BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Izidor Kürschner, el padre del ‘jogo bonito’

Izidor_Kurschner_1932Los que seguís esta bitácora desde hace tiempo, sabréis que en términos de fútbol, Hungría fue una superpotencia a principios del siglo XX y hasta bien entrado este. Hoy os voy a traer a un personaje poco conocido quizá, pero que su contribución al fútbol fue mucho más importante de lo que pueda parecer. Es Izidor Kürschner.

Las primeras noticias de Izidor Kürschner proceden de 1904, su año de debut como profesional. Se cree que nació en 1885 en Budapest y se sabe que era de origen judío. De hecho, su primer equipo fue el MTK de Budapest, que es el (tradicional) equipo de los judíos húngaros. Kürschner jugaba de lateral izquierdo o mediocentro defensivo. Suplía su 1,67 y su escasa envergadura física con una visión de juego impropia para la época. Tenía una capacidad de anticipación que le convirtieron en uno de los más destacados jugadores de aquel MTK, que ganó dos Ligas (1904 y 1908) y las tres primeras Copas Húngaras de manera consecutiva (1910, 1911 y 1912). De hecho, fue internacional cinco veces entre 1907 y 1911.

Kürschner se retiró a los 28 años y a los 32 empezó a entrenar. Su primera experiencia fue en el MTK, pero al año siguiente se fue Alemania para entrenar al Stuttgarter Kickers, donde en dos temporadas ganó el título regional una vez. En 1920 llegó su primer gran puesto, cuando fichó por el Núremberg, que en aquella época era uno de los mejores equipos alemanes y que competía por el campeonato nacional. En este equipo bávaro disputó sólo la fase final del campeonato y lo ganó. Cuando acabó la temporada, lo contrató el Bayern de Múnich. Kürschner no logró clasificar a los muniqueses para la fase final y de nuevo el Núremberg lo fichó para el play-off. Lo metió en la final ante el Hamburgo pero la final quedó desierta tras dos empates.kurschner-izidor

Al año siguiente fichó por el Eintracht de Frankfurt, al que hizo campeón regional. En 1923 cambió de país y se fue a Suiza, donde entrenó al Nordstern de Basilea, un equipo recién nacido al que aupó a la primera división helvética. Su papel en Basilea lo llevó a la selección olímpica de Suiza. Iba a formar parte de un equipo de tres técnicos, junto a los ingleses Teddy Duckworth y Jimmy Hogan, para preparar a la selección de cara a los Juegos de París.

Esta etapa fue clave porque de Duckworth y de Hogan aprendió nuevas técnicas y tácticas procedentes de Inglaterra. Además, Suiza logró la plata, sólo siendo superada por Uruguay. Tras los Juegos, entrenó brevemente al Schwarz-Weiss Essen alemán y en 1925 se fue al Grasshoppers de Zürich. En el equipo de los ‘saltamontes’ se consagró como técnico. Logró en nueve años tres Ligas y cuatro Copas. Aún hoy es el segundo entrenador más exitoso de la historia del Grasshoppers.

Fue en los años 30 cuando decidió cruzar el charco. En marzo de 1937 llegó a Brasil y en abril de se hizo cargo del Flamengo de Río de Janeiro y allí fue donde implantó las ideas que había ido acumulando en Europa: más control, más toque, menos ataque alocado. Importó el entrenamiento sin balón y el sistema WM (3 defensas, 2 mediocentros defensivos, 2 mediapuntas y 3 delanteros. Un 3-4-3 que quizás os suene de algo…). Este sistema de juego, nacido en 1920 de la mano del entrenador del Arsenal Herbert Chapman, sustituía al 2-3-5 y demostró ser más efectivo que éste. Dori (como fue bautizado en Brasil) Kürschner asesoró a los técnicos de la selección brasileña con sus nuevas tácticas, que llevaron a Brasil al tercer puesto del Mundial de 1938. Era el origen del ‘jogo bonito’ que convertiría a Brasil en el más exitoso equipo internacional de la historia.

Pese a sus ideas revolucionarias, fue despedido del Flamengo tras perder un derbi ante el Vasco de Gama. En 1939 entrenó al Botafogo, donde estuvo otra temporada. Pero cayó enfermo, al parecer a causa de un raro virus, que acabó con su vida en 1941, con 56 años de edad.

Probablemente, nunca sería consciente de la importancia de su legado. Sea como fuere, vaya desde aquí el homenaje de esta bitácora al hombre que llevó a Brasil el ‘jogo bonito’. Que paséis un buen fin de semana.

5 comentarios

  1. Dice ser AreaEstudiantis

    Ya sé que siempre digo lo mismo pero, me encantan este tipo de historias!! Buen fin de semana!!

    http://areaestudiantis.com

    26 julio 2013 | 09:02

  2. Dice ser DFC

    Genial, como siempre. ¿Sabeis cual es el equipo con más títulos del mundo?: http://xurl.es/3wemr

    26 julio 2013 | 10:57

  3. Dice ser igesar75

    He estado esta semana de vacaciones y no he podido conectarme, que de vez en cuando no viene mal (no lo digo por el blog, al contrario, sino por el resto del mundo en general…… encima en una semana horrible para Galicia y para España) aunque extraordinarios los posts como siempre. Al turrón:

    – bueno, lo del equívoco de las camisetas pasó en un derby Sevilla-Betis sin ir más lejos, y no hace muchos años además. Al árbitro de turno le sentó mal la siesta o el gin-tonic de después de comer, y dijo que las camisetas no se distinguían (la del Sevilla es blanca y la del Betis verdiblanca a listas verticales, por si hay algún despistado). Un empleado del Betis tuvo que ir deprisa y corriendo desde Nervión hasta la Avenida de la Palmera a coger un juego de segundas equipaciones del Betis, con el consiguiente retraso en el comienzo del partido.
    – sí, hay algo de complejo en general con esto de los colores, y yo el primero (cuando veo alguna camiseta del Atleti con más blanco del necesario me da un mal jejeje), cosa que antiguamente no ocurría. El Barça vistió muchos años de blanco…… y el Atleti también, y además en una final de Copa de los años 50, ya que jugaba contra el Athletic de Bilbao. Aunque con el pantalón azul, eso sí.
    – en natación la verdad es que siempre hemos ido a remolque de otros países, no somos una potencia precisamente. Mireia Belmonte el año pasado fue la primera medallista olímpica en natación nacida en España y que entrenaba íntegramente en España, ya que los medallistas anteriores o eran nacionalizados (los hermanos López Zubero y Zhivanevskaya) o entrenaban fuera de España (Sergi López, que entrenaba en EE.UU.).
    – gran historia la de este Kürschner y completamente desconocida para mí. Aunque tampoco me extraña, ya que según cuentan todas las crónicas de aquella época el equipo que llevó al culmen el jogo bonito, el tiki taka o como queramos, llamarlo era la Hungría de los “mighty magyars” de los años 50.

    28 julio 2013 | 16:06

  4. Dice ser CowboyZZ

    Recuerdo cuando el mundial del 82 que habia reportajes de historia del futbol y se hablaba de sistemas como el WM, el catenaccio (inventado por suizos, no por italianos), el futbol total, y similares.

    Lo que no recuerdo fue que sistema se hizo para vencer a la tradicional WM.

    31 julio 2013 | 22:28

  5. Dice ser ruomalg

    Pues no se me ocurrió pensar cuál fue el origen del jogo bonito. Un hurra para este hombre y su aportación al balompié. A mí el sistema WM me suena como el que utilizaba el Barça de los 50, con esa delantera formada por Basora, César, Kubala, Moreno y Manchón, tal como rezaba la canción de Serrat.

    13 agosto 2013 | 01:07

Los comentarios están cerrados.