BLOGS

‘Sobre mojado’, de Jorge Valdés Díaz-Vélez (1955)

Dame un poco de ti, llena mi copa
Con la lluvia que ayer tocó tu pelo,
Hilos de manantial, gotas de mayo
En la oscura pureza de su forma.
Deja que me acaricie la garganta
Y esclarezca la voz para nombrarte
Su cauce presuroso, el mar o el río
Resonando hacia el fin. Escanciaré
El fondo de cristal con los destellos
Del líquido que amolda su deleite.
En la orilla la sed serán los labios
Nocturnos animales que celebren
El correr bermellón de nuestra sangre
Un hálito del bosque a flor de agua.

Hay un bar mexicano en Madrid que se llama -en singular- como el título del poemario de Jorge Valdés Díaz-Vélez que incluye esta sonatina de borracho ilustrado que os traigo hoy.

Él, que vive en España y que es diplomático (en Latinoamérica, la carrera diplomática es un camino hacia la poesía mucho más sensato que estudiar cinco años de filología), seguramente no lo conozca.

De conocerlo habría reservado un trocito de su fresco brumoso de alta graduación para ese rincón recoleto de la calle Espíritu Santo, entre el cóctel zafarí que se debe beber en ausencia de pudor y el equipo perenne de viejitos que se gasta la tarde en brindar y mezclar fichas.

IMAGEN: Azteca21

Nacho S. (@nemosegu)

7 comentarios

  1. Dice ser antonio larrosa

    Eso de confeccionar poemas de amor ante una botella de licor es una estrategia que abunda mucho entre poetas y más aún entre poetisas y digo esto porque en mis años mozos allá por los cincuenta y pico del anterior siglo conocí a varias de esta especie de señoritas y un de nacionalidad argentina llenó con sus fulgurantes versos y algunas que otras prosas, momentos inolvidables de mi juventud semi perdida en las tinieblas de aquellos años de bromuros milicianos. Y desde luego es muy cierto que antes de nada aquella poetisa para inspirarse tenia que entregarse a los brazos de Baco antes que a los míos.

    Clica sobre mi nombre

    21 Mayo 2010 | 10:38

  2. Dice ser antonio larrosa

    ´Perdonen pero es que haciendo disquisiciones olvidé decir que el poema es muy bello. ¡Ya está! ya me siento cumplido y .tranquilo de alma y espiritu .

    Clica sobre mi nombre

    21 Mayo 2010 | 10:45

  3. Dice ser Cansinísimo Larrosa

    Cansinísimo Antoñito Larrosa,
    es evidente que antes de entregarse a tus brazos la pobre poetisa tenía que emborracharse, ¡¡¡¡ sino de qué!!!!!!

    Vete a vigilar obras o a por el pan, como todos los jubilados, y deja ya de dar la coña, ¡que eres un cansiiiiiiiiiiiiiiiiiiino!

    21 Mayo 2010 | 12:56

  4. Dice ser :D

    De acuerdo con el comentario anterior.
    Lacosa, vete a pasear.
    Seguro que la poetisa esa se aliviaría al despertar al día siguiente con resaca y no recordar nada.

    21 Mayo 2010 | 13:35

  5. Dice ser Laura

    Precioso poema de este importante poeta mexicano que cuenta en su haber con una extensa obra publicada. Está dentro del libro Los Albrijes, de Hiperión, con el que ganó el Internacional Miguel Hernández.

    21 Mayo 2010 | 17:25

  6. Dice ser antonio larrosa

    Quiero que todo el mundo se entere de que me están bloqueando mis comentarios en las noticias y luego diran que si me enfado y digo alguna barbarida contra este diario al que siempre me he entregado sin paliativos, sin exigirles que respetaran mi identida sin decirles nada por hacer uso de mi imagen sin permiso, esto es un ataque frontal a la libertad de expresión, pues cada vez que hago un comentario lo hago ciñendome al tema, no insulto a nadie ni falto a las leyes españolas . No tengo más que decir, si me siguen borrando echaré mano a los insultos y a las leyes, y me apartaré del tema y lo haré bajo pseudónimo como veo que permiten aqui a todos los descerebrados, que esto más parece un panfleto de gentuza que un diario serio de gente educada.

    Clica sobre mi nombre

    22 Mayo 2010 | 14:19

  7. Dice ser Víctor

    Entre zapatos y quejicas al fin puedo dejar mi comentario para decir que me ha gustado mucho este poema estupendo.

    23 Mayo 2010 | 05:33

Los comentarios están cerrados.