BLOGS

La inteligencia del ser humanoes la capacidad que tiene para adaptarse a la realidad.Xavier Zubiri, filósofo. (San Sebastián, 1889 - Madrid, 1983)

Barça y Madrid juegan en Tánger

Cuando esta tarde a las seis (hora local) eche a rodar el balón en el Camp Nou, todas las cafeterías y cafetines de Tánger estarán a rebosar de forofos de uno u otro signo.

¿Qué tienen el Barça y el Madrid que tan dulcemente envenenan a los marroquíes?

Con frecuencia se ven por la calle individuos ataviados con la “zamarra” blaugrana o con la camiseta blanca del Madrid. Otros van con bufandas. En las inmediaciones de Tetuán (a 65 kilómetros de Tánger) hay un restaurante pintado, por dentro y por fuera, con los colores azul y grana que, lógicamente, se llama “El Barça”. Y hasta el escritor Goytisolo, residente en Marrakech durante gran parte del año, asegura que “nada ha hecho más por el mutuo conocimiento entre España y Marruecos que el fútbol”. Y en particular, añado yo, los dos equipos citados.

Cuando vienen los presidentes de estos clubs por aquí, son recibidos, casi, casi, con honores de jefes de Estado. Los aficionados acuden masivamente al hotel para saludarles o les persiguen hasta donde celebran los actos protocolarios que marca su agenda.

Hoy, después de la puesta del sol, se escucharán en Tánger extraños aplausos, gritos de asombro, algarabías que será de dolor y de gozo, porque siempre habrá en esta ciudad de pasiones quien pierda y quien gane.

Más de una caravana de coches recorrerá la ciudad anunciando el triunfo del equipo ganador. Y en alguna que otra cafetería puede que quede, tras el pitido final, las señal inequívoca de un tormentoso fracaso: una silla rota, un televisor averiado, una mesa partida por la mitad… Yo he visto en más de una ocasión cómo volaba sobre las cabezas de los parroquianos, directa hacia el televisor colocado en basar de la parede de enfrente, una silla lanzada por un forofo del Barça, al ver como su equipo acababa de encajar un gol…

1 comentario

  1. Dice ser ¿islam? no, gracias

    descerebrados y garulos hay en todas partes.

    23 Diciembre 2007 | 20:31

Los comentarios están cerrados.