Entradas etiquetadas como ‘Hervé Villechaize’

20 años sin Mr. Belvedere: recordamos a Christopher Hewett

Por una cuestión que no viene al caso en este blog (más bien podría haber encajado en el blog Más de la mitad), estaba el otro día debatiendo con una amiga sobre papeles importantes de empleados del servicio en series y pelis. Véanse, por ejemplo, Geoffrey en El príncipe de Bel-Air o Alfred en Batman. Y, claro, pues era cuestión de tiempo que en tal conversación recordáramos al entrañable Mr. Belvedere (Mr. Lynn Aloysius Belvedere).

mr-Belvedere

Su flema británica, en contraste con ese punto de planicie cómica de la familia estadounidense con la que convivía, nos regaló seis temporadas de risas y un mayordomo para el recuerdo. Y en esa conversación en la que mi amiga y yo lo recordamos dije “¿Cuánto hace ya que murió? ¿10 años?”, y cuando fui a mirar me encuentro con que este 2021 se cumplirán ya 20 años desde que nos dejara Christopher Hewett, el eterno Mr. Belvedere. ¿Repasamos un poco su historia?

Lee el resto de la entrada »

Hervé Villechaize: la parodia más trágica de Felipe González

Roger Moore dijo de él que era un “maníaco sexual con una lujuria antinatural”. Javier Gurruchaga lo fichó para imitar a Felipe González. Hervé Villechaize nunca encajó con lo que su tiempo esperaba de él: el que fuera una vez el enano de oro de Hollywood murió a los 50 años de un disparo en la cabeza.

Hervé-Villechaize

Hervé, decía él, no quería eufemismos en cuanto a su 1,22 m. de estatura, y exigía que se le llamara enano.

Nacido en París en 1943 y licenciado en Bellas Artes, a los 21 años emigró a los EE.UU., donde, después de pasar por varios papeles sin mayor reconocimiento, en el ’74 alcanzaría la fama por su papel de Nick Nack en la película de James Bond El hombre de la pistola de oro.

Hervé-Villechaize-007_2

A su repentino éxito le siguieron varios años de vida caótica, que incluyeron pasar noches durmiendo en su coche, muchas drogas y, según todo el mundo en Hollywood decía, todo tipo de actividades sexuales a cual más retorcida. Lee el resto de la entrada »