Entradas etiquetadas como ‘middlesbrough’

Quién fue… Alf Common: el primer fichaje galáctico de la historia

Alf Common, con el uniforme de la selección de Inglaterra (WIKIPEDIA).

Alf Common, con el uniforme de la selección de Inglaterra (WIKIPEDIA).

El mercado de fichajes ha sido, como siempre, el gran animador de las noticias sobre fútbol durante este verano. De nuevo hemos visto grandes cantidades de dinero circular, con grandes desembolsos por parte de los equipos para apuntalar sus plantillas, algo que suele ser más habitual en los años de Mundial de fútbol. Por eso hoy he decidido viajar en el tiempo para encontrar al primer jugador por el que se pagó una cantidad importante, hace ya prácticamente un siglo. Es Alf Common.

Nacido el 25 de mayo de 1880 en Millfield (noreste de Inglaterra), Alfred Common comenzó su carrera de futbolista en un equipo de su zona, el South Hylton and Jarrow. Con 20 años de edad se enroló en el Sunderland, equipo en el que en su primera temporada consiguió ocho goles en 16 partidos. Esta actuación le valió para fichar por el Sheffield United en 1901 por un traspaso de 325 libras esterlinas de la época. En los ‘Blades’ pasó tres temporadas. En la primera, un gol suyo le dio al equipo la FA Cup. Pero en 1904, quiso regresar al Sunderland, ya que en esta ciudad, cerca de su localidad natal, tenía intereses empresariales. Fichó por los ‘Black Cats’ por 520 libras (en el traspaso estaba incluido el portero Albert Lewis). Fue precisamente en 1904 cuando había sido convocado por primera vez con la selección inglesa. Fue ante Gales, en febrero de ese año. Semanas después, jugaría su segundo partido, ante Irlanda. Alf Common jugaría uno más, con un total de dos goles con la camiseta de los ‘Tres Leones’.

Pero en febrero de 1905, apenas seis meses después de haber regresado al Sunderland, Alf Common pasó a la historia tras convertirse en el primer jugador por el que un club pagaba 1.000 libras esterlinas. Fue lo que desembolsó el Middlesbrough por sus servicios. La prensa de entonces se escandalizó, y hablaron de “carne y sangre a la venta” o “estamos tentados a preguntarnos si los jugadores de fútbol llegarán a ser rivales de los caballos pura sangre de carreras en el mercado “. No iba desencaminado aquel compañero de hace un siglo…

Alf Common, poco antes de su retirada (WIKIPEDIA).

Alf Common, poco antes de su retirada (WIKIPEDIA).

El Boro realizó ese desembolso con el objetivo de evitar el descenso. El día de su debut, precisamente en Brammall Lane ante uno de sus exequipos, Common marcó el gol de la victoria de su equipo. Era la primera victoria del Middlesbrough a domicilio en dos años. El equipo logró su objetivo y Alf Common permaneció en las filas del Boro cinco temporadas, en las que marcó 58 goles en 168 partidos. Llegó a ser capitán del equipo, si bien ese honor le fue retirado por un incidente con la bebida en el que Common se vio envuelto.

En 1910, Common se fue al Woolwich Arsenal, donde pasó dos temporadas, en las que marcó 23 goles en 77 partidos. Dos años después, llegó a su último equipo, el Preston North End, donde pasó otras dos temporadas, hasta su retiro en 1914. Un año antes, en 1913, se batió su récord de dinero por un traspaso. Fue en el fichaje de Daniel Shea por el Blackburn Rovers, procedente del West Ham, por un montante de 2.000 libras.

Tras su retirada, Common se estableció en Darlington, donde regentó un par de pubs hasta su jubilación en 1943, si bien no pudo disfrutar mucho de ella, ya que falleció en esta ciudad el 3 de abril de 1946.

52 años después, Alf Common fue seleccionado como una de las 100 leyendas de la historia de la liga inglesa.

Que paséis un buen fin de semana.

Qué fue de… Geremi, el futbolista que mantenía unido al Madrid de Del Bosque

Geremi, en un entrenamiento del Real Madrid (Archivo 20minutos).

Geremi, en un entrenamiento del Real Madrid (Archivo 20minutos).

Regresamos al fútbol español y hoy os voy a hablar de un camerunés que estuvo en los últimos éxitos europeos del Real Madrid. El futbolista africano tiene una serie de características generales que pasan por su fortaleza física, su resistencia y su fiabilidad táctica. El de hoy se adapta perfectamente a estos estereotipos. Os hablo de Geremi Njitap.

¿Quién era?: Un centrocampista camerunés de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: En España, por formar parte del Real Madrid que ganó la octava y la novena Copas del Europa del club blanco. A nivel global, por ser un fijo en su selección y por su paso por la Premier League.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2011 en las filas del Larissa griego. En la actualidad, Geremi tiene un cargo en el Sindicato Nacional de Futbolistas Cameruneses, donde ejerce de consejero del presidente.

¿Sabías qué…?: Con 19 años jugó en Paraguay, en el Cerro Porteño. Fue fichado después de que ojeadores del club guaraní lo vieran con la sub 21 camerunesa en Brasil.

– Su llegada al Madrid estuvo auspiciada por John Benjamin Toshack, que lo conocía de su época en Turquía.

– Entre las virtudes de Geremi estaba su polivalencia: podía jugar de lateral derecho, de central, de mediocentro o de centricampista lateral derecho.

Geremi remata de caebza en un partido de Champions entre el Madrid y el Sparta de Praga en Champions en 2002 (Archivo 20minutos).

Geremi remata de caebza en un partido de Champions entre el Madrid y el Sparta de Praga en Champions en 2002 (Archivo 20minutos).

– Su padre, Samuel, fue futbolista profesional y también fue internacional.

– Es el segundo futbolista camerunés con más internacionalidades, sólo por detrás de Rigobert Song. No obstante, Samuel Eto’o está a sólo tres partidos de igualarle.

– De él (y de Steve McManaman) decía Del Bosque que “mantenía la plantilla unida”.

– Pese a que estaba en la plantilla blanca, no participó en las finales de Champions de 2000 y 2002. En la primera estuvo en el banquillo y en la segundo no estuvo convocado.

– El Real Madrid pagó 700 millones de las antiguas pesetas por él.

– En 1999, fue elegido mejor extranjero de la Liga Turca.

– El Chelsea pagó por él al Madrid casi 7 millones de libras esterlinas.

– José Mourinho le tenía en alta estima y lo consideraba uno de los jugadores clave en su Chelsea.

Biografía, palmarés, estadísticas: Geremi Sorele Njitap Fotso nació el 20 de diciembre de 1978 en Bafoussam, Camerún. Con 17 años debutó en el Racing de su ciudad natal. Jugó unos meses en el Cerro Porteño paraguayo durante 1997, para luego emigrar a Turquía, al Gençlerbirligi, ese mismo 1997. Dos años después, llegó al Real Madrid, donde estuvo hasta 2002, año en el que fue cedido al Maddlesbrough inglés. Al año siguiente fue traspasado al Chelsea. Tras cuatro temporadas en Stamford Bridge, se fue al Newcastle, donde pasó tres años. En 2010 retornó a Turquía para jugar en el Ancaragucu y unos meses después se fue al Larissa griego, donde se retiró en 2011. En su palmarés tiene una Liga y una Copa de Camerún, una Liga, una Supercopa de España y dos Champions con el Madrid y dos Premiers, dos Copas de la Liga, una FA Cup y una Charity Shield con el Chelsea. Con su selección, con la que disputó 118 partidos y anotó 13 goles, tiene un oro olímpico y dos Copas de África.

Os dejo con un vídeo hecho por un fan del Larissa que contiene un par de buenos goles de Geremi en la Premier:

Hasta mañana.

Quién fue… Brian Clough: a su lado, Mourinho es un aficionado

Brian Clough (WIKIPEDIA)

Brian Clough (WIKIPEDIA)

Hace ya unos meses, traje a este blog a Bill Shankly, uno de los más carismáticos entrenadores de todos los tiempos. Lo era no sólo por sus logros futbolísticos, sino porque está considerado como uno de los mejores autores de citas futbolísticas de la historia. Si hay alguien que se puede poner a su altura es el protagonista de hoy. Un tipo que condensa en sí mismo lo mejor del fútbol inglés y que es el paradigma de entrenador de personalidad arrolladora. Todo un personaje que tiene hasta una película. Es Brian Clough.

Middlesbrough, North Yorkshire, Inglaterra. El día 21 de marzo de 1935 nace Brian Howard Clough, el sexto de nueve hermanos. Su padre trabaja en una tienda de dulces y caramelos. En su infancia y juventud, se decantó más por el cricket que por el fútbol, que luego marcaría su vida.

Nunca fue un estudiante brillante y en 1953 realizó el servicio militar en la Fuerza Aérea Real (RAF). Antes, ya había hecho sus pinitos futboleros en el Billingham Synthonia. Nada más regresar de la ‘mili’, se incorporó al Middlesbrough, donde desempeñó como delantero. Fue un ariete demoledor. En 222 partidos de Liga con el Boro (durante seis temporadas) marcó la impresionante cifra de 204 goles. Ya de jugador daba muestras de su carácter difícil. Se enfrentaba constantemente a sus compañeros, sobre todo a sus defensas, que solían encajar muchos goles. Les llegó a desafiar preguntándoles cuántos goles tenía que marcar para poder ganar un partido. No obstante, se hizo amigo del portero, Peter Taylor, personaje que posteriormente sería clave en su carrera.

Fue internacional sólo dos veces, en 1959, con escaso éxito. En 1961 fue traspasado al Sunderland por 55.000 libras. En su segunda temporada en los black cats, llegó el hecho que puso fin a su carrera: en un partido ante el Bury, disputado en unas infames condiciones meteorológicas, chocó con el portero rival y se rompió el ligamento cruzado y el ligamento colateral tibial. Era otra época, claro está, y en aquellos tiempos, una lesión así significaba dejar el fútbol. Tras dos años de baja, llegó a volver a jugar al fútbol, pero sólo pudo disputar tres partidos. Colgaba las botas con 29 años. Pese a tamaña desgracia, sus cifras en el Sunderland fueron espectaculares: 63 goles en 74 partidos.

Llega a los banquillos

Su primera experiencia en los banquillos fue como técnico de los juveniles del Sunderland. En 1965 le ofrecieron el puesto de entrenador del Hatlepool United, de Segunda. Aceptó y lo primer que hizo fue llamar a Peter Taylor, su querido compañero del Boro, para que le acompañara en su primera aventura como entrenador profesional. Clough tenía 30 años y era el entrenador más joven de la Liga. Era un club modesto, siempre luchando por la permanencia y con agobios financieros. Al poco de llegar, Clough llegó a ir por los pubs de la localidad pidiendo contribuciones para el equipo.

El principio de la segunda temporada, el presidente quiso despedir a Clough, pero eso no hizo sino provocar un cisma en la directiva que acabó con el presidente fuera. Esa segunda temporada, el sufridor Hartlepool acabó octavo. Este logro le valió fichar por el Derby County (junto a Taylor, por supuesto) en 1967. Los ‘Rams’ llevaban años en Segunda, intentando regresar, sin éxito, a la máxima categoría. Clough llegó e hizo limpieza en el vestuario. Sólo permanecieron cuatro jugadores de la temporada anterior. Por despedir, echó al secretario, al jardinero, al ojeador e incluso despidió a dos camareras a las que pilló riéndose tras una derrota del equipo. Y todo funcionó: con una racha de 22 partidos invicto, el Derby acabó campeón de Segunda y ascendió.

Estatua de Brian Clough y Peter Taylor en Derby (WIKIPEDIA).

Estatua de Brian Clough y Peter Taylor en Derby (WIKIPEDIA).

En su primer año en Primera con el Derby, dejó al equipo cuarto, su mejor clasificación histórica, pese a lo cual, y por problemas económicos, no pudo jugar en Europa. Mantuvo al equipo en Primera hasta que en su quinta temporada, la 71-72, llevó al Derby County a la gloria: los ‘Rams’ ganaron el primer título de Liga de su historia. Fue precisamente entonces cuando empezaron los problemas entre Clough y la directiva. El primer enfrentamiento fue debido a la pretemporada del equipo en Alemania y Holanda. Clough exigió llevarse a su familia y el presidente se negó. Por este motivo, el exdelantero no estuvo en el stage, que quedó a cargo de su segundo, Peter Taylor.

Clough empezó a fichar jugadores caros, lo que le valió un toque de atención de la directiva (ya sabéis que en Inglaterra, el entrenador es mucho más de lo que es aquí en España). Llegó a criticar a los hinchas porque, según él, sólo animaban cuando el equipo iba ganando. Estaba desatado. Cayó en semifinales de la Copa de Europa ante la Juve. Cuando salió del vestuario y los periodistas italianos le preguntaron, dijo: “No hablo con cabrones tramposos”. Empezó también su particular cruzada contra el Leeds United (uno de los punteros de la época) y su entrenador, Don Revie, acusándolos de juego sucio.

El 15 de octubre de 1973, Brian Clough y Peter Taylor abandonaron el Derby County. Clough era por esa época un personaje muy conocido y era un asíduo a los programas de televisión, donde engrandecía su leyenda de hombre sin pelos en la lengua. Enseguida, no obstante, él y su equipo se hicieron cargo del Brighton and Hove Albion, un equipo de la Tercera División. El cambio, en pocos meses, había consistido en jugar ante la Juve en la Copa de Europa a jugar en los barrizales de la tercera categoría. Su etapa en el sur de Inglaterra, no obstante, no fue nada buena.

La gran oportunidad de su vida llegó en 1974, cuando su odiado Don Revie dejó el Leeds United para ser seleccionador nacional de Inglaterra. El equipo de Yorkshire lo contrató. Esta vez, Peter Taylor no lo acompañó. Su fichaje fue una sorpresa, debido a las críticas que antes le había dedicado a este club. Es más, en su primer entrenamiento, le dijo a sus nuevos jugadores una de sus frases más famosas: “Hasta donde yo sé, podéis tirar todas esas medallas que habéis ganado estos años a la basura, ya que las ganasteis todas robando”.

Su etapa en el Leeds duró 44 días. Los jugadores, fieles aún a Revie, le hicieron el vacío. El equipo ganó uno de los seis partidos que disputó. Fue despedido fulminantemente. Pero el destino le deparaba aún una gran oportunidad a Brian Clough. He decir que desde que empezó a despuntar con el Derby, su nombre estuvo siempre ligado con la selección inglesa, pero nunca se concretó su incorporación al equipo nacional.

Estatua de Brian Clough en Middlesbrough (WIKIPEDIA)

Estatua de Brian Clough en Middlesbrough (WIKIPEDIA)

En enero de 1975, el Nottingham Forest, que estaba en la mitad baja de la tabla de Segunda, lo contrató. Dejó al equipo octavo esa temporada y en la siguiente, de nuevo con su amigo de siempre Peter Taylor junto a él, lograron el ascenso. En la siguiente temporada lograron la Copa de la Liga y el campeonato. Brian Clough conseguía con 43 años lo que sólo había conseguido un entrenador antes que él: ganar la Liga inglesa con dos equipos diferentes. La siguiente temporada (78-79), no pudo repetir el título de Liga, pero consiguió un hito. Hizo al Nottingham Forest campeón de Europa, tras derrotar al Malmö por 1-0 en la final. Pero es que al año siguiente, 1980, repitió la hazaña, derrotando al potente Hamburgo por el mismo resultado.

En 1982, su inseparable Peter Taylor se retiró. El siguió al frente del Forest hasta 1993. Anunció su retirada cuando el Forest descendió a segunda división. En sus últimos años, además de entrenar a su hijo Nigel (que llegó a ser internacional) y ‘descubrir’ a futbolistas como Teddy Sheringham o Roy Keane, empezó a aflorar uno de sus grandes problemas: el alcoholismo.

El resto de su vida estuvo marcada por su lucha contra su enfermedad, pese a lo cual comentaba partidos y escribía una columna semanal en Four Four Two. En enero de 2003 se sometió a un trasplante urgente de hígado. Lo tenía tan dañado tras 30 años de alcoholismo que los médicos le daban dos semanas de vida. Se repuso, pero un año y nueve meses después, fue ingresado de nuevo en un hospital de Derby a causa de un cáncer de estómago, motivo de su muerte el 20 de septiembre de 2004. Se celebró un funeral en su honor en el estadio del Derby County al que asistieron 14.000 personas. Los homenajes son incontables. El tramo de autopista que une Nottingham y Derby lleva su nombre, así como una grada del estadio del Forest. Hay estatuas en su honor en Nottingham, Derby y Middlesbrough. Desde 2007, todo partido que juegan el Forest y el Derby, ya sea de Liga, Copa, Copa de la Liga, amistoso, etcétera… se convierte automáticamente en el Trofeo Brian Clough.

Detalle de la estatua de Clough en Nottingham (WIKIPEDIA)

Detalle de la estatua de Clough en Nottingham (WIKIPEDIA)

La figura de Brian Clough, en mi opinión, tiene un punto negro, que no es otro que la gestión que hizo de la homosexualidad de Justin Fashanu. Podéis leer más sobre este tema en el artículo que le dediqué a este jugador.

Os decía al principio lo de las citas de Clough. Os dejo aquí unas cuantas:

– No digo yo que fuera el mejor entrenador del mundo. Pero siempre estuve en el Top-1.

– Dicen que Roma no se levantó en un día. Pero yo no estaba a cargo de esa tarea.

– Estoy seguro de que los mandamases de la selección de Inglaterra creían que, si me contrataban y me confiaban el empleo, me pondría a dirigir el cotarro. La verdad es que son muy listos: eso es exactamente lo que habría hecho.

– Si discutiera con un jugador, nos sentaríamos juntos unos veinte minutos, hablaríamos del asunto y al final decidiríamos que yo tengo razón.

– No quiero epitafios de frases profundas ni nada de ese rollo. He aportado algo. Espero que eso sea lo que digan de mí, y ojalá le haya gustado a alguien.

– Hoy es un día espantoso… para el Leeds United (el día que le despidieron del Leeds).

No puedo dejar de recomendaros encarecidísimamente The Damned United, la fantástica película que relata los últimos días de Clough al frente del Derby County y su azarosa etapa de 44 días en el Leeds United. Imprescindible.

Os dejo con un documental sobre Clough:

Que paséis un buen fin de semana.

Qué fue de… ‘Bolo’ Zenden, otro miembro del Barça más holandés

zenden1Si hay un país vinculado al FC Barcelona, ése es los Países Bajos. La gigantesca influencia de Johann Cruyff en el club azulgrana es el principal motivo, claro. Pero desde luego, el Barça tiene una gran tradición de jugadores holandeses (ahora sólo queda uno: Afellay). Hubo una época, a finales de los 90, en los que esa influencia oranje era muy pronunciada. Os traigo hoy a uno de sus representantes: Boudewijn ‘Bolo’ Zenden.

¿Quién era?: Un centrocampista holandés de los 90 y la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ser uno de los holandeses que llegó al Barça de la mano de Louis van Gaal, con amplia experiencia, además, en su selección y en la Premier League.

¿Qué fue de él?: Se retiró no hace mucho, en 2011, en las filas del Sunderland inglés. Al año siguiente (el pasado, vamos) fue asistente de Rafa Benítez en el Chelsea. Actualmente es el asistente de Darije Kalezic, entrenador del filial del PSV Eindhoven.

¿Sabías qué…?: En el mundo del fútbol se le conocía como ‘Bolo’.

– Su padre, Pierre Zenden, fue judoca profesional y comentarista televisivo.

– El propio Bolo era judoca. A los 14 años logró el cinturón negro y fue tres veces campeón provincial de judo.Zenden2

– Es vegetariano desde los 19 años.

– El Barça pagó por él al PSV 1.000 millones de pesetas.

– Llegó al club culé cuando el gran objetivo era su compatriota Marc Overmars (que jugaba en su misma posición, extremo zurdo). Finalmente, Overmars llegó al Barça en 2000.

– En el Barça llegó a jugar de lateral izquierdo.

– Con su selección jugó el Mundial del 98 y las Eurocopa de 2000 y 2004. En las tres ocasiones, su selección llegó a semis.

– Cuando jugaba en el Olympique, conoció a la modelo y presentadora Clio Pajczer. No sería reseñable si no fuera por… (foto -vía Renaldinhos y Pavones-).

– Tuvo graves lesiones de rodilla durante su carrera.

Biografía, palmarés, estadísticas: Boudewijn Zenden nació el 15 de agosto de 1976 en Maastricht, Países Bajos. Debutó como profesional en el PSV en 1993. En el equipo de la Philips jugó hasta 1998, cuando se fue al Barça. Tres años después, se fue al Chelsea, donde estuvo dos años. En el tercero fue cedido al Middlesbrough, que luego lo fichó y pasó dos años más en el Boro. En 2007 llegó al Olympique de Marsella, donde pasó dos temporadas. Sus últimos dos años los pasó en el Sunderland. En su palmarés tiene una Liga, una Copa y dos Supercopas holandesas, una Liga española, una Copa de la Liga, una FA Cup, una Community Shield y una Supercopa de Europa. Con su selección jugó 54 partidos y marcó 7 goles.

Os dejo un vídeo con goles de Zenden en el Olympique de Marsella (no he encontrado nada mejor):

Hasta mañana.

Quién fue… Viv Anderson, el primer jugador negro de la selección inglesa

vivanderson1Pues este creo que es uno de los más recientes deportistas que ha salido en esta sección de los viernes. Y es curioso, porque este tema de deportistas que rompen barreras raciales suele ser de otra época. Pero aquí no nos vamos a remontar tanto, sólo a finales de los 70. Permitidme que esta vez, el artículo mantenga la estructura habitual de entre semana. El protagonista de hoy es Viv Anderson.

¿Quién era?: Un defensa central inglés de mediados de los 7o a mediados de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por como indica el título del artículo, por ser el primer jugador de color en ser internacional con la selección inglesa, además de por ser bicampeón de Europa con el Nottingham Forest.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1995 en las filas del Middlesbrough. En la actualidad colabora con la Federación Inglesa como embajador de buena voluntad y además, tiene una empresa, una agencia de viajes de temática deportiva.

¿Sabías qué…?: Viv Anderson nació en Nottingham de padres jamaicanos.

– Vivió el racismo desde los inicios de su carrera. En su autobiografía, publicada hace tres años, relata cómo en un partido en Carlisle, el mítico Brian Clough le mandó calentar y el público le lanzó plátanos, manzanas y peras. Atemorizado, Anderson regresó al banquillo. Clough le dijo: “Creía que te había dicho que calentaras”. “Me están lanzando fruta”, respondió Anderson. “Bueno, pues mueve el culo y tráme una pera y dos plátanos”, le espetó el siempre agudo técnico.

– Por sus buenas actuaciones en el Forest, el seleccionador Ron Greenwood lo convocó para un partido ante Checoslovaquia en Wembley el 29 de noviembre de 1978. Preguntado al respecto, Greenwood dijo: “Amarillo, morado o negro… si es lo suficientemente bueno, lo convocaré”.

– Fue el primer negro en jugar con la absoluta, pero en las categorías inferiores jugaron antes que él Benjamin Odeje y el malogrado Laurie Cunningham.

– Cuando debutó con la selección, la reina Isabel II le envió un telegrama de felicitación. Aún lo conserva.vivanderson2

– Años después de su debut, fue nombrado Miembro del Imperio Británico (MBE).

– Jugó dos Eurocopas (1980 y 1988) y dos Mundiales (1982 y 1986).

– Como os decía, fue titular en las dos Copas de Europa que ganó el Nottingham Forest (1979 y 1980).

– En su biografía admite que, años después de la muerte de Brian Clough, lo primero que recuerda la gente de él es su adicción al alcohol, “y es triste”. Añade “lo vi en sus últimos días. Llegó a Middlesbrough en una firma de libros y parecía frágil. Vi manchas en la cara, algo que siempre está relacionado con beber. Me sorprendió la forma en que se había deteriorado durante un período de seis a ocho meses”.

– También jugó en el Manchester United, en los inicios de Alex Ferguson. En su biografía tiene palabras elogiosas para el técnico escocés. Asegura que Ferguson sabía lo que hacía cada jugador en su tiempo libre “gracias a sus espías en la ciudad de Manchester”.

Biografía, palmarés, estadísticas: Vivian Alexander Anderson nació en Clifton, Nottingham, Inglaterra, el 29 de julio de 1956. Debutó como profesional en el Nottingham Forest en 1974. Diez años después, fichó por el Arsenal, donde estuvo hasta 1987. Ese año firmó por el Manchester United, para luego irse en 1991 al Sheffield Wednesday. Un par de temporadas después firmó por el Barnsley, donde estuvo un año. Otro año más, el último de su carrera, lo pasó en el Middlesbrough. Su palmarés: con el Forest, una Liga inglesa, dos Copas de la Liga, una Charity Shield, dos Copas de Europa y una Supercopa de Europa. Con el Arsenal, otra Copa de la Liga. Con el Manchester United, una FA Cup, una Charity Shield y una Recopa. Con Inglaterra jugó 30 partidos y metió dos goles.

Os dejo el resumen de un Turquía 0-8 Inglaterra en el estadio del Besiktas, en el que Viv Anderson marcó su primer gol como internacional:

Que paséis buen fin de semana.

Qué fue de… John Wark, una de las estrellas de ‘Evasión o Victoria’

warkUna de mis películas favoritas es Evasión o Victoria, la dramatización no tan dramática de la historia del FC Start. En ella, jugadores reales como Pelé, Osvaldo Ardiles o Bobby Moore se convirtieron en actores para encarnar a los prisioneros de guerra que protagonizan la película. Gran parte de los futbolistas que participaron en la peli eran jugadores del Ipswich Town, equipo inglés que, dirigido por el inolvidable Bobby Robson, tuvo una época dorada a finales de los 70 y principios de los 80. Uno de los mejores jugadores de aquel equipo era el protagonista de hoy: John Wark.

¿Quién era?: Un centrocampista ofensivo escocés de mediados de los 70 a la primera mitad de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Pues, como os decía, por ser una de las estrellas del Ipswich Town que ganó una Copa de la UEFA en 1981 y una FA Cup en 1978.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el club de sus amores, el Ipswich Town, en 1997. Tras su retirada, sigue trabajando para el Ipswich. Tiene un cargo que podríamos comparar con el de relaciones públicas del club.

¿Sabías qué…?: En la película, John Wark interpreta a Arthur Hayes, un prisionero de guerra escocés.

– Como os decía, fueron varios los jugadores del Ipswich los que salieron en la peli: Russell Osman, Robin Turner, Laurie Sivell y Kevin O’Callaghan.

– John Wark sólo tenía una línea de texto en la película, pero fue doblada debido al fuerte acento de Glasgow del jugador.

– Otros dos jugadores del Ipswich, Kevin Beattie y Paul Cooper, hicieron de dobles para Michael Caine y Sylvester Stallone, los protagonistas del filme.Wark2

– El Ipswich Town de Bobby Robson ganó la UEFA en el 81, tras derrotar al AZ Alkmaar a doble partido (3-0 y 2-4). Wark marcó en ambos partidos.

– Llevó el 10 de la selección de Escocia en el Mundial de España 82. Marcó dos goles en esa cita, en el primer partido de su selección, en La Rosaleda ante Nueva Zelanda (resultado total, 5-2).

– En su juventud fue fan del Rangers. De joven rechazó una oferta del Celtic en parte por este motivo.

– Su seña de identidad era y es su bigote, aunque admite que a día de hoy, muchos fans le confunden con el exportero del Liverpool Bruce Grobbelaar.

– Estaba en el once titular del Liverpool que perdió la final de la Copa de Europa de 1985 (la de la tragedia de Heysel).

– Sus años en el Liverpool acabaron con una lesión que le hizo perder el sitio en el once titular.

– Jugó, en el Liverpool y en la selección, con el mejor jugador de la historia de Escocia: Kenny Dalglish.

– Según Wark, Bobby Robson fue la persona que más influyó en su carrera deportiva.

Biografía, palmarés, estadísticas: John Wark nació el 4 de agosto de 1957 en Glasgow, Escocia. Debutó como profesional en el Ipswich Town inglés en 1975. Nueve años después se fue al Liverpool, donde estuvo cuatro temporadas. Luego regresó al Ipswich para jugar dos años más y en 1990 fichó por el Moddlesbrough, donde estuvo un año. Volvió al Ipswich, donde se retiró en 1998, a los 40 años. En su palmarés tiene una FA Cup y una UEFA. Con Escocia jugó 29 partidos y metió siete goles.

Os dejo un vídeo en el que Wark logra un hat-trick con el Liverpool. En el vídeo se puede ver a un joven Michael Robinson:

Hasta mañana, amigos.

Qué fue de… Boksic

Hoy voy a saldar una deuda que tengo conmigo mismo desde hace más ocho meses. Todo se remonta al artículo que escribí sobre Alen Peternac, aquel delantero croata del Valladolid, el Zaragoza o el Murcia. En ese post me preguntaba a mí mismo por el protagonista de hoy, uno de los más grandes delanteros croatas de la historia (aunque sea reciente). Así que me he decidido a sacarlo y os lo traigo al blog: Alen Boksic.

¿Quién era?: Un delantero croata de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los más cotizados delanteros europeos de su época, jugador de equipos prestigiosos como el Olympique de Marsella, la Juventus o la Lazio.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el Middlesbrough inglés en 2002. En la actualidad vive una vida de lo más apacible. Cuando se retiró se compró una isla en la costa croata, en el Adriático, donde pasa las horas navegando y practicando esquí acuático. Además de sus paseítos en barco, Boksic también comenta partidos para la televisión de su país.

¿Sabías qué…?: Estuvo convocado para jugar en la selección yugoslava antes de la disolución del país, pero no llegó a debutar.

– Formaba parte del plantel ‘plavi’ que jugó el Mundial de Italia 90 (êl que nos apeó), pero como os decía antes, ni jugó.

– La mejor actuación internacional de la selección croata (Mundial 98) no tuvo como protagonista a Boksic, porque estaba lesionado y no acudió a la cita mundialista para formar una demoledora pareja con Davor Suker.

– Jugó dos finales de Champions, con distinta suerte. En la del 93, se proclamó campeón con el Olympique de Marsella ante el Milan. En la del 97, perdió con la Juve ante el Borussia de Dortmund. En ambas ocasiones fue titular.

– La llegada de Pippo Izaghi (un jugador al que admiro) a la Juve le cerró la puerta de la titularidad en la Vecchia Signora y provocó que se regresara a la Lazio.

– La foto de arriba se corresponde a la final de la Intercontinental del 96, que también jugó Boksic de titular, ante un River que contaba con Burrito Ortega, Julio Cruz, el inigualable Francescoli o el Matador Salas en sus filas. El equipo piamontés ganó 1-0 con gol de Del Piero. Por cierto, si no me equivoco, el jugador de River que está tirado en la fotografía es Juanpi Sorín.

– A pesar de la fama con la que llegó a Italia, nunca superó los 10 goles en sus siete temporadas en la Serie A.

– Estuvo cerca de ganar un Balón de Oro en 1993, si no llega a ser por que por delante tenía a Roberto Baggio, a Dennis Bergkamp y a Eric Cantona.

Biografía, palmarés, estadísticas: Alen Boksic nació el 21 de enero de 1970 en Makarska, Croacia. Debutó como profesional en 1987 en las filas del Hajduk Split. En 1991 se fue al Cannes francés y al año siguiente llegó a Marsella. Tras un exitoso año en el equipo de Tapie emigró a Italia, para jugar tres temporadas en la Lazio. Tras un año en la Juve, regresó al equipo celeste y en 2000 se fue a Inglaterra a jugar un año con el Middlesbrough, donde se retiró. En su palmarés tiene una Copa yugoslava, dos ligas y dos copas italianas, una Champions, dos Supercopas de Europa, una Recopa y una Intercontinental. Con la selección croata jugó 40 partidos y metió 10 goles.

Ale, aquí os dejo goles del croata:

¿Sabes algo más de Boksic? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… Branco

Retornamos a Brasil, gran país futbolero, proveedor de numerosas joyas para el balompié mundial. Lo hacemos de la mano de uno de los clásicos de la canarinha, siempre presente en la selección brasileña del período comprendido entre finales de los 80 y principios de los 90. Sin ser un fantasista típico brasileño, sí representa a esos otros más trabajadores que siempre sirven de contrapunto para que Brasil siga siendo un equipo temible. Así que os voy a recordar a uno de los más potentes zurdos de los últimos años. Es Branco.

¿Quién era?: Un futbolista brasileño de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser un fijo en la selección brasileña en los mundiales de México, Italia y Estados Unidos.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 1998 en las filas del Fluminense. Tras pasar por el cargo de director técnico de las categorías inferiores de la CBF (Confederaçao Brasileira de Futebol), ahora es el director técnico del Fluminense.

¿Sabías qué…?: Como os decía, jugó en tres mundiales, México 86, Italia 90 y USA 94. En el primero metió un gol en una tanda de penalties, en el segundo no marcó y en el tercero, en el que Brasil se proclamó tetracampeona del mundo, marcó un decisivo tanto en Dallas ante Holanda en cuartos de final.

– Ese gol es un buen ejemplo de su principal característica, un excelente disparo con la pierna izquierda, sobre todo a balón parado.

– Su sucesor natural fue Roberto Carlos (tanto en la posición en el campo como en el lanzamiento de faltas).

– En 1990, Brasil fue eliminada en octavos por Argentina, en un partido en Turín que acabó 1-0 con gol de Caniggia. Branco siempre dijo que ese día fue envenenado. El caso es que en un parón del partido, el lateral brasileño se acercó al banquillo argentino y les pidió agua. Branco decía que tras beberla, se empezó a encontrar mal y que eso afectó negativamente a su juego. Años después, el seleccionador argentino, Carlos Bilardo, admitió que en ese agua había tranquilizantes.

– Jugó en Italia (Brescia y Genoa) y Portugal (Oporto).

– Es descendiente de libaneses.

– Branco es un apodo. En portugués significa literalmente blanco.

– Solía llevar el 6 con la seleçao.

– A finales de su carrera jugó en Inglaterra (Boro) y Estados Unidos (NY Metrostars), pero apenas cuajó por sus problemas de sobrepeso.

Biografía, palmarés, estadísticas: Cláudio Ibraim Vaz Leal nació en Bagé, Brasil, el 4 de abril de 1964. Su primer equipo profesional fue el Fluminense. Jugó también en el Brescia y el Genoa italianos, el Oporto portugués, el Gremio de Porto Alegre, el Corinthinas, el Flamengo, el Internacional de Porto Alegre, el Middlesbrough, el Metrostars y el Mogi Mirim. En su palmarés tiene tres ligas cariocas, una Copa Guanabara y un Brasileirao, además de una liga y una Supercopa portuguesas. Con la selección jugó 72 partidos y metió 9 goles. Ganó un Mundial y una Copa América.

Aquí os dejo el famoso gol de Branco en USA 94, en cuartos ante Holanda:

¿Sabes algo más de Branco? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

Qué fue de… Karembeu

El otro día, mi amigo Ángel Aledo me propuso a través de Facebook que escribiera sobre el protagonista de hoy. Me pareció una excelente idea, porque es un personaje que se ajusta perfectamente al perfil ‘canónico’ de deportista olvidado: muy famoso en su época y desaparecido en combate tras su retirada. Además, como en el blog han salido ya la flor y nata de los jugadores que en 1998 hicieron a Francia campona del mundo. Por eso, hoy os voy a hablar de ese gran jugador llamado Christian Karembeu.

¿Quién era?: Un jugador francés (en realidad originario de la colonia de Nueva Caledonia, en Oceanía) de los 90 y principios de este siglo.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los campeones del mundo de Francia 98 y uno de los fichajes estrella del Real Madrid a finales de los 90, tras un largo culebrón. Qué diablos, muchos también lo recuerdan por su mujer, la ex chica Wonderbra Adriana Skleranikova, modelo eslovaca con las piernas más largas del mundo (o al menos eso decían).

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2005 en las filas del Bastia francés. Ha sido comentarista para la televisión pública francesa y ha invertido, junto a su mujer, en negocios de panadería industrial. Además, está volcado con su país de origen, Nueva Caledonia, donde es embajador de la FIFA. Además, trabaja para promocionar turísticamente este archipiélago pacífico.

¿Sabías qué…?: Una de las cosas que, a nivel internacional, se recuerdan de Karembeu es que ni una sola de las 53 veces que jugó con la selección francesa cantó La Marsellesa. Lo hacía porque él mismo no se consideraba francés (dice que aceptó jugar con les bleus para dar a conocer Nueva Caledonia) y como protesta por tantos años de colonialismo en Oceanía.

– Es de etnia kanak.

– Una de las razones de su resentimiento con la metrópoli es que en 1931, su bisabuelo fue expuesto en la Exposición Colonial de París. Cuando digo expuesto es exhibido, en un lugar que muchos expertos llamaron Zoológico Humano y en el que se trataba a los indígenas como algo poco más civilizado que un exótico animal.

– El Madrid lo persiguió durante meses. Fabio Capello, en su primera temporada como entrenador blanco, se lo pidió al entonces presidente Lorenzo Sanz. Al final fue su sucesor, Jupp Heynckes, el que pudo disfrutarlo.

– El Barcelona también quiso ficharlo. De hecho, pactó con la Sampdoria a espaldas del jugador y llegó a adelantar una parte de dinero.

– El Madrid le puso una cláusula de rescisión de 23.000 millones de pesetas, al nivel de otras estrellas del equipo como Mijatovic o Seedorf. El Madrid pagó 500 millones de pesetas por él.

– Conoció a su mujer en un avión.

– Tenía un grupo de música con sus hermanos.

– Estaba en el once titular del Madrid que ganó la Séptima en 1998. De hecho, jugó los 90 minutos.

– La selección de Nueva Caledonia se puso en marcha en 2004. Como después de su creación no había jugado con Francia, Karembeu tuvo la opción de jugar con este país, aunque no lo hizo.

Biografía, palmarés, estadísticas: Christian Karembeu nació el 3 de diciembre de 1970 en Lifou, Nueva Caledonia, Francia. Debutó como profesional en 1990 en las filas del Nantes, donde jugó cinco años. En 1995 emigró a Italia para jugar en la Sampdoria. En el mercado de invierno de la temporada 97/98 fichó por el Madrid, donde permaneció hasta 2000, año en el que se fue al norte de Inglaterra para jugar en el Boro. Tras un año en Riverside se fue a Grecia, al Olympiakos, hasta 2004. Ese año fichó por el Servette y en 2005 retornó a Francia para jugar en el Bastia de Córcega, donde apenas estuvo 10 meses, tras lo que se retiró. Con la selección jugó 53 partidos y metió un gol. Su palmarés es extraordinario: Dos Ligas de Campeones, una Intercontinental, una Liga francesa y dos griegas. Con la selección ganó un Mundial, una Copa Confederaciones y una Eurocopa.

Lo mejor que he encontrado es este vídeo de Karembeu en Grecia. Él habla en francés, pero tranquilos, está subtitulado al griego:

¿Sabes algo más de Karembeu? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.

PD: No me puedo resistir a poner una foto de la señora de Karembeu.

PD2: He creado una lista para elegir al jugador más leñero de la historia de nuestra liga. Podéis votar y añadir nombres.

Qué fue de… Ravanelli

El post de hoy está dedicado a un jugador que no ha sido campeón del mundo. No ha sido el mejor jugador del planeta, ni de su equipo, ni siquiera de su selección. Pero hay veces en que sólo el pelo (o su falta de él) hacen de un jugador alguien conocido por todos. Es el caso de Fabrizio Ravanelli, conocido en Italia como Penna bianca (penna en italiano es pluma, malpensados) y en todo el mundo por su pelo canoso.

¿Quién era?: Un delantero italiano de la década de los 90 y principios de ésta.

¿Por qué se le recuerda?: Aparte de por el color de su pelo, por ganar una Liga de Campeones con la Juve, en una época dorada para la Vecchia Signora, con jugadores como Del Piero en su máximo esplendor.

¿Qué fue de él?: Se retiró hace relativamente poco, en 2005, en las filas del Perugia de su ciudad natal. Ahora es comentarista deportivo en Sky Italia y en Mediaset. Además, ya ha hecho sus pinitos en el mundo de la moda y, de hecho, ha desfilado en la pasarela de Milán.

¿Sabías qué…?: Muchos lo consideran como el creador de la celebración de gol que consiste en taparse la cabeza con la camiseta y correr como un pollo sin cabeza. En Italia, celebrar un gol así es esultare alla Ravanelli.

– Cuando la FIFA decidió sancionar con tarjeta amarilla a aquellos jugadores que se sacaran la camiseta o se la levantaran para celebrar un gol, Ravanelli se convirtió en el abanderado en contra de la decisión.

– En una entrevista para The Sun, dijo, sobre este tema, “que es una regla absurda”. Preguntado por qué celebraba así los goles, contestó que “es algo que pasa instintivamente”.

– Colecciona relojes de pulsera.

– Cuando jugaba en el Middlesbrough, llegó a ser el jugador mejor pagado de la Premier League.

– Se ganó el cariño de la afición del Boro por participar activamente en varias iniciativas solidarias.

– Debutó en la Premier con un hat-trick ante el Liverpool.

Biografía, palmarés, estadísticas: Fabrizio Ravanelli nació en Perugia, Italia, el 11 de diciembre de 1968. Debutó en el equipo de su ciudad y, tras pasar por equipos menores italianos como el Avellino, la Casertana o la Reggiana, llegó a la Juventus de Turín, donde ganó una Champions. Luego emigró a Inglaterra para jugar dos temporadas en el Middlesbrough. Tras dos años en el Olympique de Marsella francés, volvió a Italia para jugar en la Lazio un año. Y de nuevo retornó a Inglaterra, donde jugó dos temporadas en el Derby County. Su aventura británica la prolongó en el Dundee escocés y finalmente, se retiró en la temporada 2004/2005 en el Perugia, cerrando así el círculo de su carrera. Con la selección jugó 22 partidos y metió 8 goles. Su palmarés está adornado con dos ligas, dos Copas y dos Supercopas italianas (repartidas al 50% entre Jueve y Lazio), una UEFA y una Champions con la Juve y una Supercopa de Europa con la Lazio.

Os dejo un vídeo homenaje a Ravanelli, con goles suyos para la Juve. Al principio y luego más adelante podréis ver su famosa celebración:

¿Sabes algo más de Ravanelli? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.