Entradas etiquetadas como ‘hungria’

Quién fue… Árpád Weisz: el entrenador del Inter que murió en Auschwitz

Árpád Weisz (WIKIPEDIA).

Vamos a volver a tratar una de las épocas más oscuras de la historia de la Humanidad y vamos a hablar del Holocausto. Entre todos los millones de personas que perecieron en él, hubo muchos deportistas. Hoy voy a hablaros de un entrenador que no salió vivo del infierno nazi: Árpád Weisz.

Árpád Weisz nació el 16 de abril de 1896 en Solt, Imperio Austro-Húngaro, hoy Hungría. Nació en el seno de una familia judía y en 1922 debutó como profesional en el Törekvés, como ala izquierda. Ese mismo año debutó con la selección húngara, y estuvo en los Juegos Olímpicos de 1924, aunque no llegó a jugar ningún partido. Ese año venía de jugar en el Maccabi de Brno checo, uno de esos equipos judíos centroeuropeos que existían antes de la II Guerra Mundial. Tras los Juegos se fue a Italia, a jugar en el Alessandria, y un año más tarde, firmó por el Inter.

Colgó las botas en 1926 en el equipo milanés y tras un periodo de formación en Sudamérica, debuta como segundo entrenador ese mismo 1926 en el Alessandria. Unos meses después llega al Inter y allí, con 34 años de edad, hace al equipo neroazzurro campeón. Todavía hoy sigue siendo el entrenador más joven en ganar un Scudetto. Además, está en su haber ser el descubridor de una leyenda del fútbol mundial como es Giuseppe Meazza. Siguió en el Inter hasta 1931, tras lo que se fue a entrenar al Bari, al que consigue salvar del descenso. Al año siguiente regresa al Inter y dos temporadas después firma por el Novara. En 1935 se va al Bolonia, equipo con el que ganó dos Scudetti y el torneo Internacional de la Exposición Universal de París, al imponerse al Chelsea por 4-1.

En 1938, las leyes raciales del Partido Fascista obligan a Weisz, a su mujer Elena y a sus hijos Roberto y Clara a abandonar Italia. Se instalan en París y poco después en un país más amigable para los judíos como Países Bajos. Allí se hace cargo en 1938 del Dordrecht, al que en la primera temporada salva del descenso y en la segunda hace quinto en la Liga. Pero los alemanes invaden Holanda en 1940.

La familia es internada en el campo neerlandés de Westerbork, pero poco después los dividen. Árpád Weisz no volvería a ver a su familia. A él lo mandan a un campo no especificado de la Alta Silesia polaca. Su mujer y sus hijos, a Auschwitz. Nada más llegar son gaseados en Birkenau. Era 1942.

En enero de 1941, Weisz es trasladado a Auschwitz y la mañana del día 31 de ese mismo mes, muere en la cámara de gas. Se iba así un triple campeón de Italia.

La figura de Weisz estuvo poco reconocida hasta hace no mucho, en concreto 2007, cuando el periodista Matteo Marani publicó Del scudetto a Auschwitz, un libro biográfico sobre el técnico. En 2009, el Ayuntamiento de Bolonia puso una placa en su honor en el estadio Renato Dall’Ara. Y este mismo año, la curva San Luca del estadio boloñés va a ser renombrada como Curva Árpád Weisz. En Milán también recibió homenajes. Tiene otra placa en el Giuseppe Meazza puesta por el Inter. En 2013, en la final de la Coppa de Italia entre el Inter y el Bolonia, ambos equipos llevaron camisetas conmemorativas. El estadio del Novara tiene otra placa en su honor y en Bari tiene una calle cerca del estadio San Nicola. Y vaya desde estas líneas mi humilde recuerdo y mi homenaje a él, a toda su familia y a los millones de personas que murieron en el Holocausto.

Esto es todo. Nos vemos el miércoles.

Quién fue… Gyula Alberty: el primer extranjero (profesional) de la historia del Madrid y su rara muerte en Granada

Gyula Alberty, con el Granada (YOUTUBE).

Gyula Alberty, con el Granada (YOUTUBE).

Hace unos días descubrí un personaje que pasó por nuestra Liga y que desconocía por completo. Así que os la voy a traer a vosotros, por si no la conocéis. Es la historia de Gyula Alberty.

Nacido de Debrecen, Hungría, el 4 de julio de 1911, Jyula (o Gyula) Alberty Kiszel empezó a jugar de portero en el Boksai SC, pero en 1934, el Real Madrid se lo trae a España, convirtiéndose así en el primer jugador extranjero profesional en jugar con los blancos. Jugó dos temporadas en el equipo blanco y ganó una Copa del Rey, pero al estallar la Guerra Civil en el 36, se va a Francia para jugar en el Le Havre.

Acabado el conflicto, regresa a España para jugar en el Real Unión de Irún, donde pasa unos meses antes de recalar en el Racing de Ferrol. En el equipo gallego jugó una final de la Copa del Generalísimo, la de 1939, mismo año en el que se va al Celta de Vigo. En el equipo celtiña pasó dos temporadas, salvándolo en ambas de descender.

En 1941 lo ficha el Granada, donde pronto encadila a la afición con sus paradas y curiosas costumbres como comer naranjas durante los partidos o exprimiéndolas para beber su zumo, como cuenta José Luis Delgado en el artículo de Granada Hoy que me dio a conocer a Alberty.En primavera de 1942, la cosas se torcieron y Alberty enfermó. Empezó a sufrir dolores estomacales y tuvo que ser operado, pero no mejoró. Un mes después, falleció. Era el 9 de abril de 1942. No se tiene claro el motivo de la muerte de Alberty. El artículo de Delgado apunta a que pudo ser una lesión producida por las entradas del sevillista Campanal en un partido anterior. Unas fiebres tifoideas o comer marisco en mal estado son otras de las teorías. Sea como fuere, ahí se apagó la vida del portero húngaro que comía naranjas en los partidos.

Buen fin de semana.

Santuarios del deporte. Pancho Arena: posiblemente, el estadio más bonito del mundo

Una vista del Pancho Arena durante un partido (YOUTUBE).

Una vista del Pancho Arena durante un partido (YOUTUBE).

Tenía muchas ganas de hablaros del estadio de hoy. Es muy nuevo, y la primera vez que lo vi quedé prendado de su arquitectura y su originalidad. Es el Pancho Arena.

Nombre oficial: Pancho Aréna.

Ubicación: Felcsút, Hungría.

Capacidad: 3.500 espectadores.

Año de inauguración: 2014.

Propietario: Puskás Akadémia FC.

Más cosas: Pues este estadio lo descubrí en la tele el verano de 2014, con motivo del Europeo sub 19 de ese año. El Pancho Arena era uno de los estadios del torneo y decidí sacarlo en el blog. He tardado, pero aquí esta.

Quizá os sorprenda, en primer lugar, el nombre. Pero si veis quién es el propietario, todo queda aclarado: es el campo de la Puskás Akadémia, la academia de fútbol que lleva el nombre del más grande jugador húngaro de todos los tiempos, Ferenc Puskás, que además es una leyenda del Real Madrid. Como Ferenc es Francisco en húngaro, en España Puskás fue apodado Pancho. Así, con su sobrenombre español, se bautizó el estadio.

Esta maravilla arquitectónica sale del estudio del arquitecto húngaro (ya fallecido) Imre Makovecz. Éste profesional es un ejemplo de lo que se llama arquitectura orgánica, una respuesta a los rígidos edificios comunistas y también un exponente de la arquitectura basada en el folklore húngaro. Así, lo más destacado del estadio son sus pilares de hormigón, sobre las que se instalan unas columnas de madera que se abren en forma de abanico, sosteniendo a su vez un techo de láminas de madera. En total, en el estadio se usaron 1.000 toneladas de madera. El resultado, como se aprecia en las imágenes, es espectacular.

El estadio tuvo también su polémica. La Puskás Akadémia sirve como cantera para el Videoton, de la ciudad de Székesfehérvár, a 40 minutos de Felcsút, donde está el estadio. El presidente húngaro, Viktor Orban nació en Székesfehérvár, pasó parte de su infancia en Felcsút y es fanático del Videoton. De hecho, el estadio está junto a una finca propieda de Orban. El coste de la obra fue de 12,5 millones de euros, y aunque fue financiado de manera privada, la oposición en Hungría asegura que Orban dio ayudas a las empresas que invirtieron en el estadio, y que es un monumento a la personalidad del propio Orban, además de que es desmesurado tener un estadio de 3.500 plazas para un pueblo de 1.700 habitantes.

El estadio se inauguró en abril de 2014, en un partido entre la Akademia y chavales de la cantera del Real Madrid (con resultado de 0-1). En la inauguración dio un discurso Ángel María Villar.

Os dejo con un reportaje del perfil oficial de la selección española sobre el estadio:

Hasta mañana.

Qué fue de… las hermanas Polgár: el resultado del experimento de un padre que quiso producir genios

Judith Polgár, en un torneo en México (Archivo 20minutos).

Judit Polgár, en un torneo en México (Archivo 20minutos).

El artículo de hoy es especial. No sólo porque se refiere al ajedrez, un deporte (o juego) peculiarísimo, sino porque su protagonista no es una, sino tres mujeres, algo que no abunda entre alfiles y peones, y no sólo eso: por la increíble historia que hay tras ellas. Permitidme pues que altere la estructura habitual de los artículos para hablar de las hermanas Polgár.

Hablemos primero de László Polgár. Nacido en Hungría en 1946, este maestro de escuela judío tenía una obsesión desde que era niño: la vida de los genios y los secretos de la inteligencia. Polgár se dedicó a estudiar las biografías de los grandes pensadores y los genios de la historia y concluyó que en todos los casos, había un importante componente de estudio y método desde la niñez. Así, se convenció de que los genios no nacen, sino que se hacen.

Ella y su esposa deciden poner en marcha un experimento con su descendencia. Van a intentar crear genios. Entre 1969 y 1976 tienen tres hijas, Susan, Sofia y Judit, y con las tres ponen en práctica el mismo sistema: las niñas no son escolarizadas, sino que son educadas en casa. Se las enseña ajedrez, matemáticas (a un nivel altísimo) y los idiomas esperanto, alemán, ruso e inglés. El salón de su pequeña casa en Budapest se convirtió en un improvisado aula rebosante de libros, sobre todo de ajedrez. Las autoridades húngaras, por su parte, intentan obligar a Polgár a que escolarice a las niñas, pese a lo que el maestro se resiste.

Judit y Sofia Polgár, en Salónica, Grecia, en 1988 (WIKIPEDIA).

Judit y Sofia Polgár, en Salónica, Grecia, en 1988 (WIKIPEDIA).

Con sólo cuatro años, Susan, la mayor de las hijas, es llevada por su padre a un club de ajedrez de la capital magiar y comprueba, para su satisfacción, que su plan funciona: derrota a unos cuantos veteranos y pocos meses después, es la mejor jugadora de Hungría de menos de 11 años. La pequeña, Judit, con cinco años ya era capaz de derrotar a su padre. Mientras, la familia empezó a recibir ataques antisemitas por parte del vecindario, tanto por su etnia como por sus ‘extrañas’ decisiones.

Con 12 años, Susan Polgár ganó el campeonato del mundo sub 16 para chicas y con 15, ya era la mujer con mayor ránking del mundo. Sofia, la segunda hija, ganó un torneo internacional en Roma con 14 años. Pero sin duda, fue la pequeña, Judit, la que rompió los moldes. Con 10 años derrotó al maestro internacional Dolfi Drimer y con 11, al gran maestro Lev Gutman.

En 1990, Judit queda tercera en el torneo de Delhi y se proclama campeona del mundo infantil. Pero es que al año siguiente, con sólo 15 años, se proclama campeona absoluta de Hungría y se convierte en la gran maestro más joven de todos los tiempos, superando a Bobby Fischer. Dos años después, derrota al legendario Boris Spassky. En 1994 gana el torneo de Madrid, quedando invicta, y con el mejor resultado obtenido nunca por una mujer.

Susan Polgár, en una exhibición (WIKIPEDIA).

Susan Polgár, en una exhibición (WIKIPEDIA).

La mayor de las hermanas Polgár, Susan, se casó en 1994 con un estadounidense y se fue a vivir a Nueva York. Con el rango de maestra internacional, es profesora de ajedrez, ha escrito numerosos libros al respecto, es entrenadora y dirige el Susan Polgar Institute for Chess Excellence (SPICE), en Missouri. Sofia, la segunda, se casó en 1999 con el gran maestro israelí Yona Kosashvili y se trasladó a Israel, donde adquirió la nacionalidad merced a su origen judío. Vive en Tel Aviv y es profesora de ajedrez.

Pero sigamos con Judit: es la única mujer que ha superado la barrera de 2700 puntos del ranking Elo, siendo la octava jugadora de la historia con el ranking más alto. Entre 1989 y marzo de 2015 fue la número 1 del ajedrez en mujeres (ahora lo es la china Hou Yifan). Es la única mujer que ha derrotado a un número 1 mundial. En concreto, lo ha hecho con Magnus Carlsen, Anatoly Karpov, Garry Kasparov, Vladimir Kramnik, Boris Spassky, Vasily Smyslov, Veselin Topalov, Viswanathan Anand, Ruslan Ponomariov, Alexander Khalifman y Rustam Kasimdzhanov.

En agosto de 2000 se casó con el veterinario húngaro Gusztáv Font, con el que tiene dos hijos (Ólivier, 2004 y Hannah, 2006). En agosto de 2014 anunció que se retiraba del ajedrez competitivo. Es la única de la familia que sigue residiendo en Hungría, ya que László Polgár y su esposa viven en Canadá.

En este vídeo se ven imágenes de la partida entre Polgár y Spassky en 1993:

Hasta mañana.

Santuarios del deporte: Hungaroring, el lugar donde Alonso inició su leyenda

Entrada al circuito magiar (GOOGLE STREET VIEW).

Entrada al circuito magiar (GOOGLE STREET VIEW).

Ya está la temporada oficial de Fórmula 1 en marcha, aunque para los aficionados españoles, sobre todo los fans de Fernando Alonso, no ha comenzado tan bien como hubiera sido deseable. Para levantar los ánimos, el santuario de esta semana es un sitio mágico para el alonsismo, pues no en vano se trata del primer circuito en el que el piloto de Oviedo saboreó las mieles del triunfo en Fórmula 1. Visitamos Hungría para conocer más de cerca el emblemático circuito de Hungaroring.

Nombre oficial: Hungaroring.

Ubicación: Mogyoród, Hungría.

Capacidad: 70.000 espectadores.

Año de inauguración: 1986.

Propietario: Frank Tamás.

Más cosas: El origen de Hungaroring hay que buscarlo en el deseo de Bernie Ecclestone de llevar la magia de la Fórmula 1 al otro lado del Telón de Acero. Su deseo era tener un GP en la Unión Soviética, pero un amigo suyo de nacionalidad húngara le convenció de que Hungría era el país ideal. Ecclestone quería un circuito urbano en el parque público de Népliget, pero el Gobierno no accedió y creó un circuito a ocho kilómetros de la capital, Budapest. En sólo ocho meses estaba listo. Es, de hecho, el circuito de Fórmula 1 que más rápido se construyó.

Entre 1986 y 1981, el brasileño Nelson Piquet fue el ganador. En el 88, ganó Ayrton Senna. En 1989 ganó Nigel Mansell. Después, Thierry Boutsen, Senna, de nuevo Senna, Damon Hill, Schumacher, de nuevo Hill, Villeneuve dos años seguidos, Schumacher de nuevo, dos veces Häkkinen, Schumacher, Barrichelo, Alonso, Schumacher, Räikkönen, Button, Hamilton, Kovalainen, Hamilton, Webber, Button, Hamilton, Hamilton y el año pasado Ricciardo han sido los ganadores desde entonces.

En efecto, Fernando Alonso ganó aquí su primer Gran Premio. Fue el 24 de agosto de 2003 (sé la fecha porque es mi cumpleaños), y lo hizo por delante de Kimi Räikkönen y Juan Pablo Montoya.

Desde entonces, el asturiano lo considera uno de sus circuitos fetiche. Pero no sólo lo es para Alonso, ya que en el año 2006, Pedro Martínez de la Rosa logró con un McLaren el único podio de su carrera. Fue segundo, tras Jenson Button y por delante de Nick Heidfeld.

Hungaroring es famoso por ser uno de los circuitos con menos adelantamientos. Además, es el circuito donde más aficionados finlandeses hay, además de alemanes y austríacos.

Por último, qué mejor manera de conocer Hungaroring que de las manos de Alonso, cuando conducía un Renault:

Hasta mañana.

Santuarios del deporte. Ferenc Puskás Stadium de Budapest: la casa del fútbol húngaro

Imagen aérea del Ferenc Puskás Stadium (WIKIPEDIA)

Imagen aérea del Ferenc Puskás Stadium (WIKIPEDIA).

Vamos a hablar hoy de un estadio del que tenía ganas de hablar. Es uno de los más emblemáticos del este de Europa. Ya lo era antes de llevar el legendario nombre que ostenta desde hace 12 años. Corresponde a un país que lo fue todo en el fútbol mundial, pero que desde hace décadas está sumido en la mediocridad. Es el Ferenc Puskás Stadium de Budapest.

Nombre oficial: Puskás Ferenc Stadion.

Ubicación: Budapest, Hungría.

Capacidad: 38.652 espectadores.

Año de inauguración: 1953.

Propietario: Gobierno de Hungría.

Más cosas: El estadio Ferenc Puskás de Budapest es, como os decía, uno de los más emblemáticos de la Europa del Este. A los que tengáis una edad quizá os suene su anterior nombre: Népstadion (o Estadio del Pueblo, que es un nombre muy del Telón de Acero). Sus obras empezaron en 1948 y duraron unos cinco años. En ellas participaron soldados del Ejército húngaro y voluntarios. La instalación, con una capacidad de más de 100.000 espectadores y pista de atletismo, abrió en 1953.

Sólo un año después, la selección inglesa visitó a la de Hungría y salió goleada por 7-1, en lo que todavía es la peor derrota de su historia.

Desde siempre ha sido la casa de la mítica selección húngara, si bien también algunos de los clubes de Budapest. De hecho, el récord de asistencia del estadio (104.000 espectadores) corresponde a un partido entre el Vasas Budapest y el Rapid de Viena, en 1956.

En 2006, el estadio fue renombrado para honrar al que con toda seguirdad es el mejor jugador húngaro de la historia: Ferenc Puskás. Curiosamente, Puskás apenas jugó pudo disfrutar del Népstadion como local, porque llegó a España sólo tres años después de su inauguración.

Sobre la música, deciros que es uno de los estadios más rockeros de Europa. En 1986, Queen dio un famoso concierto que fue muy comentado, ya que se trataba de un grupo occidental en pleno bloque comunista. Desde entonces también han actuado Genesis, Sting, los Rolling Stones, Michael Jackson, Robbie Williams o Metallica.

Os dejo con un bonito vídeo del estadio a vista de pájaro:

Hasta mañana.

Quién fue… Sándor Kocsis: el mejor cabeceador del mundo

Kocsis, con la selección húngara (WIKIPEDIA).

Kocsis, con la selección húngara (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con una leyenda del fútbol mundial que tuvimos en nuestra Liga, y que tuvo un triste final. Formó parte de uno de los más míticos equipos de la historia, y aunque estuvo eclipsado por dos compatriotas (László Kubala y Ferenc Puskás), estamos hablando de uno de los mejores delanteros de la historia. Es Sándor Kocsis.

Nacido en Budapest, Hungría, el 21 de septiembre de 1929, Kocsis se formó en Kobanyai TC hasta su incorporación al Ferencváros en 1945. Fue a partir de su tercer año en el equipo verdiblanco cuando estalló como goleador, marcando 33 goles en 30 partidos. Tras una quinta temporada en la que promedió un gol por encuentro y ganó la Liga, se incorporó al Ejército y, con ello, tuvo que incorporarse al Honvéd, el equipo vinculado a las fuerzas armadas de su país. Fue allí donde coincidió con Ferenc Puskás, Zoltán Czibor y József Bozsik, a los que ya conocía de la selección. En el Hónved ganó tres ligas, se proclamó tres veces máximo goleador de la liga húngara y dos veces máximo goleador europeo.

Esos éxitos a nivel de club se vieron reflejados también en la selección. Con sus compañeros Puskás, Czibor, Bozsik y la leyenda del MTK Nándor Hidegkuti, Kocsis formaba un ataque demoledor de un equipo que adquirió el apelativo de los Mighty Magyars (Los Poderosos Magiares). La leyenda de este equipo radica en que lograron una racha de 32 partidos invictos desde 1949 hasta 1954. De entre todos los partidos que disputaron, destacan dos victorias sobre Inglaterra, un por 3-6 en Wembley (en la primera derrota de la historia de los Tres Leones en su casa) y otra por 7-1 en Budapest.

Poderosísimo rematador de cabeza, está considerado como el número uno de esta suerte en la historia, lo que le valió el calificativo de ‘Cabeza de Oro’. Además, destacaba por ser un experto en marcar ‘hat-tricks’ (logró nada menos que siete con su selección). Tras la mayúscula decepción del Mundial de 1954 (en el que nuestro protagonista se proclamó máximo goleador del torneo), Kocsis siguió en el Hónved. En 1956, tras una eliminatoria de Copa de Europa contra el Athletic en Bilbao, estalló la Revolución Húngara. Los jugadores pidieron jugar el partido de vuelta en otro sitio que no fuera Budapest y el partido se jugó en Bruselas. Tras quedar eliminados, muchos de los jugadores del Hónved decidieron no regresar a su país y buscarse un nuevo equipo en Europa. Kocsis se quedó en el Young Fellows de Zúrich, donde estuvo un año, hasta que su compatriota László Kubala lo convenció para que se fuera con él a España, al FC Barcelona.

En el Barça pasaría siete temporadas, también con su compatriota Czibor. En ese intervalo de tiempo, ganó dos Ligas, dos Copas y una Copa de Ferias (antecesora de la UEFA). Kocsis colgó las botas en 1966 y se quedó a vivir en Barcelona, donde abrió un restaurante llamado ‘Tête d’Or’ (‘Cabeza de Oro’, en francés). Pero no abandonaría el fútbol, porque tras pasar por el equipo técnico del Barça, entre 1972 y 1974 entrenó al Hércules de Alicante. Por desgracia, se le diagnosticó leucemia y luego cáncer de estómago. Estando en tratamiento por su enfermedad en un hospital de la ciudad condal, se tiró desde la ventana de un cuarto piso y acabó con su vida. Era el 22 de julio de 1979 (el martes se cumplen 35 años del suceso). Tenía 49 años de edad.

Hasta 2012, los restos mortales de Kocsis permanecieron en Barcelona, hasta que ese año se trasladaron a Budapest, su ciudad natal, donde reposan en la Basílica en la que también está enterrado Ferenc Puskás.

Os dejo con un vídeo de goles de Kocsis:

Saludos y buen fin de semana.

Quién fue… Izidor Kürschner, el padre del ‘jogo bonito’

Izidor_Kurschner_1932Los que seguís esta bitácora desde hace tiempo, sabréis que en términos de fútbol, Hungría fue una superpotencia a principios del siglo XX y hasta bien entrado este. Hoy os voy a traer a un personaje poco conocido quizá, pero que su contribución al fútbol fue mucho más importante de lo que pueda parecer. Es Izidor Kürschner.

Las primeras noticias de Izidor Kürschner proceden de 1904, su año de debut como profesional. Se cree que nació en 1885 en Budapest y se sabe que era de origen judío. De hecho, su primer equipo fue el MTK de Budapest, que es el (tradicional) equipo de los judíos húngaros. Kürschner jugaba de lateral izquierdo o mediocentro defensivo. Suplía su 1,67 y su escasa envergadura física con una visión de juego impropia para la época. Tenía una capacidad de anticipación que le convirtieron en uno de los más destacados jugadores de aquel MTK, que ganó dos Ligas (1904 y 1908) y las tres primeras Copas Húngaras de manera consecutiva (1910, 1911 y 1912). De hecho, fue internacional cinco veces entre 1907 y 1911.

Kürschner se retiró a los 28 años y a los 32 empezó a entrenar. Su primera experiencia fue en el MTK, pero al año siguiente se fue Alemania para entrenar al Stuttgarter Kickers, donde en dos temporadas ganó el título regional una vez. En 1920 llegó su primer gran puesto, cuando fichó por el Núremberg, que en aquella época era uno de los mejores equipos alemanes y que competía por el campeonato nacional. En este equipo bávaro disputó sólo la fase final del campeonato y lo ganó. Cuando acabó la temporada, lo contrató el Bayern de Múnich. Kürschner no logró clasificar a los muniqueses para la fase final y de nuevo el Núremberg lo fichó para el play-off. Lo metió en la final ante el Hamburgo pero la final quedó desierta tras dos empates.kurschner-izidor

Al año siguiente fichó por el Eintracht de Frankfurt, al que hizo campeón regional. En 1923 cambió de país y se fue a Suiza, donde entrenó al Nordstern de Basilea, un equipo recién nacido al que aupó a la primera división helvética. Su papel en Basilea lo llevó a la selección olímpica de Suiza. Iba a formar parte de un equipo de tres técnicos, junto a los ingleses Teddy Duckworth y Jimmy Hogan, para preparar a la selección de cara a los Juegos de París.

Esta etapa fue clave porque de Duckworth y de Hogan aprendió nuevas técnicas y tácticas procedentes de Inglaterra. Además, Suiza logró la plata, sólo siendo superada por Uruguay. Tras los Juegos, entrenó brevemente al Schwarz-Weiss Essen alemán y en 1925 se fue al Grasshoppers de Zürich. En el equipo de los ‘saltamontes’ se consagró como técnico. Logró en nueve años tres Ligas y cuatro Copas. Aún hoy es el segundo entrenador más exitoso de la historia del Grasshoppers.

Fue en los años 30 cuando decidió cruzar el charco. En marzo de 1937 llegó a Brasil y en abril de se hizo cargo del Flamengo de Río de Janeiro y allí fue donde implantó las ideas que había ido acumulando en Europa: más control, más toque, menos ataque alocado. Importó el entrenamiento sin balón y el sistema WM (3 defensas, 2 mediocentros defensivos, 2 mediapuntas y 3 delanteros. Un 3-4-3 que quizás os suene de algo…). Este sistema de juego, nacido en 1920 de la mano del entrenador del Arsenal Herbert Chapman, sustituía al 2-3-5 y demostró ser más efectivo que éste. Dori (como fue bautizado en Brasil) Kürschner asesoró a los técnicos de la selección brasileña con sus nuevas tácticas, que llevaron a Brasil al tercer puesto del Mundial de 1938. Era el origen del ‘jogo bonito’ que convertiría a Brasil en el más exitoso equipo internacional de la historia.

Pese a sus ideas revolucionarias, fue despedido del Flamengo tras perder un derbi ante el Vasco de Gama. En 1939 entrenó al Botafogo, donde estuvo otra temporada. Pero cayó enfermo, al parecer a causa de un raro virus, que acabó con su vida en 1941, con 56 años de edad.

Probablemente, nunca sería consciente de la importancia de su legado. Sea como fuere, vaya desde aquí el homenaje de esta bitácora al hombre que llevó a Brasil el ‘jogo bonito’. Que paséis un buen fin de semana.

Camisetas para la historia. El día que Francia vistió de verdiblanco, Mundial 78

El de hoy es un artículo de camiseta extraño. Quizá los más veteranos recordaréis el día en el que la selección francesa vistió de verdiblanco. Tanto como si lo recordáis como si no, aquí os traigo esta historia.

Se celebraba el Mundial de Argentina 78. Se jugaba la última jornada del grupo 1 en el que estaban encuadradas la anfitriona, Italia, Francia y Hungría. En esta última jornada, Francia se enfrentaba a Hungría en el estadio José María Minella de Mar de Plata. Era el 10 de junio y estaba programado que el partido comenzara a las 13.45, hora local. Pero hete aquí que ambas selecciones se presentaron al partido con sus segundas equipaciones, es decir, ambos con camiseta blanca. Al parecer, el error partió de la FIFA, que comunicó a ambos equipos que debían usar su uniforme alternativo. Aunque Hungría lleva camiseta roja y Francia azul, en aquella época había todavía muchos televisores en blanco y negro y se podían confundir las tonalidades de gris.

Estaba claro que el partido no se podía jugar con ambos de blanco y el colegiado brasileño Arnaldo Cézar Coelho discutió con los equipos cuál podía ser la solución. Los franceses propusieron que se buscara a algún equipo de la zona que cediera sus camisetas y que ellos la llevarían. Así, se pensó en un modesto equipo de Mar de Plata, el Atlético Kimberley, cuyo uniforme es como el del Betis, es decir, con camiseta a franjas verticales verdes y blancas. Entre que alguien fue a buscar las camisetas, las llevó al estadio y los franceses se las pusieron, el partido se retrasó 45 minutos y no dio comienzo hasta las 14.30 horas, en uno de los sucesos más extraños de la historia de los Mundiales.

Y así, ataviados con una camiseta verdiblanca, los franceses ganaron por 3-1 a los húngaros, con goles de Christian Lopez, Marc Berdoll y Dominique Rocheteau para los galos y de Sándor Zombori para los magiares. El resultado fue en balde, porque ambos equipos quedaron eliminados en esa primera fase.

De esta manera, el Atlético Kimberley de Argentina se hizo famoso mundialmente.

Os dejo, cómo no, con un resumen de aquel partido:

Hasta mañana.

Qué fue de… Szendrei

Sí, amigos, Remuss dio en el clavo y acertó el portero de hoy. Además, Miguel y Gonzalo ya pusieron su nombre en algún comentario. Además, este es de mi época de niño, en la que empecé a escuchar los partidos los domingos y a empollarme el Marca los lunes. Así que vamos a disfrutar de un carismático guardameta de un equipo no menos carismático equipo: Joszef Szendrei. Antes de seguir, quiero resaltar que gran parte de la información la he obtenido de la web cadistas1910, a los cuyos responsables, por cierto, felicito por el gran trabajo que hacen.

¿Quién era?: Un portero húngaro de los 70 y los 80.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser el portero del Málaga y del Cádiz desde finales de los 80 y por ganarse el cariño de la afición amarilla, que aún le recuerda con admiración.

¿Qué fue de él?: Se retiró en el Cádiz en 1992. En la actualidad, trabaja para la firma deportiva toledana Joma, como representante en Europa central.

¿Sabías qué…?: Szendrei jugó en sus inicios como lateral izquierdo, pero por su altura, fue recolocado como portero.

– A España se lo trajo Ladislao Kubala. El legendario ex jugador del Barça era entrenador del Málaga y se fue a su país natal a ver en directo a un portero del MTK de Budapest. Lo vio en un partido contra el Ujpest, el equipo de Szendrei. Tan buena actuación hizo el protagonista de hoy que se olvidó del otro meta y se lo trajo a España.

– Los gaditanos, que como sabéis son muy amigos de los motes cariñosos, bautizaron a Szendrei como Pepe (por Joszef).

– Tras su primera temporada en Málaga, el equipo boquerón no le quiso renovar porque el entrenador Luis Costa (el sustituto de Kubala) no contaba con él y además, ficharon a Pedro Jaro, que estaba en el Cádiz. Así que a cambio, traspasaron a Szendrei al equipo amarillo.

– En sus primeros años en el Carranza, mantuvo un firme duelo con Bermell por la portería cadista.

– Jugó en el Mundial 86 con su selección. Sólo apareció en el segundo partido del grupo de los magiares, ante Canadá, encuentro que ganaron 2-0. En los otros dos partidos, Hungía perdió (ante URSS y Francia, encajando ocho goles). Por cierto, soy incapaz de entender como un país que fue una de las principales potencias mundiales, Hungría, haya quedado en el ostracismo más absoluto en los últimos años. Por cierto, os aconsejo que visitéis Hungría, es un país sorprendente.

– En Cádiz se recuerdan mucho los dos penalties que Szendrei paró en la promoción de la temporada 90-91, precisamente ante el Málaga… cómo molaban las promociones ¿eh? Igual eran algo injustas, pero eran emocionantísimas. Yo guardo un mal recuerdo, curiosamente de la otra eliminatoria de promoción del año 91, en la que el Zaragoza mantuvo la categoría ante el Murcia, tras ganar 5-2 en La Romareda. El Murcia, ese año, había sido líder casi toda la temporada en Segunda, pero el Depor y el Albacete le comieron la tostada en los últimos partidos de Liga. Hoy me estoy enrollando ¿eh?

– Su hijo ha sido jugador profesional de baloncesto y ahora es entrenador en Estados Unidos.

– Su relación con Joma comenzó en su época de jugador, ya que la marca toledana era su proveedora de botas.

– Como os decía, destacaba por su altura. Mide 1,92.

Biografía, palmarés, estadísticas: Joszef Szendrei nació en Karcag, Hungría, el 15 de abril de 1954. Su primer equipo fue el Szolnoki, donde debutó en 1972. En 1980 se fue al Nyiregyhaza y al año siguiente, a uno de los grandes de su país, el Ujpest. En 1987 llegó al Málaga y al año siguiente se fue al Cádiz, donde estuvo hasta 1992. En su palmarés tiene tres Copas húngaras. Con la selección jugó 10 partidos.

Aquí os dejo el resumen del partido de promoción entre el Cádiz y el Málaga:

¿Sabes algo más de Szendrei? ¿Tienes alguna anécdota? Escríbeme en los comentarios.