BLOGS

Juan Carlos Escudier

Las desgracias del ‘Egipcio’ y los mocos de Trashorras

La cinta se escucha mal, la voz que se oye no es la suya, y, por si fuera poco, el hombre que habla no dice que los atentados de Madrid fueron ideados por él como figura en la transcripción. Es lo que ha venido a decir Rabel Osman El Egipcio para trata de anular la principal prueba de cargo que existe contra él, la grabación de sus conversaciones ordenada por la Justicia italiana en las que se atribuye la autoría intelectual del 11-M.

El Egipcio se expresa, al menos, con educación, lo cual es de agradecer, sobre todo si se le compara con Suárez Trashorras al que hemos visto con los pies en el banco y hurgándose la nariz hasta sacar una verde prueba de ADN de la que se habrá deshecho según los métodos tradicionales. Rabei ha terminado hoy de declarar después de que el día 15 la interrumpiera a petición de su abogado para que fueran cotejadas las cintas y la transcripción de las mismas que obran en el sumario.

Su estrategia ha sido la esperada. No podía ser el jefe de ninguna célula porque ningún cabecilla terrorista estaría como él, más tieso que la mojama, mísero e infeliz, sin un euro en el bolsillo para tomar café. Además, le perseguía el mal fario. Su casamiento había sido un desastre; la deuda que mantenía con su ex mujer le impedía volver a casarse e incluso viajar y emprender negocios –así se lo confirmaron dos ulemas a los que preguntó- tenía insomnio, estaba mal psicológica y físicamente y, lo que es peor, había dejado de cumplir algunas de sus obligaciones religiosas. En resumen, su estancia en Europa había sido “dramática, una tragedia”.

Cuando hablaba con Mourad Chabarou, condenado en Bélgica a cinco años de cárcel por su relación con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí, lo que quería era desahogarse; cuando le mencionaba los atentados de Madrid se refería a las noticias que veía en un canal egipcio; cuando citaba al grupo lo hacía en el sentido de Oriente Medio donde, al parecer, ‘grupo’ es un conjunto de individuos con los que no es obligatorio tener relación; y cuando le aconsejaba que escuchara el hit parade titulado La Caravana de los mártires lo que hacía era recomendarle a un conjunto vocal sin relación alguna con la Yihad sino con la tragedia de los musulmans en Bosnia.

Algunas cuestiones han quedado un tanto difusas. Si Rabei y Osman hablaban de temas triviales, ¿por qué Mourad le pidió usar códigos? Si el Egipcio vivía en la pobreza más absoluta, ¿cómo pensaba desplazarse a Francia, dónde planeaba encontrarse con el citado? Y otras están bastante claras: la Policía española vigilaba sus pasos desde julio de 2001; también lo hizo la francesa y la italiana. Tras su detención, si es cierto lo que ha revelado, la CIA le interrogó durante siete horas seguidas.

El Egipcio no ha querido dejar ningún cabo suelto. Si alguna de sus expresiones en alguna conversación que reconoce como suyas son inapropiadas se debe a que todo el que tiene boca se equivoca. Ha puesto como ejemplo al Papa, un “hombre cultísimo” que también erró al referirse al Islam y provocó la protesta de los mulsulmanes. “Que no se me malinterprete”.

1 comentario

  1. Dice ser milagros

    estos desalmados DE Juanas al cuadrado, si salen gracias a los servicios prestados por Pedo Jeta, losantos y el PP y sus pendones negros, lo primero que harán será ir a mearse a la puerta de la catedraly descojonarse de los cristianitos lerdos que tan buen favor le hicieron, lo segundo ir a inmolarse a Irak como tantos otros hermanos de fe.Eso si si salen libres será gracias al PP y los medios de comunicación que dirigen, justo a la inversa que De Juana que si muere en prisión, Losantos, la COPe y la AVT junto con el PP serán sus verdugos, como los verdugos franquistas que asesinaron a Antich.

    27 Febrero 2007 | 10:57

Los comentarios están cerrados.