Entradas etiquetadas como ‘humor’

Hablamos con Flipy de ciencia, videojuegos y los límites del humor: “Solo cambiaremos cuando no tengamos miedo”

Productor, actor, doblador, cómico, guionista y, en general, hombre para todo: Enrique Pérez Vergara, aka Flipy. Le entrevistamos para saber qué fue de él.

Un repaso rápido:

Flipy, cómico de nacimiento, hombre de ciencia por vocación, empezó su carrera artística a finales de los ’90. La inmensa mayoría del país lo conoció en 2006, cuando llegó al programa de Pablo Motos, para encabezar la sección de ciencia, acercándola al gran público con una fórmula pocas veces vista. Sin embargo, Flipy había pasado ya, además de por varios programas de Antena3 y TVE1, por (aunque entonces no lo podíamos saber) lo que marcó un hito en la evolución de la comedia en este país: el programa Nuevos Cómicos, de la cadena Paramount Comedy, a principios de la década de los 2000, cuando la stand up comedy empezaba a ganarse una buena posición en nuestro entretenimiento.

Y, aparte de que no deja de ser una visión al pasado más que interesante (porque hace ya 20 años, chatos), las cosas como son: era el destornille verlo.

Al llegar a El Hormiguero, cuando aún se emitía en la cadena Cuatro, de pronto ese cómico “alternativo” se convirtió en un must del prime time y en su propia marca: era la estrella del programa, el viral de la tele. Le puso voz en 2009 al científico Flint Lokwood, protagonista de la peli Lluvia de albóndigas. Protagonizó y produjo Campamento Flipy en 2010. Incluso hubo un juego de sobremesa con su nombre.

 

Las albóndigas en la lluvia y el Flipy en la sopa. Flipy everywhere.

PERO, casi coincidiendo con el paso de El Hormiguero del canal Cuatro de Mediaset a Antena 3 de ATRESMEDIA, en 2010 Flipy abandonó el programa (no sin suscitar algunos rumores sobre unos supuestos “celos” de Motos, que tanto uno como otro tuvieron a bien desmentir).

Muchos nos quedamos preguntándonos qué haría Flipy, después de ser el “científico loco” más conocido de España. Y una, que cada vez va teniendo menos vergüenza, le mandó un buen día un tweet, a ver si me lo quería contar él de primera mano. Y, mátame camión, ¡que me dijo que sí! Así que he tenido el GRAN privilegio de hablar con él un rato, y aquí os lo cuento:

¿Enrique o Flipy?
Flipy, Flipy, por favor.

Es un placer hablar contigo. Te sigo desde hace un montón, desde que salías en Nuevos Cómicos en Paramount.
Uf, madre mía, ya no podría hacer lo que hacía allí. Las cosas que se decían… Auténticas burradas. Ahora ya no se puede decir lo que se decía entonces.

En esa época de oscurantismo moral pre-twitter, ¿verdad? ¿Ya no se puede hacer ese humor?
Creo que desgraciadamente en humor, como en tantas otras cosas, hemos ido para atrás. Hace quince o dieciséis años había mucha más libertad que ahora y, de hecho, no solamente en el stand up, que por naturaleza tiene que ser irreverente, como el bufón del pueblo: el payaso que dice a través de un micro lo que, en realidad, todo el mundo piensa. Lee el resto de la entrada »