Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Tom Molineaux: el esclavo que ganó su libertad boxeando

Grabado de Molineaux, datado en 1812 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con una historia de boxeo y además, de las interesantes. Vamos a conocer la historia de Tom Molineaux, uno de los primeros grandes boxeadores negros de la historia, que se hizo muy famoso a comienzos del siglo XIX.

No se sabe a ciencia cierta el lugar y fecha de nacimiento de Thomas Molineaux, pero se cree que nació en 1784 en alguna plantación de algodón de Virginia, en Estados Unidos.

Algunos cronistas explicaron en su época que el apellido Molineaux era el de sus amos en la plantación. Sobre él circulaba una leyenda y era que solía pelear con otros esclavos para divertir a los blancos. Ganó su libertad tras vencer en un combate en el que el hijo del dueño de su plantación había apostado 100.000 dólares. Además, como premio se llevó 500 dólares. Tras ser libre se trasladó a Nueva York, donde se acercó de manera más profesional al boxeo y se ganó la reputación de ser el mejor púgil de América. Fue entonces cuando decidió cruzar el charco y probar fortuna en la capital mundial del boxeo de aquel entonces: Londres.

Llegó a Inglaterra en 1809 y la primera persona con la que contactó fue Bill Richmond. Como él, Richmond era exesclavo llegado desde América que hizo un dinero boxeando y puso un pub en Londres, en concreto el Horse and Dolphin, en Leicester Square. Richmond hizo de empresario y entrenador y Molineaux disputó su primer combate en Europa el 24 de julio de 1810, ante un tal Jack Burrows en Tothill Fields, Londres. En 65 minutos, Molineaux noqueó a Burrows.

Casi un mes después, el 21 de agosto de 1810, Molineaux disputó y ganó su segundo combate en Inglaterra. Fue ante Tom ‘Tough’ Blake en Epple Bay y Molineaux ganó en 8 asaltos.

Representación del segundo combate de Molineaux y Cribb en 1811 en un grabado de la época (WIKIPEDIA).

Tras estos dos combates, llegó la primera gran oportunidad de Molineaux. Iba a pelear contra Tom Cribb, que por aquel entonces era el mejor pugil con puños desnudos del momento. Ese combate, celebrado el 3 de diciembre de 1810 en Shenington Hollow, fue muy bien descrito por Pierce Egan, considerado uno de los padres del periodismo deportivo en general y pugilístico en particular. Gracias a su crónica sabemos que Molineaux medía 1,73 metros y pesaba 90 kilogramos. Todas las apuestas estaban en contra de Molineaux y se creía que iba a ser un combate corto. Pero nada más lejos de la realidad. El púgil americano resistió más de lo esperado. En el 19º asalto, el árbitro tuvo que intervenir para separar a los combatientes, que se habían enganchado. Incapaz de conseguir separarlos, intervino el público. Se formó un pequeño jaleo en el que Molineaux resultó herido en la mano izquierda. Este hecho sería determinante. En el 34º round, Molineaux quiso abandonar, pero Richmond le pidió que siguiera. En el 35º, Cribb lo tumbó.

Pese a la derrota, Molineaux se convirtió en una celebridad y días después del combate, fue aclamado en la Bolsa de Londres.

Se programó un combate de revancha con Cribb. Antes, en mayo de 1811, Molineux ganó su tercer combate en suelo inglés, ante William Rimmer, tras 21 asaltos. El 28 de septiembre de 1811 se disputó ese combate de revancha. Se celebró en Thistleton, Rutland. Molineaux llegó más ligero, pues marcó un peso de 84 kilos. Sea como fuere, Molineaux fue claramente superado y en el 11º, un puñetazo de Cribb rompió la mandíbula del americano y perdió el combate. Molineaux y Richmond se separaron después.

Molineaux disputó otros cuatro combates para ganarse el sustento: ganó tres y perdió uno. En 1815 decidió retirarse, y empezó a realizar exhibiciones por Escocia y por Irlanda. Fue cuando empezaron sus problemas con el alcohol y financieros, hasta el punto de que llegó a ser encarcelado.

Alcoholizado y arruinado, Tom Molineaux murió en Galway, Irlanda, el 4 de agosto de 1818. Tenía 34 años.

Espero que os haya gustado la historia de hoy. Hasta el miércoles.

1 comentario

  1. Dice ser ruomalg

    Otra historia para enmarcar. Tuvo suerte Molineaux de conseguir su libertad. Y el mundo del boxeo tuvo suerte de disfrutar de sus combates. Una lástima como acabó sus días y lo joven que falleció.

    29 julio 2018 | 22:09

Los comentarios están cerrados.