BLOGS

Juan Carlos Escudier

Almallah: Un ‘ñapa’ vestido de Armani que va de crápula

A Mouhannad Almallah Dabas, sirio nacionalizado español y arrendador de un local por donde pasaron algunos suicidas y varios procesados del 11-M, se le acusa de promover reuniones de adoctrinamiento para la guerra santa. Para desmentirlo, nada mejor que vestirse de traje y corbata, proclamar una ‘occidentalidad’ fuera de toda duda, y hacer gala de un cierta vida de crápula, consistente en irse de putas en Tánger –una de ellas su ex, siempre según su declaración- y admitir que, además de cintas de contenido religioso, disponía de un taco de pelis porno para su solaz personal.

Lo de su ex tiene mucha más miga de lo que aparenta porque Almallah la acusa de todos sus males. Tal y como ha explicado, son invenciones de ella algunas frases que se le atribuyen, como que estaba planeando atentar con su coche contras las torres Kio; simples fabulaciones suyas que haya recaudado dinero en la mezquita y luego lo haya llevado a su casa; y una enorme mentira de esta mujer que conociera a Jamal Ahmidan, el Chino, o que haya paseado con él. “Mi ex novia es una enemiga”.

Almallah es como un ñapa vestido de Armani. Se dedica a la reparación de electrodomésticos, pero ya es casualidad que los islamistas más radicales siempre tengan problemas con los electrodomésticos y allí esté él con el destornillador. A Amer Azizi, supuesto jefe de Al Qaeda en España, en paradero desconocido, le conoció arreglándole la lavadora; y a Abu Dahdah, otro dirigente terrorista encarcelado, le hizo otro apaño en la suya.

El sirio ha reconocido que maneja habitualmente temporizadores –para hornos, lavavajillas, etc-, que es simpatizante de los Hermanos Musulmanes y que Serhane el Tunecino –uno de los suicidas- se dedicaba a hacer proselitismo para la yihad con todo bicho viviente, incluido él mismo. “Le dije que yo estaba muy contento y que se fuera él a Irak si quería”. De paso, ha aprovechado para echar un capote a dos de sus inquilinos, también procesados, Basel Ghalyoun y Fouad El Morabit, de quien ha venido a decir que no eran extremistas.

Las chapuzas con los frigoríficos y similares son, como ya sabíamos, bastante rentables. Almallah tenía un Mercedes, un Golf y un Kadett, pero eso no le libró de la averías y de pedir ayuda a Serhane, el mismo que le habló de ir a matar policías en una comisaría, el mismo que ofició la boda del hermano de su ex –la casquivana de Tánger, el mismo que, según ha dicho, “era un señor violento” al que tenía prevención.

Si por algo se hará famoso Almallah es por haberse afiliado al PSOE después de los atentados. Ha venido a decir que lo de ser socialista era una tradición familiar, que su padre lo era y que decidió pedir el carnet cuando el presidente de los Hermanos Musulmanes les animó a unirse a partidos políticos. “He votado a los socialistas varias veces”, sostuvo. Otra conspiración está a la vista.

4 comentarios

  1. Dice ser Jose M.

    joder… yo creia que era islamista y me has dado la descripcion de uno del opus…

    20 Febrero 2007 | 15:33

  2. Dice ser pericles

    Jose M., buen comentario, los extremos se tocan, y la diferencia entre un extremista cristiano y otro musulmán, en la actualidad, es que el primero, tipo Bush o Aznar, son partidarios de la guerra preventiva y de lanzar bombas contra “la alianza del mal”, sin pensar mucho en los daños colaterales, y que los segundos ponen bombas en autobuses, trenes o donde mejor les pille.Saludos.

    20 Febrero 2007 | 19:11

  3. Dice ser jose de PR

    nunca es por religion..

    20 Febrero 2007 | 19:18

  4. Dice ser hola

    O sí, si que puede ser por religion amigo. Bin Laden tenia una fortuna de 60.000 millones de pesetas, porque se fue a luchar al monte?. Puede que tu no entiendas otra cosa que no sea el dinero,…si es eso lo que insinuabas. Los que lo hacen por dinero son innobles, los que lo hacen por religion unos reprimidos. Y el 99% de los que critican a estos estan castrados por la moralina, nunca han tenido determinacion en su vida, son simplones, mediocres, acomodados en la vida del rebaño.Ojalá volvieran los espartanos, ni dinero, ni religión. Eran pocos, pero como dice Nietzsche debe haber calidad, no cantidad. Aunque una actitud como aquella, (indiscutiblemente noble)los psiquiatras-psicologos dirian que es la de un psicopata que necesitaria tratamiento, debe ser eliminado, juas juas, que me creo yo que la moralina (hipocrita) actual es la del hombre avanzado, y que es lo natural en él.Ale ahi dejo eso…alguno dira: eiiiiiin?.

    22 Febrero 2007 | 5:36

Los comentarios están cerrados.