BLOGS

La inteligencia del ser humanoes la capacidad que tiene para adaptarse a la realidad.Xavier Zubiri, filósofo. (San Sebastián, 1889 - Madrid, 1983)

Lo que no une Dios… el año 2015 lo unirá

El presidente del Tánger-Med, el puerto gigante que Marruecos está construyendo a la entrada del Mediterráneo, en el Estrecho de Gibraltar, dice que para el año 2015 tendrá tal volumen de negocio que, sólo de pensarlo… las cifras marean: 8 millones de contenedores al año (el de Algeciras, ahora entre los 5 primeros de Europa, sólo mueve 3,5 millones), 7 millones de pasajeros, 700.000 camiones, 2 millones de vehículos más, y 10 millones de toneladas de hidrocarburos. Sobre esto último, deseamos que no se les derrame ni una gota en la pestilente cloaca en la que se está convirtiendo el Estrecho.

Concluye el señor El Hadi que “este va a ser el puerto del tercer milenio”. Pues que así sea.

Aunque, no sé para que quiere un puerto tan grande el señor Hadi, si España y Marruecos están a punto de decidir, ¡ya!, la construcción del túnel de conexión ferroviaria entre ambos países, que estaría también acabado en 2015.

Como se ve, el año 2015 parece la panacea de este idilio; el año en el que concluirán todos los problemas entre ambos estados, el del ¡gran abrazo! entre los dos continentes.

El túnel costaría más de 5.000 millones de euros… al principio. Luego, cuando haya que acabarlo de verdad, ni se sabe; eso ocurre siempre en todas las obras de esta envergadura; hay quien habla ya de que superará los 10.000 millones de euros. Sea como fuere, españoles y marroquíes tienen ganas de enredar con este asunto y están a punto de decir “sí, quiero” a este agujero de 38,7 kilómetros de largo, por 500 de profundidad en algunas zonas. Una locura, según más de un experto, porque el Estrecho es una región inestable, donde, continuamente, se producen roces y choques entre las placas tectónicas.

Aún así está claro que, mientras se hable de ello, la ilusión se mantendrá. Y visto lo visto, ¡con todo lo que están ocurriendo en el mundo!, no seremos nosotros los que digamos que no vaya a hacerse. Es más, deseamos que se haga y que, como reza en el titular de este texto, a ver si lo que no une ni Dios… es posible que lo unan el túnel, el puerto Tánger-Med, el de Tarifa que también va a ampliarse, el ya gigantesco de Algeciras… En definitiva, la economía. ¡Que la Economía nos hermane de una vez!

2 comentarios

  1. Dice ser manuel (sevilla) España

    No veo bien que estas obras sean seguras, puesto que es peligrosa; el estrecho de Gibraltar se ha hecho así mismo, lo que denota que no es fijo; cambia en hacerse más distante o tiende a estrecharse: La unión por medios humanos de un túnel o cualquier medio levadizo sería a la postre peligroso. En fin, el hombre propone y Dios dispone.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser albert uscamayta

    Como se ve, el año 2015 parece la panacea de este idilio; el año en el que concluirán todos los problemas entre ambos estados, el del ¡gran abrazo! entre los dos continentes.Luego, cuando haya que acabarlo de verdad, ni se sabe; eso ocurre siempre en todas las obras de esta envergadura; hay quien habla ya de que superará los 10.000 millones de euros. Sea como fuere, españoles y marroquíes tienen ganas de enredar con este asunto y están a punto de decir “sí,

    06 Abril 2008 | 19:59

Los comentarios están cerrados.