BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Imi Lichtenfeld: el inventor del krav magá, el arte marcial de moda

Imi Lichtenfeld, a la izquierda, en una sesión de entrenamiento (WIKIPEDIA).

Imi Lichtenfeld, a la izquierda, en una sesión de entrenamiento (WIKIPEDIA).

Vamos a acabar con artículo diferente. Quizá hayáis oído hablar hace poco del krav magá. Se trata de un arte marcial, muy de moda últimamente, que procede del sistema de defensa personal de las fuerzas armadas de Israel (en hebreo, krav significa combate y magá, contacto). Aunque el krav magá no es un deporte como tal, su creador sí fue deportista, así que con esa excusa os paso a hablar de Imi Lichtenfeld.

Imre Lichtenfeld nació el 26 de mayo de 1910 en Budapest, entonces Imperiuo Austro-Húngaro, hoy Hungría. Nació en el seno de una familia judía que siendo Imre muy pequeño se trasladó a Bratislava, hoy Eslovaquia. El padre de Imre, Samuel, era policía y había trabajado como forzudo de circo. Por ello, y porque además Samuel Lichtenfeld regentaba un gimnasio, Imi empezó a interesarse por el deporte.

Practicó gimnasia, boxeo y lucha. Entre 1928 y 1929, Imi Lichtenfeld fue campeón de Eslovaquia de los tres citados deportes. Justo por esos convulsos años para el centro de Europa, Bratislava fue escenario de una serie de ataques antisemitas, que llevaron a la población judía a organizarse para defenderse. Lichtenfeld se unió a la causa y fue cuando se dio cuenta de lo necesario que era un sistema de lucha cuerpo a cuerpo, poco relacionado con el deporte.

Tras conocer por primera vez Palestina en 1935, con motivo de unos Juegos Macabeos en los que no pudo participar por una lesión que se hizo entrenando, Lichtenfeld vio como con la proximidad de la II Guerra Mundial el clima antisemita se iba incrementando, de modo que se convirtió en un experto de la lucha callejera. Esta experiencia fue la que le motivó a crear el krav magá, inspirado en un sencillo punto de partida: usar movimientos naturales para defenderse, combinados con un contraataque inmediato, tan inmediato que el krav magá tiene una máxima: nunca hay que usar las dos manos en el mismo movimiento defensivo.

Dos soldados israelíes entrenando en 1955 (WIKIPEDIA).

Dos soldados israelíes entrenando en 1955 (WIKIPEDIA).

Con el estallido de la guerra, Lichtenfeld decidió emigrar a Palestina. Llegó en 1942 tras haber servido en la Legión Checa en el Norte de África. Una vez en la tierra prometida, los responsables de la Haganá (el germen de las fuerzas armadas de Israel, una organización paramilitar del mandato británico en Palestina) vieron en él su enorme potencial y lo contrataron como entrenador de las tropas. Durante 20 años, Imi Lichtenfeld se dedicó a enseñar sus técnicas de defensa personal a futuros soldados, primero de la Haganá y luego del Ejército de Israel, así como a agentes de policía.

A finales de los 60, Lichtenfeld se desvinculó del Ejército y empezó a perfeccionar el krav magá para adaptarlo no sólo a la vida civil, sino también a todo tipo de practicante, incluidos mujeres y niños. Con el auspicio del Ministerio Israelí de Educación, Lichtenfeld creó dos centros de formación (uno en Tel Aviv y otro en Netanya) y en 1978 fue cuando le dio a su técnica, de manera oficial, el nombre por el que se la conoce. Además, creó un sistema de cinturones a imagen y semejanza del judo y recogió en un libro sus enseñanzas.

Imi Lichtenfeld falleció en Netanya en 9 de enero de 1998, tres años después de fundar la Federación Internacional. Su creación es ahora mismo un arte marcial en auge y en la mayoría de grandes ciudades españolas (el CSD lo reconoció en 2010) se puede aprender y practicar. Pese al reconocimiento del CSD, el krav magá no es un deporte. Su objetivo no es ganar, sino sobrevivir y en la medida de lo posible, reducir al agresor. Por eso, es válido cualquier tipo de ataque, bien sean rodillazos, codazos, estrangulaciones e incluso mordiscos. También se pueden emplear armas contundentes o blancas (es una técnica, por cierto, muy útil para desarmar a agresores con cuchillos e incluso pistolas). El krav magá admite la huida y su principal argumento es neutralizar al agresor en primer lugar, quitarle la iniciativa, con movimientos rápidos, fuertes, corto, naturales y directos. Si queréis saber más, os dejo este enlace, de Krav Magá España.

Cierro el artículo con un vídeo sobre la historia del krav magá.

Que paséis un buen fin de semana.

7 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    ¡Buena historia! Si señor.

    Clica sobre mi nombre

    22 mayo 2015 | 08:12

  2. Dice ser franciscobp40

    el krav maga es uno de los mejores sistemas de defensa personal que hay,he visto algunos vídeos y su técnica son bastantes buena,llevo tiempo intentando apuntarme pero aquí en córdoba no hay gim que lo den

    22 mayo 2015 | 09:34

  3. Dice ser Jotar

    Está muy de moda, igual que en los 70 estaba de moda el JKD de Bruce Lee. También ahora están muy en boga las MMA. Sobre su efectividad, como todo depende de la práctica…esto lleva varios años, no se aprende en unos meses. Y son sistemas de defensa, no son infalibles…siempre va a haber alguien más fuerte o mejor que tú.

    22 mayo 2015 | 10:28

  4. Dice ser Jotar

    Perdón boga con v.

    22 mayo 2015 | 10:30

  5. Dice ser Juanan

    Krav Maga no es un Arte Marcial, es un deporte de contacto o defensa personal.

    22 mayo 2015 | 14:12

  6. Dice ser ruomalg

    Hasta que no comencé a escuchar el nombre del krav magá en varios medios no me había hecho una idea de la trascendencia que tiene actualmente. La primera vez que lo vi fue en un capítulo de Los Simpson. Interesante la historia de su origen y de su creador.

    22 mayo 2015 | 15:13

  7. Dice ser Petra

    Hola. Muy buen artículo. No sabía todo esto sobre fundador de Krav Maga. 🙂 Os recomiendo que paséis por esta página web deportiva http://www.sportcentral.com/ Un saludo. 🙂

    26 mayo 2015 | 09:32

Los comentarios están cerrados.