Entradas etiquetadas como ‘Luigi Ganna’

Quién fue… Luigi Ganna: el primer ganador del Giro de Italia

Luigi Ganna, en 1914 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con un pionero del ciclismo: Luigi Ganna.

Luigi Ganna nació el 1 de diciembre de 1883 en Induno Olona, una localidad de Lombardía a 60 kilómetros de Milán. Ganna empezó muy joven a trabajar como albañil en esta gran ciudad, e iba a diario en bicicleta al trabajo, completando unos 120 km diarios entre ida y vuelta.

Tras haber adquirido práctica en sus viajes diarios, y usando la misma bici con la que iba a trabajar, Ganna empezó a apuntarse a competiciones ciclistas de aficionados. Tan buenos resultados cuajó que en 1905 decidió abandonar la albañilería para hacerse ciclista profesional.

En el primer Giro de Lombardía de la historia, Ganna realizó una extraordinaria prueba. Acabó tercero, lo que le valió para conseguir un contrato profesional de 200 liras al mes en el equipo de Edoardo Bianchi.

En el equipo Bianchi coincidió con Eberardo Pavesi y Carlo Galetti, dos ciclistas con los que formó una estrecha asociación deportiva y de amistad. La prensa de la época los bautizó como ‘Los Tres Mosqueteros’.

Ganna, que a su vez era conocido como il Re del fango (el rey del barro) por lo bien que se desenvolvía con mal tiempo, ganó en 1907 la prueba Milán-Turín-Milán y terminó segundo en el Giro de Sicilia. Un año después sumó dos grandes pruebas a su palmarés: el Giro de Lombardía y la Milán-San Remo. Ese 1908 participó también por primera vez en el Tour de Francia, donde a pesar de algunos accidentes, acabó quinto. Ganna coronó ese año batiendo el récord de la hora en el velódromo de Milán, con una marca 40,405 km, que estuvo imbatido seis años.

En 1909 cambió de equipo y se fue al Atala. De nuevo ganó la Milán-San Remo y además, debutó en la primera edición del Giro de Italia, proclamándose además primer ganador de todos los tiempos, tras un duelo con su amigo y excompañero de equipo Carlo Galetti. Ganna, un tipo muy sencillo, pasó a la historia también por su famosa respuesta, tras llegar a Milán con la maglia rosa, a la pregunta de un periodista por cuál era su mayor impresión al vencer en la prueba: “La impresión más viva es que me duele mucho el culo”.

Con el dinero recogido en el Giro, se compró una casa y montó un taller donde modificar sus propias bicis. En 1910 ganó la Milán-Módena y el Giro dell’Emilia. En el Giro de Italia ganó tres etapas y acabó tercero. En la edición del año siguiente fue el primer ganador de una etapa en alto de la gran prueba italiana, en Sestriere. En 1912 ganó la Gran Fondo-La Seicento, y lo hizo con una bici que él mismo había fabricado. Empujado por su éxito y la publicidad que le daba su victoria, decidió meterse de lleno en el negocio de la fabricación las bicicletas.

Ganna se retiró en 1914 tras una grave caída en el Giro, y además de su recién nacida fábrica de bicis, fundó un equipo ciclista con su propio nombre, que llegó a tener en sus filas a leyendas como Ottavio Bottecchia, que ganaría un Tour y que murió en misteriosas circunstancias.

En 1923, Ganna empezó también a fabricar motocicletas y la marca se convirtió en una de las punteras de Italia. De hecho, también llegó a exportarlas al extranjero. El 2 de octubre de 1957, cuando contaba con 73 años, Luigi Ganna murió. Todavía entonces dirigía el negocio.

En la actualidad, el velódromo de la ciudad de Varese, cerca de donde nació, lleva su nombre.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta el jueves.