La trágica (y desconocida) historia de Tina, de ‘Las Grecas’

Carmela y Edelina Muñoz Barrull (conocida esta última como Tina) nacieron en 1954 y 57, respectivamente. Después de pasar ambas una parte de su infancia y juventud en Argentina, debido al trabajo de su padre, regresaron a Madrid en la década de los ’70, siendo dos chicas jóvenes y llenas de talento, que enseguida comenzaron a moverse por los tablaos de la capital y consiguieron trabajo con Manolo Caracol y la mismísima Lola Flores.

grecas

En 1973 y de la mano de Felipe Campuzano apareció en el mercado su primer disco, Gipsy Rock, con el archiconocido Te estoy amando locamente (sí, el “locamenti” era cosa de ellas al cantar). Durante los cuatro años siguientes su vida fue una constante locura entre bambalinas hasta que, en 1977, viera la luz su último disco y su declive comenzara, lento e inexorable.

Seguro que muchos de vosotros aún recordáis su historia, pero me consta que muchos otros os enteraréis hoy de lo que sucedió en este dúo, ya que muchos de nosotros, aunque crecimos escuchando su Te estoy amando locamenti, nacimos después de su disolución como artistas. Y, además, durante muchísimo tiempo el final de Tina fue una tema tabú.

A finales de la década de los ’70, después de lanzar su último álbum (Casta viva), Las Grecas no alcanzó el nivel de ventas que se esperaba de ellas, y además las hermanas acusaron a sus propios agentes de haberlas estafado. A partir de ahí, la vida de Tina, la menor de las dos, fue un permanente declive.

En 1983 le diagnosticaron esquizofrenia paranoide, agravada por una fuerte adicción a la heroína. Cuentan que se la veía a menudo deambulando descalza por el barrio de San Blas, en Madrid, donde las dos hermanas tenían su domicilio, y a menudo en compañía de toxicómanos y proxenetas.

Cuando Jose María Íñigo la entrevistó para su programa, en 1984, Tina contaba que ella, simplemente, había elegido una vida hippie y sin ataduras.

Durante su época en Las Grecas, Tina tuvo dos hijas: la mayor, Saray, cantaora de Ballet nacional, y Tamara, nacida en 1979. Les dio sus dos apellidos: Muñoz Barrull. En los años siguientes, Tina dio a luz tres hijas más. Dos de ellas, del mismo padre que Tamara, fueron gemelas y las llamó Tania y Siria. La siguiente, de una pareja iraní, recibió por nombre Alba. Tina, sin embargo, entregó en adopción a una casa cuna a sus tres hijas pequeñas poco después de su nacimiento, y pasaron a llamarse Marta, María y Begoña.

En esos años, Tina llegó a agredir físicamente a su hermana Carmela, hiriéndola al ensartarle un cuchillo en el hombro, agresión por la que ingresó en la prisión de mujeres de Yeserías.

Al salir de la cárcel, la pequeña de Las Grecas pasó por varias clínicas psiquiátricas, de las que huía prontamente de manera sistemática.

Finalmente, Tina murió de SIDA en un centro de acogida de Aranjuez en enero de 1995, a los 37 años.

El 16 de noviembre de 2017, cuatro de las cinco hijas de Tina se reencontraron en Madrid. Cuando María iba a casarse y consiguió su certificado de bautismo descubrió sus verdaderos apellidos: Muñoz Barrull. Investigó después de la boda, encontró a sus hermanas y descubrió su historia.

Destaco algo muy positivo. Se puede pensar que tuvo embarazos a lo loco, pero hay que admirar que siguiera adelante con ellos. Desde arriba tiene que estar feliz, porque ha demostrado al mundo que aunque no fueron actos sensatos, sí fueron actos de amor y de valor. Y este es su mayor legado.

 

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser María del mar

    ¿Como va a ser que muriera a los 37 años si nació 1955 ? No tiene sentido

    05 diciembre 2019 | 10:00 am

  2. que-fue-de-todos-los-demas

    Tienes toda la razón: nació en el 57, no en el 55 🙂 Fallo mío. Gracias ^^

    06 diciembre 2019 | 12:15 pm

  3. Dice ser Manuel Florencio Hernandez Formoso

    Soy un ferviente admirador de Las Grecas.
    Tengo bastante de su música y la disfruto. Por el programa Nocturno accedí a ellas y hasta hoy las admiro: a Tina, donde quiera que esté que Dios la guarde.

    29 septiembre 2020 | 5:09 am

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.