BLOGS

Juan Carlos Escudier

El avispero de la reina madre

En el PP, por definición, nunca hay crisis. El PP es un partido de hormigón armado de primera calidad, monolítico, incapaz de mostrar una sola grieta. Tampoco hay familias. Las huestes populares se conducen como un solo hombre bajo un liderazgo incuestionable. Al frente de esta perfecta maquinaria de relojería está -lo han adivinado- Mariano Rajoy. Cualquiera que preguntase confirmaría cuán sólidos tiene este hombre los muros. ¿Es cierto que su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, echa pestes del presidente del partido en Andalucía, Javier Arenas, y de su reforma estatutaria? ¿Es verdad que el secretario general Ángel Acebes rezaba para que las últimas elecciones catalanes fueran la tumba política de Josep Piqué? ¿La organización valenciana está en guerra? ¿Se discute la actitud de María San Gil en el PP vasco sobre la negociación con ETA? ¿Hay dirigentes en el partido que se preparan para la sucesión? ¿Sigue mandando Aznar en el partido? A todas estas cuestiones, Rajoy respondería sin pestañear con su palabra favorita: “No”. Así que ya lo saben; todos tranquilos.

Sin embargo, en la Arcadia feliz en la que habita esta fuerza tan cohesionada no faltan sembradores de cizaña que siguen manteniendo que con los mimbres actuales no sale ni un cesto, y que un partido que aspira a gobernar no puede pasarse dos años y medio justificando sus acciones en el 11-M, porque es muy posible que los españoles estén más interesados en conocer cuál es la receta del PP para resolver el problema de la vivienda que en asistir a la rehabilitación perpetua de la imagen de ese mito viviente y con bigote llamado Aznar.

Es cierto que empezaron a cambiar algunas cosas en junio, cuando el último debate sobre el Estado de la Nación llenó de zozobra a muchos de sus dirigentes, que creyeron ver confirmadas sus sospechas de que Rajoy es un tipo muy divertido pero incapaz de culminar con éxito la travesía del desierto que lleva a la Moncloa. El propio Rajoy, a la vuelta de las vacaciones, explicó a grandes rasgos un cierto propósito de enmienda, que consistía esencialmente en olvidar el pasado y empezar a hacer propuestas a los ciudadanos. Unos días después, para demostrar que la cosa iba en serio, Zaplana se ponía a mirar el futuro y llevaba al Parlamento la teoría de la conspiración sobre el 11-M en forma de pregunta al ministro del Interior.

Zaplana, que no ha dejado de mirar al futuro desde entonces, ha puesto esta semana a caer de un burro a la fiscal del caso, Olga Sánchez, a la que ha llamado “sectaria” y “frívola” por establecer en su escrito de conclusiones que los terroristas se reafirmaron en su idea de atentar en Madrid por la intervención de España en la guerra de Irak. Le secundó Acebes. Para completar la faena, el portavoz advirtió de que el PP promoverá una investigación parlamentaria sobre el informe de los peritos del ácido bórico. Lo decía Arthur C. Clarke, el creador de 2001: una odisea en el espacio: “El futuro no es ya lo que solía ser”.

Como el PP está unido como una piña y el liderazgo de Rajoy no admite dudas, es impensable que Zaplana y Acebes obren al margen del presidente o que representen el ala más derechista de la organización, porque todo el mundo sabe que el partido se sitúa donde está su reina madre, que es en el centro exacto, ese punto medio aristotélico donde reside la virtud y la sabiduría. Las críticas de Zaplana al Estatuto de Andalucía sólo pueden obedecer a una confusión. Obviamente, no es lo mismo que el “inconstitucional” Estatut diga que el Parlamento catalán definió a Cataluña como nación, a que el “impecable” Estatuto andaluz recoja que un manifiesto de 1919 consideró Andalucía una realidad nacional. Y es que si algo tiene claro Rajoy es el modelo territorial.

Pese a todo, los agoreros antes citados insisten en que una fuerza que quiere llegar al Gobierno tendría que hacer algo más que tomar aire de los desatinos de Zapatero, que parió un ratón de aquella montaña que pretendía ser la búsqueda de un candidato para la alcaldía de Madrid, y que ahora se ha encontrado con que un nuevo tripartito y un resucitado Carod-Rovira amenazan con provocarle nuevas migrañas. Y argumentan que el PP debería repasar su trayectoria electoral, derrotado en las municipales de 2003 y en las generales de 2004, desalojado de la Xunta de Galicia y en claro retroceso en Cataluña, donde ha perdido 80.000 votos.

Entienden, además, que no es presentable jugar a la ruleta rusa con la negociación con ETA, contando con que un fracaso de los socialistas les dejaría expedito el camino del poder. Y lo entienden así porque resultaría indigno que un partido responsable como el PP tratara de dinamitar las vía de solución del mayor problema al que se ha enfrentado España en los últimos 40 años por espurios intereses electorales.

Quizás no sea para tirar cohetes, pero cuando el PSOE concurra a las generales presumirá de haber subido notablemente las pensiones y el salario mínimo, se presentará ante el electorado femenino con una Ley de Igualdad que pretende evitar su discriminación, exhibirá una Ley de Dependencia que por aquel entonces estará cubriendo parte de las necesidades de decenas de miles de familias, se dirigirá a gays y lesbianas como el partido que hizo posible su equiparación en derechos, mostrará una reducción espectacular del desempleo, un crecimiento económico sostenido y hasta superávit presupuestario.

El PP, por su parte, tendrá que mostrar los jirones de una España rota, las pruebas de la rendición ante ETA y hasta es probable que pruebe que el ácido bórico tiene un maridaje nefasto con las gambas de Huelva. ¿Bastará con eso?

10 comentarios

  1. Dice ser Orlando

    Eres un islamoprogretarra a sueldo de Polanco, amigo de los terroristas y de Carod 😛

    09 Noviembre 2006 | 8:05

  2. Dice ser José Antonio

    Orlando¿Eso te ha inspirado el impecable artículo de Escudier?, ¿que es un islamoprogretarra?….A mí me ha parecido un brillante análisis de lo que está pasando, sin saber siquiera, porque aún no lo sé, de que lado carga Juan Carlos: Muy rojo no parece… y tiene un pasado (¡¡Trabajó con Pedro Jota¡¡)¡¡Muera la cultura y la brillantez, ¿Eh, Orlando?. Eso es lo que decía el fundador de la Legión, Millán Astray, cuando delante de él alguien razonaba culta y brillantemente…

    09 Noviembre 2006 | 11:13

  3. Dice ser litoral

    Orlando es un fachapepero a sueldo de Pedro Jota, amigo de Bush, Olmert y otros terroristas de Estado varios y de Aznar :CMuchas gracias, señor Escudier, por su estupendo análisis sobre la realidad pepera contemporánea. Sus dos últimos párrafos sobre la realidad política de cada uno de los dos grandes partidos nacionales es excelente.

    09 Noviembre 2006 | 11:15

  4. Dice ser Orlando

    Por si no lo habiais pillado por el emoticono de la lengua fuera (:P), estaba de coña…

    09 Noviembre 2006 | 17:39

  5. Dice ser johan

    Muy buen analisis, si señor.Si en el pp hay diversas “corrientes” eso deberia mostrar que se trata de un partido democratico y con libertad de opinion. Pero por otro lado esta lo que tu llamas “por definición”, el orgullo ansariano de que en su partido hay una sola voz y todos la obedecen y no como los rojillos estos, que se dedican a discutir entre ellos, como hemos cambiado.Por cierto Jose Antonio, hablas de que muera la inteligencia y demas y no sabes detectar la ironia? Un poquito de humildad.

    09 Noviembre 2006 | 22:02

  6. Dice ser José Antonio

    ¿Puede ser por que los emoticones aquí no se ven, Joham?…Tampoco se ve lo humilde que puede ser uno en realidad, ni creo que me merezca tu correctivo. Le pido disculpas a Orlando por no haber pillado su “sutileza” y punto…Peor lo tiene Litoral que lo puso de chupa de domine, jaja¡¡…En fín, este no era el tema…

    09 Noviembre 2006 | 22:52

  7. Dice ser Flashman

    Estupenda reflexión. El PP no tiene nada que ofrecer a los votantes, ni siquiera las evidencias de aquello por lo que lleva dos años despotricando y escupiendo bilis. Lo malo es que el grueso de su electorado fiel hasta el fanatismo, acrítico como pocos. Esperemos que no sea suficiente.

    10 Noviembre 2006 | 11:21

  8. Dice ser Preguntón

    Desde hace 200 años en este pais, el que no tiene nada que ofrecer sale corriendo y gritando que se rompe España. Este simpático Pedro, acojonando al personal con la llegada del lobo, le pasa siempre lo mismo que en cuanto llega al gobierno demuestra lo que tiene para ofrecer, NADA.Y es una pena que la derecha española sólo tenga un sentimiento que ofrecer a sus simpatizantes y es el miedo a la otra mitad de ciudadanos. A los que acusa de ser simpatizantes de los ETArras a la par que separatistas.Desde luego da mucha pena verlos y escucharlos y les deseo otros cuatro años (o más a poder ser) en la oposición. Que a ver si aprenden a hacerla bien.

    13 Noviembre 2006 | 12:42

  9. Dice ser ARDIGALES

    Muy bueno el articulo

    09 Diciembre 2006 | 14:37

  10. Dice ser Pepe

    Muy bueno este post. En Andalucía Liberalhttp://andalucia-liberal.lastinfoo.ese-mail andalucialiberal@gmail.comse tratará de ofrecer las posiciones y opiniones acerca de la Reforma del Estatuto de Andalucía.

    15 Enero 2007 | 14:28

Los comentarios están cerrados.