Entradas etiquetadas como ‘daniele bonera’

Qué fue de… Daniele Bonera: el italiano que ‘secó’ a Cristiano con el Villarreal

Bonera, con la equipación de entrenamiento del Milan (WIKIPEDIA).

El Milan hoy está lejos de lo que fue en los 80 y los 90. En los estertores de aquella época dorada encontramos a protagonistas como el de hoy, que además jugó en España: Daniele Bonera.

¿Quién era?: Un central italiano de finales de los 90 hasta este mismo año.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por formar parte del Milan de segunda mitad de la pasada década y primera mitad de esta que ganó una Champions, entre otros logros.

¿Qué fue de él?: Se retiró el pasado verano en las filas del Villarreal. En la actualidad forma parte del staff técnico del Milan, al que se incorporó inmediatamente después de colgar las botas.

¿Sabías qué…?: El día de su debut en Champions fue expulsado.

– Podía jugar de central o de lateral derecho.

– En 2013 estuvo cerca de fichar por la Juventus, pero renovó con el Milan.

– De su etapa en el Villarreal se recuerda un partido en el que ‘secó’ a Cristiano Ronaldo, cuando el luso jugaba en el Madrid.

– Es íntimo amigo de Alberto Gilardino.

– Fue campeón de Europa sub-21 con Italia en 2004.

– Con Italia estuvo en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y ganó la medalla de bronce.

– Bonera tiene ahora a sus órdenes en el Milan a dos futbolistas con los que jugó en el Villarreal: Mateo Musacchio y Samu Castillejo.

– Está casado y tiene una hija.

– Mide 1,85 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Daniele Bonera nació en Brescia, Italia, el 31 de mayo de 1981. Debutó como profesional en 1999 en el Brescia. En 2002 firmó por el Parma, donde estuvo cuatro temporadas. En 2006 llegó al Milan, donde pasó nueve temporadas. Luego firmó en 2015 por el Villarreal, donde se retiró este año. En su palmarés tiene un Scudetto, una Supercoppa de Italia, una Champions, una Supercopa de Europa y un Mundialito de clubes. Con Italia jugó 16 partidos.

Os dejo con un vídeo de Bonera ‘secando’ a Cristiano Ronaldo:

Hasta mañana.