BLOGS

La inteligencia del ser humanoes la capacidad que tiene para adaptarse a la realidad.Xavier Zubiri, filósofo. (San Sebastián, 1889 - Madrid, 1983)

Menores. Niños inmigrantes, ¿qué hacer?

Ahora que acaba el año, siempre es buen momento para hacer balances. También para reflexionar sobre algunos temas. Una de estas reflexiones sería: ¿Qué hacer con los niños inmigrantes que llegan a España? Sólo en 2007 se calcula que han llegado más de 7.000.

A ver, se admiten propuestas. Venga, den su opinión.

Se aceptan argumentos para debatir… Aunque no sé si alguno servirá, dado lo embrollado del tema.

Porque la realidad es la que es: que los niños que vienen a España lo hacen, en muchos casos, enviados por sus padres.

Aún así, deseamos encontrar la solución más justa, la mejor.

Tengo entendido que, en líneas generales, existen dos posturas: De un lado están los que opinan que lo mejor es devolverlos cuanto antes a su país de origen. Del otro, los que entienden que, una vez aquí, hay que acogerlos, educarlos y ofrecerles el mejor futuro posible.

Para una y otra postura existen argumentos. ¡Faltaría más!

Desde la primera se destaca que es una barbaridad (algunos hablan de brutalidad) mantener a estos menores lejos de sus casas. Nada como el entorno familiar para facilitar la maduración del individuo; pero al decir esto obvian cómo solucionar el hecho de que sean los propios padres quiénes les envían a Europa. En cualquier caso, insisten, los niños que llegan clandestinamente… terminarán en no pocos casos siendo problemáticos.

Luego están los que creen que los menores inmigrantes deben quedarse aquí. Porque si se les devuelve, aseguran, no sirve de nada hacerlo ya que intentarán volver otra vez. Además, ya que están aquí, dicen, y dado que éste es un país rico y desarrollado, con leyes que protegen a la infancia, lo correcto es proporcionarles todos los beneficios del estado del bienestar.

En fin…

Y entre tanto está la ley, que por un lado protege y por otro expulsa. A ver en 2008 qué ocurre. Aunque, supongo, la inmigración de menores seguirá produciéndose. Porque son la última esperanza, el último sueño para mejorar la vida, de miles y miles de familias.

1 comentario

  1. Dice ser ¿islam? no, gracias

    queizá una solución sería el patrocinar becas de estudio para un nº determinado de niños (más bién son adolescentes y jóvenes que, en esas culturas ya son adultos) al año, donde adema´s del oficio se les educara en ciudadanía europea (usos y costumbres, idioma español, constitución, etc.). fijar otro cupo para los que llegan de forma ilegal y a partir de ahí, devolución inmediata a su país para el resto (cabría la posibilidad de penalizar a las familias por abandono, pero esto último me parece más bién de ciencia ficción).

    01 Enero 2008 | 19:10

Los comentarios están cerrados.