BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Qué fue de… Kevin Young: el dueño del récord más antiguo de la velocidad

Young, instantes antes de su carrera para la historia (YOUTUBE).

Young, instantes antes de su carrera para la historia (YOUTUBE).

Todos guardamos un buen recuerdo de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Como en cada cita de este tipo, surgen nombres que se quedan grabados en la historia. Hoy vamos a hablar de uno de ellos, que logró en el Estadio Oímpico de Montjuïc una hazaña que aún no ha podido ser igualada. Es Kevin Young.

¿Quién era?: Un atleta estadounidense de los 80 y los 90.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por ganar la medalla de oro en la prueba de los 400 metros vallas en Barcelona 92 y establecer un récord del mundo que aún no ha podido ser superado, siendo así el récord más antiguo de las pruebas de velocidad en atletismo.

¿Qué fue de él?: Aunque no se retiró oficialmente nunca, dejó de competir a finales de los 90. En la actualidad es el presidente consultivo de USA Track and Field en Georgia, lo que vendría a ser el representante de la federación estadounidense de atletismo en este estado sureño.

¿Sabías qué…?: Estudió en el mismo instituto que Florence Griffith.

– Young batió un récord que en 1992 tenía 9 años de antigüedad, logrado por Edwin Moses.

– Su marca, de 46.78, supuso también la primera vez que un hombre bajaba de los 47 segundos en la prueba de los 400 vallas.

– Young perfeccionó una técnica que ya había puesto en práctica Moses. Lo habitual es que los atletas de 400 vallas den 13 zancadas entre valla y valla, pero Young logró desarrollar un sistema que le permitía dar 12 zancadas en algunos tramos.

Kevin Young, en la actualidad (WIKIPEDIA).

Kevin Young, en la actualidad (WIKIPEDIA).

– El mérito de la marca de Young es muy grande, ya que hay que tener en cuenta que derribó la última valla y además, viendo que tenía una ventaja muy amplia, aminoró la marcha con el brazo en alto en los últimos metros, por lo que su récord podía haber sido mucho menor.

– Durante su preparación para Barcelona 92, Young adquirió la costumbre de pegar papeles con la cifra ‘46.89’ en sus vallas. Era la marca que él creía que era capaz de hacer.

– En Barcelona 92 también lo hizo e incluso se metió dentro de las zapatillas dos trocitos de papel enrollados con esa cifra escrita en ellos.

– Fue elegido Mejor Atleta del año 1992.

– Entre 1992 y 1993 logró 25 victorias consecutivas en carreras de los 400 vallas.

– En una entrevista reciente admitió que aún mantiene su récord por “detalles” y que cree que puede caer en cualquier momento.

Biografía, palmarés, estadísticas: Kevin C. Young nació el 16 de septiembre de 1966 en Watts, California. Empezó su carrera en 1984, que se prolongó hasta 1998. En ella logró el citado oro olímpico y el oro en los Mundiales de Stuttgart de 1993, además de una plata en los Juegos Panamericanos de 1987.

Por supuesto, os dejo con la carrera de Young en Barcelona:

Hasta mañana.

4 comentarios

  1. Dice ser Gorpik

    Pese a haber conseguido un récord tan longevo, Young no fue tan grande como Moses, que dominó completamente la especialidad durante muchos años y batió el récord muchas veces. No sé si el registro de imbatibilidad de Moses lo ha conseguido igualar nadie en la historia del atletismo. Pero vaya, no por eso quitemos mérito a la carrera de Young, que sin duda lo tiene.

    30 junio 2014 | 10:12

  2. Dice ser Chema

    Muy buen artículo Eduardo.
    Un récord de otra galaxia, estratosférico. Para hacernos una idea de la dimensión de la marca, el mejor registro del año 2013 fue el 47.69 de Jehue Gordon en la final de los Campeonatos del Mundo de Moscú. Casi un segundo de diferencia. Solamente tres atletas han conseguido correr en 47.30 o menos en los últimos 10 años.

    Lo más curioso es que consiguió refrendar aquel soberbio estado de forma de Barcelona con su triunfo en los Mundiales de Stuttgart, en 1993, corriendo en 47.18. Pero a partir de ahí, declive total. Nunca volvió a ser ni la sombra de lo que había sido, incapaz de volver a correr nunca por debajo de 48 segundos.
    El único hombre en la historia por debajo de los 47 segundos. Ni siquiera el gran Edwin Moses lo consiguió. Una marca de otro mundo, sin duda. Un récord que tardará muchísimos años en ser batido.

    Un saludo a todos.

    http://www.soycobarde.com

    30 junio 2014 | 10:13

  3. Dice ser ruomalg

    Un record con record, valga la redundancia. No me imagino en cuánto lo hubiera dejado de no haber derribado la última valla, pero seguro que ese posible record hubiera sido para que el personal tirara la toalla con respecto a batirlo, visto lo visto. Curioso lo de los papelitos.

    30 junio 2014 | 23:30

Los comentarios están cerrados.