BLOGS

‘Memoria futura memoria’, Esteban Martínez Serra (1962)

Existe -y es inevitable- una memoria futura,
Un espacio reservado para lo que será digno de recuerdo
Aunque aún no haya ocurrido y, quizá, nunca suceda.
En ese espacio dispuesto, acondicionado por la esperanza,
No cabe la desidia ni el dejarse llevar por una inercia
Hacia la rememoración, o hacia la mendicidad del pasado.
Si no se llenara ese espacio, si no fuese tenido en cuenta,
Llegarán falsos profetas proclamando la desmemoria
Y usurpando al futuro su derecho a inventarse.
La memoria de lo que habremos podido ser
Es ya evocación en lo que hoy somos.

La fascinación por la materia, por un futuro desangelado e inseguro, por un pasado que siempre tiene un regusto mítico aunque sea lamentable… o a pesar de que no se lamente. “Objetos apátridas” -los llama Esteban Martínez– sobre los que hacer “arqueología íntima”. Todo esto suena demasiado grave, foucaultiano diría un marisabidillo, y quizá asusté.

En el fondo, creo, las razones literarias de Esteban Martínez no son más que una forma sofisticada de nostalgia. Es frecuente, y no es del todo malo, que la poesía se adorne de preocupaciones trascendentes: que si desentrañar los mecanismos de la memoria, que si desguazar la infancia a golpes de adjetivo solemne…

Hay otros poemas en Luces nómadas (Bartleby, 2010) que hablan de todo lo anterior, pero no de una forma tan precisa -y tan teórica- como lo hace Memoria futura memoria. Nada más leerlo me vino a la cabeza aquello de Ernesto Sabato de que la vida consiste en construir futuros recuerdos.

Tanto el poema como el apunte de Sábato me parecen radicalmente optimistas.

Puedes seguirme en Twitter: @nemosegu

5 comentarios

  1. Dice ser antonio larrosa

    Nunca el futuro ha sido tan previsible como lo es actualmente. Hoy dia se puede casi precisar el instante en que el ser humano va a desaparecer de la tierra. Solo hay que leer un poco la historia y nos daremos cuenta de que cada vez los sucesos catastróficos se producen a intervalos de tiempo más proximos , asi que si los vas leyendo , te das cuenta de lo que en la próxima página va a acontecer y reuniendo datos de los cambios que se van acercando inexorables como el calentamiento global,los cambios en las mareas y miles de detalles que se están precipitando a una velocidad mayor cuando llegamos al dia de hoy la inercia de la lectura ya nos catapulta al futuro en el que solo se adivina miseria , rebelión de las masas, ante el abuso de los poderosos que todo lo acaparan y por último la explosión final.

    Clica sobre mi nombre

    07 Octubre 2010 | 12:16

  2. Dice ser temasarte.com

    Me identifico con lo expresado, tal vez el carácter trashumante y la condición de transitoriedad, exigen tener siempre disponible un espacio libre que permita cabida a pocos, pero buenos recuerdos.
    http://www.temasarte.com/esculturas-arte-a/aanglada_recuerdos/ficha/Angeles-Anglada—Recuerdos.html

    07 Octubre 2010 | 13:31

  3. Dice ser existe, huellas en el filo del tiempo que aparecen sin ser pisadas, para pisarlas de nuevo, por primera vez, de nuevo, por primera.... vez.... de nuevo...

    Memoria futura, existe.
    Es presente de futuro en un tiempo bajo el no tiempo. Existe el espacio sobre el tiempo, cuando el tiempo que conocemos deja de ser el que conocemos y se transforma en un estado de pseudoconciencia, de cognición suprasensorial de los sentidos básicos reconocidos.
    Puede verse el futuro, puede ser en presente su espejo. No hay tiempo, no es espacio con tiempo. No son ni tiempo ni espacio, son diferentes.
    Y la prueba son contínuos trazos de visión de huellas en el camino que no se ha andado por nadie, por nada, aventura de futuro ya pisada por todos en un rincón del espacio qeu no es espacio, sin tiempo humano.

    07 Octubre 2010 | 14:03

  4. Dice ser Gix

    llevaba tiempo sin leer una tontería tan grande.

    07 Octubre 2010 | 14:18

  5. Dice ser Pere Llimonera

    Excelente poema.

    No lo conocía, pero me ha gustado mucho y me ha parecido exquisito literariamente hablando.

    07 Octubre 2010 | 15:15

Los comentarios están cerrados.