Entradas etiquetadas como ‘lucia rijker’

Qué fue de… Lucia Rijker: la mala de ‘Million Dollar Baby’

Lucía Rijker en ‘Million Dollar Baby’ (Warner Bros).

Uno de los deportes más cinematográficos que existen es el boxeo. Hay infinidad de buenas películas sobre el noble arte del pugilato, y una de ellas es Million Dollar Baby, la célebre película de 2004 que se llevó cuatro Óscars, dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por el veterano actor, por Hillary Swank y por Morgan Freeman. Pues bien, en este filme participó una verdadera boxeadora, una deportista profesional, y es de quien os voy a hablar: Lucia Rijker.

Nacida de un padre de Surinam y de una madre neerlandesa en Amsterdam, Países Bajos, el 6 de diciembre de 1967, Lucia Frederica Rijker empezó a practicar artes marciales con 6 años, en concreto judo. Practicó softball y esgrima, hasta que en su adolescencia se pasó al kickboxing. Con 15 años ya batió por KO a la campeona americana Lily Rodriguez. Inició una fulgurante carrera que la llevó a ser cuatro veces campeona del mundo y a ser imbatida: 36 victorias (25 por KO y cero derrotas). Bautizada como ‘La mujer más peligrosa del mundo’, participó en 1994 en un combate de exhibición ante el campeón de muay thai tailandés Somchai Jaidee, en una pelea que se consideró el reto definitivo entre un hombre y una mujer. Ganó el hombre por KO en el segundo asalto.

Llamada también ‘La Destructora Holandesa’ y ‘Lady Tyson’, Lucia Rijker se pasó al boxeo en 1996. Tras 14 combates invicta, decidió dar un giro a su vida y dejó el boxeo para intentar labrarse una carrera en Hollywood. Tras algunos papeles menores, su gran oportunidad llegó en 2004 con Million Dollar Baby, película en la que interpreta a Billie ‘La Osa Azul’ Osterman, una exprostituta alemana convertida en boxeadora, conocida por su juego sucio, y que disputa el combate climático de la película con la protagonista, Maggie Fitzgerald (Hillary Swank).

Tras esta experiencia, en 2003 Rijker regresó al boxeo, y tras dos combates, se retiró, invicta. Desde entonces, se dedica a entrenar y a dar conferencias, charlas y clínics por todo el mundo. En 2012, de hecho, estuvo trabajando para la célebre luchadora estadounidense Ronda Rousey.

Os dejo con un vídeo de grandes momentos de Rijker:

Hasta el jueves.