BLOGS

Tres epigramas de Marcial (40 – 104)

Si nos fuera posible a ti y a mí, querido

Marcial, disfrutar de unos días tranquilos,

y disponer de momentos de expansión

y a la par tener tiempo para la vida de verdad,

no conoceríamos ni los atrios ni las mansiones

de los potentados ni los sórdidos pleitos y el deprimente

foro ni los retratos de nombres,

sino el paseo en litera, la charla y los libros,

la pradera, el pórtico, la sombra, los baños, las termas:

ésos serían siempre nuestros rincones, ése nuestro trabajo.

Ahora ninguno de nosotros vive para sí, y se da cuenta

De que se escapan y se van los días buenos,

Que se nos pierden y se nos cargan en cuenta.

¿Hay quien, sabiendo vivir, lo deje para mañana?

***

Me sentía mal: pero en seguida viniste a verme tú, Símaco,

Junto con cien discípulos tuyos.

Me tocaron cien manos heladas por el cierzo:

No tenía fiebre, Símaco, y ahora la tengo.

***

Eres guapa (lo sé) y joven ( es verdad)

Y rica (¿quién puede negarlo?).

Pero cuando te elogias, Fabula, en demasía,

ya no eres ni rica ni guapa ni joven.

Me decía hace unos días un amigo que aún vivimos los estertores del Imperio Romano. Esto de que la herencia clásica es algo más que una leve pátina cultural de una civilización ya evaporada se lo dijo un profesor, no podía ser de otra manera, de historia de Roma (de algo hay que comer). Yo le respondí que bien, pero que quizá exageraba. Y él me puso el ejemplo, que tan bien conoce y al que lleva dedicado más de cuatro años, de la piratería en el mundo clásico, cuyas pautas tanto jurídicas como sociales tienen mucho en común con la moderna piratería somalí.

Durante la conversación salió el tema de la literatura grecolatina, y fue allí donde me acordé de Marcial (sí, el más grande). No ves, no le dije pero lo pensé, con poetas como Marcial y Catulo sí que estoy dispuesto a darte la razón: aun sin saberlo, somos romanos. La sátira, la levedad, la mofa de las costumbres, los chistes sexuales, la exaltación de la amistad, la envidia, el deseo de reconocimiento, de que te dejen en paz, el gusto por lo breve, lo directo y la repulsión a lo viejo, lo gastado y lo escasamente genuino. Para todas esas costumbres más o menos extendidas hoy, tenemos un epigrama de Marcial de ayer.

Marcial hizo del ingenio, la adulación y la caricatura literaria su forma de vida en la Roma del primer siglo de nuestra era. En sus miles de epigramas, “lejos de toda ampulosidad” y “fruta temprana”, llamó al pan pan y al vino vino, y se propuso no dejar puritano vivo con sus invectivas cargadas de sarcasmo y mala uva. Pese a todo, se granjeó el favor de los emperadores, por siniestros que estos llegaran a ser, y no fue pobre (como jugó a decir), sino que disfrutó como protegido de los placeres de una vida alejada de penurias. Fue su divisa: “Lúbrica pueden ser mis palabras, pero honrada es mi vida”.

NOTA: Los tres epigramas seleccionados están sacados la traducción De Juan Fernández Valverde y Francisco Socas para la editorial Alianza.

Seleccionado y comentado por Nacho Segurado.



9 comentarios

  1. Dice ser horatius

    grande, marcial!

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser PASSER

    Al fin, Marcial al igual que Catulo al pájaro de Lesbia también escribió un poema para la perrita de la amante de Publio: Issa.Esto va para todos los amantes de los animales y es que Issa era aún más valiosa que las piedras del Indico e incluso que el gorrión de Catulo.Issa est passere nequior Catulli,Issa est purior osculo columbae,Issa est blandior omnibus puelis,Issa est carior Indicis lapillis,Issa est deliciae catella Publi.

    18 Diciembre 2009 | 15:48

  3. Dice ser antonio larrosa

    Marcial demostro con sus poemas que todos los caminos conducian , conducen y conduciran a Roma, pues sus palabras siendo antiquisaimas son aplicables a cualquier época.Clica sobre mi nombre

    18 Diciembre 2009 | 19:52

  4. Dice ser antonio larrosa

    En mi comentario anterior he dicho que, pues sus palabras y debi decir su filosofia.

    18 Diciembre 2009 | 19:55

  5. Dice ser TARTUFO

    Me encanta Marcial. Lo que mas me gusta son sus epigramas mas satíricos y con mala baba….Reservas tus elogios para los muertos,jamás aprecias a un poeta vivo.Discúlpame, prefiero seguir viviendoa tener tu alabanza.———————————————————Nerón quiso que Roma fuera honrada:así pudo robar él solo.——————————————————–Vélox, criticasmis epigramas. Te parecen largos.Los tuyos son brevísimos:no escribes nada.——————————————————–Aseguras que a ninguno de mis amigos tú le vas a la zaga,pero para que eso sea verdad, ¿qué haces?, dímelo, Crispo.Cuando te pedí prestados cinco mil sestercios, no quisiste,a pesar de que tus dineros en un cofre bien pesado no cabían.¿Cuándo me has dejado un cuartillo de habas o de trigo,mientras aran las vegas del Nilo tus aparceros?¿Cuándo me mandaste un manto corto en el invierno frío?¿Cuándo me ha llegado media libra de plata por tu parte?No veo otra razón para tenerte como amigo que el quedelante de mí, Crispo, sin parar te tires pedos.——————————————————–Al fango de charcas resecas,al vaho de aguas podridas,al aire estancado de aljibe,al tufo de un macho cabríoque monta cansino a su cabra,a bota de un viejo soldado,a tela retinta de púrpura,a boca de hebrea en ayunas,al aliento amargo de los condenados,al candil gastado de una puta vieja,a zurrapas secas de lagar inmundo,a cubil de víbora, a rastro de zorrapreriría yo oler, amiga,antes de oler a lo que hueles.——————————————————–Preguntas qué me da mi parcelaen una tierra tan distante de Roma.Da una cosecha que no tiene precio:el placer de no verte.——————————————————–Vendiste, Labieno, tus tres parcelas;Compraste Labieno, tres maricas;Le das por el culo, Labieno, a tus tres parcelas.——————————————————–Zoilo, en vista de que al lavarte el culo cagas la bañera,Para acabarla de ensuciar, Zoilo, mete también la cabeza…..desde que me lo descubrieron en mis tiempos mozos que daba latín, la de risas que me he podido echar con algunos epigramas de este noble hombre…y la de salidas que me ha proporcionado.

    19 Diciembre 2009 | 14:31

  6. Dice ser MGM

    En la época de Roma, los epigramas; ahora las jotas. Tres cosas han abundado siempre en la ribera del Jalón: vino, melocotones y malas intenciones.

    19 Diciembre 2009 | 16:45

  7. Dice ser Beatrice

    Me encanta Marcial.. el epigrama no ha perdido vigencia… no sé si conocéis a un autor asturiano llamado Víctor Botas, tiene algunos epigramas fabulosos (además de adorar a Borges, como muchos de nosotros). Qué buen rato he pasado recordando algunos poemas.Un saludo.

    19 Diciembre 2009 | 18:45

  8. Dice ser Nacho

    Pues no conocía a Víctor Botas, pero me lo apunto. Gracias Beatrice!

    19 Diciembre 2009 | 19:56

  9. El poema se ve que es un buen trabajo, pero creo que le hace falta algo, bueno no importa gracias por compartirlo con nosotros.un saludo.

    12 Febrero 2010 | 22:28

Los comentarios están cerrados.