BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Shaul Ladany: el triunfo del deporte sobre el Holocausto y el terrorismo

Ladany, en lo más alto del podio en los Juegos Macabeos de 1969 (WIKIPEDIA).

Ladany, en lo más alto del podio en los Juegos Macabeos de 1969 (WIKIPEDIA).

Vamos a cerrar la semana con una emotiva historia de superación a través del deporte. Pasaremos por una de las etapas más oscuras de la historia para recordar la figura de Shaul Ladany.

El día 2 de abril de 1936 nace en Belgrado, Yugoslavia, Shaul Paul Ladany, en el seno de una familia judía. Como imaginaréis, nacer en la década de los 30 en Europa y ser judío no era nada fácil. Los abuelos de Ladany fueron enviados a Auschwitz, donde, tal y como relataría con crudeza el protagonista de hoy, fueron “hechos jabón”.

Tras un bombardeo alemán sobre su ciudad natal en 1941, los Ladany huyen a Hungría. En 1944, cuando Shaul tenía 8 años, los nazis detuvieron a su familia y a él mismo y fueron enviados a Bergen-Belsen, campo de concentración donde por ejemplo, Anna Frank murió. En este campo de Baja Sajonia fueron asesinados 100.000 judíos. Ladany llegó a estar dentro de una de las cámaras de gas, pero “Dios sabe por qué fui indultado”. Poco después, él y sus padres se beneficiaron de un canje de prisioneros pagado por judíos estadounidenses, que supuso la liberación de 2.000 de los hebreos de Bergen-Belsen. Muy pocos de los 70.000 judíos de Yugoslavia sobrevivieron al Holocausto. Ladany fue uno de ellos.

Tras salir de Bergen-Belsen, la familia se estableció en Suiza. Cuando acabó la guerra, regresaron a Belgrado, hasta que en diciembre de 1948, se trasladaron de manera definitiva a Israel, estado que acababa de nacer.

Con 18 años, Shaul Ladany empezó a correr maratones, pero no fue hasta principios de los 60 cuando Ladany se pasó a la marcha. Lo hizo sin entrenador. De hecho, jamás lo tuvo en su carrera. Fue un autodidacta. Disputó su primera prueba en 1962 y en 1963 ya era campeón de Israel. Lo lograría 27 veces más. En 1968, Shaul Ladany participó por primera vez en unos Juegos Olímpicos, los de México, en la prueba de 50 km marcha. Acabó en el puesto 24º.

Una imagen reciente de Shaul Ladany (YOUTUBE).

Una imagen reciente de Shaul Ladany (YOUTUBE).

Su mejor año fue 1972. A principios de este año batió el récord del mundo de los 50 millas marcha (algo más de 80 kilómetros), que databa de 1935. En abril lo volvió a rebajar, dejándolo en 7: 23: 50, un tiempo que aún hoy es récord del mundo. En septiembre, Ladany volvía a Alemania, con motivo de los Juegos Olímpicos de Múnich. Era el único miembro del equipo israelí de atletismo, e iba a competir en los 50 km marcha.

En Múnich puso en práctica el alemán que había aprendido en Bergen-Belsen, y como exorcismo particular, entrenó con una camiseta con una estrella de David. Acabó en el puesto 19.

Shaul Ladany dormía placidamente, orgulloso de haber competido en el país en el que tantos familiares fueron asesinados, cuando el grito de Yussef Gutfreund, un árbitro israelí de lucha lo alertó. Estaban atacando la villa olímpica. Shaul salió por una ventana y varias balas pasaron cerca de él. Fue él el primero en avisar a la Policía. La fatalidad le perseguía. Terroristas palestinos habían entrado en la villa olímpica y asesinaron a sangre fría a once miembros del equipo olímpico de Israel. Sólo cinco atletas israelíes sobrevivieron. Él fue uno de ellos. De hecho, los primeros reportes le dieron por muerto, pero no fue así. Aún hoy, Shaul Ladany visita cada seis de septiembre las tumbas de los fallecidos en Tel Aviv.

Tras la traumática experiencia de Ladany en Múnich, siguió compitiendo, y se especializó en carreras de distancia ultralarga, como los 100 km marcha. El mismo año 72 se proclamó campeón del mundo en esta distancia, con un tiempo de 9:31:00. En realidad, Shaul Ladany no dejó de competir hasta su vejez. Por ejemplo, en 2006 se convirtió en el primer atleta de más de 70 años en hacer los 100 km marcha en menos de 24 horas. En 2012, con 75 años, participó en una marcha de 300 kilómetros (en cuatro días) entre París y Tubize.

Pero Ladany no es sólo un gran atleta. Es profesor emérito de Ingeniería Industrial en la Universidad Ben Gurion del Negev, ha escrito más de 12 libros y un centenar de artículos. Shaul Ladany reside en la ciudad de Omer, con su esposa Shosh. Tiene una hija y tres nietos.

Os dejo con un reportaje sobre Ladany:

Volvemos el miércoles.

1 comentario

  1. Dice ser ruomalg

    Un tío con mucha suerte, buena y mala a partes iguales (mala por haber vivido aquellos episodios tan negros de la Historia, buena por haber sobrevivido a ambos). Aunque lo que de verdad me parece increíble es que con más de 70 años siguiera compitiendo, y recorriendo 300 km en una carrera de marcha, nada menos. Una historia para destacar la suya.

    14 septiembre 2016 | 23:23

Los comentarios están cerrados.