Entradas etiquetadas como ‘obilic’

Qué fue de… Sasa Curcic: una vida a base de cocaína, prostitutas y alcohol

Sasha Curcic, en un cromo de su época en el Bolton (Panini).

Sasha Curcic, en un cromo de su época en el Bolton (Panini).

No miréis a la pantalla con cara rara. Sí, ya sé que no tenéis ni idea de quién es el protagonista de hoy. Como mucho, auguro que os suena muy muy vagamente. Sé que el futbolista que os traigo hoy merece más salir un viernes que un jueves, pero creo que esta semana voy a hacer una excepción. Supongo que habréis oído hablar de deportistas que se rindieron a los excesos. Creedme, muy pocos alcanzarán los niveles de golfería del de hoy. Es Sasa Curcic (las especiales características del personaje motivan que, esta vez, el ‘Qué fue de él’ vaya después de ‘Sabías qué…’).

¿Quién era?: Un centrocampista serbio de los 90 y los 80.

¿Por qué se le recuerda?: Porque en su día fue uno de los más prometedores jugadores de su país, pero sobre todo, por sus excesos extrafutbolísticos.

¿Sabías qué…?: Curcic, nacido en 1972, era uno de los más prometedores jóvenes europeos a principios de los 90, llegando a debutar con tan sólo 19 años con la selección yugoslava en un amistoso ante Brasil. Era un jugador diferente, creativo, mágico, regateador, un ‘playmaker’ de los que tanto cuesta encontrar.

– En su primer equipo profesional, el OFK de Belgrado, dio sus primeras muestras de ser un jugador tremendamente díscolo. Siendo muy joven, sufrió su primera lesión importante y el club, conocedor de lo fácil que era que se dispersara, lo envió a un hotel de la capital yugoslava para que se recuperara. El problema es que Curcic se pasaba las noches en el bar del hotel, además de enamorarse perdidamente de una bailarina rumana a la que intentaba impresionar invitando a toda la clientela. Cuando el hotel le pasó la cuenta al club, esta ascendía a 160.000 marcos alemanes por sólo dos semanas.

– En 1993 dio el salto al Partizan de Belgrado, donde coincidió con viejos conocidos de la afición española, como Albert Nadj, Branko Brnovic o Savo Milosevic, de quien se hizo amigo íntimo.

– En el Partizan se ganó el apelativo de ‘Djani’ (de Gianni) por su afición a los trajes de Gianni Versace.

– En un amistoso de su selección en Japón, fue pillado después del partido con dos japonesas en su habitación del hotel.

– En 1995, lo fichó el Bolton Wanderers inglés. Se dice que el Atlético de Madrid lo tenía fichado, pero que Radomir Antic, gran conocedor del fútbol de su país y sobre todo del Partizan, no quiso contratarlo, quizá sabedor de su fama.

– En el Bolton maravilló, se convirtió en el mejor jugador del equipo y la afición se enamoró de él. De los 28 partidos de Liga que jugó, en 18 fue elegido ‘Man of the match’. Pese a todo, el Bolton descendió.

Portada de la biografia de Sasa Curcic.

Portada de la biografia de Sasa Curcic.

– Al año siguiente, su amigo Milosevic lo convenció para fichar por el Aston Villa, donde Milosevic jugaba.

– Nunca se adaptó al Villa y llegó a decir que fue la peor decisión de su vida. Pero fue aquí donde dio rienda suelta a sus vicios. Con un suelo de 12.000 libras esterlinas a la semana, que apenas le duraban los siete días. Un día organizó una excursión a Londres con unos cuantos jugadores y se gastó 25.000 euros en contratar un autobús de dos plantas lleno de señoritas.

– También hizo dupla con otro legendario golfo del fútbol inglés: Stan Collymore. A los dos los echaron de una discoteca cuando el exdelantero del Oviedo se la sacó en una tarima y empezó a orinar sobre los clientes.

– Sólo duró dos años en el Villa, tras pelearse con el entrenador. Se fue al Crystal Palace tras haber gastado el salario de dos temporadas en cocaína, éxtasis, alcohol y prostitutas. Se operó la nariz y se arregló la dentadura.

– En Londres encontró la horma de su zapato. Salía de farra con Robbie Williams o con Jamiroquai, pero si por algo fue famoso en su paso por el Palace fue por manifestarse, en solitario, contra la intervención de la ONU en Serbia durante la guerra de Kosovo.

– A la siguiente temporada se fue al MetroStars de Nueva York (los actuales Red Bull), donde se hizo amigo de juerga de Dennis Rodman, del rapero Puff Daddy y asistió a fiestas de Hugh Hefner. Tras esta experiencia en Estados Unidos, tuvo dos breves pasos por el Motherwell y por el Obilic de su país antes de retirarse a los 29 años, cansado del fútbol y tras haberse gastado todo dinero que había ganado. Cuando colgó las botas dijo: “No ficharía por otro club ni aunque me ofrecieran 15 millones de dólares. Otra cosa sería si me ofrecieran 15 mujeres diferentes, de todas las partes del mundo. Le diría al presidente: ‘Deje que haga felices a estas mujeres. Las voy a satisfacer como nunca nadie las ha satisfecho antes'”.

– Su vida entró en barrena, estaba arruinado, se convirtió en vagabundo, vivió de la caridad, llegó a pasar un mes sin ducharse ni lavarse… hasta que la suerte le sonrió cuando en Serbia se celebró la primera edición del Gran Hermano para famosos. No sólo fue invitado a entrar, sino que ganó el concurso. El dinero que ganó le permitió saldar algunas deudas, como por ejemplo con Milosevic, que siempre le sostuvo en cuanto pudo. Escribió sus memorias, relatando muchos de esos excesos. Todavía le dio tiempo a entrar en otro reality de famosos, del que fue expulsado por pelearse, y protagonizar algunos bochornosos vídeos.

¿Qué fue de él?: Pues al parecer está ya reformado y se dedica al famoseo en su Serbia natal.

Biografía, palmarés, estadísticas: Sasa Curcic nació el 14 de febrero de 1972 en Belgrado, Yugoslavia. Debutó como profesional en 1991 en el OFK de Belgrado. En 1993 llegó al Partizan y en 1995 se fue al Bolton Wanderers. Luego se fue en 1996 al Aston Villa y en 1998 al Crystal Palace. Luego jugó en 1999 en el MetroStars de Nueva York, en 2000 en el Motherwell escocés y en el Obilic, donde se retiró en 2001. En su palmarés tiene una Liga y una Copa yugoslavas. Con su selección jugó 14 partidos y metió un gol.

Os dejo con dos vídeos. Uno, de un golazo de Curcic con el Bolton. El otro, celebrando su victoria en GH:

Espero que os haya gustado. Mañana, más.

PD: Gran parte de la historia de Curcic la he sacado de estos dos fantásticos reportajes de JotDown, firmados por Álvaro Corazón, Jelena Arsic y Sasa Ozmo (primera y segunda parte).