¿Dónde está Adam Sandler?

¿Qué ha pasado? Adam Sandler, ese actor que todos conocemos y cuyo nombre, a veces, tenemos que pensar dos veces porque algunos nos empeñamos en liarlo con Ben Stiller. Ese comediante que se hizo grande en un Saturday Night Live noventero, que se fue haciendo un hueco cada vez mayor en los corazones de todo el mundo protagonizando pelis como El chico ideal y El aguador (’98), Un papá genial (’99) o Little Nicky (2000).

adam-sandler-little-nicky

El mismo Sandler que se hizo con la medalla de ser uno de los mejores actores de comedia del panorama internacional con títulos como Mr. Deeds (2002), Ejecutivo agresivo (2003), 50 primeras citas (2004) o Click (2006).

Adam Sandler Click

El mismo Adam Sandler cuya presencia en un cartel era sinónimo de que la película que íbamos a ver bien valía los 8€ de la entrada del cine, o los 3€ del alquiler o, para algunos, los 4 días que por entonces tardaba la Mula en bajar una película de internet.

En algún momento, ese Sandler se diluyó en una niebla difusa y turbia y lentamente su nombre, ese tan aclamado no mucho atrás, fue asociándose a trabajos de cada vez peor calidad.

Por poner un punto de partida, hablemos de Zohan: licencia para peinar, de 2008. La historia de un soldado de las Fuerzas Especiales Israelíes que finge su propia muerte y emerge nuevamente como feliz peluquero en Nueva York.

adam-sandler-zohan

Técnicamente, la película es entretenida y divertida. Si funcionó fue, precisamente, porque el protagonista era Adam Sandler, aunque producir poco más de un 10% de beneficio no puede llamarse éxito, precisamente. Y, aunque entretenida, la historia detrás de las risas es bastante regulera y, quizá porque el personaje así lo requiere, tienes la constante sensación de que es una especie de alarde o de grito en el que Adam parece decir “¡Eh! ¡Miradme! ¡También puedo ser sexy!” (un poco lo que hizo Ben Stiller con Algo pasa con Mary). Además, era un humor zafio, facilongo y repetitivo que, después de la primera hora, podía cansar un poco. En resumen, Zohan fue esa típica película donde ves a un actor que hasta ese momento te encanta y de repente le preguntas: ¿Qué haces?

Después de hacer un poquitín de cambio de registro en Más allá de los sueños, donde Sandler quiso mostrar su lado tierno, y de hacerlo más o menos bien en Niños grandes (2010), llegó en 2011 la hecatombe… Jack y su gemela.

adam-sandler-jack-y-su-gemela1

Sandler interpreta a Jack, un padre de familia casado con Salma Hayek, que recibe la visita de su hermana melliza, Jill (también interpretada por Sandler), que básicamente lo vuelve loco y que tiene un amorío con un desordenado Al Pacino. Jack y su gemela, que se mueve entre el 1 y el 4 sobre 10 en casi todos los portales de cine y que no llegó a recuperar los casi 80 millones de dólares de presupuesto que supuso, batió todos los récords en los premios Razzie de ese año (los anti-Oscars, que otorgan premios a las peores películas). Se llevó en total 10 premios:

Los galardones fueron a la peor película, peor director (Dennis Dugan), peor actor y peor actriz (ambos para Sandler), peor reparto, peor pareja en la pantalla (Sandler y Katie Holmes/Sandler y Pacino), peor guión, peor actor secundario (Al Pacino), peor actriz de reparto (David Spade) y peor remake o copia descarada (del filme de Ed Wood Glen or Glenda).

Mala, mala, mala, malísima. Adam, en qué caray estabas pensando…

En 2012, protagonizó Desmadre de padre, que era una especie de “ni fú ni fá”. Es decir: entretenida, sí, pero ni de lejos una maravilla, y si pagaste los 8€ del cine para verla es probable que salieras del cine enfadado, porque esos 8€ estaban mejor invertidos en… Qué sé yo. En pipas, por ejemplo. Eso sí, salía Vanilla Ice y era un puntazo:

adam-sandler-desmadre-de-padre

(Por ciero, ¿qué fue de Vanilla Ice?)

Ese mismo año tuvo un poquitín de redención, de ese perdón maravilloso que ofrecen las películas de dibujos animados, y es que ponerle la voz al Conde Drácula en Hotel Transilvania fue un punto a favor de Adam. Ojalá se hubiera tomado, después, un par de añitos de descanso… Pero no, tuvo que hacer algo: en 2013 se estrenó Niños grandes 2. Tuvo buenos resultados en taquilla, pero la crítica fue feroz, y no se puede decir que el público fuera mucho mejor. Con ocho nominaciones, la cinta fue el segundo trabajo de Sandler en menos de 5 años que acaparó las nominaciones de los Razzie incluyendo peor película, peor guión, peor director y peor secuela. Aunque es cierto que no se llevó ninguno porque, por suerte para Adam, ese año estaba Proyecto 43, que se acabó llevando 13 premios (y, ya de paso, le quitó el récord a Jack y Jill).

Sandler se quedó, así, en un limbo extraño, en el que ha de andar con pies de plomo y tener mucho cuidado con los guiones que elige para dejarse ver ya que, como todos sabemos, Hollywood perdona muy mal los fracasos, y Adam está en la cuerda floja.

Con Hombres, mujeres y niños y Con la magia en los zapatos (ambas de 2014) incluyó un componente dramático que yo diría que no le viene mal, porque lo aleja de la imagen del Sandler de Zohan y Jack y su gemela, pero ambas fueros ESTREPITOSOS fracasos de recaudación: la primera costó 16 millones de dólares y recaudó 2, la segunda costó 10 millones y recaudó uno. El golpe fue terrible. Este pobre lleva el mismito camino que Brendan Fraser.

adam-sandler-con-la-magia-en-los-zapatos

Cartel de ‘Con la magia en los zapatos’

Entonces llegó 2015 y, además de ser otra vez Drácula en Hotel Transilvania 2, pasó una cosa muy chula, que es que los nostálgicos ochenteros estamos muy de moda (¡este es nuestro momento!) y se estrenó una peli a nuestra medida: Pixels. Adam Sandler, Kevin James, Michelle Monagham, Josh Gad y (¡oh, sí! ¡oh, sí!) Peter Dinklage daban vida a cinco masters de los videojuegos que tenían que salvar el mundo de una invasión alienígena inspirada en nuestros videojuegos favoritos de todos los tiempos: los que aún estaban pixelados.

pixels

En realidad la película tuvo menos éxito y recaudación del esperado, pero no estaba mal y Adam estaba ahí. Punto para Adam.

Después de eso, ha protagonizado tres películas para Netflix, sin pena ni gloria, la verdad. De hecho, más bien con pena que con gloria: The Ridiculous 6, Do-Over y Sandy Wexler. Suspenso, aprobado raspadito, suspenso. Así no arreglamos nada, Adam.

El pasado 13 de octubre se estrenó en España su último trabajo, también para Netflix: una comedia dramática titulada the Meyerowitz Stories, que protagoniza junto a Emma Thompson, Dustin Hoffman y (¡anda, mira!) Ben Stiller.

meyerowitz-stories

¿Y por qué menciono The Meyerowitz Stories aparte de las otras tres? Porque, por fin, hace una película con buena crítica, después de tanto tiempo. Ronda los 6/7 puntos sobre 10, en los principales portales, y es un toque de seriedad, sin dejar el cine divertido, que no le viene nada mal a su imagen, ahora mismo.

Además, en estos momentos se encuentra trabajando en la tercera parte de Hotel Transilvania, que siempre viene bien ese pequeño peldaño salvavidas, por lo que casi se puede asegurar que, al menos en 2018, no aparecerá nada suyo que lo mande directamente a la papelera.

Yo, qué queréis que os diga, me quedo esperando impaciente volver a verlo en algún gran papel, aunque los cambios de registro no son fáciles. Pero si alguien puede cambiar de rol, ese es Little Nicky.

 

12 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Rbk

    Este actor no me gusta nada, o seran los papeles que interpreta en peliculas tan penosas como la que protagoniza con Jennifer Anniston, pero me ha sorprendido gratamente en Sandy Wexler, lo que me lleva a pensar que mejor se dedique a producir sus propias peliculas, Netflix por medio, así al menos se asegura una pelicula medio decente

    13 diciembre 2017 | 10:46 am

  2. Dice ser BABAR

    No hay referencia a su mejor película “Punch Drunk Love”

    13 diciembre 2017 | 10:53 am

  3. Dice ser Tito Pullo

    En serio lo has definido como “uno de los mejores comediantes”? Ninguna, ninguna, repito, ninguna de las películas que has mentado es digna de resaltar. Todo han sido bazofias americanas que no tenían ni chispa de gracia (supongo que en Yankilandia sí que la tendría).
    Se te ha ido la pinza con el artículo, macho.

    13 diciembre 2017 | 12:18 pm

  4. Dice ser Jose

    Adam Sandler siempre ha sido y siempre será un actor de medio pelo. Que llene salas de cine no significa que sea un buen actor. Media España ve Sálvame y no significa que sea un buen programa.

    Las pelis de Adam Sandler están bien para la gente básica que tenga un sentido del humor básico y no le guste mucho comerse la cabeza viendo la tele. Y punto.

    13 diciembre 2017 | 1:07 pm

  5. Dice ser ElEntendio

    Entre Adam Sandler y Ben Stiller… no hay color.

    13 diciembre 2017 | 1:30 pm

  6. Dice ser Rubo Eldelval

    Igual que Jim Carrey: puede que te haga gracia al principio, pero luego acabas cansado de él. Las películas no son buenas, y el actor tampoco. No compensa pagar una entrada de cine, al precio actual, por esta basura.

    13 diciembre 2017 | 2:14 pm

  7. Dice ser Olga

    Con tal y no actúe más… Estamos bien.

    26 diciembre 2017 | 9:58 pm

  8. Dice ser cristofer

    a mi me encantan la mayoría de sus películas la mejor de todas con drew barrymore en la que la enamoraba todos los dias,cantante de bodas,un papa genial, una esposa de mentira, vacaciones en familia, niños grandes 1 y 2 zapatero a su zapato para mi si un grande quisiera obvio alguna nueva de el

    14 enero 2018 | 1:35 am

  9. Dice ser Abraham

    Es nefasto la la redacción de este articulo, incluso si buscas criticar a un actor/comediante tan aclamado deberían documentarse mejor, en Jack y Jill Salma Hayek no actua, la esposa de Jack (Adam Sandler) es Katie Holmes como Erin Sadelstein. De verdad es muy malo este articulo.

    14 enero 2018 | 7:39 pm

  10. Dice ser Keco Jones

    Le halan bolas demasiado al principio del artículo

    18 febrero 2018 | 4:43 pm

  11. Dice ser teresa ramos

    Yo he visto mucha películas de el y me gusta mucho, es bueno un fin de semana de películas de ADAM sandler me parece q es lejos muchísimo mejor sus películas q estar viendo porquerías llenas de tanta violencia q no nós dejan nada bueno. Un poco de respeto por el trabajo y la trayectoria

    03 agosto 2018 | 11:01 pm

  12. Dice ser Diego

    Yo e visto en los comentarios y sólo veo q hay gente q no sabe nada p si bien se cree mucho por criticar igual q otra gente y sólo seguir la corriente como pobres ovejas yo no le doy un 10 a Adam pero no lo criticó da más risa q muchos de los actores q aclaman q por decir un chiste pomposo de riquillos estos se ríen en conclusión esos q escribieron la basura de crítica para Adam no saben nada y se pierden de mucho

    07 julio 2019 | 8:17 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.