BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Ewald Lienen y la lesión más escalofriante de la historia

Lienen, con la pierna rajada, es atendido en la banda (YOUTUBE).

Lienen, con la pierna rajada, es atendido en la banda (YOUTUBE).

Otro post original hoy, amigos. La cuestión es que no lo protagoniza tanto un personaje como un momento muy concreto. Creo que algunas de las imágenes de este momento las habréis visto alguna vez. Sea como sea, hoy vamos a hablar de la lesión más escalofriante, más aparatosa, más espectacular (ojo, no es ni mucho menos la más grave) que se ha visto en un terreno de juego: la que sufrió en 1981 Ewald Lienen.

Antes de nada, os contaré que Ewald Lienen era un centrocampista ofensivo alemán que desarrolló su carrera entre 1971 y 1992. Jugó, entre otros equipos, en el Arminia Bielefeld, en el Borussia Mönchengladbach y en el Duisburgo. Tras colgar las botas, empezó una prolífica carrera de entrenador, que le ha llevado por equipos como el propio Duisburgo, el CD Tenerife (primero como asistente de Heynckes y luego como entrenador principal), el Hansa Rostock, el Colonia, el Borussia Mönchengladbach, el Hannover, el Arminia, el Panionios, el AEK y el Olympiacos en Grecia o el Otelul en Rumanía. En la actualidad, dirige al St. Pauli de Hamburgo.

Pero si por algo se recuerda a Lienen es por lo que ocurrió el 14 de agosto de 1981, en un partido en Bremen entre los recién ascendidos Werder y Arminia Bielefeld, al que acaba de regresar Lienen procedente del Borussia. A los 20 minutos de partido, en un ataque por la banda izquierda de Lienen, el defensa del Werder Bremen Norbert Siegmann realiza una dura entrada, con los tacos por delante, sobre el atacante del Arminia.

Lienen, retorcido de dolor (YOUTUBE).

Lienen, retorcido de dolor (YOUTUBE).

Instantáneamente, Lienen se agarra la pierna derecha y empieza a retorcerse en el césped, a patalear, a gritar… Siegmann se da la vuelta con los brazos levemente alzados, como indicando que él no había hecho nada, hasta que ve algo que lo paraliza. El colegiado, Medardus Luca, se acercó al lugar en el que Lienen casi lloraba de dolor y sacó amarilla a Siegmann. Mientras, Lienen trató de ponerse de pie, pero tras unos pasos, volvió a caer. Fue entonces cuando vio lo que tenía y se puso a gritar de miedo, con las manos en la cabeza, al ver una enorme raja de 25 centrímetros en su muslo derecho, provocada por los tacos de Siegmann, que dejaba visible los músculos y la carne del jugador.

Lienen, preso de la rabia, volvió a ponerse de pie y se fue cojeando a la banda. Se encontró con el masajista y le mostró la herida. Éste, atónito, pidió ayuda, mientras el futbolista, hecho una furia, se dirigía al banquillo del Werder Bremen, señalando con el dedo a Otto Rehhagel, el técnico del equipo verdiblanco. Le echaba en cara que él había azuzado a Siegmann para que lo lesionase. Conforme iban llegando servicios sanitarios y veían la herida, se echaban las manos a la cabeza. Los fotógrafos disparaban sin parar. Lienen parecía en trance, sólo preocupado por increpar a Rehhagel.

Todavía cuando Lienen era sacado en camilla, el melenudo centrocampista increpaba con el puño a Rehhagel. Curiosamente, no le dijo nada a Siegmann. Lienen recibió 23 puntos de sutura, pero curiosamente, sólo estuvo 17 días de baja.

El incidente trajo cola. Lienen denunció ante la justicia ordinaria a Siegmann y a Rehhagel, aunque los tribunales no le dieron la razón, aduciendo que un futbolista estaba sometido a esos riesgos. El colegiado Luca no volvió a arbitrar en la Bundesliga. Siegmann recibió amenazas de muerte (Rehhagel, por ejemplo, no lo convocó para el partido de vuelta en Bielefeld) y acabó haciéndose budista para sobrellevar el estigma -se retiró cinco años después-. Por su parte, Rehhagel llegó a decir que se había puesto un chaleco antibalas en el partido de Bielefeld, por si acaso.

Aunque la cosa no pasó a mayores, el incidente se convirtió de manera inmediata en una de las escenas más recordadas de la historia de la Bundesliga y en la lesión más terrible (en lo visual) de la historia del fútbol.

Aquí os dejo un vídeo con la entrada y un reportaje posterior:

Que paséis buen fin de semana.

PD: Sobre este tema, os recomiendo este artículo de Guillermo González para Káiser Magazine.

8 comentarios

  1. Dice ser ruomalg

    ¿Qué ha sido del “las imágenes que van a ver a continuación pueden herir su sensibilidad”? A simple vista parece que también le queda al aire el fémur. Y pensaba que una fractura de tibia y peroné era más terrorífico. Parece mentira que la baja le durase tan poco. Menos mal que, al contrario de lo que intuía Rehhagel la cosa se quedara en las amenazas. Llega a suceder en un Clásico y el circo mediático dura hasta final de temporada.

    27 marzo 2015 | 10:22

  2. Dice ser probamos

    espeluznante…

    en fin

    http://goo.gl/sqjrFg

    27 marzo 2015 | 10:38

  3. Dice ser igesar75

    Bufff el post de hoy es gore gore, da escalofríos mirar las fotos durante más de un segundo……… increíble que el tío pudiera mantenerse en pie y liarla parda con el entrenador rival, debía estar medio “en trance” como dices acertamente en el post. Desconocía este incidente por completo.

    También da escalofríos mirar el look que se gastaba nuestro invitado de hoy por aquella época:

    http://www.derwesten.de/img/incoming/origs1410353/9373734721-w552-h2700-/0020146338-0051505508.jpg

    Madre del amor hermoso…..

    Recuerdo a Ewald Lienen en su etapa tinerfeñista. Lamentablemente su etapa chicharrera no duró mucho.

    27 marzo 2015 | 12:28

  4. Dice ser Loshovic

    Espantosa herida. Espantoso look.

    27 marzo 2015 | 13:15

  5. Dice ser PEDRALBES

    Hola a todos

    Desconocía este “incidente”. Desde luego, la entrada es dura y fea, pero me da la impresión que en ese corte tan aparatoso también influye mucho la mala suerte.

    Pues sí, se ve algo blanco, pero no creo yo que sea hueso. Sin tener NPI de medicina, a mi me da la sensación de que puede ser tejido graso

    Saludos y buen finde

    27 marzo 2015 | 15:50

  6. Dice ser Fonso

    La lesión más grave de la que oí hablar yo fue la de Alfonso, delantero del Murcia, en un partido en el Molinón contra el Sporting chocó con el portero Lerín y como consecuencia hubo que amputarle la pierna.
    Supongo que Edu sí conocía la historia, por murciano y medio gijonés…

    27 marzo 2015 | 23:52

  7. Dice ser CowboyZZ

    Es una herida fea, pero afortunadamente no se tuvo que retirar del futbol, como era muy comun en aquella epoca donde la medicina deportiva todavia estaba en sus comienzos (no el dopaje que tristemente siempre ha sido rampante, sino la recuperacion). Ha habido numerosos casos. Migueli lesiono a Paco Bonet de por vida, por ejemplo., uno de los clasicos duros de la liga. Un caso con consecuencias tragicas, fue totalmente fortuito, cuando D’Alessandro perdio un rinon despues de un choque accidental con Dani, del Athletic de Bilbao.

    29 marzo 2015 | 19:22

  8. Dice ser Calixto

    Pues vaya, viendo estas imagenes no puedo dejar de recordar aquella entrada que le hizo mi hoy muy admirado Cholo Simeone contra Julen Guerrero que le dejo las marcas de los tacos en el muslo, la verdad tambien fue espeluznante

    30 marzo 2015 | 21:36

Los comentarios están cerrados.