BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Lawrence Oates, la épica historia de un héroe de la Antártida

Este es, creo, el artículo más especial que he sacado, principalmente porque no es en sentido estricto sobre un deportista. Podríamos discutir si un explorador es un deportista y seguramente concluiríamos que no lo es, aunque para excusar este artículo, me aferro a algunos matices como el esfuerzo, el deseo de superación o el espíritu competitivo. Además, esta historia me impactó tanto, y en concreto la parte relativa al personaje de hoy, que no me puedo resistir a sacarla en el blog. El día de publicación no es casual tampoco, y es que entre mañana y el domingo se cumplen 101 años del evento principal de esta historia. Estoy seguro de que el relato en general lo conocéis, pero quiero detenerme en la figura de uno de esos cinco héroes de la Antártida de los que tanto hemos oído hablar. Me refiero al Capitán de Dragones Lawrence Oates.

Lawrence Edward Grace Oates nació el 17 de marzo de 1880 en Putney, Londres, en el seno de una familia acomodada. Su tío, Frank Oates, era un destacado naturalista y explorador en África. Oates fue educado en Eton y comenzó la carrera militar cuando acabó sus estudios.

Con 18 años se unió al Regimiento de West Yorkshire y le tocó cumplir el servicio militar en la Segunda Guerra de los Bóer, en Sudáfrica, donde en 1900 formó parte del 6º Regimiento de Dragones de Inniskilling (uno de los que, medio siglo atrás, habían protagonizado la celebérrima carga de la Brigada Ligera en la Guerra de Crimea). En 1902 ya era teniente y en 1906 fue ascendido a capitán. En el campo de batalla sufrió una herida de guerra; en concreto, recibió un disparo en el muslo izquierdo, lo que le dejó como secuela tener esa pierna unos 2,5 centímetros más corta que la otra.

La guerra acabó y al tiempo, el capitán Robert Falcon Scott empezó a organizar un viaje a la Antártida, el segundo suyo, con el objetivo de ser los primeros seres humanos en alcanzar el Polo Sur geográfico. La Royal Society y la Royal Geographical Society financiaban parte de la expedición, que fue bautizada como Terra Nova (es el nombre del barco que llevó a los expedicionarios a la Antártida), pero en esencia era una iniciativa eminentemente privada. Se seleccionó un equipo multidisciplinar (como se dice ahora) de 65 miembros, pero además del perfil profesional de cada uno de los exploradores se valoró también la aportación económica que pudieran hacer (no en vano, hubo 8.000 candidatos). El capitán Oates fue seleccionado por su experiencia militar con caballos (Scott quería llegar al Polo usando ponis) y porque hizo una aportación de unas 1.000 libras esterlinas.

El viaje partió en 1910 y además tenía otros objetivos en el campo de la biología o la geología. La aventura se dividió en tres etapas, la última de las cuales era la de intentar alcanzar el Polo Sur geográfico, valiéndose de una serie de depósitos de alimentos y combustible que se iban dejando por el camino para facilitar la vuelta.

El capitán Oates, de carácter reservado, ya detectó alguno de los primeros problemas antes de llegar a la Antártida, en concreto de la poca idoneidad de los 19 ponis que había comprado Scott para la misión (en la foto de debajo, Oates con los équidos). Los animales sufrieron muchísimo durante el trayecto por mar y, como luego se demostraría, eran una pésima elección para viajar por el Polo. Scott los eligió por ser capaces de llevar más peso que los perros, pero no tuvo en cuenta que necesitaban seis veces más cantidad de comida, que eran más pesados y menos resistentes. Este fue uno de los principales errores que condenaron la expedición; un fallo, por otra parte, que no cometió Roald Amundsen.Lawrence_Oates

Amundsen era un explorador noruego, experimentado en travesías por el Polo Norte, que casi al mismo tiempo que Scott decidió acometer la hazaña de alcanzar el Polo Sur Geográfico. Cuando los británicos supieron de esta intentona, la aventura se convirtió en una carrera.

Tras una serie de visicitudes penosas que me ocuparían varios artículos (os recomiendo el libro El Peor Viaje del Mundo, escrito por Apsley Cherry-Garrard, uno de los supervivientes de la expedición Terra Nova y que relata con maestría todo el viaje; me ha servido de mucho para elaborar este artículo), finalmente quedó un grupo de cinco exploradores con el objetivo de alcanzar el Polo Sur. Era el 4 de enero de 1912 y los elegidos eran el propio Robert Falcon Scott, Edward Wilson (físico, naturalista y ornitólogo), Henry R. Bowers y Edgar Evans (marinos) y Lawrence Oates.

Este grupo de cinco comenzó la marcha hacia el Polo, pero a los siete días, a unos 24 km del destino, vieron una bandera noruega, por lo que se dieron cuenta de que Amundsen les había adelantado. Al día siguiente (17 de enero de 1912) alcanzaron el Polo Sur Geográfico. En efecto, allí encontraron una tienda, algunos víveres, una carta destinada al rey de Noruega informando de la hazaña y una nota para el equipo británico. Todo llevaba allí 35 días, la ventaja que les sacó el noruego, que no sólo partió primero, sino que hizo el trayecto en bastantes menos jornadas.

Sumido en la decepción, el equipo emprendió el regreso, que se complicó sobremanera por unas inusuales malas condiciones atmosféricas y por la falta de víveres. El más perjudicado era Edgar Evans. El escorbuto hizo aparición y Evans, que sufrió una caída con un golpe en la cabeza, falleció justo un mes después de haber alcanzado el Polo Sur.

Para el regreso tenían previsto hacer una media diaria de 9 millas, pero las congelaciones, el hambre y la sed les hicieron mella, de modo que apenas podían hacer 3 millas al día. Lawrence Oates empezó a empeorar. Tenía escorbuto y su herida de guerra se reabrió. Sufría severas congelaciones en manos y pies y apenas podía caminar. El capitán Oates pidió a sus compañeros que le dejaran atrás, pero estos rechazaron abandonarlo. Esta decisión fue probablemente fatal para el grupo, porque los retrasó demasiado.

La mañana del 15 de marzo de 1912 (esto es, hoy hace 101 años), Oates volvió a pedir a sus compañeros que lo dejaran en la tienda, pero se negaron y continuaron. Esa noche, la salud del capitán de Dragones empeoró dramáticamente. Así, en las primeras horas del 16 de marzo de 1912, Oates realizó un sobrehumano esfuerzo en la tienda para calzarse las botas, se puso en pie y pronunció la legendaria frase que le hizo pasar a la posteridad:

“I am just going outside and may be some time” (“Voy a salir y puede que para un tiempo”).

Wilson, Scott y Bowers comprendieron lo que quería hacer Oates y pese a que intentaron impedírselo, sus esfuerzos fueron en vano. El capitán Lawrence Edward Grace Oates, que al día siguiente hubiera cumplido 32 años, salió de la tienda con unas temperaturas de unos 40 grados bajo cero y se alejó para dejarse morir en las nieves eternas de la Antártida. Lo que nunca llegó a saber es que su sacrificio no sirvió para salvar la vida de sus compañeros.

El capitán Robert Falcon Scott escribió en su diario: “Sabíamos que Oates caminaba hacia su muerte… era el acto de un hombre valiente y de un caballero inglés” (el relato de esos días, reflejado en el diario del capitán Scott, fue recuperado por la expedición de rescate que salió en su búsqueda, y en la que estaba el joven Apsley Cherry-Garrard, de manera que le sirvió de base para su libro). En la imagen de debajo os dejo el cuadro A very gallant gentleman, de J. C. Dollman, en la cual se refleja el momento en el cual Oates se entregaba a su destino final.DollmanAVeryGallantGentleman

Los tres supervivientes reemprendieron la marcha pero el 20 de marzo les sorprendió una tormenta de nieve y ya casi no pudieron avanzar más. Desnutridos, enfermos, congelados y sin víveres, ya no les quedaba ninguna duda de que no saldrían nunca del Polo Sur. Se cree que Bowers, Wilson y Scott fallecieron congelados el 29 de marzo, día en el que el capitán Scott realizó la última entrada en su diario: “Todos los días estamos dispuestos a partir hacia nuestro depósito a 11 millas, pero a la entrada de la tienda persiste un remolino de nieve. No pienso que podamos esperar nada mejor ahora. Perseveraremos hasta el final, pero nos estamos debilitando, por supuesto, y el final no puede estar lejos. Es una lástima, pero creo que no puedo escribir más. R. Scott. Por Dios cuida de nuestra gente”. Estaban, como bien calculó Scott, a sólo 11 millas del depósito de abastecimiento. Aquí debajo os dejo una imagen de la última página del diario de Scott.Scott_last_page

Tras varios meses de tensa espera, un equipo salió en búsqueda de Scott y los otros cuatro exploradores. El 12 de noviembre de 1912 fueron hallados los cuerpos helados de Scott, Bowers y Wilson. En el mismo lugar se erigieron unos improvisados mausoleos con montones de nieve y dos esquíes a modo de cruces. Días después, el equipo de rescate buscó también algún rastro de Lawrence Oates, pero sólo hallaron su saco de dormir. El cuerpo del capitán de Dragones nunca apareció. Probablemente hoy, un siglo después de su desaparición, siga allí, incorrupto y congelado.

La figura de Lawrence Oates ha permanecido en el imaginario colectivo británico como el paradigma del comportamiento caballeroso, abnegado y sacrificado del que tanto hacen gala los ingleses. Hoy en día hay un museo dedicado a su memoria en Selborne, Inglaterra. Su saco de dormir está en el Museo del Instituto Scott de Investigación Polar en Cambridge. Además, hay un par de monumentos en su honor en otros lugares de Inglaterra.

Por lo demás, su historia ha sido contada no sólo en el libro de Cherry-Garrard o en los diarios publicados de Scott, sino también en el cine. Como curiosidad, os diré que dos grupos de música españoles hacen referencia a su historia. Uno es Mecano, con una famosa canción titulada Héroes de la Antártida, en la cual una de sus estrofas relata la decisión de Oates. Existe otra canción, esta del grupo heavy asturiano Warcry y titulada Capitán Lawrence (un temazo), que es más específica de la historia de Oates y que relata en primera persona lo que pudo pensar el joven oficial en sus últimas horas.

Y nada más. Espero que no se os haya hecho muy pesado (y eso que he resumido todo lo que he podido) y que os haya gustado. Y esta noche, cuando os acostéis, pensad un momento en que a más de 15.000 kilómetros de vuestra cama calentita, en algún lugar ignoto, todavía reposa en el hielo el cuerpo del capitán de Dragones Lawrence Oates, a cuya memoria, me lo vais a permitir, dedico este artículo.

Buen fin de semana.

PD: Os recuerdo que podéis seguir este blog en Facebook.

19 comentarios

  1. Dice ser Dr. J

    Impresionante historia que me emocionó cuando te la leí en su día. Además, creo que al poco dedicaron en el programa Saber y ganar un especial sobre Amundsen en el que les mencionaban.

    Soy un gran fan de Warcry, pero hasta que no leí el artículo, no caí en lo de la canción Capitán Lawrence.

    Suerte hoy a los tres equipos españoles de Champions.

    15 marzo 2013 | 08:59

  2. Dice ser igesar75

    Muchas veces el ansia humana por el reto, el desafío, el superarse, etc, tiene consecuencias nefastas y ésta es una de ellas. Tremenda historia que me impactó muchísimo cuando la leí en su día. El capitán Scott y Admundsen sí eran conocidos para mi, pero de este Oates no, desconocía todos esos terribles detalles hasta este post.

    Ahora no puedo oirlo pero espero que ese tema de Warcry (no conozco este grupo……) sea mejor que la canción de Mecano. No va a ser difícil porque es mala no, lo siguiente.

    Una historia muy parecida y que también sería digna de un post similar es la de Ernest Shackleton. Protagonizó una de las historias de supervivencia más brutales que se conocen: en una expedición a la Antárdida, unos años posterior a ésta, su barco quedó encallado en el hielo en el Atlántico Sur cuando se dirigían hacia allá. Permanecieron más de dos años atrapados entre los bancos de hielo hasta que pudieron ser rescatados. Durante todo ese tiempo se alimentaron con focas, peces, etc, una vez que se les terminaron los víveres, y no murió ni uno solo de los tripulantes del barco, no sé el número exacto de los que iban pero eran bastantes, era un barco grande. Su ejemplo se pone últimamente como modelo de liderazgo, trabajo en equipo, etc, de hecho yo me enteré de esta historia en un cursillo de estos chorras que hacen a veces en el curro y que tocan estos temas.

    Es curioso lo de la Europa League. Todo el mundo dice que es una mierda, que no da pasta, que es de segunda categoría, etc, etc, pero una vez que se avanzan eliminatorias todos se matan por estar…… y cuando se gana no veas el gustito que da jejejeje. Que se lo digan ayer al Inter y al Tottenham, que se debió ver un partido de esos que hacen afición. Y el nivel de los equipos que quedan ahora es casi casi de Champions.

    15 marzo 2013 | 10:08

  3. Emotivo post, me ha emocionado mucho. El friio es muerte , sin embargo me gusta ducharme con agua fria, no se porque,pero me espabila.

    Clica sobre mi nombre

    15 marzo 2013 | 10:24

  4. Dice ser Cris

    La verdad es que emociona la historia. Mucho.

    15 marzo 2013 | 10:58

  5. Dice ser Cris

    Para el sorteo sólo pido que no haya otro Madrid- Barça o no se lo que hago.

    15 marzo 2013 | 11:05

  6. Dice ser PEDRALBES

    Hola a todos

    Grandísima historia. Hoy entraría en esa “nueva categoría” de los deportes de aventura. De adolescente lei un libro sobre la hazaña de Amundsen, a ver si lo encuentro y lo releo.

    A mi Mecano me gusta en lineas generales (más las composiciones de José María que las de Nacho) y esta en particular me gusta bastante. Eso sí, la Torroja no canta un pimiento. A los Warcry los conocí en blogia, un grupo muy interesante.

    Una pena ayer lo del Levante. Estoy con Cris, por favor, un poco de descanso pilimilista

    Oye, Edu, a ver si nos traes a alguna leyenda del San Lorenzo de Almagro y Francesco se anima a comentar 😉

    Saludos y buen finde

    15 marzo 2013 | 11:24

  7. Dice ser PEDRALBES

    Por cierto…
    Gran historia también la que nos cuenta Igesar sobre Shackleton
    Y en efecto, lo de la Europa League es como el cuento de la zorra y las uvas

    15 marzo 2013 | 11:37

  8. Dice ser ruomalg

    Igual de impresionado que en la primera me quedo al leer esta historia por segunda vez. Sobre la hazaña de Amundsen no había leído tanto como sobre la historia de la expedición de Scott, quizá lo trágico de su final le dio un mayor interés. Recuerdo que hace tiempo hicieron un anuncio de todoterrenos en el que un supuesto descendiente de Scott pretendía llegar al Polo Sur con un vehículo de esos escuchando en la radio a Georgie Dann y acompañado de… Georgie Dann. En cuanto a la historia que cuenta igesar, sólo con leerla una vez yo creo que es para hacer una película.

    Pues no había escuchado esta canción de Mecano, y sinceramente no me parece mala. Para no estar entre las mediáticas. ¿Puede ser, maese Edu, que para la próxima vez cuelgues enlaces a versiones de estudio? Es que con los directos cuesta más entender la letra, con el griterío del público.

    San Lorenzo de Almagro, hummmmm. Acabo de comprobar que el post de Lángara no está subido, así que ya la tenemos a huevo. Eso sí, a mí me haría más ilusión que comentase el Rey… el Rey de Gondor 😛 .

    15 marzo 2013 | 11:59

  9. Dice ser PEDRALBES

    ¡Cris, nos hemos librado!

    15 marzo 2013 | 12:25

  10. Dice ser igesar75

    Bueno, nuestros sorteos fallan más que una escopetilla de feria jajajaja!!!! el que más se ha acercado……. un servidor, que acerté el Real Madrid-Galatasaray y además por ese orden.

    Ha salido un resultado más o menos “dirigido” como si hubiera cabezas de serie, con un rival fuerte vs rival débil excepto en el PSG-Barça, tal vez. Si el PSG es el que jugó la ida en Mestalla se puede ver una eliminatoria espectacular, si es el partido de vuelta el Barça debería pasar (no digo que sin problemas, pero debería pasar).

    Y Krusty ha tardado 2 o 3 años, pero por fin se ha decidido a convocar a De Gea. Aunque ha sido para suplir una lesión, veremos si le sigue llamando una vez se recupere Iker…..

    15 marzo 2013 | 12:32

  11. Dice ser igesar75

    Ah sí, ruomalg, peli como tal yo creo que no, pero sí hay un documental llamado “Atrapados en el hielo” que tiene bastante buena pinta (una vez que conocí la historia, siempre lo tengo en la “agenda” para verlo y luego nunca lo hago jejeje). Yo creo que incluso en youtube se puede ver entero, creo yo.

    15 marzo 2013 | 12:36

  12. Dice ser PEDRALBES

    ¡Qué bonita la segunda foto! ¿Con música de violines de fondo no la había? jajaja

    15 marzo 2013 | 12:55

  13. Dice ser joseeulogio

    hermosa historia, si señor. Por si te vale, ruomalg, de esta si que hay pelicula hecha. Yo la vi cuando era pequeño, y tiene que ser una peli en byn de los 40, ó de los 50, y por lo que creo recordar, el guion de la peli se basa en la obsesion de Scott en llegar primero, y en su “fracaso” (lo pongo asi, porque si bien Amundsen le ganó la mano, la gesta de Scott sigue siendo recordada. Hay que tener mucho valor para montar expediciones como esta). Si alguien da con la peli, que se la descargue y la vea, yo la voy a buscar a ver si doy con ella
    por cierto Edu- precioso el post del Forum de LA el otro dia. Este equipo (Johnson, Worthy, Scott, Green y Jabbar), fue el que me enganchó para siempre al basket profesional, junto con los Celtics, claro (Johnson, Ainge, Bird, McHale y Parish, vaya dos equipazos!!)
    solo una cosa mas, Edu- ahora que acaba ya el 6 naciones, a ver si encuentras algo del famoso pilier ingles de los 80, Dudley, o algo asi. Era un giganton con barba que era policeman en Londres. He estado repasando los post rugbisticos, y no he encontrado nada

    gracias

    15 marzo 2013 | 16:08

  14. Dice ser emilio

    Una historia muy bonita,que me dejo conjelau.jejeje,

    15 marzo 2013 | 16:50

  15. Dice ser Luis Alzado

    Si Señor, interesante historia la de este Capitán Oates, de él no sabia nada, de Admunsen si lo habia leido en otras ocasiones, oido y comentado, en radio, en prensa, etc, etc, .

    Muy bién todos los comentarios y mucho mejor el sorteo. Atentos saludos.

    15 marzo 2013 | 21:39

  16. Dice ser CowboyZZ

    Impresionante historia. De chiquito me apasionaban todas las historias de exploradores, Julio Verne, Salgaria (en ediciones ilustradas Bruguera) y recuerdo tener uno sobre La Conquista del Polo Norte donde se habla de las decenas de exploradores que perecieron tratanto de conquistar el Polo Norte..

    Del Galatasaray no me fio, llevan tiempo intentado meterse en una final. Y no seria la primera vez que un equipo teoricamente poco tecnico se mete en la final, recordemos el Steaua de Bucarest en los 80.

    15 marzo 2013 | 23:41

  17. Dice ser CowboyZZ

    Igesar, no estoy de acuerdo que el enfrentamiento mas fuerte sea el de PSG-Barcelona.. El Bayern-Juventus se ve tambien como una final anticipada. Y no nos descuidemos con el Galatasary o el Málaga, como dicen en ingles, son los “underdogs” que nadie se espera.

    También dábamos al Barcelona por finiquitado y mira, pasaron, porque el Milan vino de vacaciones. No hay que descuidarse.

    15 marzo 2013 | 23:52

  18. Dice ser igesar75

    No he visto mucho a la Juve este año, pero a priori me parece bastante más fuerte el Bayern. Si va la cosa como debe ir, el Bayern no debería tener problemas para pasar……. aunque en esta eliminatoria contra el Arsenal, por confiarse, casi se van a la calle y al final pasaron pidiendo la hora.

    Como decía antes, está la incógnita de si el PSG va a ser el que jugó el partido de ida en Mestalla, que demostró ser un equipazo, o el de la vuelta en París, que jugó “jugando” con el resultado de ida, valga la redundancia, y al tran tran. Si se da el primer caso, ojito con el PSG….. de todas formas, dicen los Maldinis y Axeles Torres de turno estos que lo saben todo, que ya no es el PSG de principio de temporada, que era un caos y jugaba todo el mundo a su bola y ganaban los partidos en base a la calidad individual de los Ibra, Pastore, Lavezzi, etc. Ahora ya están más conjuntados y juegan mucho más como equipo.

    En el Galatasaray la incógnita va a ser qué tal rendimiento les dan Drogba (que parece que no está siendo titular…) y Whisky Sneijder, si vuelven por sus fueros (que en dos partidos puede pasar) puede ser un equipo peligroso. De todas formas, la estrella parece ser que es este tal Burak Yilmaz, que según dicen los periódicos es el candidato número 1 para suceder a Falcao en el Atleti, si es que finalmente se va, claro. Lleva 32 goles en 30 partidos de liga, y pichichi de la Champions junto a CR7 con 8 goles….. ya han dicho los dirigentes turcos que por menos de 35 kilos, que se olviden.

    16 marzo 2013 | 11:30

Los comentarios están cerrados.