Entradas etiquetadas como ‘El Chaval de la Peca’

¿Qué fue del Chaval de la Peca?

Yo no sé si recordáis (bueno, sí que lo sé: SEGURO que recordáis) que, a finales de los noventa, tuvimos un ratito que nos dio por volver a vivir en los ’70. Nos pusimos unas buenas plataformas en los pies, nos las tapamos con unos coloridos pantalones de campana y empezamos a cantar en los bares el Háblame de ti de Los Pecos.

En pleno ciclo neo-setetentero, cuando Telefónica y Airtel (los Movistar y Vodafone del Paleolítico) estaban en su novedosa y a la vez rancia disputa por el mercado de la telefonía móvil en España, apareció en escena un soplo de aire renovado: Amena. Que, como en cuestión tecnológica iba bastante a la zaga, apostó por la imagen y ofreció algo renovado, joven y fresco, lejos de “los dos dinosaurios” de siempre, y lo hizo con una campaña para la televisión protagonizada por él: El Chaval de la Peca.

el-chaval-de-la-peca

Marc Parrot era un artista catalán, que a principios de la década de los ’90 había grabado un disco con el grupo Regreso a las minas y había sacado al mercado dos álbumes en solitario de la mano de Warner Music, en el ’93 y el ’95: Sólo para locos Sólo para niños. A finales de los ’90 creó, para un programa de nochevieja de la televisión de Cataluña, el personaje de El Chaval de la Peca, con el que Amena sacaría su famosa campaña. El tercer álbum de estudio de Marc, grabado en el ’98, nunca vería la luz: El Chaval de la Peca se impuso al propio Marc Parrot.

La idea era: lo de siempre, pero nuevo. Y en pleno éxtasis setentero, triunfó.

Marc aparcó entonces, de manera temporal, su verdadera identidad para aprovechar el éxito de su personaje, con el que publicó tres discos de éxitos de siempre pero transformados en algo nuevo tras pasar por sus habilidosas manos de compositor. Bailemos un Vals, Gavilán o Paloma, Eres tú, Yo soy aquel, Soy un Truhán, Soy un Señor, Y, ¿cómo es él?… Y, claro, todos nos acordamos de su versión del A-Ba-Ni-Bi, ¿verdad?

En 1999 (y visto desde la perspectiva temporal, muy inteligentemente) Marc decidió poner fin a su etapa como El Chaval de la Peca. Mató a su personaje y, con el dinero ganado por entonces, se dedicó a hacer la música que le gusta. Lee el resto de la entrada »