BLOGS

Juan Carlos Escudier

Aznar supera el ‘jet lag’: cuando saluda es peor

Enseguida se ha sabido que las cosas no serían igual que el día anterior, cuando ese “disciplinado militante que no aspira a nada, que no pide nada y que no juega a nada” batió el Guinness de los récords al saludo más corto. Aznar ha entrado en el plenario del XVI Congreso, se ha acercado a Rajoy, y le ha dado un prolongado apretón de manos mientras consumaba una de esas sonrisas suyas en las que echa hacia atrás la cabeza y frunce a un tiempo el bigote y la barbilla. Poco antes habíamos sabido por el diario Levante que el megalíder del PP había llegado a Valencia ayer a mediodía en el avión privado de un empresario guatemalteco de nombre ignorado y surgió la explicación al enigma. ¿No sería su desplante producto del jet lag?

En efecto, las cosas no iban a ser igual que ayer, sino bastante peor. Al estadista descomunal le tocaba intervenir ante los suyos, y lo ha hecho con una lección magistral sobre lo que el PP jamás debe hacer, catálogo que curiosamente coincide con lo que Rajoy ha venido anunciando que haría. Y todo ello después de darle su “respaldo responsable” al gallego por si cabía alguna duda.

Según Aznar el partido está bien donde está, que es el centro, lugar en el que al parecer se halla desde que él tomó las riendas allá por 1989, y no necesita dialogar con nadie ahora porque esa no es la prioridad. ¿Que qué es lo que toca? Primero ganar las elecciones y después dialogar. “Pero por ese orden, que no se nos olvide”.

A la primera contra la frente de Rajoy se sucedieron otras con desigual intensidad. Algunas referencias resultaron enigmáticas. “Un gran partido como el nuestro, que está al servicio de España, no puede ser nunca el proyecto personal de nadie”, afirmó. A él mismo no se refería, ya que inmediatamente recordó que renunció voluntariamente cumpliendo su palabra de no estar más de ocho años en la presidencia del Gobierno. ¿A quién entonces?

“Me han criticado por mis silencios y por mis palabras”, explicó el sumo pontífice de la derecha, para añadir después que ambas actitudes eran guiadas por su sentido de la lealtad al PP y a España. En consecuencia, que todo lo que salía por su boca era un ejercicio supremo de responsabilidad. “Nos nos equivoquemos sobre el sentido de la renovación (…) Nadie debe quedar por el camino”, advirtió primero; “¿qué sentido tendría renunciar a un proyecto de éxito y solvente como el nuestro?”, se preguntó después; “no tenemos que avergonzarnos de nada porque si lo hiciéramos estaríamos echando el cierre al PP”, bramó a continuación. Finalmente, el apoteosis: “Tenemos que ser una alternativa creíble frente al socialismo, no una alternativa a nosotros mismos”.

Más claro no pudo proclamarlo: “A mí me gusta este partido”. ¿Y el de Rajoy? Ese probablemente no, porque pocas veces se ha visto a Aznar tan conmovido en sus agradecimientos a Zaplana y Acebes, tan explícito en su reconocimiento a María San Gil y a Ortega Lara. “Todos tenemos una deuda impagable con ellos en este partido, del que deben seguir formando parte”, afirmó.

La claridad de Aznar contrastó con la oscuridad silábica de Manuel Fraga, al que se le entiende una palabra de cada siete, y así es muy difícil reconstruir un discurso. El patrón habló de Jaime I el Conquistador, se recreó con la belleza de la Virgen de los Desamparados y estableció como en el cuento de la vieja que el PP está en el centro porque no es de extrema derecha ni de extrema izquierda, circunstancia ésta última que muchos habrán advertido.

A la una y media, Rita Barberá anunciaba que se había presentado sólo una candidatura a la presidencia del partido, la de Rajoy. Esta tarde veremos si el díscolo Gabriel Elorriaga le vota. Al de Pontevedra el asunto le quita el sueño.

7 comentarios

  1. Dice ser Roberta

    Vamos, Escudier, no inventes, que no hay donde rascar.Comprendo que es frustrante para un analista político que simpatiza con el actual régimen de las bobadas y las mentiras, pero no se han liados a palos, ni se liarán. El PP se renueva, es lógico. Con luz y taquígrafos; el panorama actual así lo requiere. La campaña orquestada por las hordas mass-media de la progresía ha erosionado la proyección de referentes serios como Zaplana o Acebes, es necesario reponer con nuevos valores sin dejar de reconocer el mérito de aquellos que ejercieron con anterioridad.

    21 Junio 2008 | 15:38

  2. Dice ser gato triste y azul

    A Aznar creo que deberian verle los médicos,cada dia tiene más pinta de estar como una cabra,no hay más que verle la pinta desaliñada que presenta y la forma de hablar,parece que ha bebido más de la cuenta,en fin allá ellos. Será que bebe para olvidar,que será recordado como el presidente asesino de la democracia española.

    21 Junio 2008 | 18:47

  3. Dice ser Cimarrón

    Lamentable y descrédito total para éste plantador de macetas y pseudoperiodista que se gana la vida comentando los avatares del PP, pero no de la crisis actual, las últimas detenciones del Alcalde socialista,las mentiras de Zapatero y su total incompetencia y falta de responsabilidad. Que por otro lado son los que gobiernan el pais, aunque leyendo ésta columna, uno piense lo contrario. Como él bien dice, un “juntaletras” que no va a morder la mano de quien le da de comer.

    21 Junio 2008 | 18:51

  4. Dice ser Evaristo

    ¿hordas mass-media de la progresía?, Roberta, ¿Te refieres a Pedro J y Fedeguico? pues no me parecen tan proges. Hordas sí, desde luego, pero de la progresía…. Y sin duda han sido ellos los que han organizado todo el escándalo mediático.

    21 Junio 2008 | 20:44

  5. Dice ser Apolítico

    Ay rojillo…que te dejas llevar por la pasión, y se te nubla la poca razón que tienes. Ya que te consideras periodista deberías intentar ser aunque sea mínimamente neutral.

    21 Junio 2008 | 22:56

  6. Dice ser Roberta

    Evaristo, no hay duda, Pedro J y Fede la han liado tras las elecciones, pero mucho antes, en concreto a partir del 11M se orquestó una campaña de acoso y derribo muy eficaz cuyos principales objetivos fueron Aznar, Zaplana y Acebes.Ese fue el punto de partida de la “desaceleración” del aparato popular. Menos mal que Mariano ha conservado la calma y se ha mantenido impertérrito.Escudier, tágate la bilis, que no han dado el mismo espectáculo que dieron los tuyos cuando lo de Almunia, sí, sí, ¿te acuerdas de aquel congreso socialista en el que la Díez -hoy una, grande y libre- salió por patas y coronaron al melifluo de Rodríguez Zapatero como sucesor sin crédito?

    22 Junio 2008 | 11:03

  7. Dice ser pepa

    Aznar es un farsante y un embustero de la peor calaña, lo ha demostrado en muchas ocasiones y lo sigue haciendo, haganse un favor y no le escuchen y mucho menos le crean.

    04 Julio 2008 | 20:37

Los comentarios están cerrados.