BLOGS

La decisión que te cambia la vida

El capitán del Costa Concordia se dejó el casco en la gatera por tener un detalle con el maitre, dice Corriere della Sera. Al parecer, este empleado del restaurante es de Giglio y el capitán quiso así hacerle un imprudente homenaje, pasándole por los ojos su isla de nacimiento. Al final fue la vida de todos los pasajeros la que pasó por el filo de la muerte, dejando a los vivos para siempre una náusea marina y a los muertos, un fin absurdo, durante unas vacaciones seguras con piscina, cena del capitán, rocódromo o piano bar surcando las aguas.

Nos pasamos la vida tomando grandes decisiones y casi siempre son las pequeñas las que nos cambian la vida. Que el capitán de un barco pierda las precauciones para aparecer como un buen tipo ante su tripulación. Que tuvieras unas vacaciones inesperadas porque te tocó trabajar en agosto y decidieras matar de envidia a tus amigos yéndote de crucero en pleno enero. Que estuvieras alojado en babor o estribor cuando el ordenador repartió aleatoriamente los camarotes. Que seas fuerte o cojo. Al final todo acaba conectándose a nuestras espaldas, y nuestra vida es así y no de otra manera no porque lo hayamos decidido tras un excel de pros y contras. Nuestra vida es así y estamos vivos como saldo de una suma caprichosa: la de nuestras pequeñas decisiones, esas que nos toman un instante, en coalición con las pequeñas voluntades de los otros.

Sígueme en twitter (si quieres), @raquelejerique

Foto, posdata y comparación odiosa: En septiembre naufragó un barco en la isla africana de Zanzíbar. Tenía capacidad para 600 pasajeros. Llevaba a bordo 800. Murieron 240 personas. Allí no son las pequeñas casualidades las que te cambian la vida. Allí la vida está sujeta a cualquier pequeña casualidad.

16 comentarios

  1. Dice ser CAFE

    En cualquier momento de decisión lo mejor es hacer lo correcto, luego lo incorrecto, y lo peor es no hacer nada.

    Theodore Roosevelt

    16 Enero 2012 | 18:22

  2. Dice ser Adan Esmit

    De la segunda desgracia, no recuerdo haber oído o visto noticia en radio/tv ¿la dieron? ¿con el mismo despliege y duración?.
    Saludos, me ha gustado mucho el post.

    16 Enero 2012 | 18:57

  3. Dice ser lady laura

    eso que dices lo he pensado a menudo, y pequeñas y triviales decisiones lo pueden cambiar todo, y luego qué culpabilidad darse cuenta. En general, procuro fijarme y tener unas normas para evitar esos finales infelices que se pueden evitar como: no correr con el coche, no cruzar sin mirar, cojer los niños de la mano, hacer caso de un sexto sentido que avisa de que algo no pinta bien, etc. Así procuro conjurar las malas combinaciones en la medida de lo posible. El capitán no las conjuró, acercándose imprudentemente. Luego están aquellos lobos vestidos totalmente con piel de cordero. Es el infortunado caso del pasaje. (no hay en principio nada peligroso en ir de crucero en un barco dotado de todos los adelantos en manos de tripulación experta).
    Ví en una película que hacen falta dos como mínimo y hasta tres malas decisiones para crear un cambio. pero, ¿cómo distinguirlas?

    16 Enero 2012 | 19:04

  4. Dice ser eva

    Si quería acercarse a la costa para rendir homenaje, ¿No podría haber activado el dispositivo detector de rocas y haberse retirado a tiempo?. Lleva 5 muertes a su espalda hasta el momento.

    16 Enero 2012 | 19:12

  5. Dice ser Airtón Nisón

    ESTO SOLO TIENE UNA LECTURA Y ES LA DE HACER BIEN O MAL TU TRABAJO.

    16 Enero 2012 | 19:56

  6. La vida te da sorpresas, pues somos hijos del destino y nietos de la casualidad.

    16 Enero 2012 | 23:39

  7. Dice ser Pedro

    Pues debo de ser analfabeto, pero a duras penas comprendo el primer parrafo del post.

    16 Enero 2012 | 23:51

  8. Dice ser Alei

    Algunos dicen que todo lo que va a ocurrir ya está escrito, y que da igual las decisiones que tomemos, porque lo que tenga que pasar pasará de un modo u otro. Según esa teoría, no tenemos tanto poder de decisión como pensamos. Supongo que sus seguidores dirían que si el capitán no se hubiera desviado de su trayectoria, el buque hubiera chocado con alguna otra roca, un pez enorme o vete tú a saber. Particularmente creo que cada uno somos dueños de nuestros actos y que por supuesto nuestras acciones siempre tienen consecuencias en nuestra propia vida, en nuestro entorno, o incluso en gente que ni siquiera conocemos. Triste sería si fuera de otro modo.

    16 Enero 2012 | 23:54

  9. Dice ser daniela

    estuve trabajando como camarera de cocteiles en crucero compania italianaMSC.no entiendo nada de lo que paso…..tengo una sola explicacion porque he vivido 9 meses en un barco y lo se lo que es ,falta de responsabilidad un capitan que no merece estar en puesto .si el capitan esta mal el barco se unde siempre!!!!

    17 Enero 2012 | 00:15

  10. Dice ser makinista

    las casualidad no existen, las decisiones dependen de cada uno… un conductor de barco sabe perfectamente que cerca de tierra empieza a haber piedras y puede encallar… sólo hay que buscar la unión entre todas y cada una de esas decisiones, que tendrán algún porqué… Quien ha muerto, ¿por qué?, Quien ha vivido ¿Por qué? a lo mejor alguno necesitaba valorar la vida para poder vivirla… a lo mejor alguno ya no quería vivir y la dejó escapar…

    17 Enero 2012 | 07:44

  11. Dice ser Nelson

    No tiene mucho que ver con esta tragedia, pero me llego a la cabeza la preciosa canción de Serrat “Aquellas pequeñas cosas”..

    17 Enero 2012 | 12:34

  12. Dice ser ein

    Personalmente creo que a este capitán ha debido de tener un problema o arrastraba algo que la compañía no vio o alguna cosa mental, porque no es normal nada de lo que cuentan.

    Pase por cometer un error, pero no escuchar las alarmas, al resto de oficiales, no atender las órdenes de capitanía y pirarse del barco, simular que está dentro y decir obviedades….. son tantas cosas juntas que no me las creo si no me dicen que este hombre se perturbó en ese momento o ya lo estaba.

    Son actos que no se corresponden ni con el sentido común que si son verdad según parece no se le ocurre a nadie en su sano juicio.

    Estos puestos pasan también controles psicológicos etc…. como los pilotos aéreos y si su equipo ve que algo falla lo hubieran denunciado de alguna manera.

    La cosa es que se ha cargado vidas y un desfalco de la leche; no es ni medio normal, no es cuestión de si se hace bien o mal el trabaqjo, hay que saltarse taaaantas cosas para hacer lo que ha hecho…en fin.

    Se le va a caer el pelo, pero apuesto a que tiene algún problema porque si no….en manos de quien estamos a bordo de un tren, avión, barco….

    17 Enero 2012 | 14:27

  13. Dice ser El maitre

    Que gran detalle capitán!

    17 Enero 2012 | 14:56

  14. Dice ser Juan Carlos

    Magnifica reflexión.

    17 Enero 2012 | 16:22

  15. Muy buen artículo, si veis la conversación de la capitanía con él, cuando le riñen por cobarde.. dios.. se te ponen los pelos de punta. Claro que hay que ser humanos y ponerte en el lugar del otro, desde aquí es fácil decir que todos nos hubiésemos quedado en el barco… pero estando tan cerquita de la costa, ponerle un poquito de huevos… mira que “caerse encima de un bote”, vamos no me jodas…

    Todos los trucos para ligar mujeres clickando sobre mi nombre.

    18 Enero 2012 | 16:21

  16. Respecto al artículo, totalmente de acuerdo, tomamos decisiones que en principio parecen irrelevantes y algunas pueden cambiar totalmente el rumbo de nuestras vidas.

    En referencia a la actitud del capitán, aunque no esté relacionado con tu artículo.

    Las obligaciones del capitán del buque en relación este accidente de mar podemos resumirlas así:

    A) Antes de salir la nave al mar, el capitán debe vigilar la estiba de la carga, el enrolamiento de la tripulación completa, el despacho del buque a la mar y las condiciones de navegabilidad, es decir que se encuentra debidamente preparado y pertrechado para la navegación.

    C) En caso de peligro de naufragio, el capitán debe permanecer a bordo hasta perder la última esperanza de salvarlo, cumpliendo con sus obligaciones hasta el último momento, oír a los oficiales antes de abandonarlo, salvar a los pasajeros y tripulación y, si es posible, los libros, papeles y objetos de valor.

    Un saludo

    18 Enero 2012 | 18:05

Los comentarios están cerrados.