Entradas etiquetadas como ‘Raúl’

20 temazos veraniegos de los 2000

Mariplayas, me voy de vacaciones. ¡Ole!

Espero que no me echéis de menos (y lo digo totalmente en serio, o sea: que es agosto, por el amor del suelo, disfrutad el estío, copón). Yo intentaré no echaros de menos a vos 😀

Y se me ha ocurrido que para hacernos el rato hasta la vuelta más entretenido a todos, y ya que estrené el mes recordando 20 temazos veraniegos de los ’90, podríamos terminar julio recordando los mayores hits del verano de los años 2000. Madre mía, ¡y parece que fue ayer!

Disfrutad el solete, Mariplayas. Yo me voy bailando con una mano en la cabeza y un movimiento sexy 😎. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue del cantante Raúl?

¿Os acordáis de cuando todos los años existía, claramente, una “canción del verano”? Pues el amanecer del milenio nos trajo dos regalos musicales a todos los chiringuitos playeros, coches de choque y fiestas de prao del país:

Uno era David Civera (¿recordáis? Dile que la quiero, Eurovisión 2001).

El otro era él: Raúl.

Raul-portada-sueño-su-boca

Carátula del álbum ‘Sueño su boca’

Raúl Fuentes nació allá por el ’75, lo que significa que pasea ahora 43 castañas por el mundo, y en el redondo año 2000 se lanzó al mercado su primer álbum, Sueño su boca, y bueno… La que se lió con el tema seguro que lo pilló bastante desprevenido.

Sueño su boca fue cuatro veces disco de platino en nuestro país, y Raúl se llevó un Premio de la Música al artista revelación. Además, el single Baila, del mismo álbum, fue aquel verano también éxito de ventas.

El camino de la ascensión parecía tan claro que, en los años inmediatamente siguientes, fue un no parar de trabajar.

En 2001 se publicó su segundo álbum, Haciendo trampas, que se hizo número uno y consiguió dos discos de platino gracias al tema Prohibida. En 2002 se hizo con el contrato para ocuparse de la banda sonora de la película Spirit: El corcel indomable. Y en 2003 se editó su tercer álbum, As de corazones, que llegó a disco de oro. El globo empezaba a desinflarse. Lee el resto de la entrada »