Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

Archivo de julio, 2018

Así han crecido los niños de ‘Los Serrano’

Corría el año 2002. Mientras los españoles nos despedíamos de nuestras rubias pesetas y aprendíamos a calcular los dineros en euros (eurelios, leiros, pavos, introduzca nombre aquí), Telecinco daba a conocer al mundo el barrio de Santa Justa, donde vivían Los Serrano, la familia epicentro de la serie homónima.

La siestaza que se pegó Resines durante los años siguientes no la vamos a olvidar en la vida. Y a sus niños, tampoco: así han crecido Curro, Guille, Teté, Boliche y DVD 🙂

 

 

¿Qué está haciendo Alexis Bledel, la hija de ‘Las chicas Gilmore’?

Al tiempo que se estrenaba el nuevo milenio, lo hizo también en nuestras pantallas una encantadora serie que nos transportaba al ficticio pueblecito de Stars Hollow, en Connecticut, para presentarnos a “las dos Lorelais” Gilmore: Lorelai Victoria Gilmore (Lauren Graham) y su hija, Lorelai “Rory” Gilmore (Alexis Bledel).

alexis-bledel-lauren-graham-las-chicas-gilmore

Lorelai, que había sido madre adolescente rebelde, mantenía con su hija una relación de idílica amistad en la que, a menudo, la gracia estaba en el “intercambio de papeles” entre ambas, porque la pequeña era bastante más responsable que la mayor.

Completaban el elenco un desfile de novios y la mejor amiga de la madre (la genial Melissa McCarthy), tres novios de la hija, el tío de la gorra (Scott Patterson), los vecinos del pueblo (que, oye, no sobraba ni uno) y los padres de Lorelai (vamos, los abuelos de Rory), que eran ricos y estirados y cuya función principal era dar por el saco a su hija y contemplar a su nieta. Y, con esta maravilla de batido, tuvimos siete inolvidables temporadas.

Las echo de menos. Snif.

La serie dejó de emitirse en 2007 y desde entonces han pasado muchas cosas. Entre ellas, la llegada a nuestras vidas del streaming. Y Alexis, que forma parte de esta nueva generación de actores y actrices que tienen que saber moverse en estas plataformas como pez en el agua, está ahí. ¿Qué ha hecho, después de dejar Stars Hollow? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Hevia?

Que Asturias ha dado grandes cosas al mundo es incuestionable. Y no hablo de cosas baldías como la fabada, el cachopo o la sidra, no, no. Hablo de cosas importantes, como Diego gallu y el que se quedó atrapado en el párking de Ezcurdia o, más recientemente, los cinco del Angliru, Capi cayendo por la alcantarilla de Cimadevilla o la historia de las plantillas del chino (este año vamos sembrados).

Pero, ahora en serio, entre las cosas grandes de verdad, está José Ángel Hevia:

Hevia-Tierra-de-nadie

Y, si no, a ver quién más en la historia de la música ha puesto a bailar a un montón de juventud, en la discoteca, con una señora (señora, señora) cantando “tú no vuelvas más a mío casa faciendo ruíu coles madreñes“. ¿Lo recordáis?

Hay que tener mucho arte. Mucho.

Esta canción, Busindre Reel, que supuso su salto a la fama, estaba contenida en su primer trabajo en solitario, el álbum Tierra de nadie, publicado en el ’98, que alcanzó el número uno de los 40 principales en abril del ’99 y reunió seis discos de platino en España, además de varias certificaciones internacionales.

En 2000, además de una edición especial de CD + DVD de Tierra de nadie, Hevia publicó su siguiente álbum, Al otru llau – Al otro lado, que vendió medio millón de copias, y a este le siguió Étnico ma non troppo en 2003, con un sonido, como su nombre indica, más étnico:

Hasta 2007 no vio el mundo el siguiente disco del gaitero más electrónico del planeta, año en que salió a la venta Obsession, con un rollito mucho más chill-out que los discos anteriores y muy acorde al sonido que por entonces llevaba Alberto Comesaña (Amistades Peligrosas) con su compañera Yolanda Yone en Nuevas Amistades, con quienes Hevia colaboró en 2008 en la canción La Felicita, que presentaron a la preselección española para Eurovisión (aunque no fueron seleccionados, finalmente).

Después de Obsession, Hevia se ha tomado un descanso en cuanto a publicaciones se refiere de once largos años, aunque no así de la música. Según se relata en la bio de su página web, ha estado participando en prestigiosos festivales internacionales:

De folk, como el Festival Interceltique de Lorient (Francia), de jazz, como el Pori Jazz Festival (Finlandia) o el Red Sea Jazz Festival (Israel), religiosos como el Otobutai en Kyoto (Japón) o el Concierto di Natale del Vaticano (2001, 2012 y 2015) retransmitido por la RAI para millones de personas en todo el mundo, de pop-rock, como el Festival de San Remo (Italia), o en festivales de nuevas músicas como el Wimad de Atenas, entre otros.

En 2014, Hevia se trasladó con su familia (su mujer y sus dos hijas) a vivir a Santo Domingo, y ahí empezó el viaje personal que ha hecho posible que, este año, volvamos a verlo en el mercado, porque Hevia ha sacado disco a mediados del mes de abril: Al son del indianu. Ya os adelanto que el sonido os va a sorprender:

 

Contaba hace poco en una entrevista para Europa Press que “Es un disco-libro en el que cuento una historia de tres años y medio de un gaitero en el Caribe.” Y es que eso, amigos, es un indiano: un emigrante que se fue a América y tornó rico, algo muy enraizado en la cultura del norte de España, donde las casonas indianas son todavía admiradas (aunque, en muchas ocasiones, no tan cuidadas, lamentablemente).

Su nuevo álbum está disponible para comprar online y también en iTunes, Spotify, Apple Music y Google Play, todo ello accesible desde su página web. Para que luego digan que las nuevas tecnologías están reñidas con la tradición.

¿Recuerdas quién era el “malvado marido iraní” de ‘No sin mi hija’?

¿A vosotros también os pasa que a veces encontráis una peli en la parrilla que, aunque la hayáis visto mil veces, la tenéis que ver sí o sí? A mí me pasa con varias, como Starship Troopers, La princesa prometida o Love Actually. Y el otro día descubrí que también me pasa con No sin mi hija. Lo que pasa es que No sin mi hija es más raro que la pongan en la tele, y de las otras nadie te quita 4 o 5 reposiciones al año.

Total, que ahí que me quedé, con el insomnio y el calor, viendo esta película (que recuerdo que nos descubrió un profesor de Cultura en el instituto -previa pelea con el vídeo de la sala de audiovisuales, of course-), pensando lo jovencísima que estaba por entonces Sally Field (que como para no estarlo, si la peli así con la tontería tiene casi 30 añazos) y preguntándome qué habrá sido de la niña que interpretaba a Mahtob, cuando mis cansados ojos de una de la madrugada empezaron a pensar que el malísimo Moody, el terrible marido que secuestra en Irán a su esposa y a su hija, a mí me sonaba de algo.

alfred-molina-no-sin-mi-hija

Al principio de la peli, que sale tranquilito y de buen rollo, no terminaba yo de caer en quién era el mozo. Pero cuando empezó a ponerse violento y los ojos empezaron a desencajársele de la cara, pues ya fue otra cosa. Era él: Alfred Molina. El malo para todo de Hollywood. El puñetero Doctor Octopus.

alfred-molina-spiderman

¿Os sabéis la de cuando Alfred Molina se convirtió en Florentino Fernández?

Llevaba ya unos años en interpretación cuando le llegó el papel de No sin mi hija, aunque mayormente en televisión, por lo que era difícil reconocerlo. Sin embargo, alguna incursión sí que había tenido en cine y es que, puede que no lo recordéis, pero Molina era el Sátipo que acompañaba al Dr. Jones al principio de En busca del arca perdida (en el ’81) y fue también Cezar en Lady Halcón (1985), junto a la GRAN Michelle Pfeiffer y el inimitable Rutger Hauer.

Pero algo tiene Alfred que los papeles que le van son, definitivamente, los de malo. Y no es que los demás no los haga bien, ojo, que en 2001, por ejemplo, no lo hizo mal como Poirot en la película para televisión de Asesinato en el Orient Express (aunque la película en sí dejara bastante que desear).

alfred-molina-poirot

Y qué os voy a contar del Conde de Raynaud en Chocolat

O del Diego Rivera de Frida, que fue una cosa maravillosa.


Pero no. Sabéis tan bien como yo que tú piensas en Molina y piensas en los malotes. Y no solo en el Dr. Octopus de Spiderman 2 (2004), también te acuerdas del Obispo Aringarosa de El Código Da Vinci (2006):

alfred-molina-el-codigo-da-vinci

Piensas en su participación hasta en El aprendiz de brujo, aunque no quieras (porque no sé a vosotros, pero a mí Nicholas Cage con melena siempre me ha dado un poco de repelús), y piensas incluso en ese papel de señor del bigote enroscado en ese desastre, protagonizado por Brendan Fraser y Sarah Jessica Parker, que fue Dudley de la montaña (1999)… Y, si tienes buen ojo y buena memoria, hasta lo recuerdas en su papel en Boogie Nights (1997):

alfred-molina-boogie-nights

Sí, este también es Alfred Molina.

¿Y en qué anda ahora metido Alfred?

Pues parece que, en los últimos años, Molina regresa a sus orígenes y vuelve a a meterse en el mundo series, que parece que vive una nueva época dorada desde la implantación del streaming en nuestras vidas.

El año pasado fue nominado a un Emmy y este año a un Golden Globe por su papel de Robert Aldrich en Feud, la serie protagonizada por Susan Sarandon y Jessica Lange en la que dan vida a Bette Davis y Joan Crawford, respectivamente (y en la que, por cierto, también podemos ver así a Catherine Zeta-Jones).

Y, aparte de algunos trabajos de doblaje (Robot Chicken, Dragons: Race to the Edge -la serie animada de Cómo entrenar a tu dragón-, Penn Zero), y con cuatro trabajos en post-producción, su próxima fecha de estreno es para 2019 en El diablo tiene un nombre, una cinta protagonizada y dirigida por Edward James Olmos y en la que también tiene papel principal Haley Joel Osment (el niño de El sexto sentido).

alfred-molina-el-diablo-tiene-un-nombre

Que me gustaría deciros que es de miedo y que Molina es el diablo… Pero no, no. Es un dramón sobre una matriarca del petróleo y el agua envenenada de una granja. Supongo que… Molina podría ser el granjero. O el petróleo. ¿O la matriarca?

¿Qué le ha pasado a MacGyver (Richard Dean Anderson)?

Me veo en la obligación moral de avisaros: si hace mucho que no veis una imagen reciente de MacGyver, quizá sea mejor que el final de este post os pille con el culo en una silla. Yo no me quedaba así de loca desde que vi qué fue de Val Kilmer. Ahí lo dejo.

Dicho esto…

Oyoyoyoy. ¡MacGyver, majos! Esto es meternos en palabras mayores.

Madre mía, treinta y tres años han pasado desde el estreno de MacGyver, y me vengo a dar cuenta ahora de que, como reparto, SOLO salía Richard Dean Anderson en la intro. Menuda monografía chula le hicieron. Vaya canto guapo al ego.

Y, mucho ojo, que no digo yo que no lo mereciera, ¿eh? Algo tendría si le echó tanto carisma que consiguió mantener la serie en antena siete añazos, siete temporadas, 140 episodios y dos pelis.

richard-dean-anderson-macgyver

Que aquello sí que era estilazo auténtico, y no la anacronía esta en forma de peinado que ahora ponen en el remake de la FOX. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Megan Follows, la entrañable Ana de las tejas verdes?

Hace poquito, mi compi Cecilia estrenó en su blog A ver series una nueva sección, Series del recuerdo, dedicada exclusivamente a series de los ’80 y los ’90. De esas que no nos gustan nada por aquí, ¿verdad?.

Estrenó su nueva sección, además, con una de las series probablemente más míticas y recordadas de aquella época: Ana de las tejas verdes.

megan_follows_ana_de_las_tejas_verdes

La serie nos contaba la historia de Anne, quien, adoptada por dos hermanos y viviendo en la granja Tejas Verdes, fue uno de los primeros referentes feministas que tuvimos en nuestra infancia, al más puro estilo Pippi Langstrump (maticemos que, aparte de que la serie se emitió en España en el 88 y 89, está ambientada a principios del s. XX, cuando no centrar toda tu actividad cerebral en encontrar marido ya era casi un acto revolucionario). Por cierto, ¿qué fue de Pippi?

megan-follows-anne-y-gilbert

Esta cara ya se la vi a Scarlett Johansson de niña y significa “me voy a hacer pis en tu limonada”.

Total, aquella mocita pelirroja de trenzas inolvidables tenía un nombre que, obviamente, no era Anne: era Megan. Megan Follows, concretamente, que cuando se rodó la serie, en el ’85, tenía 17 añitos. Y, después de leer el post de Cecilia, algunas nos quedamos pensando qué sería de la actriz, después de irse de Tejas Verdes. Lee el resto de la entrada »

¿Sabes quién es Jeri, la potente abogada de ‘Jessica Jones’?

A veces me pasa que no sé qué ver, y entonces me animo a indagar en alguna plataforma de streaming por alguna de esas series que tienen muy buena fama pero que, al no ocupar un lugar prioritario en mi lista, siempre van quedando relegadas a un “cuando tenga tiempo” (que a veces parece eterno).

Pues esto, más o menos, es lo que me ha pasado con Jessica Jones, que me la vienen recomendando desde hace tres años y siempre va quedando ahí, ahí, ahí… Hasta hace un par de días, en que me apetecía poner “algo ligero”, que no necesariamente me enamorara pero que me permitiera dejar la mente en blanco un ratito. Y le tocó a Jessica.

No está mal. No es lo mejor que he visto en mi vida, pero cumple su función de entretener. Y estaba yo ahí, con mi mente en blanco y mis ojos perdidos en la neblura, cuando una presencia femenina potente como un huracán me obligó a enfocar la vista. Y no, no era Jessica, claro. Era Jeri Hogarth:

carrie-anne-moss-jessica-jones

Jeri, cásate conmigo. #Jerimarryme

Propietaria de un bufete de abogados que contrata ocasionalmente los servicios de detective de Jessica y que, felizmente casada con una bella mujer, tiene una aventura con su secretaria. Wow.

Sabía que la conocía de algo, y no terminaba de ubicarla. Por un momento incluso pensé si sería Lucy Lawless (Xena, la princesa guerrera), porque se daba un aire a ella en el papel de Lucretia en Spartacus.

lucy-lawless-spartacus

Pero no, no. No era. Aunque esa presencia enorme la recuerda, igual que a Robin Wright (Buttercup en La princesa prometida).

Al final, será que tenía la mente muy en blanco, desistí y busqué. Y, mátame camión… ¡¡Es Trinity!! :O

carrie-anne-moss-the-matrix Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Felix Baumgartner, el tipo que saltó desde la estratosfera?

A ver, así, sin googlear: ¿en qué año Felix Baumgartner saltó desde la estratosfera?

Os doy un segundín.

tic-tac

Os lo digo yo: 2012. Era el 14 de octubre de 2012, concretamente, cuando Baumgartner, se convirtió en el primer hombre en la historia en romper (con su propio cuerpo, se entiende) la barrera del sonido.

felix-baumgartner

Tenía por entonces 44 años. Austríaco, deportista, ex-militar, paracaidista, instructor de paracaidismo para la élite del ejército austríaco y saltador base, hizo historia aquel octubre de 2012 por romper, en un solo ejercicio, tres récords históricos: mayor altitud en globo tripulado, velocidad máxima de 1357,64 km/h y caída libre desde 38.969,3 metros de altura. Fue un evento único, altamente promovido en medios, con un marketing muy bien montado bajo el sello del todopoderoso Red Bull y que consiguió tener a millones y millones de personas alrededor del globo pendientes del salto de un hombre. Fue genial.

Lo anunciaron, lo esperamos, lo anhelamos, contuvimos la respiración… Felix saltó, el mundo entero aplaudió y… ¡Hop! ¿Qué fue de Felix? Lee el resto de la entrada »

¿Dónde está Bill Pullman?

Para algunos de nosotros, Bill Pullman siempre será Lone Starr, el héroe de Spaceballs (La loca historia de las galaxias), de Mel Brooks.

bill-pullman-spaceballs

Yo creo que a Bill Pullman le ha pasado un poco lo que a Eddie Murphy, por ejemplo: no es que no haga nada ahora, o que no se le vea, sino que hizo tanto, tanto durante los ’80 y ’90, que ahora parece que no hace nada, pero solo en comparación con su época dorada.

Bill, que se estrenó ya en el ’86 en Por favor, maten a mi mujer, alcanzó la gloria en su segundo trabajo para cine, el de Lone Starr, y se convirtió de manera automática en un imprescindible y en sinónimo de éxito para cualquier producción, ya que consiguió, desde bien pronto, ubicarse como un actor polifacético y, sin dejar de hacer comedia, no encasillarse solo como actor cómico (algo muy usual en Hollywood y que puede acabar con tu carrera en un parpadeo). Lee el resto de la entrada »

¿Cuánto sabes sobre ‘El Príncipe de Bel-Air’?

Rápido: ¡piensa en un icono de los ’90!

Es imposible recordar la década de los colores y no pensar en el Príncipe de Bel-Air, la serie que lanzó a Will Smith al estrellato internacional más absoluto y que nos trajo infinidad de momentos de risas (y alguno de lagrimón también). Una serie llena de momentos míticos, gags y chascarrillos que aún hoy, veinticinco años después, muchos usamos en nuestro día a día. Pero también llena de pequeños detalles y secretos, solo al alcance de los grandes fans.

¿Cuántos de estos últimos eres capaz de recordar?