BLOGS

‘Elegía de madera, núm.2’, de Miguel Labordeta (1921-1969)

¿De dónde surgió la impía Voz

del Hombre que desvela el secreto Ojo

que no tiene orilla?

Lo que no tiene cielo

¿de dónde alimentó

el sueño de los soles perdidos

y el torrente de las historias?

A pesar de todo, vivimos.

A pesar de todo, ansiamos.

Las dulzuras que arrebatan

el momento siniestro

en que los párpados se desmayan

prometiendo el olvido.

A pesar de todo, me enamoro y me monto en los tranvías.

A pesar de todo, tú tienes hijos y preguntas la hora.

A pesar de todo, aquella muchacha azul tarde

se despide por fin, pálida ya, inacabable.

¿Para qué las grutas de la luz

y el oculto resplandor de las sangres?

¿Para qué el adiós moribundo

con que cada tormento

nos depara el futuro?

Hollad todos los vientres.

Saquead las violetas.

Una gloriosa tumba entre los huesos del viento

solicita la fe de los destinos.

Y tú estás muerto

Oscuro rayo, amor mío,

tú sigues muerto,

amor mío.

Ya.

Como si nada hubiera ocurrido.

Como si la huella del beso

fuera un vago desmayo

entre miles de siglos y millones de rosas.

Pues el hombre,

decidme: el hombre,

¿para qué existe?

Salvo la asfixiante vida de provincias y la enseñanza de la Historia, los mundos de Miguel y José Antonio parecen tan diferentes entre sí como el legado artístico que cada uno de ellos dejó. José Antonio, el juglar cercano, el moralista sin ira, el hombre público, íntegro, afable y para nada dado a la misantropía. Miguel, el poeta tímido, el solitario radical cuyo existencialismo primario era parte indiferenciable de su biología. Los hermanos Labordeta. José Antonio falleció el otro día; Miguel hace 40 años.

“Un animal tierno aterido por los estremecimientos cósmicos de los seres terrestres”. Es decir, un hombre frágil, con vocación para el desamparo, osadamente libre en un tiempo en el que serlo te convertía no sólo en marginado sino en sospechoso. El retrato que hace Labordeta –nuestro Labordeta- de su hermano mayor es su némesis. Miguel, además, por lo cuentan sus biógrafos, trasegó las vanguardias, fue compañero de los mejores y más radicales (Cirlot) y coqueteó en las tertulias zaragozanas del Niké con -entonces sí tenía justificación llamarlo así- lo políticamente incorrecto.

A la manera de Gil de Biedma, también escribió su propia elegía (“Si acaso preguntasen por él / decidles que nunca dijo que existiese”). A la manera de Pessoa o Machado se fabricó sus propios heterónimos (como el genial Valdemar Gris). En uno de sus primeros poemas, en el que se define como ser y artista efímero, se lee este verso genial: “La estatua de humo y hueso que siento que soy”.

IMAGEN: www.ctv.es/USERS/cpralcoben/antologia/miguellabordeta.htm

Nacho S. (Twitter: @nemosegu)

4 comentarios

  1. Dice ser priapo

    demasiada rimbombancia , retorcimiento desmesurado , importancia personal al limite ….demasiada mierda …el poeta es humilde ….si alza la voz lo es porque las Alturas lo raptan ….todo lo demas …. cretinos que quieren decir cosas importantes y desbarran

    22 Septiembre 2010 | 21:29

  2. Dice ser antonio larrosa

    Algunas veces decimos cosas persuadidos de su importancia y nos sentimos satisfechos , pero hay gente que nunca comprende nada y todo le parece rimbombante, y hunden al poeta que con todo su amor hizo un poema de mucha altura. Los gusanos siempre nos arrastramos por el lodo y no creemos que en el cielo haya un Dios.

    Clica sobre mi nombre

    22 Septiembre 2010 | 23:19

  3. Dice ser sunday

    Solo queria decir lo siguiente, aquel que no vea ni oiga que no sienta ni padezca, pero que no se caye, pues de ruidos sabemos todos y asi interpretaremos a quienes no sepan ver la vida de otros que bien han sabido hacer en la plaza de este mundo.

    Un beso a quien bien lo vale.

    23 Septiembre 2010 | 01:47

  4. Dice ser dionisio

    Qué fácil escribir un comentario sobre “algo” que “ya” ha sido creado. Este poema es un terremoto de alta magnitud, ¿quien de nosotros es capaz de igualarlo? en esto reside la humildad, no equivocarse.

    29 Septiembre 2010 | 13:27

Los comentarios están cerrados.