Entradas etiquetadas como ‘nice’

Quién fue… Jean-Pierre Adams: el interminable sueño de 'La Guardia Negra'

adams2Me podréis acusar, y con razón, de que las últimas semanas he traído hasta aquí historias más bien tristes. Hoy seguimos con esta tendencia con una historia sobrecogedora que, todo hay que decirlo, me recomendó el lector igesar75. No nos vamos de Francia para hablar de Jean-Pierre Adams.

El 10 de marzo de 1948 nacía en Dakar, Senegal, Jean-Pierre Adams. Educado por su abuela, ésta se lo lleva a Francia, en concreto a Montargis, en el centro del país galo, en busca de un futuro mejor para su nieto. Allí lo deja, a los ocho años de edad, en un orfanato. Jean-Pierre sería adoptado por una pareja local, lo que le permite dejar el internado. Ya de niño, el joven senegalés se interesa por el fútbol.

Formado futbolísticamente en equipos locales, debuta en 1967 en el Racing Club de Fontainebleu, un equipo amateur con el que consigue llegar a la final del Campeonato Amateur de Francia. El encuentro es televisado y Kader Firoud, exentrenador del Nîmes Olympique, equipo profesional, se queda impresionado con el físico de Adams, que por aquel entonces jugaba de delantero.

Firoud volvió a convertirse en entrenador del Nîmes en 1969 y se acuerda de aquel africano de casi 1,80 que le impresionó en el Campeonato Amateur. Consigue contactar con él y lo invita a hacer la pretemporada con el equipo nimeño. Firoud decide que Adams rendiría mejor como centrocampista y empieza a trabajar personalmente con él mejoras en todos los sentidos, sobre todo en técnica, ya que físicamente era un portento.

En la temporada 70-71 empieza a hacer apariciones esporádicas con el primer equipo y, la temporada siguiente, ya es titular indiscutible. Adams juega todos los partidos y en Nîmes consigue un histórico subcampeonato de Liga, sólo superado por el Olympique de Marsella.adams1

Su espectacular rendimiento provoca que la selección francesa lo convoque para un torneo internacional celebrado en 1972 en Brasil (con motivo del 150 aniversario de la independencia del país sudamericano). Allí coincide con nombres prestigiosos como Marius Trésor o Jean Djorkaeff, el padre de Youri Djorkaeff.

En 1973, Adams ficha por el Niza, un equipo con mayores aspiraciones que el Nîmes. Allí coincide con un entrenador yugoslavo llamado Vlatko Markovic, que toma otra decisión importante para la carrera de Adams: decide convertirlo en defensa central. Este cambio se hace extensivo también a la selección. Es entonces cuando forma pareja en el centro de la zaga con Trésor. Estos dos tiarrones, efectivos y fortísimos, formaron lo que la prensa llamó ‘La Garde Noire‘ (‘La Guardia Negra’). Entre 1972 y 1976, Adams jugó la nada despreciable cifra (para entonces) de 22 partidos internacionales. Y no fueron más por el fracaso de la selección gala de cara a clasificarse para la Eurocopa de 1976. Tras este fiasco se introdujeron cambios en el equipo nacional y Adams se quedó fuera. Podéis verle en acción con Francia en este vídeo.

Tras un año más en Niza, Adams fichó, con 29 años (en 1977) por el Paris Saint-Germain. En el equipo parisino, de tan sólo siete años de edad, distaba de ser lo que es ahora. Tuvo problemas

extradeportivos y Adams encontró dificultades para regresar a la selección. En 1979 dejó el PSG para jugar en el Mulhouse, en Segunda, pero al año siguiente, consciente del declive de su carrera, decide volver al fútbol amateur, al Chalon (Tercera División), adonde llega en 1980.

En 1981, Jean-Pierre empieza a notar problemas físicos en una rodilla. Meses después se hace unas pruebas médicas y decide operarse de un ligamento. Es una operación sencilla, que le permitiría seguir jugando al fútbol unos años más. El 17 de marzo de 1982 ingresa en el hospital Edouard Herriot de Lyon. Antes de entrar a quirófano, le dijo a su esposa: “Todo va bien, estoy en plena forma. Piensa en mí y vuelve a buscarme en ocho días, ¡y no olvides un par de muletas!”. Fueron sus últimas palabras.

Hubo un error del anestesista y Jean-Pierre Adams, de 34 años, se sumió en un coma del que hoy, 31 años después, aún no ha despertado.

Se inició una investigación, que reveló que en lugar de los dos anestesistas que debía haber en ese momento, sólo había uno, un estudiante en prácticas. Ese día tenía que atender ocho anestesias y en la de Adams cometió un terrible error. En aquel momento, Adams vivía con su pareja y sus dos hijos, Laurent y Frédéric, de -entonces- 12 y 7 años de edad.adams3

La noticia creó gran consternación en Francia y en su honor, un buen número de estadios e instalaciones deportivas se bautizaron con su nombre: en Catillon-sur-Sambre, en Corquilleroy, en Thionville, en Chalon (el estadio de su último equipo)…

Han pasado 31 años y Jean-Pierre Adams sigue postrado en una cama, en su casa de Nîmes, de la cual no se separa su esposa, Bernardette. Ella ha escrito una biografía de su marido y cuenta algunas curiosidades: En los primeros meses tras el coma, Jean-Pierre Adams perdió 11 kilos y la inactividad llenó su cuerpo de llagas. Todavía hoy recibe a diario la visita de un fisioterapeuta que ejercita sus músculos inertes: “Lo afeito a diario -cuenta Bernardette-. Tiene la piel lisa, apenas ha envejecido, sólo tiene unas pocas canas más”. La relación entre ambos es muy especial, que nace desde el momento en el que Bernardette se enfrentó a su familia por casarse con un hombre negro. “Se mueve, abre a veces los ojos pero no ve. Tose. Olfatea cuando me perfumo. Se agita cuando un perro ladra cerca. Tiene dos nietos, que a veces juegan junto a él. Una vez le puse un partido de fútbol por televisión”, cuenta esta abnegada mujer, que no quiere oír ni hablar de eutanasia: “Si Jean-Pierre quisiera morir, me lo habría hecho comprender. Se le ve bien, con el rostro sereno”, asegura Bernardette, que aún hoy cree que “tal vez, algún día, Jean-Pierre se despierte”.

Que paséis un buen fin de semana.