Entradas etiquetadas como ‘eskurza’

Qué fue de… Xabier Eskurza

Pues volvemos a nuestra Liga, ahora que está acabada, para hablar de un jugador que prometía muchísimo pero que tuvo muy mala suerte o quizá no prometía tanto… El caso es que aquí os lo dejo: Xabier Eskurza.

¿Quién era?: Un centrocampista español de los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser una de las grandes promesas del fútbol español, salido de la cantera del Athletic de Bilbao, pero que luego se fue al Barcelona, donde no pudo triunfar y luego en el Valencia, el Mallorca y el Oviedo.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2000 en el Real Oviedo. En la actualidad tiene una empresa de asesoramiento legal y económico para deportistas.

¿Sabías qué…?: Se retiró muy joven, con 29 años.

– Ha estudiado Empresariales.

– En el Barça tuvo muy mala suerte. Se lesionó en la primera jornada de la Liga 94-95 y no volvió hasta diciembre. Además, estuvo en una temporada muy mala del equipo blaugrana.

– Justo una temporada después se fue al Valencia, donde tuvo mejor suerte, bajo las órdenes de Luis Aragonés.

– Tras dos años en Valencia se fue al Mallorca, junto a otros jugadores como Engonga, Moya, Iván Campo, Romero y Gálvez, un traspaso múltiple que en Valencia se llamó Operación Mallorca.

– Fue Luis Aragonés uno de los que más confió en él como jugador.

– Jugaba por la derecha y su fuerte eran los centros al área.

– En el Athletic coincidió con Julen Guerrero.

– Estaba en el Mallorca que, en 1998, jugó la final de Copa del Rey ante el Barça. Como recordaréis, el Mallorca perdió en penalties, gracias a una actuación estelar del meta holandés Ruud Hesp. Eskurza fue de los que falló su penalty. Fue, de hecho, el último en lanzar por el equipo bermellón.

– Es uno de los nombres recurrentes en las listas de peores fichajes de la historia del Barça.

Biografía, palmarés, estadísticas: Xabier Eskurza Gracia nació el 17 de enero de 1970 en Valle de Trápaga, Vizcaya. Debutó con el Athletic en 1990. Su carrera más o menos os la he relatado, la verdad. Así que hay poco más que contar, jejeje.

Bueno, pues nada, chavales, mañana más.