Qué me pongo Qué me pongo

Las últimas tendencias y noticias relacionadas con el mundo de la moda, de alguien que cree que para estar guap@ no es necesario sufrir.

Archivo de la categoría ‘Compras’

Cazadoras de aviador

Ya os conté ayer que uno de los must have de este invierno serán las cazadoras de aviador. Pues bien, he hecho un barrido por las colecciones de las marcas low cost para ver que nos tienen preparado para cuando llegue el frío:
Blanco.

H&M.

Zara.

Massimo Dutti.

Estilo londinense


Londres es sinónimo de estilo. Esta afirmación la había leído y escuchado, pero tras pasar una semanita en Londres de vacaciones, puedo corroborarla. Cuando llegas a la ciudad del Támesis, nada más salir del metro, sólo con ver a la gente en la calle la frase cobra sentido.
Daba igual a que lado de Oxford Street mirase, porque allá donde dirigiera mi atención encontraba estilismos arriesgados que iban desde las apuestas más modernas hasta el british más clásico. La mayoría de chicas y chicos que te encuentras parecen sacados de esos blogs de moda que hacen fotografías de los mejores looks a pie de calle. Vamos, que aquí tienen un filón los cool hunters 😉
Para ir de compras e impregnaros del estilo londinense no podéis dejar de visitar, como ya os aconsejan las guias turísticas, el Soho, Portobello Road y el mercado de Camden (foto). ¡Qué sitios! Me volví loca, no sabía para donde mirar. En el Soho te encontrarás las mejores tiendas de marcas conocidas y descubrirás algún que otro creador nuevo, es un estilo a la calle Fuencarral en Madrid. En Portobello, la zona de antigüedades, tienes ropa, joyas, objetos de decoración, etc. con historia propia. Y por último Candem. Yo nunca he visto un mercado de tales dimensiones. Es impresionante. Hay de todo. Ahora, te recomiendo que no te pierdas las tiendas de discos ni las de ropa de segunda mano donde rebuscando puedes hacerte con bolsos, gafas y ropa retro.

¿Qué se lleva en Londres?
Este es un resumen de las tendencias:
1.- Minivestidos: vaporosos, ajustados, de flores, monocolor… Da igual todo vale. Póntelos con botines, sandalias, zapatos de cordones, bailarinas…
2.- Maxivestido negro con un cinturón y una cazadora vaquera.
3- Pantalón de vestir marrón con zapatos de cordones y blusa estampada.
4.- Hits del invierno: chaqueta de aviador y calcetines hasta la rodilla.

Y tú: ¿Dónde estás pasando tus vacaciones? ¿Has estado en Londres? ¿Conoces Candem? Cuéntanoslo.

Hazte con un bolso vintage

El otro día, leyendo la revista Calle 20 me encontré en la sección Direcciones una tienda muy especial. Se llama Le petit vintage. Entré en su web y me encantó. Tienen vestidos, bolsos, zapatos, bisutería, sombreros e incluso bañadores de distintas épocas. Todas piezas muy originales y especiales. En concreto me enamoré del bolso años 80 que veis en la foto.
Pues bien, me fui a la tienda a por él, con la esperanza de que no lo hubiesen vendido. Y tuve suerte. Al comentarle a la chica de la tienda que había descubierto la dirección gracias a Calle 20, y que su web me había sorprendido porque todo lo que veía en la tienda estaba colgado en la página con su foto, explicación y precio, me comentó que ella se encarga de subir cada una de las piezas que tiene en la tienda, “salvo la bisutería, porque en foto no se ve tan bien” y que en cuanto vendía cualquiera de los diseños los retiraba de la web. Algo que pude comprobar al llegar a casa. Al entrar en la web mi bolso ya no estaba.
Así que ya sabéis, si queréis llevar un bolso diferente, de los años 50, 60, 70 u 80 y no gastaros un pastón, la alternativa segunda mano es genial. Las tiendas como ésta te los dan en perfecto estado y con la esencia de la época en la que les tocó nacer.
Por si os interesa la tienda está en la calle Santa Bárbara, número 11, en Madrid.

La encontré

Ya os hablé de las camisas vaqueras, pues bien, salí en busca y captura de una. Me probé todas las que me encontré y cuando ya había decidido que pasaba de ellas, porque ninguna me quedaba bien (sólo me faltaba el caballo y el sombrero para parecer un vaquero del lejano oeste), voy y en Zara doy con MI camisa. Es muy finita, de manga corta y me ha costado 17,95 euros. Es la que veis en la foto. ¿Os gusta? Con unos vaqueros negros queda genial. Las camisas de manga larga me sentaban fatal y me hacían muy poco femenina.

Pero ésta no ha sido mi única adquisición. En Springfield Woman encontré esta faldita. Me la he comprado dos tallas más grande para ponérmela en la cadera. Es de esas que se llevan en la cintura, pero a mí no me gusta como me quedan. A mis 35 añazos me veo bastante ridícula con ellas, pero que nadie se sienta ofendida porque cuando se las veo a otras chicas me encantan. Vamos, que no están hechas para mí. La falda si os gusta me ha costado 19,95 euros.

Americanas, os recibimos con alegría

Para titular este post no he podido evitar caer en la broma fácil de recordar (pero en femenino) la canción de la mítica película Bienvenido, Mister Marshall, de Berlanga. Y es que esta primavera-verano las americanas son un must have. Hazte con una del color que más te guste, eso sí no se te olvide remangártela para ir más cool, y póntela con jeans, pantalones de pinzas o con minivestidos. Te garantizo que triunfarás.

Así que ya sabes, haz hueco en tu armario para una de estas chaquetas o saca esa que te compraste hace años y ponle unas hombreras más pequeñas 😉

La de la foto cuesta unos 41 euros y la puedes encontrar en Asos.

La fiebre High School Musical irrumpe esta Navidad

High School Musical será estas Navidades una opción más que socorrida para los Reyes Magos o Papá Noel.

El merchandising de Disney abarca desde colonias, disfraces de animadora, CDs con la banda sonora de la película, bolígrafos musicales, muñecos de los protagonistas, videojuegos, camisetas y todo lo que uno se pueda imaginar.

El éxito entre pre-adolescentes, adolescentes y no tan adolescentes de High School es tal que hacer este vaticinio no es muy arriesgado por mi parte que digamos.

El otro día a un compañero de clase de mi hija le regalamos la colonia de la peli, pues bien, su hermana rauda y veloz le dijo a su padre: ¿Me puedo quedar con la caja? Y todo porque en ella había una foto de Zac Efron (Troy en la película). Esto os lo pongo de ejemplo de lo que les gusta a los niños esta saga musical de Disney.

Arriba tenéis parte del merchandising. Mi hija se ha pedido el disfraz de animadora, en fin…

GAP, el ZARA made in USA

Muchos ya conocéis GAP y sabéis que es el ZARA de Estados Unidos, pero parece que otros muchos no tienen ni idea. Porque, ¿llevaríais una sudadera que pusiera en gigante ZARA? Yo no, básicamente porque odio llevar el nombre de una tienda o firma cual hombre-anuncio y que no me lo paguen. Y no porque sea ZARA, ya que pienso lo mismo de los bolsos con logos por muy de Louis Vuitton que sean. Ambos escenarios me desagradan igualmente hasta extremos insospechados, aquellos en los que mi urticaria comienza a manifestarse sin control.

Volviendo al tema GAP. Los españoles cuando visitamos el otro lado del charco y vamos de compras uno de los lugares a los que no debemos dejar de ir es a GAP. Encontrarás ropa barata y de bastante buena calidad. Yo en mi visita de este verano me hice con un par de camisetas, un bolso y un vestido. Además, de ropa para mi hija. Las cosas de niño de esta cadena son chulísimas. Vamos, que si me lo permitís os doy un consejo, hay miles de cosas que comprar en GAP mejores que la odiosa sudadera.

Lo quiero

No tengo dudas, para mí, el vestido de esta temporada es éste de Gucci. Me parece una preciosidad. Yo quiero uno, pero mi bolsillo nunca podrá permitírselo, así que desde que lo vi en el desfile he estado rezando para que el señor Amancio Ortega realizara una copia lo más parecida posible. La verdad es que Zara y otras de su segmento han lanzado colecciones con clara inspiración folk y muy parecidas a la colección de Gucci, pero no encuentro ningún vestido que consiga gustarme tanto.

La verdad es que ya lo he dado por imposible, tengo cosas más importantes en las que pensar, pero no puedo evitar preguntarme por qué cuesta 3.890 euros. ¿No podía ser un poco más barato?

En el Vogue de este mes nos explican el porqué de su elevado precio:

“Confeccionado en muselina de seda y abotonado en la parte delantera, sus aplicaciones de tachuelas y flecos dorados están rematadas a mano”.

Le ha faltado decir una última razón: Que en la etiqueta pone Gucci. Aunque aún así, sigo sin entenderlo.

Uniqlo, el H&M japonés

Paseando por el SoHo neoyorquino me topé con este gran descubrimiento. Se trata de Uniqlo, una tienda que se podría definir en pocas palabras como un H&M japonés.

Cuando entras por la puerta descubres tres plantas llenas principalmente de camisetas, muchas de ellas, como cabría esperar, con diseños manga y mensajes escritos en japonés. El resto de oferta de esta tienda consiste en moda muy básica, cómoda y ponible.

Curiosamente mi adquisición en Uniqlo consistió en una camiseta con lema en español. Anda, que ya me vale ¿verdad? ir a Nueva York, a una tienda made in Japan y traerme una camiseta que pone “La SAMO está en algo loco”. Cosas más raras se han visto…

¡Ya estoy en Nueva York!

Como ya os conté voy a pasar seis días en Nueva York y tres en Boston. Pues bien, ya estoy en la Gran Manzana después de 8 horas de vuelo. Pasé un poco de miedo al iniciar el descenso para el aterrizaje, porque hubo turbulencias con gritos incluidos de los pasajeros.

Al llegar, una cola de media hora para pasar la aduana y el típico policía con cara de pocos amigos tomando las huellas y haciéndo la foto pertinente.

Me hospedo en la séptima avenida a la altura de la 53 y estoy que no me lo creo.

Llevo un día y medio aquí. Llegué el lunes por la tarde. Viajo con mi hija de seis años, que lo está flipando, y mi marido. Ya hemos paseado por Central Park y visitado el museo de Historia Natural, el Metropolitan y la Disney Store, claro.

Además, ya he descubierto tiendas geniales y he hecho mis primeras compras.

A la vuelta os contaré con todo detalle lo que he descubierto. Espero que vosostros también me contéis donde estáis y los lugares que no hay que perderse. Bueno me despido. Aquí son las 6.55 de la mañana y vamos a empezar el día.