Entradas etiquetadas como ‘swarovski tirol’

Qué fue de… Klaus Lindenberger: el portero austríaco y sus pintas en Italia 90

Cromo de Lindenberger para Italia 90 (PANINI).

Cromo de Lindenberger para Italia 90 (PANINI).

Vamos a hablar de un portero mítico de finales de los 80 y principios de los 90, de un país que vivió mejores épocas pero que quiere volver por sus fueros. El protagonista de hoy es Klaus Lindenberger.

¿Quién era?: Un portero austríaco de finales de los 70, los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el portero de Austria en los 80 y titular en el Mundial de Italia 90, donde llevó un uniforme bastante poco discreto, que a buen seguro está en el recuerdo de todo aficionado de la época.

¿Qué fue de él?: Retirado desde 1993 en el FC Stahl Linz, empezó después una carrera como entrenador. En la actualidad, es entrenador de porteros de la selección austríaca y jefe de entrenadores de porteros de la Federación de su país. Además, tiene una empresa de limpieza.

¿Sabías qué…?: Como os decía, sorprendió con su uniforme en Italia 90: camiseta morada con mangas amarillo fluorescente y pantalón amarillo fluorescente con rayas negras. En aquella época no había costubre aún de lucir tales colores.

– Debutó como profesional con 19 años.

– Estuvo en el Mundial de España 82, pero como tercer portero.

Imagen reciente de Lindenberger (WIKIPEDIA).

Imagen reciente de Lindenberger (WIKIPEDIA).

– En la temporada 90/91, se enfrentó a Real Madrid en Copa de Europa, cuando militaba en el Swarovski Tirol, equipo ya extinto. El pobre Lindenberger encajó nueve goles. Butragueño marcó tres, Hugo Sánchez cuatro y los otros dos fueron obra de Hierro y Tendillo.

– Perdió el puesto en la selección en favor de Michael Konsel.

– Tras colgar botas y guantes, fue entrenador de fútbol femenino.

– También trabajó como técnico en Abu Dhabi durante tres años.

– En Italia jugó tres partidos y encajó tres goles. Austria no pasó de la primera fase.

– Tiene una hija.

– Mide 1,91 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Klaus Lindenberger nació el 28 de mayo de 1957 en Linz, Austria. Debutó como profesional en 1976 en el LASK Linz. Entre 1988 y 1991 jugó en el FC Svarovski Tirol. En 1991 regresó a su ciudad natal para jugar en el FC Stahl Linz, donde se retiró en 1993. En su palmarés tiene dos Bundesligas austríacas y una Copa de su país. Con Austria jugó 43 partidos.

Os dejo con el vídeo completo del Italia-Austria de Italia 90. Ojo al uniforme:

Hasta mañana.

Quién fue… Ernst Happel: la leyenda del especialista de la Copa de Europa

Happel, en 1978 (WIKIPEDIA).

Happel, en 1978 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con otro entrenador de esta miniserie que empezamos hace unos cuantos viernes. En esta ocasión, os voy a hablar de un tipo muy carismático, puro ADN de fútbol europeo, con experiencia en varios países y un fantástico currículo. Es Ernst Happel.

Nacido en Viena el 29 de noviembre de 1925, con 16 años entró en las categorías inferiores del Rapid de Viena, con cuyo primer equipo debutó en 1942 como defensa central. Junto a Max Merkel, otro de los entrenadores austríacos más destacados, formó una pareja que durante años colocó al Rapid en el primer puesto del fútbol austríaco. En el equipo vediblanco estuvo 14 temporadas, en las que logró seis títulos de Liga. En 1955, emigró a Francia para jugar dos temporadas en el mítico Racing de París, para regresar al Rapid y retirarse después en 1959. Con su selección, por cierto, jugó 51 ocasiones entre 1947 y 1958. Happel jugó dos Mundiales, el de Suiza 54 y el de Suecia 58.

Pasaron cuatro años entre su retirada y su incorporación a los banquillos. El primer equipo que le dio una oportunidad fue de Países Bajos: el ADO Den Haag (La Haya). En este equipo estuvo seis años y pese a que el ADO siempre estuvo a la sombra de otros clubes, lo logró llevar a la victoria en la Copa de 1968. Tras este éxito, fue contratado por el Feyenoord en 1969.

En el equipo de Rotterdam fue donde alcanzó la gloria. En su primera temporada, ganó la Liga y la Copa y al año siguiente logró llevar al Feyenoord a la final de la Copa de Europa y ganarla. Fue el 6 de mayo del 70 en San Siro, ante el Celtic de Glasgow, con un resultado de 2-1 tras la prórroga. El Feyenoord se adelantaba así a su eterno rival, el Ajax, en la carrera por ser el primer equipo de Países Bajos en convertirse en campeón de Europa. Por desgracia para el Feyenoord, ese sería su primer y último (por el momento) título europeo. Meses más tarde, culminaría el éxito derrotando al Estudiantes de La Plata en la final de la Intercontinental. Su filosofía se puede resumir en una de sus frases más famosas: “Prefiero ganar 5-4 que 1-0”.

En 1971, el Feyenoord ganó otra Liga holandesa, pero dos años después, Happel cambió de aires y se vino a España, en concreto, al Sevilla FC. Lo sorprendente es que en aquel momento, el equipo hispalense estaba en 2ª. El objetivo, claro está, era ascender a Primera, pero Happel no cuajó. El técnico vienés tenía un carácter introvertido y una derrota en un derbi ante el Betis por 3-0 desencadenó su destitución.

Happel, como seleccionador de Países Bajos (WIKIPEDIA).

Happel, como seleccionador de Países Bajos (WIKIPEDIA).

Happel regresó al Benelux, en concreto a Bélgica, para hacerse cargo del Brujas. Bajo su cargo, el equipo flamenco vivió su mejor época: ganó tres Ligas seguidas (entre 1976 y 1978), una Copa belga (77) y lo hizo subcampeón de la UEFA en 1976 y subcampeón de Europa en 1978. Los belgas cayeron en Wembley ante el Liverpool de Dalglish y Souness.

Los éxitos en el Brujas le llevaron a la selección de Países Bajos, con el objetivo de lograr en Argentina 78 aquello que no pudieron lograr en Alemania 74: ganar el Mundial. Pero la oranje se quedó de nuevo a las puertas. Otra de sus frases más famosas la pronunció minutos antes de saltar al Monumental a disputar la final: “Señores, son dos puntos”, le dijo a sus jugadores.

Tras una breve experiencia en 1979 en el Haralbeke belga, ese mismo año llegó a otro de los equipos con solera de aquel país: el Standard de Lieja. Pasó dos temporadas en este equipo y con ellos ganó la Copa de su país. Pero fue en 1981 cuando Happel llegó al otro equipo donde se hizo leyenda: el Hamburgo alemán. Como ya era habitual en Happel, cosechó trofeos también en la ciudad hanseática. En 1982 ganó la Bundesliga. Repitió al año siguiente y además, logró hacer al equipo alemán campeón de Europa, en su tercera final como técnico. Disputada en Atenas, el Hamburgo de Hrubesch y Magath venció a la Juventus de Paolo Rossi y Michel Platini por 1-0. Ernst Happel se convertía así en el primer entrenador de la historia que ganaba la Copa de Europa con dos equipos diferentes (luego le sucederían Ottmar Hitzfeld, Jose Mourinho, Jupp Heynckes y Carlo Ancelotti). El brillante periodo de Happel en Hamburgo se cerró en 1987 con una DFB Pokal. Y regresó a casa.

Entre 1987 y 1992, Happel entrenó al Swarovski Tirol, al que hizo dos veces campeón de Liga y una de Copa. Su último empleo lo tuvo en 1992, como seleccionador austríaco. Pero Happel, el especialista de Copa de Europa, fue un fumador empedernido durante toda su vida y un cáncer de pulmón acabó con su vida el 14 de noviembre de aquel 1992. Se iba así un técnico fundamental en la historia del fútbol europeo. Su legado sigue vivo, sobre todo, gracias a que uno de los más emblemáticos estadios de Europa, el antiguo Prater, lleva su nombre desde el mismo año de su muerte.

Os dejo con un reportaje (en alemán) sobre Happel:

Buen fin de semana.