Entradas etiquetadas como ‘cyrille guimard’

Quién fue… Cyrille Guimard: el director deportivo de ciclismo por excelencia

Guimard, en los 90 (WIKIPEDIA).

Seguimos hablando de ciclismo del país vecino y esta vez nos vamos a aproximar a un excorredor y posterior técnico que tuvo como pupilos a la mayoría de los grandes ciclistas franceses de los 80 y los 90: Cyrille Guimard.

El 20 de enero de 1947 nacía en Bougenais, departamento del Loira-Atlántico, Cyrille Guimard. Hijo de un albañil, de niño practicaba bici-cross en los cráteres dejados por las bombas de la Segunda Guerra Mundial. Dejó los estudios con 17 años y empezó a trabajar en unos astilleros en la ciudad de Nantes. Antes, con 15 años, ya había iniciado su carrera ciclista y era subcampeón nacional en categoría juvenil.

En 1968 se hizo profesional. La especialidad de Guimard eran las llegadas al sprint, y eso le valió acumular victorias en grandes citas como el Tour o la Vuelta. En la primera competición ganó siete etapas, mientras que en la ronda española logró dos.

En 1971, Guimard ganó el maillot de los puntos y el de la combinada de la Vuelta a España. En 1972, estuvo a punto de acabar segundo en el Tour de Francia, solo superado por el mítico Eddy Merckx. De hecho, Guimard lo batió en una etapa de montaña acabada en el monte Revard. Por desgracia, sus rodillas dijeron basta y a falta de dos etapas para acabar el Tour, tuvo que retirarse.

De hecho, se retiró en 1976 debido a sus problemas con las lesiones, acabando así una carrera sobre la que siempre planearon rumores de dopaje, nunca confirmados.

Guimard, en su época de corredor (WIKIPEDIA).

El último equipo de Guimard fue el Gitane, y el mismo año de su retirada se hizo cargo de él como director deportivo. El éxito fue inmediato, porque ese año, el belga Lucien van Impe, bajo sus órdenes, ganó el Tour de Francia. Guimard tenía 29 años y se convertía en el director deportivo más joven en ganar una ronda gala.

En aquel equipo Gitane, que luego se convertiría en el Renault, estaba un tal Bernard Hinault. Bajo los auspicios de Guimard, Hinault ganó cuatro Tours, dos Vueltas, dos Giros y un campeonato del mundo. Pero la influencia ganadora de Guimard siguió con otro campeón: el desaparecido Laurent Fignon, que llegó a París de amarillo en dos ocasiones. La leyenda de Guimard como mejor director deportivo del mundo era inevitable. Eso sí, de puertas para adentro, la cosa no era tan agradable. En su autobiografía, Fignon dijo de él que era “un gran director deportivo, pero humanamente detestable”. También se vio perseguido por la sombra del dopaje durante su carrera como técnico, y él mismo llegó a admitir que hubo casos, aunque los calificó de “mínimos”.

El equipo Renault desaparece en 1985 y Guimard decide montar el suyo, en colaboración con el propio Fignon. El equipo era el mismo, pero iba cambiando de denominación según su patrocinador. Así, fue el Système U hasta 1989 y el Castorama hasta 1995. Durante esta década, la mayoría de los grandes ciclistas franceses pasó por sus manos.

Tras la desaparición del equipo en 1995 y tras un año sin trabajo, en 1997 se hace cargo del Cofidis, pero una imputación por problemas financieros le obliga a dejar el equipo. En el año 2003 se hizo cargo del Vélo Club Roubaix, un equipo amateur donde trabaja con Andy Schleck. El equipo se hizo profesional en 2007 y Guimard estuvo vinculado a él hasta 2014. En 2017, fue nombrado seleccionador nacional francés, cargo en el que estuvo dos años.

Además de sus tareas como director deportivo, Guimard ha sido también analista para diversos medios de comunicación, tanto en radio (RMC), televisión (Canal+, France Télévision) o prensa (L’Équipe). Hoy en día, a los 74 años y retirado ya de toda responsabilidad deportiva, sigue trabajando como analista para diversos medios franceses.

Espero que os haya gustado el artículo. Hasta mañana.