BLOGS

Juan Carlos Escudier

Comiendo con el enemigo

Antes, al parecer, se dormía con el enemigo; ahora, sólo se come. Finales del pasado mes de abril. Restaurante Astrid & Gaston, alta cocina peruana en Madrid, nada que ver con esos locales que sirven ceviche para turistas. Alrededor de la mesa de uno de sus reservados se sientan Juan Costa, flamante redactor del programa electoral del PP y próximo candidato a darle a Rajoy con la puerta en las narices; Ernesto Ekaizer, editor ejecutivo del diario Público, y Jaume Roures, el dueño del periódico y de La Sexta y de Media Pro y de los derechos del fútbol y…

La cita se produce unos días después de que el periódico haya publicado una extensa información sobre Rato, sus empresas y el papel de sus familiares en la estructura societaria. A Rato, está claro, aquello no le ha gustado, y, posiblemente, ha mandado a Costa, que sigue siendo su chico de los recados, a sondear las intenciones futuras del medio.

Costa tiene buenas relaciones en el grupo de Roures. El día antes de que se hiciera público el nombre del portavoz parlamentario del PP, domingo para más señas, había sonado su móvil. Era Antonio García Ferreras, ex cadena Ser, ex Florentino Pérez versión Real Madrid, actualmente capitoste de La Sexta, pero sobre todo, amigo de Zapatero. Siempre al cabo de la noticia, Ferreras, el adelantado que convirtió a Acebes en presidente del PP desde los micrófonos de Polanco, llamaba a Costa para felicitarle por su portavocía. El hombre se lo creyó y se llevó el disgusto de su vida al día siguiente cuando Rajoy anunció que la ganadora del concurso era Soraya Sáenz de Santamaría y que él, si quería, podía ser como mucho dama de compañía.

A lo que íbamos. El encuentro ha sido montado por Ekaizer, aunque bien hubiera podido ser apañado por Ferreras, que eso sí que lo borda, y no es un almuerzo informativo clásico porque a esos no suelen ir los propietarios de los medios. Se habla de Rato, es evidente, de sus intenciones respecto al partido, de la poca enjundia de Rajoy, que sigue vivo aunque el periodista argentino lo matara con nocturnidad un día del mes de marzo, de él mismo, que piensa anunciar su vuelta a la empresa privada en el momento en que más daño haga al gallego, en fin, de esas cosas.

La comida, necesariamente, ha sido discreta, no vaya a ser que alguien con muy mala idea señale a Costa como fuente del periódico de la izquierda. Ha sido beneficiosa para todos, especialmente para Rato, que se está forrando el tío, que no perdona un euro, que hasta le cobra a Esperanza Aguirre por ser la estrella invitada del nacimiento de ‘Madrid, Centro Financiero’, una sociedad que se ha inventado la presidenta. Ya a los postres, su imagen vuelve a bruñir como plata frotada con sidol.

2 comentarios

  1. Dice ser Agustin Romero

    Pedazo de noticia, pero no creo que el título sea muy exacto. ¿No era un tal Rodrigo Rato el mismo que siendo vicepresidente del gobierno dejó en un cajón la ejecución de una sentencia firme del Supremo que obligaba a PRISA a hacer algunos deberes con relación a Antena 3 Radio? Desde entonces los Polancos ponen a Don Rodrigo por las nubes … creo que un tal Jesús Cacho, que de esas cosillas sabe tela y que “confidencia” con usted ha escrito sobre eso.Parece que el tal Roures con sus empleados exprisaicos Ferreras y Ekaizer sigue los pasos de don Jesús (q.e.p.d.) y siguen sus pasos con el manejo de los dossieres y tal y tal.Me habría gustado más este titular: PRISITA y Ratito almuerzan juntitos.

    13 Mayo 2008 | 15:26

  2. Dice ser El chico de las mudanzas

    Este artículo es para enmarcar.

    15 Mayo 2008 | 1:24

Los comentarios están cerrados.