Entradas etiquetadas como ‘chester’

Quién fue… Eamonn O’Keefe: el futbolista del que se enamoró un jeque saudí

Cromo de O’Keefe con el Everton (PANINI).

Vamos a cerrar la semana con una historia que conocí hace unos meses y que me sorprendió profundamente. Es la peripecia de Eamonn O’Keefe.

Eamonn Gerard O’Keefe nació en Manchester, Inglaterra, el 13 de octubre de 1953, en el seno de una familia de origen irlandés. Entró en las categorías inferiores del Manchester United, pero siendo un niño se fracturó una pierna y eso frenó su escalada. No obstante, se rehizo y finalmente logró convertirse en futbolista profesional tras pasar por algunos clubes menores. Debutó en el Plymouth Argyle en 1974, en la tercera categoría del fútbol inglés.

Su carrera, no obstante, estaba estancada. En 1975 se puso en contacto con él George Smith, un entrenador que lo tuvo cuando era joven. Smith estaba entrenando en el Al-Hilal de Arabia Saudí. El técnico le animó a que viajara a Oriente Medio a hacer una prueba con el equipo. Pagaban bien y podría ser una buena oportunidad para O’Keefe. El joven hizo la prueba y se quedó.

Lo alojaron en un hotel cinco estrellas, con barra libre de comida y bebida. Cuando firmó su contrato exigió un sueldo libre de impuestos, un coche, todos los vuelos a Gran Bretaña que pidiera, un colegio privado para sus hijos y una casa. El dueño del Al Hilal, el príncipe Abdulá bin Nasser bin Abdulaziz Al Saud (miembro de la familia real), aceptó la petición y se enroló en el equipo.

O’Keefe se hizo amigo del príncipe, que le invitaba a su casa y que le regaló un coche de la marca Pontiac. En sus primeras vacaciones en Inglaterra, el príncipe viajó hasta Londres y allí contactó con el jugador. Se lo llevó de compras. Luego le propuso viajar con él por Europa. En concreto por París, Cannes y Roma. A Eamonn le pareció divertido, ya que además iba a gastos pagados.

Portada del libro de O’Keefe (Eloquent Books).

Todo iba bien todo eran lujos, risas, buenas cenas… hasta que en un lujoso hotel de Cannes, estando O’Keefe y el príncipe Abdulá bin Nasser en el ascensor, éste se dirigió a él y le dijo: “Llevo tiempo queriendo contarte algo. Me estoy dando cuenta de que te amo“. “¿Cómo un hermano?”, preguntó el futbolista. Bin Nasser no dejó dudas: “No. No como un hermano”. O’Keefe lo rechazó.

Aunque Abdulá bin Nasser le dijo que la relación entre ambos volvería a ser la normal entre presidente y futbolista, en la práctica no fue así. La gira por Europa se acortó y regresaron a Arabia Saudí antes de lo previsto.

O’Keefe le contó a George Smith lo que había pasado y este no tardó en recomendarle que huyera del país. Sabía un secreto de un miembro de la familia real del país demasiado comprometedor y eso lo ponía en peligro. Su familia estaba en Reino Unido, pero tenía un problema: para salir de Arabia necesitaba la firma de Abdulá bin Nasser.

Le dijo al príncipe que tenía que volver a ver a su padre, que estaba enfermo (lo cual no era cierto). A regañadientes, Bin Nasser firmó su visa, y O’Keefe regresó a Inglaterra, aunque viajó con ropa para una semana, para que el presidente del club no sospechara nada.

Una vez en Gran Bretaña, O’Keefe inició los trámites para volver a jugar, pero necesitaba que el Al Hilal le liberara de su contrato. Contactaron con el país árabe, pero exigían una cantidad de dinero desorbitada. Gracias a la mediación de Jimmy Hill, que trabajaba para la Federación Saudí, se llegó a un acuerdo y O’Keefe quedó liberado.

Se había quedado arruinado, pero por suerte firmó un contrato con el Everton en 1979 y reanudó su carrera futbolística. En 1981 debutó con la selección de Irlanda, a la que llegó por ser el país de su padre, y jugó en equipos como el Wigan, el Port Vale o el Blackpool. Se retiró en 1991 en el Bangor City galés.

En la actualidad, O’Keefe tiene 65 años y vive cerca de su Manchester natal. Hace unos años escribió, animado por su mujer, su autobiografía, titulada Yo solo quería jugar al fútbol. De Abdulá bin Nasser se sabe poca cosa. Se cree que murió en 2007 y que tuvo tres esposas y siete hijos.

En este enlace podéis ver una foto del futbolista inglés y el príncipe. Creo que la mirada de éste es suficientemente gráfica.

Os dejo un vídeo en el que O’Keefe marca un hat-trick.

Permitidme que os recomienda también el reportaje de la BBC donde conocí la historia de O’Keefe.

Hasta el jueves.

Qué fue de… Michael Owen: ¿Mereció el Balón de Oro más que Raúl?

Michael Owen, en un partido de Champions en Roma con el Madrid en 2004 (GTRES).

Michael Owen, en un partido en Roma con el Madrid en 2004 (GTRES).

Empezamos la semana con un recientemente retirado jugador, al que todos recordaréis segurísimo, que estuvo en España y que seguramente está considerado como uno de los mejores delanteros ingleses de los últimos años. Es Michael Owen.

¿Quién era?: Un delantero británico de finales de los 90, los 2000 y principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Por ser uno de los mayores talentos del fútbol mundial en sus inicios, uno de los jugadores más representativos de Inglaterra en la época del cambio de siglo y por su paso por el Real Madrid en la temporada 2004/2005.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2013 en las filas del Stoke City. En la actualidad, Owen es comentarista para la cadena BT Sports y también participa en el legendario programa de BBC Match of the Day. Además, es criador de caballos de carreras y tiene su propia cuadra.

¿Sabías qué…?: Firmó su primer contrato profesional y jugó su primer partido con el Liverpool con 17 años de edad.

– Debutó con la selección inglesa con 18 años, convirtiéndose en el internacional inglés más joven de todo el siglo XX.

– No es excesivamente alto (1,73 m), pero Owen suplía esa falta de corpulencia con velocidad, movilidad y un enorme olfato de gol.

– Junto a Steve Gerrard (que debutó con el Liverpool un año después que él) simboliza la transición del equipo de Merseyside a la senda de los triunfos europeos.

– El Liverpool ganó su quinta Copa de Europa precisamente en el primer año sin Owen.

– El Real Madrid pagó por él 12 millones de euros, pasando a engrosar la plantilla de los ‘Galácticos’, junto a Figo, Zidane, Raúl o Ronaldo.

– Pese a que nunca se ganó la titularidad, acabó la temporada con la nada despreciable cantidad de 13 goles ligueros.

– Tuvo problemas de adaptación a España y la mayor parte del tiempo residió en un hotel.

– En 2001 recibió el Balón de Oro. Tenía 21 años (era el segundo jugador más joven en lograrlo). En España ese premio siempre estuvo mal visto porque para muchos, ese galardón correspondía a Raúl González Blanco. El madrileño, que nunca ganó el galardón, quedó segundo ese año.

Owen, entrenando con la selección inglesa en Japón antes del Mundial de 2002 (Archivo 20minutos).

Owen, entrenando con la selección inglesa en Japón antes del Mundial de 2002 (Archivo 20minutos).

– Para el Madrid, Owen fue un buen negocio: lo vendió al Newcastle por el doble de lo que le costó.

– Fue en su época en el Newcastle cuando empezaron sus problemas con las lesiones y llegó a descender con las ‘urracas’.

– Es el quinto jugador con más goles de la historia de la selección inglesa. El más recordado lo convirtió en Saint Étienne ante Argentina en en el Mundial de Francia 98, cuando recibió un balón en su campo y tras regatear a dos defensas, marcó de un fuerte disparo desde fuera del área. En una votación, fue elegido segundo mejor gol de la historia de los Mundiales.

– También es muy recordado el ‘hat-trick’ que logró ante Alemania en un partido clasificatorio para el Mundial de 2002 disputado en el Olympiastadion de Múnich. El resultado fue de 1-5 (los otros dos goles fueron de otros dos ‘reds’: Steven Gerrard y Emile Heskey).

– Es piloto de helicópteros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Michael James Owen nació en Chester, Inglaterra, el 14 de diciembre de 1979 (ayer cumplió 35 años). Llegó con 12 años a las categorías inferiores del Liverpool, con cuyo primer equipo debutó con 17 años y medio, en 1997. En 2004 se fue al Real Madrid, donde sólo jugó un año y tras el que volvió a Inglaterra para jugar en el Newcastle United, donde estuvo cuatro temporadas. En 2009 firmó por el Manchester United y en 2012 se fue al Stoke, donde se retiró un año después. En su palmarés tiene una FA Cup, dos Copas de la Liga, una Community Shield, una UEFA y una Supercopa de Europa con el Liverpool y una Premier, una FA Cup y una Community Shield con el Manchester United. Con Inglaterra jugó 89 partidos y marcó 40 goles.

Os dejo con un tributo a este grande:

Hasta mañana.