Entradas etiquetadas como ‘pertiga’

Qué fue de… Allison Stokke: un fenómeno de Internet que no quiere ser famosa

Allison Stokke, en plena competición con su universidad (WIKIMEDIA).

Allison Stokke, en plena competición con su universidad (WIKIMEDIA).

El de hoy es un artículo realmente singular. Primero porque hace referencia a una deportista realmente joven, ni de lejos cerca de su retirada. En segundo lugar, porque tampoco se trata de una atleta consagrada, ni mucho menos. Debe su fama a aspectos totalmente ajenos al deporte, o casi. En fin, que os traigo hoy el singular caso de Allison Stokke (tan singular, que me vais a permitir que no siga el esquema habitual).

Pues Allison Stokke nació el 22 de marzo de 1989 en Newport Beach, Condado de Orange, California. Hija de un abogado, sus comienzos en el deporte se centraron en la gimnasia, llegando a formar parte de la selección estadounidense junior, aunque una lesión la dirigió al atletismo, y más en concreto al salto con pértiga.

Alumna del Newport Harbour High School, su fama llegó en 2007, con la foto. Fue tomada un año antes en una competición en Nueva York. Un bloguero especializado la encontró en un foro. La subió a su blog y con una velocidad pasmosa, se convirtió en un fenómeno mundial. La fotografía recogía a la propia Stokke ajustándose la coleta, con la pértiga apoyada en el hombro. La incuestionable belleza de la chica hizo el resto. La foto se propagó como la pólvora.

Aunque a Allison la avisaron unos amigos de que su foto se estaba propagando, ella no quiso darle importancia. El problema llegó cuando a su instituto empezaron a llegar propuestas de todo tipo y procedentes de todo el mundo: peticiones de entrevistas, de reportajes fotográficos… y al mismo tiempo, miles de comentarios en Internet (muchos de contenido sexual) o la aparición de vídeos en YouTube empezaron a preocupar a Allison, que agobiada por esta fama repentina, tuvo que recurrir a sus padres para que la ayudaran.

La joven pertiguista pasó semanas sin salir de casa, asustada por la posible existencia de acosadores. Cada vez que competía, una nube de fotógrafos, inexistentes antes, seguían todos y cada uno de sus movimientos. Alguien creó una web llamada allisonstokke.com. Otro desaprensivo creó un perfil falso en Facebook en el que decía que su principal afición eran “los chicos”. Iniciaron un trabajo ingente para intentar eliminar toda referencia a ella en la web, pero como podréis comprobar vosotros mismos, es casi imposible. De hecho, Allison no tiene entrada en la Wikipedia, cuyos editores tuvieron un largo debate sobre si incluirla o no.

Aunque el impacto inicial se ha reducido, aún es fácil hallar referencias de todo tipo a Allison Stokke. Por lo demás, Allison cursa estudios de Sociología en la Universidad de California y sigue practicando su deporte favorito, aunque no parece que vaya a alcanzar los niveles que la puedan convertir en una superestrella. De hecho, no consiguió marca para clasificarse para los Juegos de Londres. Quién sabe si para los de Río… Podéis seguirla en Instagram, por cierto, donde tiene más de 31.500 seguidores.

Os dejo con Allison en acción:

Hasta mañana.

Qué fue de… Stacy Dragila, una americana antes del Imperio Ruso

Stacy Dragila, tras un buen salto en el año 2000 (Archivo 20minutos).

Stacy Dragila, tras un buen salto en el año 2000 (Archivo 20minutos).

El dominio en la pértiga de las rusas viene desde hace unos años. Pero antes, no mucho, de este dominio personalizado en Elena Isinbayeva, la número uno de esta difícil disciplina era una estadounidense, que es la protagonista de hoy: Stacy Dragila.

¿Quién era?: Una pertiguista estadounidense de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se la recuerda?: Por ser la campeona olímpica y del mundo de pértiga, además de ser la recordwoman de la disciplina antes de la irrupción de la rusa Elena Isinbayeva.

¿Qué fue de ella?: Se retiró en 2009. En la actualidad reside en San Diego, donde regenta un club de atletismo llamado Altius Track Club.

¿Sabías qué…?: Su apellido de nacimiento es Mikaelsen, pero se lo cambió cuando contrajo matrimonio con el militar Brent Dragila. Posteriormente se divorció, pero ya no cambió de apellido.

– De joven practicó rodeo, afición que adquirió en el rancho de Idaho en el que veraneaba, propiedad de sus abuelos.

– Es asmática.

– De adolescente destacó en 400 vallas y en heptatlón, pero su entrenador en la Universidad de Idaho, pertiguista retirado, vio sus condiciones para este deporte, que carecía de predicamente en Estados Unidos (en su vertiente femenina), y enfocó su carrera a la pértiga.

– En 1994, en la Universidad, saltó 3,04 metros. Poco tiempo después, se enteró leyendo una revista que era el récord de Estados Unidos.

– Fue la primera campeona del mundo al aire libre de pértiga. Ocurrió en los Mundiales de Sevilla, que fueron los primeros que acogieron esta prueba.

– Tras lograr ese oro se hizo muy famosa y firmó contratos con General Motors, VISA, Reebok y Oakley. VISA la hizo protagonista de un anuncio que estrenó en el descanso de la Super Bowl.

– El salto con pértiga femenino también debutó en Sydney 2000, por lo que Stacy Dragila es la primera campeona olímpica de la modalidad.

– Batió ocho veces consecutivas el récord del mundo. Su última mejor marca fue de 4,81 metros en 2001. Dos años después, Elena Isinbayeva lo batió.

– En los Juegos de Atenas 2004, Dragila sólo pudo ser decimonovena.

Biografía, palmarés, estadísticas: Stacy Renée Mikaelsen nació en Auburn, California, el 25 de marzo de 1971. Profesional desde 1994, se retiró en 2009. En su palmarés tiene un oro olímpico, dos oros en campeonatos del mundo y un oro y una plata en campeonatos del mundo indoor.

Os dejo con un vídeo sobre Stacy Dragila:

Saludos y hasta mñana.

Qué fue de… Bubka

El otro día podríais leer en 20minutos.es una interesante entrevista a Igor Bychkov, el campeón de España de salto con pértiga. Como es de origen ucraniano, ya le conocen como el ‘Pequeño Bubka’. Pues precisamente, hoy voy a hablar de Sergei Bubka, el mejor pertiguista de toda la historia y, por qué no decirlo, uno de los mejores atletas de todos los tiempos.

¿Quién era?: Un atleta ucraniano de los 80 y principios de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el auténtico dominador de la disciplina de la pértiga, ser el actual recordman mundial (6,15 metros) y haber batido 35 plusmarcas durante su carrera.

¿Qué fue de él?: Bubka se retiró en 2001. Desde entonces se ha dedicado a la representación de atletas en el Comité Olímpico Internacional, del que es miembro, así como a diferentes tareas políticas en su país, ya que ha sido parlamentario.

¿Sabías qué?: Su hijo Sergei se dedica profesionalmente al tenis.

– La ciudad ucraniana de Donetsk le dedicó una gran estatua.

– Alcanzaba una velocidad de 35,7 km/h en su sprint para saltar. Y los alcanzaba en 22 zancadas.

– Le hacían en Estados Unidos sus propias pértigas personalizadas.

– Uno de sus grandes fracasos fue en Barcelona 92, cuando no se llevó ni medalla.

– Se cuenta que en 1986, estando en Barcelona, se bebió todo el champán que había en su hotel tras ver ganar al Dynamo de Kiev la Recopa contra el Atlético de Madrid.

– Ganó el oro en el Mundial de Tokio de 1991 justo cuando la Unión Soviética se derrumbaba. De hecho, viajó a Japón con un permiso especial de los golpistas.

Biografía, palmarés, estadística: Sergei Bubka nació en Voroshlilovgrad (hoy Luhansk), en la república soviética de Ucrania un 4 de diciembre de 1963. Hijo de un soldado y una enfermera, a los 15 años se trasladó con su entrenador a la ciudad de Donetsk, donde había mejores condiciones para prepararse. Su primer oro lo consiguió en el Mundial de Helsinki de 1983. Desde ahí, una carrera fulgurante: oro olímpico en Seúl 88, campeón del mundo en el 83, el 87 y el 91 (como soviético) y en el 93, el 95 y el 97 como ucraniano. Además, fue campeón de Europa en el 86. De sus 35 records, 17 fueron al aire libre y 18 en pista cubierta. Ambos records están en su poder: 6,14 y 6,15 metros, respectivamente.

Un vídeo con sus dos récords:

¿Sabes algo más de Bubka? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.