Entradas etiquetadas como ‘Larbi Benbarek’

Quién fue… Larbi Ben Barek: la ‘Perla Negra’ del Atlético de Madrid

Cromo de Ben Barek de su época en el Atleti (Atlético de Madrid).

Cromo de Ben Barek de su época en el Atleti (Castellblanch).

Vamos a cerrar la semana con una leyenda del Atlético de Madrid, uno de los mejores jugadores que ha pasado por las filas del club colchonero. Vamos a hablar de Larbi Ben Barek.

Abdelkader Larbi Ben Barek (podéis encontrar su nombre como Larby y su apellido como Benbarek o Ben Mbarek  aunque en realidad es لعربي بن مبارك) nació en Casablanca (Protectorado Francés de Marruecos) el 16 de junio de 1914 (el año no está claro, porque hay fuentes que también sitúan su nacimiento en 1915, 1916 e incluso 1917. Ni siquiera el día es fiable). Hijo de un carpintero, empezó a jugar al fútbol, descalzo, en las calles de su Casablanca natal. La pérdida, siendo un niño, de su padre, le hizo tener que trabajar desde muy joven.

Empezó a jugar en el Idéal de Casablanca en 1934, un modesto equipo de su ciudad. En su debut, el Idéal se enfrentó al US Marocaine, el mejor equipo del norte de África. Ben Barek, que no llevaba botas porque no se encontraba cómodo con ellas (jugaba en zapatillas), metió dos goles. La prensa deportiva marroquí pronto se hizo eco de su talento. Por ello, el IS Marocaine lo fichó en 1935, a cambio de un empleo en una gasolinera.

Pasa su primer año en el equipo reserva, lo que no impide que la selección de Marruecos lo convoque. Esta selección sólo podía jugar amistosos, porque era una colonia. Al año siguiente juega con el equipo titular, lo que le permite captar la atención de los equipos de la metrópoli. En 1937, el Olympique de Marsella hace una oferta por él, pero el USM la rechaza. Finalmente, al año siguiente y 44.000 francos mediante, Ben Barek se va al OM.

Sólo unos meses después, lo convoca la selección francesa. Debuta en Nápoles en un partido ante Italia. Empieza así una relación con la selección francesa de más de 15 años. Todavía no ha habido ningún futbolista francés que haya sido internacional durante tanto tiempo. En 1939 estalla la II Guerra Mundial y el fútbol en Europa se paraliza. Ben Barek retorna a Marruecos, donde vuelve al USM. Al acabar el conflicto, Helenio Herrera, el mítico entrenador medio hispanoargentino, medio francomarroquí, se fija en él y tras mucho insistir consigue llevárselo de nuevo a Francia, en concreto al Stade Français parisino, donde pasará tres temporadas.

El marroquí, en la etapa final de su carrera (YOUTUBE).

El marroquí, en la etapa final de su carrera (YOUTUBE).

El 6 de mayo de 1948, el Stade Français juega un amistoso en Madrid ante el Atlético de Madrid. Ese día, Ben Barek vuelve loco a la defensa rojiblanca y desde el palco, uno de los directivos se pone en pie y grita “¡Hay que fichar a ese negro!”. Dicho y hecho. Ese mismo año, el Atleti paga 17 millones de francos por sus servicios, y eso que tenía ya 31 años. Eran otros tiempos.

Ben Barek, conocido ya como la ‘Perla Negra’, se convierte en la indiscutible estrella del equipo. Acompañado del sueco Henry Carlsson, que llegó en 1949, maravillan al fútbol español. Los estadios se llenan sólo para ver al marroquí hacer diabluras con el balón. En su primer año mete seis goles en 18 partidos y en las dos siguientes (49/50 y 50/51) logra 11 y 14 goles, fundamentales para hacer campeón de Liga al Atlético de Madrid. En esa última temporada, destaca el doblete que consiguió en un 3-6 en casa del Real Madrid (os enlazo un vídeo con los goles atléticos ese día. No os perdáis la celebración de Ben Barek en el último). En el banquillo colchonero está, cómo no, Helenio Herrera.

La temporada 51/52 la cierra con 13 goles y una Copa Latina. La siguiente, con diez tantos y en la última, ya con casi 40 años, con cuatro en nueve partidos. Pero a Ben Barek le queda cuerda para rato, ya que regresa al Olympique de Marsella, donde pasaría dos años más. En 1954, además, juega su último partido como internacional francés. Todavía le quedaba fútbol para jugar un año más, la temporada 55/56, en las filas del Union Sportive Musulmane Bel-Abbès, de Argelia. Tras dos breves experiencias en el Stade Marocaine y en el Fath Union Sport de Rabat, cuelga las botas en 1957.

Inmediatamente después, se hace entrenador, llegando a ser seleccionador nacional de Marruecos, el primero tras la independencia del país norteafricano. Pero la vida no le sonríe y ve cómo se queda viudo dos veces y también pierde a sus hijos en vida.

Ben Barek pasó los últimos años de su vida solo, en su Casablanca natal. Tal era su soledad que murió en su casa y hasta una semana después no se descubrió su cuerpo. Su fecha de fallecimiento fue el 16 de diciembre de 1992. Seis años después, la FIFA le entregó de manera póstuma la medalla de la Órden del Mérito.

Os dejo con un documental francés sobre Ben Barek:

No puedo dejar de rendir créditos al libro Leyendas del Atlético de Madrid (LID Editorial), de Nacho Montero y Miguel Ángel Guijarro, de casi obligatoria consulta y lectura para los aficionados del Atleti.

Feliz fin de semana.