora lo dudo bastante.

Un cotilleo: entre las modelos estaba una vez más la hija de Custo, Carlota (foto). Nos contó que lo hace por hobby, y que a ella lo que realmente le gusta es la comunicación y el marketing relacionados con el mundo de la moda y que para eso está estudiando. La chica es un encanto. De tal palo…

La pieza estrella en este desfile otoño-invierno 2010/11 presentado en la Semana de la Moda de Nueva York ha sido un abrigo de papel de aluminio, vamos el Albal de toda la vida. Una creación muy efectista y llamativa, pero carne de pasarela y no de ventas.

En próximos posts os contaré lo que vi en el backstage, la gente a la que conocí y los tios buenos a los que hice fotos 😉

Con un vestido de 1 euro en la Semana de la Moda de Nueva York

Ya os dije que iba a liarla en Nueva York. Ya que estoy aquí, no podía perder la oportunidad de hacer un experimento. Mi intención era demostrar lo subjetivo que es esto de la moda y que no por ir de marca o gastarse cantidades desorbitadas de dinero, uno va a lograr ir con más estilo o acaparar más miradas.

Pues bien, esta mañana (por la tarde en España) me puse un vestido que me compré en el mercadillo de Salvaleón (un pueblo de Badajoz) por nada más y nada menos que un euro, y me presenté con él en el showroom que Custo nos tenía preparado a la prensa especializada para enseñarnos, antes del desfile, su colección otoño-invierno 2010/11.

Yo iba un poco agobiada, ya que estaba ante lo mejorcito de la profesión con este modelazo y no hacía más que pensar que se iban a dar cuenta y comentarían lo cutre que me había vestido, pero cual ha sido mi sorpresa al observar que no sólo pasaba desapercibida, sino que hubo incluso quien me comentó lo chulo que era mi trapito.

Ha sido muy gracioso cuando Arancha, la periodista con la que viajo, le ha dicho a Custo que yo era una gran fan suya. En ese momento automáticamente ha dirigido su mirada a mi modelito, buscando una de sus creaciones, y se ha encontrado con un vestido de un euro ante sus ojos. ¡Muy fuerte!

Ha sido muy divertido, la verdad.

En un rato voy al desfile, luego os cuento. Además, Arancha ha entrevistado a Custo y he estado presente, así que también os daré cumplidas cuentas de algunas de las cosas que nos contó sentado en su despacho del Soho.

Nueva York, prepárate que allá voy

Mañana a las 11.00 horas estaré, si el tiempo lo permite, en un vuelo con destino a Nueva York. Vamos Arancha, la periodista que escribe de moda en el diario 20 minutos, y yo. ¿El motivo? La mítica New York Fashion Week. Sí, habéis leído bien. Lo sé, tenemos mucha suerte 😉

Asistiremos al desfile de Custo y descubriremos sus propuestas para el otoño-invierno 2010/11. Así que aquí podréis ser los primeros en ver sus creaciones y, claro está, leer mis críticas.

Espero que nos sorprenda, porque Custo me encanta.

Además, no os perdáis una sorpresa que os tengo preparada. Si la diferencia horaria me lo permite, el domingo por la tarde podréis leer la que voy a liar en la Fashion Week 😉 El lunes tendréis a primera hora la crónica del desfile de Custo.

Bueno, mañana llegamos a New York a las 14.10 horas, si todo va según lo previsto, es decir, a las 20.00 hora española. Así que mi post desde la Gran Manzana será más bien nocturno. Nos vemos…

Las novias de Rosa Clará

Recientemente Rosa Clará presentó en la Pasarela Gaudí Novia sus propuestas para acaparar todas las miradas el día de tu boda.

La diseñadora catalana mostró una colección bastante variada y que se ajusta a todo tipo de novia, desde a la que le gusta ir con vestidos que evocan a otras épocas, hasta a la que prefiere ir más sencilla.

Sobre la pasarela desfilaron muselinas de seda, drapeados, voluminosas faldas de organza, plisados y novias adornadas con grandes joyas.

Rosa Clará, la diseñadora favorita de las celebrities nacionales para dirigirse al altar, ha seguido las tendencias del momento y ha incorporado bolsillos a sus vestidos, algo que sobre la pasarela me ha gustado. Estéticamente me convence, queda muy bien la foto cuando la novia se mete las manos en los bolsillos, pero a efectos prácticos no tiene mucho sentido. ¿Qué vas a guardar las llaves? Pues no.

Las novias de Christian Lacroix, sublimes

Las novias de Christian Lacroix han desfilado por primera vez en Barcelona, en el marco de la Pasarela Gaudí Novia o Bridal Week (como quieras llamarla), y es que desde hace cinco temporadas Lacroix diseña una colección exclusiva para Rosa Clará.

Sus diseños de estilo imperio son sublimes y evocadores. En definitiva, la casa francesa ha logrado mostrar una novia que corta la respiración.

Me ha encantado el contraste de los detalles en negro con los trajes blanco impoluto.