BLOGS

Juan Carlos Escudier

Guerra quiere estar 35 años de diputado

En política se puede morir varias veces pero también es posible no morir nunca o, al menos, pretender mantener las constantes vitales todo el tiempo que sea posible y te dejen. Para practicar con garantías esta última forma de supervivencia es fundamental no destacar en exceso y saber elegir en cada momento los caballos ganadores. Precisamente, estos pura sangre son los llamados a la reencarnación. Pongamos el caso de Bono, un hombre que debió de nacer siendo presidente de Castilla-La Mancha, que se murió tratando de liderar el PSOE, que resucitó como ministro, que se murió de nuevo de españolismo y que ahora quiere transmutarse en presidente del Congreso si es Rajoy quien la diña en el 2008.

Lo normal es que los líderes sean los más expuestos a muertes políticas repentinas y que los segundos espadas traten de mantener su línea de la vida sin picos ni valles pronunciados por eso de que el que se mueve no sale en la foto. Un líder al que la política ha mandado al otro barrio buscará acomodo en otro cuerpo pero jamás tratará de pasar desapercibido, es decir, no querrá reencarnarse alguien de la segunda fila, por eso de que siempre se ve peor la película. Los ejemplos son abundantes, empezando por nuestros dos últimos ex presidentes, que se ganan la vida como gurús, una forma fina de llamar a los conseguidores en Latinoamérica o a quienes se llevan la pasta de algunos consejos de administración por saber llamar a las puertas adecuadas.

El caso de Alfonso Guerra no responde al esquema habitual. Al sevillano lo mató otro sevillano, Felipe González, y se reencarnó en líder de los críticos del PSOE, bien es verdad que sin dar nunca pasos al frente. Alguien como él debía de haber muerto en combate o en el altar del sacrificio, pero Guerra ha decidido que lo hará de aburrimiento y que abandonará la vida política cuando los bostezos le desencajen la mandíbula y paren su corazón.

Viene esto a cuento porque Guerra está decidido a repetir como diputado por Sevilla en las generales de 2008 y a sobrevivir incluso al guerrismo, que ese sí que está criando malvas. El ex vicepresidente ha optado por mantener las constantes vitales sin sobresaltos y nadie se lo pondrá difícil. Al acabar la próxima legislatura llevará 35 años de diputado. Este hombre, amante del teatro, siempre con su máscara a cuestas, se resiste a que sobre él caiga el telón.

2 comentarios

  1. Dice ser Austral

    35 años de diputado y luego al chalecito de Australia. Allí poco le va a importar el haber contribuido a cargarse el país.http://fakemate.wordpress.com/2007/07/15/australia-esa-gran-desco

    16 Julio 2007 | 20:33

  2. Dice ser Peritta

    Pues igual que el tío Fraga.Pero yo quería hablar hoy del Gobernador Civil de Barcelona, huy perdón, del Subdelegado del Gobierno, en Barcelona, que ha sido detenido por estar conchavado con la maffia rusa.No sé si de las cosas que pasan en La Capital os enteraréis en el resto de Països Catalans, pero de los conchaveos y tejemanejes que tuviera el Jefe de los Guardias con otras maffias aún no sabemos nada.Total, que si unos hacen guasas con el Anterior Presidente de Gobierno, no se extrañen pues que otros las hagamos con el Sanchez Manzano, con el Juez del Olmo o con el primo de la Nuriadel juez Garzón no voy a decir nadahoy.En cualquier caso espero que el argumento que les doy a ustedes con una noticia publicada ayer, le sirva a los que andan defendiendo por ahí la unificación de los cuerpos policiales bajo un mando único, para que piensen un poquito las cosas antes de sacar la lengua a paseo.Hala. Buenas noches.Que duerman bien.—————————http://www.telefonica.net/web/villacadima

    17 Julio 2007 | 3:24

Los comentarios están cerrados.