BLOGS

‘En los años del hambre’, de José María Valverde (1926-1996)

En los años del hambre -como dicen
los que no la han saciado todavía-,
estudiantillo imberbe, acompañé
algún tiempo, en mañanas de domingo,
a los visitadores de los pobres,
sencillos caballeros, casi todos
profesores modestos y abstraídos,
de raído gabán y claras gafas.
Entre el barro o el vaho, avergonzados
de dar un duro en vales para pan,
tomados por algunos como agentes
de la Embajada nazi, comprobaban
lo mismo, año tras año, consternados:
la familia entre latas, con el cerdo,
padres y niños, todos sifilíticos,
menos la mayorcita, que era de antes
que el marido… “los malos compañeros,
¿sabe?” -casi en defensa, la mujer-
“lo que le pasa a un hombre”; y en la esquina,
un muchacho tullido -“y menos mal”,
según la madre, “que al fundarse el chico
yo estaba muy robusta”-; éste pedía
libros, pero ¿cuál darle a un pobre inmóvil?
(yo le llevé María Chapdelaine);
y, como única baja, la gallega
muerta de hambre, dejando dos hijitas,
pero con gran entierro de un Seguro
que, en nuestras mismas huellas, les cobraba
más de nuestra limosna, porque el pobre
quiere morir en grande, por el miedo
de seguir siendo pobre al otro lado…
Luego, en la fría sala parroquial,
decía el presidente, en grave rito: .
“¿Se aprueba el acta ?” y todos, abrumados,
bajaban la cabeza: “Sí, se aprueba”.

La poesía religiosa de José María Valverde tuvo su momento hace más de un año en este blog gracias a Manolo Saco. Ayer, cuando recordaba una cita sobre Unamuno de uno de sus libros de divulgación filosófica más reconocidos, caí en que nada había de su obra poética posterior.

Carlos París, su compañero de generación y sin embargo amigo, recordaba hace unos años al “gran poeta” que fue Valverde, sobre todo en su madurez, cuando los versos de sacristía fueron dejando paso, entre oposiciones políticas varias, a otros más coloquiales y humanos, comprometidos con la realidad social e influidos por los de siempre -Machado, Vallejo- y por los más recientes, como Gabriel Ferrater.

Visita a los pobres es uno de los poemas más significativos de su giro social (y moral). Está incluido en el libro Años inciertos, que fue publicado en 1971, cuando el autor todavía permanecía en el exilio solidario tras la purga universitaria de mediados de los sesenta que apartó de la docencia a compañeros suyos como Aranguren o Tierno Galván.

IMAGEN: www.escritoresdeextremadura.com

Puedes seguirme en Twitter: @nemosegu

6 comentarios

  1. Dice ser Michan

    Muy bonito el poema… no lo conocia a Valverde, gracias por la info!!

    Clicka sobre mi nombre! ^^

    20 Octubre 2010 | 16:10

  2. Dice ser antonio larrosa

    No es por darmelas de erudito pero podria discernir un rato y escribir un libro de aquellos tiempos, pues los vivi a tope , Este señor por lo visto era uno de aquellos señoritos estudiamtes que nos visitaban a los pobres y luego escribian eso de que a los pobres nos guataba aparentar hata en la hora de diñarla no tenia ni idea lo que sucedia despues en aquellas viviendas ratoneras cuando se cerraba la puerta tras ellos. De todas formas, como eran pocos los pobres que supiesemos escribir hay que agradecer a esta parsona lo que vió. antes de salir echando leches por sus ideas politicas.

    Clica sobre mi nombre

    20 Octubre 2010 | 16:10

  3. Dice ser Simplísimus

    El cepillo de la desmemoria se ha llevado por delante muchas vivencias que a algunos les causa malestar e insomnio.

    20 Octubre 2010 | 19:43

  4. Dice ser andres iniesta

    Precioso poema …. de un gran poeta

    21 Octubre 2010 | 12:29

  5. Dice ser sebastian zea

    ey me gusta la lectura que produce el blog
    buen hombreme gustaria que pasaras a visitar mi blog, y leyeras mi poesia

    agradezco si me dejas una opinion acerca de lo que leas en el blog gracias..

    http://poe-try-hate.blogspot.com/
    te dejo el link.

    21 Octubre 2010 | 17:32

Los comentarios están cerrados.